TRABAJADOR DEL TAXI MUERE DEGOLLADO

Un trabajador taxista de 59 años ha muerto degollado a primera hora de esta madrugada en Alcalá de Henares, un crimen en el que todo apunta que fue un robo. José Luis Espada Morales, a quien sus amigos llamaban Pepe, también recibió varias cuchilladas en el tórax.

Según los primeros indicios, Pepe, que llevaba aproximadamente un año al volante, tomó a un cliente, que se subió en el asiento trasero y, cuando ya tenía el cinturón de seguridad puesto, fue agredido por detrás, presuntamente, para robarle. El interior del vehículo estaba bastante revuelto. En estos momentos, se desconoce el botín que podría haberse llevado el individuo, pero se presume que era exiguo, al supuestamente haber empezado hacía poco su jornada laboral.

El arma ha sido localizada en los bajos de un coche, que podría tener las huellas, tras analizar parte del trayecto del taxi con las cámaras de videovigilancia.

El taxista intentó defenderse como pudo, habida cuenta de las distintas lesiones por arma blanca inciso-contusas que también presentaba en sus manos. El asesino se marchó sin prestarle aydua y fue, en principio, un compañero del taxi quien dio el aviso.

Media hora muerto

La principal hipótesis es que llevaba una media hora o, a lo sumo, una hora cuando el 112 recibió el aviso, a las 00.40 horas. Los sanitarios del Summa-112, que se traslaron rápidamente en una UVI móvil, se lo encontraron sentado al volante, con el cinturón de seguridad aún puesto y no pudieron más que certificar el óbito, informa Emergencias 112 Comunidad de Madrid. Avisó un compañero que vio el vehículo en medio de la calzada y con la puerta abierta.

La víctima pertenecía a Alcalá Radio Taxi, a la que están asociados 70 vehículos. Siempre hacía el turno de noche y se trata de una zona muy tranquila, aunque con bastantes calles estrechas por las que el asesino o asesino pudieron huir. No era el titular del coche y por lo tanto se piensa que trabajaba como asalariado. Se está comprobando a qué hora empezó la jornada laboral y qué servicios previos realizó la noche, aunque por las circunstancias se sospecha que el asesino no lo solicitó por emisora. Se recaban también perfiles de delincuentes locales habituales por robos con violencia, informan fuentes del caso.

El crimen se produjo en una zona de casas bajas del centro de Alcalá de Henares.

Se había dedicado a la enseñanza

El sector del taxi, que cuenta con cerca de 16.000 licencias en la Comunidad de Madrid, está completamente consternado. Los compañeros del gremio se han concentrado la mañana de este martes en la plaza de Cervantes de la ciudad complutense para recordar a Pepe. Además, ha habido un minuto de silencio junto al Ayuntamiento.

Los taxistas coinciden en que no se trata de una zona conflictiva ni suelen tener problemas de atracos en los últimos tiempos. Lo que sí parece es que el autor buscó que le llevara a esa área tranquila para cometer su crimen y tener cuantos menos testigos mejor. Hacía ya bastantes años que no se producía un crimen de estas características entre ellos.

El trabajador era abuelo y se cree que residía en el mismo Alcalá. Antes de ser taxista se había dedicado a la enseñanza y también había tenido un negocio local.

Nuestro mas sentido pésame a la familia del compañero asesinado.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *