LA VAGA DEL TAXI, LA UBERITZACIÓ I LA “ECONOMIA COL·LABORATIVA”

La vaga del sector del taxi ha tornat a posar d’actualitat el tema de la “economia col·laborativa” (a partir d’aquí economia de la servitud), la principal empresa del sector UBER ha estat implicada així com, la més petita CABIFY i altres en menor grau, es tracta d’una pugna entre un transport públic (el taxi) i unes empreses del neoliberalisme més extrem que tracten de menjar-se tot el pastis de la logística urbana (https://taxi.cnt.cat/seccio/article/8198 ).

Com van fer amb l’anterior desembarcament d’UBER (en condicions laborals encara pitjor que les actuals) el sector del taxi ha fet front a l’economia de la servitud i, sembla, que aconseguirà com va fer abans, aturar de nou la victòria total d’UBER i companyia. Que el sector del taxi aturi, o esmorteeixi, la expansió de la economia de la servitud és molt important i útil per el sector i per fora d’ell, més enllà del taxi és útil perquè dona armes i ànims a les víctimes d’altres sectors, especialment els diferents riders i transportistes de proximitat (http://negreverd.blogspot.com/2014/06/els-taxistes-uber-les-smart-cities-i.html ).

Son empreses amb uns centenars d’empleats directes i desenes de milers d’explotats “indirectament”. De fet es tracta d’obtenir els mateixos resultats que amb el CETA o el TTPI: estossinar cada cop més als treballadors expulsant-los cap a l’àrea dels falsos autònoms i reduir costos sobre la baula més dèbil de la cadena.

La tendència d’aquestes grans empreses és establir monopolis, apoderant-se del mercat mitjançant dumping, un exemple pot se Nova York on front els 13.000 taxis convencionals hi ha 60.000 vehicles d’UBER (als que cal sumar els de LYFT i altres operadors petits) segurament sobrepassant en conjunt els 100.000 vehicles (https://cnnespanol.cnn.com/video/uber-destruye-mercado-taxis-nueva-york-pkg-jon-sarlin/ ).

La uberització suposa una privatització de la ciutat i dels serveis públics i va lligada al model de la smart city, la ciutat governada per algoritmes informàtics, va lligada amb la gentrificació que suposen empreses com AIRBNB que exploten un model uberista de negoci.

Les empreses de la servitud amassadores de capital.

Les empreses de “l’economia de la servitud” han crescut sobre la explotació més despietada. Companyies que no arriben als 10 anys de existències i que no han generat beneficis de cap mena als inversors, poden ser valorades amb xifres astronòmiques, UBER està valorada en 70.200 milions, DIDI (“UBER” xines) en 56.000, LYFT en 15.000 milions, TAXIFY 1.000, GLOVO 2.000 milions, DELIVEROO 2.000 milions…

A les empreses de la servitud tampoc els falten inversions sucoses, aquest és per exemple el cas de GLOVO, que recentment ha rebut un finançament de 30 milions de dòlars, poca cosa, son menuts, DELIVEROO, que és el cosinet  gran, en va captar 385 i està valorada en 2.000 milions… per cert DELIVEROO desprès d’aquest finançament va repartir 13,5 milions de dòlars en forma d’accions entre els treballadors… Alerta!, ni una miserable acció entre els repartidors, els repatidors per DELIVEROO no son treballadors, son “clients” de la plataforma, els treballadors son l’estaf directiu, administratiu i els informàtics.

Els tentacles de la economia de la servitud.

El model UBER, que ha generat la paraula uberització, ha estat des seguida entomat per explotadors de tota mena: la neteja domiciliaria, la cura de vells i de nens, serveis de reparació de la llar, de manteniment d’habitatges i edificis…

Potser un dels més preocupants sigui la uberització de la sanitat (un pas més en la privatització), serveis de telemedicina com els oferts, als EUA, per la xarxa de farmàcies Walgreens o MDLIVE, que a més de la deshumanització (força més) lliguen un diagnòstic amb la venda del remei.

Hi ha un negoci uberificat emergent, el de la recàrrega de vehicles elèctrics de “car-sharing”, patinets, scuters, bicis elèctriques, son recollits durant la nit per “col·laboradors” que a canvi d’una remuneració els recarreguen als seus domicilis i els porten allà on l’aplicatiu els mana!!!.

La teranyina de les empreses de la servitud, teranyina que envolta el mon.

El sector del transport de persones i mercaderies sembla ser el més atractiu per aquest, UBER, LYFT, DIDI… son els taurons d’aquest mercat i ja s’han anat diversificant, transporten de tot. Un nouvingut com AMAZON FLEX, amb una oferta tramposa “per autònoms” s’està expandint per tot el planeta, AMAZON que s’ha anat engreixant sobre la base d’un treball en condicions pre-industrials amenaça amb menjar-se bona part del pastis del e-comerce.

Les empreses del sector de ”l’economia de la servitud” intercanvien “amistosament” capital i posicions de mercat. Així per exemple UBER va vendre la seva filial xinesa a DIDI a canvi d’un intercanvi d’accions, la mateixa DIDI te una importants participació a TAXIFY, LYFT i OLA CABS, també va adquirir per més de 1.000 milions el 100% de la brasilera 99. LYFT diuen que està interessada en adquirir CABIFY (que diuen que és massa petita per competir en un mercat global), sobre la taula hi ha 3.000 milions.

Les empreses tradicionals automobilístiques no s’estan queden al marge d’aquest joc, participen en major o menor grau. Sobretot DAIMLER que a través de plataformes com MyTaxi, Choufer Privée o finançant TAXIFY, que està participada també per DIDI, d’aparcaments, o en empreses de lloguer i de car-sharing i car-pooling com CAR2GO.

Les empreses automobilístiques no renuncien a seguir venen vehicles a “persones”, però tenen posats els ulls en transformar les seves empreses des de la venda de maquines l “vehicle com a servei”, somien en flotes de taxis autònoms per poder seguir essent els reis del capitalisme.

Més info mira ullada a l’economia “col·lavorativa” lamentablement sols arriba a 2016.

El vehicle autònom un instrument clau per uberitzar el transport.

Tots els implicats en el negoci de la “mobilitat” tenen els ulls, les urpes i les inversions posades en la conducció autònoma, grans flotes de taxis monopolitzant el transport de passatgers, combois de camions autònoms monopolitzant el de mercaderies… la extinció del transport públic.

Allò que fa uns anys semblava un conte de SF, ara està cada dia més aprop de ser una realitat… Hores d’ara a diverses ciutats dels EUA operen ja alguns taxis autònoms, concretament WAYMO a Phoenix, Mountain View, San Francisco, Austin, Detroit, Atlanta y Kirkland, una altra empresa la petita DRIVE.AI (https://www.enriquedans.com/2018/08/drive-ai-una-aproximacion-diferente.html ) te taxis autònoms circulant per Boston i Texas, LYFT a les Vegas, també se sap de DAIMLER fa proves a la Xina i que la rusa YANDEX en te circulant per Moscou i la versió INTEL per Jerusalem…

En pocs anys ha d’haver un canvi molt important, acompanyat amb la destrucció de les fonts d’ingressos de milers de persones.

Un canvi que comportarà més dominació, més opressió i més destrucció de la terra.

Més info sobre les empreses de l’economia de la servitud

UBER https://en.wikipedia.org/wiki/Uber

DIDI https://en.wikipedia.org/wiki/DiDi_%28company%29

LIFT https://en.wikipedia.org/wiki/Lyft

YANDEX https://en.wikipedia.org/wiki/Yandex

WAYMO https://en.wikipedia.org/wiki/Waymo

TAXIFY https://en.wikipedia.org/wiki/Taxify

MDLIVE https://en.wikipedia.org/wiki/MDLIVE

Walgreens https://en.wikipedia.org/wiki/Walgreens

GLOVO https://en.wikipedia.org/wiki/Glovo

DELIVEROO https://en.wikipedia.org/wiki/Deliveroo

CAR2GO https://en.wikipedia.org/wiki/Car2go

Article del colectiu negre i verd: http://negreverd.blogspot.com/

SALUT I BON VIATGE

Share

LOS CABIFY DE LA DICTADURA FRANQUISTA: “EN 1970 YA HABÍA PELEAS ENTRE TAXIS Y LICENCIAS VTC”

Dodge Barreiros de 1966. Era otro de los modelos más usados como Gran Turismo.

En los últimos años de la dictadura franquista existió un servicio de taxis para la clase alta que no tenía taxímetro. Se disolvió por enfrentamientos con otros taxistas y la baja demanda.

Nos puede parece muy moderno subirnos a un coche de alto nivel mientras un chófer en traje nos pregunta si la música es de nuestro agrado. Pero ni Cabify ni Uber son ninguna novedad, porque  ya usaron algo similar durante la dictadura fascista. En las principales ciudades de España existió un servicio de taxis de lujo en los últimos años del franquismo. Su nombre era Gran Turismo Libre: los coches no tenían taxímetro y se podían coger en el aeropuerto, en los mejores hoteles y en algunas paradas en el centro.Javier Leralta, periodista y escritor especializado en historia de la movilidad, autor del nuevo libro ‘Historia gráfica del taxi de Madrid’ (La librería, septiembre de 2018), confirma que los antiguos gran turismo son los nuevos Uber o Cabify de ahora. “Era un coche con un uso muy exclusivo y minoritario, porque era más caro y no podía tener más de cinco años de antigüedad. Se puede comparar con los VTC actuales. A fin de cuentas, eran lo mismo”. Estos coches hacían servicios de todo tipo: trabajaban para clientes particulares, en los hoteles, en el aeropuerto de Barajas y en las agencias de viajes para recorridos turísticos por los alrededores de la ciudad, como Ávila, Toledo o Aranjuez. Eran coches americanos, europeos y españoles muy espaciosos, con capacidad para cinco o siete personas. Los modelos más comunes fueron los Seat 1400, 1500 y el Dodge Dart de Barreiros.

Enfrentamientos entre los taxistas

Los conductores estaban obligados a estar detenidos en las paradas oficiales del ayuntamiento, en los garajes o en el domicilio de las empresas. Sin embargo, la picaresca siempre acababa imponiéndose. José Antonio Vargas, taxista jubilado que empezó a conducir en 1971 con 22 años, cuenta que muchos de los conductores de gran turismo no cumplían las normas. “Había desavenencias y peleas entre los taxistas y los Gran Turismo. Se disolvió su servicio para evitar el enfrentamiento”.

“La gente se mosqueaba porque trabajaban poco y estaban siempre parados en la puerta de los hoteles o en los aeropuertos y ganaban bien. Las tarifas eran muy altas. Pero a veces los veías por la Gran Vía buscando un cliente para cobrarles a ojo“, cuenta Vargas. “Eso era ilegal, pero lo hacían y a veces timaban a los turistas o a los que no conocían bien el servicio. Una vez, un Gran Turismo recogió a un familiar mío y le timó. Mis primos le buscaron y le obligaron a que les devolviera el dinero”.

Javier Leralta enfatiza que los taxistas de ambos servicios eran muy similares: “Los conductores de un gran turismo o de un taxi convencional no tenían por qué ser distintos. Algunos hablaban más idiomas para tratar con turistas y otros no. En cualquier caso, lo indicaban en un letrerito en el parabrisas. Eso sí, los conductores de los gran turismo, al contrario que los taxistas normales, no tenían que ir vestidos de uniforme, aunque todos vestían con traje”, explica el periodista.

Para Vargas, ninguno de estos enfrentamientos es nuevo y cree que es “el gitaneo de siempre”, que según él también existía en los taxistas que decidían no bajar la bandera y llevar al cliente en el asiento de delante. “Parece mentira que a veces los taxistas sean tan puritanos, cuando todos hemos hecho eso”, concluye.

Microtaxis pese a los conductores

Los gran turismo desaparecieron entre 1974 y 1978, pero para entender su declive hay que remontarse a la década de los años sesenta. Pese a ser un periodo muy rico para el sector, la relación entre el Ayuntamiento de Madrid y los taxistas no era la mejor.

Uno de los primeros conflictos de la época surgió entre el Ayuntamiento de Madrid y el sector del taxi. Julián Calderón, líder sindical de los taxistas en los cincuenta, sesenta y principios de los setenta, había llegado a un acuerdo con el conde de Mayalde, alcalde de Madrid entre 1952 y 1965, para evitar que se legalizaran los microtaxis, un servicio privado de transporte más barato. Los taxistas argüían que podía dañar la competencia. Finalmente, se rompió el trato y en la sesión plenaria del 29 de julio de 1964 se concedieron 1.400 licencias. Los microtaxis tenían una tarifa de cinco pesetas por bajada de bandera, solo podían subirse dos personas y costaban un 25% más baratos que un taxi normal.

                                              Microtaxi Seat 850 circulando en 1969 por Madrid.

Durante un tiempo y con el objetivo de abaratar los costes, se permitió la circulación de estos ‘minis’. Los más comunes eran el Seat 850, el Renault 4 latas y el Seat 800. Pero en 1974 se volvieron a prohibir. Aunque presentaban tarifas más populares, los taxis tenían los mismos gastos que uno convencional y no eran rentables. Los problemas económicos “llegaron acompañados de robos sospechosos de coches, de expulsiones de socios o de amenazas personales.

El motín de las gorras

Pero este no fue el único choque entre el consistorio y el sector del taxi. El 26 de julio de 1966 se originó una protesta espontánea por parte de los taxistas madrileños contra el uso del uniforme y de la gorra reglamentariaSe quejaban del excesivo calor. Esta protesta sirvió para reclamar mejores condiciones de trabajo. Plantaron cientos de gorras en la plaza de Cibeles y colocaron una a la diosa.

En 1966, los taxistas solicitaron modernizar la ley, protestando contra el uso del uniforme y de la gorra reglamentaria

El diario ‘El País’ recoge algunas de las valoraciones de la época: “No comprendemos que una sociedad que tiende a la democracia imponga a los conductores de los autos públicos la obligatoriedad de permanecer cubiertos mientras empuñan el volante”, decía un editorial de ‘La Vanguardia’. Un lector de ‘Informaciones’ se quejó de que “los taxistas ahora se declaran en huelga porque las gorras les dan calor. Quizá más adelante quieran ir en camiseta y ‘short”, declaraba escandalizado.

La protesta no se resolvió y la Policía Municipal recibió la orden de multar a los taxistas rebeldes. “Era una persecución implacable. Por no llevar puesta la gorra, nos multaban con 250 pesetas, una cantidad equivalente a más de un día de trabajo”, explicó Fermín Macarro a El País. En una nota de prensa, la policía especificó que el número de gorras retiradas eran de solo 127, mientras que la prensa las cifraba en 2.000.

El principio del fin

El gran turismo desapareció de forma paulatina en la década de los años setenta. Los motivos son diversos y no están muy claros. Unos apuntan a que los gran turismo no tenían suficiente trabajo y era mejor condensar todo el servicio en el autotaxi. Otros, como el taxista jubilado José Antonio Vargas, apuntan que era la solución idónea para acabar con los enfrentamientos entre los conductores de uno y otro lado.

Por su parte, Javier Leralta es más específico y cree que se debe a otras circunstancias: una sería la creación del servicio de radioemisoras en 1971.“Los gran turismo dejaron de tener en exclusiva la posibilidad de recoger a los pasajeros en Barajas y eso disminuyó su trabajo”. Otro motivo, este más vodevilesco, se basa en las rencillas personales de Carlos Arias Navarro, alcalde de Madrid entre los años 1965 y 1973.

Venganzas y viejas rencillas

Como alcalde, Arias Navarro había chocado muchas veces con el sector del taxi, cuyo principal líder era Julián Calderón. Leralta cuenta que el propio Calderón tenía contactos en las altas esferas porque fue chófer de Carmen Polo, mujer del dictador Francisco Franco. El choque se produjo cuando distintos empresarios del sector del taxi solicitaron una subida de tarifas, que Arias Navarro rechazó. Según especula Leralta, el alcalde recibió un toque de atención del Pardo y acabó cediendo, permitiendo la subida de las tarifas de los taxis.

Algunos taxistas consideraron que la decisión ministerial “no obedeció a un estudio de mercado real” sino a una venganza personal del ministro

La revancha de Carlos Arias Navarro llegó el 7 de mayo de 1974, ya como ministro de la Gobernación —una especie de Ministerio del Interior pero con más competencias—. Aprobó la “orden sobre transmisión excepcional de licencias de autotaxi y otorgamiento de las mismas a conductores asalariados”, aumentando de forma considerable el número de licencias de taxi. Algunos taxistas responsables consideraron que la decisión ministerial “no obedeció a un estudio de mercado real” sino a una venganza personal de Arias Navarro. La medida se aplicó en toda España, pero Madrid fue la ciudad más afectada: el incremento de licencias fue de 4.600 y se alcanzaron las 15.000 en toda la capital. Supuso una subida del 50%.

Por esta orden, 1.122 licencias de gran turismo en Madrid pasaron progresivamente a formar parte del autotaxi, hasta que en 1978 una nueva reglamentación del taxi propició su desaparición.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

CAIXA DE RESISTÈNCIA DE SUPORT ALS TAXISTES EN VAGA

SOLIDARITAT I AJUDA ALS TAXISTES EN VAGA
Portem més de 7 dies de vaga indefinida al taxi de Barcelona, defensant els nostres llocs de treball contra multinacionals com Uber i Cabify. Hi ha companys i companyes que estan en una situació econòmica familiar molt difícil. Demanem solidaritat i ajuda en aquests moments decisius per al sector del taxi. Aportem aquest número de compte com a caixa de resistència, per a totes les persones, col·lectius, sindicats … que vulguin ajudar-nos:

La Caixa: ES08 2100 1183 3902 0024 9028

Posem a disposició la caixa de resistència de la secció del taxi, en suport dels taxistes en vaga. Qualsevol treballador / treballadora del taxi,  autònoma o assalariada que es trobi en dificultats econòmiques, pot sol·licitar ajuda de la caixa de resistència, posant-se en contacte amb nosaltres en aquesta adreça de correu electrònic:

mail: seccio.taxi@barcelona.cnt.es

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

LOS TAXISTAS CORTAN LA CASTELLANA DURANTE LA REUNIÓN EN FOMENTO

El corte de la Castellana se suma a la huelga que el taxi mantiene desde el sábado en demanda de medidas que limiten la expansión de las empresas VTC.

Taxistas de todo el país están secundando la huelga, sumando concentraciones por las capitales más importantes del país, como Barcelona, Valencia o Sevilla.

Los taxistas de Madrid han cortado este mediodía el centro de Madrid, al tomar con miles de sus vehículos un tramo del Paseo de la Castellana, una de las principales arterias de la capital, el que coincide ante la sede del Ministerio de Fomento.

El colectivo ha tomado todos los carriles de esta vía menos dos, que han dejado para ambulancias y posibles emergencias. La concentración se alarga desde la zona de Azca hasta Gregorio Marañón, principal eje de negocios de la capital, ante una importante presencia policial.

El corte del Paseo de la Castellana se suma a la huelga indefinida que el sector del taxi mantiene desde el sábado en demanda de medidas que limiten la expansión de las empresas de vehículo de alquiler con conductor (VTC), las firmas como Uber y Cabify.

La concentración tiene lugar en tanto a las doce de este mediodía esta prevista la reunión entre las principales asociaciones de taxistas y el Ministerio de Fomento para intentar atajar el conflicto en el sector.

Además, taxistas de todo el país están secundando la huelga, sumando concentraciones por las capitales más importantes del país. Barcelona, Valencia, Sevilla o Bilbao son algunas de las ciudades donde más se están movilizando los taxistas.

En Barcelona, los taxistas continúan con la huelga indefinida iniciada el pasado viernes a raíz del fallo del TSJC que mantuvo la suspensión del reglamento de Colau para frenar a Uber y Cabify. Desde el mismo viernes por la tarde, mantienen centenares de taxis aparcados en los carriles centrales de la Gran Via, una de las principales arterias viarias de la ciudad, donde algunos han llegado a pasar la noche.

Este lunes además han trasladado la movilización a la parte baja del Passeig de Gràcia. Los comerciantes del centro de la ciudad han lamentado la pérdida de ventas y de imagen de la ciudad que provoca la protesta, mientras la Generalitat y el Ayuntamiento evitan pedir a los taxistas que levanten la protesta, a la espera de la reunión con Fomento de este lunes.

El centro de Valencia se ha visto colapsado este mediodía después de que los taxistas, en huelga indefinida por las licencias VTC, se hayan concentrado con sus vehículos a las puertas de la delegación del Gobierno, ubicada en la céntrica calle Colón. La sala de tráfico del Ayuntamiento de Valencia ha informado de que sobre las 12 horas se ha cerrado a la circulación el Puente del Real y se ha registrado alta densidad en las calles San Vicente, Guillem de Castro y las avenidas Tres Forques y del Cid, además de la citada Colón. Tampoco hay servicio por huelga en los aeropuertos de Manises y Alicante-Elche.

Los taxistas de la Región de Murcia  se adhieren a las movilizaciones de sus homólogos de Madrid, Valencia o Barcelona y declaran la huelga indefinida del sector. La huelga comenzará mañana martes día 31 a partir de las 12:00 y tendrá unos servicios mínimos que serán gratuitos y estarán orientados a personas que tengan algún tipo de problema de movilidad o para casos urgentes.

A lo largo de este lunes, los taxistas se reunirán con el ayuntamiento para fijar cuántos serán los vehículos que cubrirán estos servicios mínimos, aunque fuentes del sector del taxi afirman a este periódico que serán unos 50 taxis, en horario de mañana y tarde, los que se pondrán a disposición de los usuarios.

Por su parte, los taxistas de Toledo se han solidarizado y han mostrado su apoyo a sus compañeros de Madrid, Barcelona y de todas las ciudades que están en huelga con una concentración en la Plaza de Zocodover y con una marcha lenta de taxis en la ciudad.

Así lo ha explicado en declaración de los medio el portavoz y vicepresidente de la Asociación Local del Taxi de Toledo, Agustín Mejía, quien ha manifestado que están a la espera del resultado de la reunión que están manteniendo el Ministerio del Fomento con representantes del sector del taxi en Madrid para tomar la decisión de “plantear si hay huelga o hacer otro planteamiento” en la ciudad de Toledo.Los taxistas zaragozanos se unen a la huelga iniciada por sus compañeros en Madrid y Barcelona. El paro en la capital aragonesa comenzó la pasada medianoche y, según la Asociación Provincial de Auto-Taxi de Zaragoza (Apatz), el seguimiento es “prácticamente del 100 %”. Se han establecido unos servicios mínimos del 10 % y están en funcionamiento todos los coches adaptados para trasladar a personas con movilidad reducida.

Jesús Belenguer, secretario de la asociación, asegura que anoche recorrieron las estaciones de la ciudad para informar a los ciudadanos del medio de transporte que podían utilizar. A las personas con movilidad reducida, dice, “se las lleva siempre”.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

LA HUELGA INDEFINIDA CONTINÚA: TURISTAS CARGADOS DE MALETAS SIN TAXI EN ALICANTE

El parón del sector sigue hoy en Alicante; los taxistas se niegan a atender a los turistas que llegan a Renfe y necesitan un transporte. Los huelguistas informan de sus demandas con carteles en sus propios vehículos.

La huelga indefinida de los taxistas continúa en la mañana de hoy en Alicante. Los taxistas no atienden a los clientes, aunque lleguen a la estación de Renfe cargados de maletas para pasar sus vacaciones en Alicante y necesiten un transporte. Para muchos de ellos, con destino a Benidorm, que querían llegar hasta allí en TRAM, el problema se ha agravado al estar cerrada la estación de Luceros y tener que caminar hasta el Mercado para utilizar la Linea 1 del tranvía.

Mientras se suceden las caras de disgusto o enfado de turistas o de alicantinos que regresen a casa después de sus vacaciones, los taxistas sólo atienden los servicios mínimos para urgencias sanitarias o personas con movilidad reducida. Estos viajes se realizan de forma gratuita y para solicitarlos, se puede llamar a las operadoras de las empresas del taxi o se conciertan en las mismas paradas donde hay taxistas concentrados de forma permanente.

Los huelguistas están dedicando la mañana a informar de sus demandas a través de carteles que han pegado en los propios vehículos y en las paradas. De momento no han vuelto a salir en caravana ralentizada por la ciudad como hicieron en la tarde de ayer, provocando un caos monumental. En cualquier caso, no descartan desarrollar este tipo de acciones más reivindicativas en las próximas horas.

La estación de Renfe y el Aeropuerto de Alicante-Elche son los principales escenarios donde se manifiesta la protesta. Algún taxista de Elche, con parada en el aeropuerto ya realizado un servicio hasta la estación de Renfe, con dos turistas cargados de maletas que venían de vacaciones a la Costa Blanca. Uno de ellos tiene movilidad reducida y por eso, el taxista les ha atendido.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

VALENCIA, ALICANTE Y MÁLAGA SE SUMAN AL PARO QUE CONTINÚA EN MADRID Y BARCELONA

Los taxistas piden limitar las licencias de vehículos de transporte sin conductor, que utilizan empresas como Uber o Cabify.

Consideran que son una competencia desleal, ya que no están sometidas a las mismas exigencias económico-fiscales.

Mañana se reunirán con Fomento a las 12:00 horas para negociar.

Organizaciones de taxistas de las áreas de prestación conjunta de Valencia y Alicante habían anunciado que el lunes 30 de julio se sumarían al paro convocado en varias ciudades españolas para pedir que se limiten las licencias de vehículos de transporte con conductor (VTC). Sin embargo, en Valencia se ha decidido avanzar el paro.

Este anuncio se ha producido después de que los taxistas de Barcelona y Madrid hayan anunciado este sábado una huelga indefinida para protestar contra la concesión de licencias de VTC

Organizaciones del taxi en Valencia y Alicante habían convocado un paro del servicio desde las 6.00 horas, concentraciones de vehículos en lugares de gran demanda, como las estaciones de ferrocarril, y marchas lentas de vehículos por el centro de las ciudades, han indicado las fuentes.

Por su parte, los taxistas de Málaga han decidido este domingo en asamblea sumarse a la huelga indefinida, aunque estos paros no afectarán al aeropuerto y serán del 50 por ciento de la flota cada día.

Así lo ha asegurado el presidente de Taxi Unión, Sebastián Cortés, quien ha apuntado que los paros comienzan este mismo domingo por los números pares de las licencias. Cerca de 500 taxistas han acudido a la asamblea convocada para analizar la situación del sector.

Los taxistas piden limitar las licencias de VTC, que utilizan empresa como Uber o Cabify, por considerar que son una competencia desleal, ya que no están sometidas a las mismas exigencias económico-fiscales.

Sigue el paro en Madrid

Los taxistas de Madrid mantienen este domingo la huelga iniciada ayer tras una noche sin incidentes en la que ha habido “marchas lentas” a modo de protesta por las calles del centro y concentraciones espontáneas en los alrededores del aeropuerto de Barajas y las estaciones de tren.

Las marchas han tenido lugar en puntos de la ciudad como Gran Vía y los alrededores de la glorieta de Bilbao, con decenas de taxistas circulando por varios carriles mientras hacían sonar sus bocinas escoltados por coches de la Policía municipal.

El presidente Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, ha señalado hoy a Efe que tanto estas “marchas lentas” como las concentraciones buscan “llamar atención de la problemática” del sector y ha resaltado que no han supuesto “alteraciones en el tráfico”.

Además, ha comentado que a lo largo de la noche y a primera hora de esta mañana no tiene constancia de que haya habido ningún incidente. “Se siguen manteniendo los paros establecidos y los servicios mínimos”, ha señalado.

Estos servicios mínimos, fijados por los propios taxistas, no tienen un porcentaje sino que consisten en atender a ciertos colectivos como los mayores, las personas discapacitadas y los enfermos, en todos estos casos “de manera gratuita y voluntaria”.

Los taxistas madrileños van a celebrar este domingo a mediodía en los alrededores de la terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas una asamblea para coordinar sus protestas y fijar una postura para la  reunión prevista mañana a las 12.00 en el Ministerio de Fomento.

El colectivo se sumó ayer a la huelga indefinida convocada por los taxistas de Barcelona para reivindicar la limitación de las licencias de VTC (alquiler de vehículos con conductor), que usan las compañías Uber y Cabify.

La Gran Vía de Barcelona continúa cortada

Un grupo de taxistas mantiene cortada la Gran Via de Barcelona entre las calles Entença y Girona tras haber pasado su segunda noche en protesta por la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de mantener la suspensión del reglamento del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) que limita las licencias de vehículos de alquiler con conductor (VTC).

Según ha informado el Ayuntamiento de Barcelona a Europa Press, este domingo están concentrados unos 500 taxis, una cifra que ha disminuido de la de este sábado, cuando se acumularon unos 1.400 vehículos.

Los sindicatos de taxistas se reunirán el próximo martes con representantes de la Generalitat para buscar una solución que paralice la huelga indefinida que se está produciendo en Barcelona, y esperan reunirse durante la semana que viene con representantes del Ministerio de Fomento.

A pesar del movimiento y la propuesta de diálogo de Fomento, los taxistas aseguran que van a ir “hasta el final” para que se cumpla la ley y puedan trabajar con dignidad.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

UNOS 500 TAXISTAS DE MALLORCA SE SUMAN A LAS PROTESTAS DE BARCELONA

Profesionales de toda la isla se movilizaron ayer por el Paseo Marítimo de Palma hasta el aeropuerto.

Durante dos horas no estuvo operativo el servicio de taxi en Son Sant Joan.

Mientras los taxistas de Barcelona aprobaban ayer mantener la huelga y el colapso del centro de la ciudad y su área metropolitana hasta que el Ministerio de Fomento acepte sus reivindicaciones, sus colegas de Mallorca se solidarizaban con ellos y protagonizaban un acto de protesta espontáneo que generó no pocos atascos en Palma y llegó hasta el aeropuerto de Son Sant Joan.

Cerca de medio millar de profesionales del taxi llegados de Palma, Calvià, Andratx y Llucmajor realizaron ayer una movilización que arrancó en el polideportivo de Son Moix, se desplazó hasta el Paseo Marítimo de la ciudad y concluyó en el aeropuerto. Y en todo este periplo se colapsaron varias de las principales arterias de la ciudad además de que el servicio de taxis en Son Sant Joan estuvo interrumpido dos horas, de las doce hasta las dos. Fueron muchos los turistas que no entendían nada de lo que ocurría, mientras los profesionales se afanaban en explicar que se trataba de una protesta espontánea, en ningún caso premeditada.

La razón por la que estos alrededor de 500 taxistas decidieron ayer movilizarse por las calles de Palma responde a un ejercicio de solidaridad con sus compañeros de Barcelona, tal y como alguno de ellos relató a las cámaras de IB3 ayer. «Se trata de una protesta improvisada para defender nuestros derechos», aseguraban.

Y todo apunta a que estas muestras de solidaridad podrían ir a más. A última hora de ayer los taxistas de Barcelona acordaron mantener la huelga indefinida, a pesar de que el Ministerio de Fomento ofreció diálogo a las asociaciones del taxi, con las que se reunirá la próxima semana para abordar el conflicto por las licencias de vehículos con conductor, las VTC.

Los taxistas se reunieron en asamblea tanto por la mañana como por la tarde en la confluencia de Paseo de Gràcia con la Gran Vía de Barcelona, que sigue ocupada en su tramo central por unos 1.400 taxis, según cifras de la Guardia Urbana, y han decidido seguir con la huelga. El paro, en protesta por la decisión del TSJC de mantener en suspenso el reglamento metropolitano que buscaba poner coto a las nuevas licencias de VTC, dejó sin taxis Barcelona y puntos como el aeropuerto de Barcelona o la estación de Sants, al estilo de lo ocurrido en Son Sant Joan.

Mientras los taxistas de Barcelona aprobaban ayer mantener la huelga y el colapso del centro de la ciudad y su área metropolitana hasta que el Ministerio de Fomento acepte sus reivindicaciones, sus colegas de Mallorca se solidarizaban con ellos y protagonizaban un acto de protesta espontáneo que generó no pocos atascos en Palma y llegó hasta el aeropuerto de Son Sant Joan.

Cerca de medio millar de profesionales del taxi llegados de Palma, Calvià, Andratx y Llucmajor realizaron ayer una movilización que arrancó en el polideportivo de Son Moix, se desplazó hasta el Paseo Marítimo de la ciudad y concluyó en el aeropuerto. Y en todo este periplo se colapsaron varias de las principales arterias de la ciudad además de que el servicio de taxis en Son Sant Joan estuvo interrumpido dos horas, de las doce hasta las dos. Fueron muchos los turistas que no entendían nada de lo que ocurría, mientras los profesionales se afanaban en explicar que se trataba de una protesta espontánea, en ningún caso premeditada.

La razón por la que estos alrededor de 500 taxistas decidieron ayer movilizarse por las calles de Palma responde a un ejercicio de solidaridad con sus compañeros de Barcelona, tal y como alguno de ellos relató a las cámaras de IB3 ayer. «Se trata de una protesta improvisada para defender nuestros derechos», aseguraban.

Y todo apunta a que estas muestras de solidaridad podrían ir a más. A última hora de ayer los taxistas de Barcelona acordaron mantener la huelga indefinida, a pesar de que el Ministerio de Fomento ofreció diálogo a las asociaciones del taxi, con las que se reunirá la próxima semana para abordar el conflicto por las licencias de vehículos con conductor, las VTC.

Los taxistas se reunieron en asamblea tanto por la mañana como por la tarde en la confluencia de Paseo de Gràcia con la Gran Vía de Barcelona, que sigue ocupada en su tramo central por unos 1.400 taxis, según cifras de la Guardia Urbana, y han decidido seguir con la huelga. El paro, en protesta por la decisión del TSJC de mantener en suspenso el reglamento metropolitano que buscaba poner coto a las nuevas licencias de VTC, dejó sin taxis Barcelona y puntos como el aeropuerto de Barcelona o la estación de Sants, al estilo de lo ocurrido en Son Sant Joan.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

LOS TAXISTAS DE ZARAGOZA SE SUMAN A LA HUELGA CONTRA UBER Y CABIFY

La Asociación Provincial acuerda un paro indefinido a partir de este domingo a las 0.00 siguiendo el que se mantiene en ciudades como Barcelona y Madrid contra la competencia de los vehículos de alquiler con conductor (VTC).

El conflicto del taxi llega a Zaragoza. El colectivo se suma al paro indefinido convocado en ciudades como Barcelona y a partir de este domingo a las 00.00 se espera que no haya taxis por las calles. Solo estarán en servicio los vehículos adaptados que atienden a discapacitados, Alcer, ancianos o cualquier otro que las emisoras puedan determinar y que llevarán colgado el cartel de “servicios mínimos”.

Así lo ha acordado este sábado la Junta Rectora de la Asociación Provincial del Auto taxi de Zaragoza, que se moviliza contra la decisión de la justicia que ha paralizado el reglamento del Ayuntamiento de Barcelona que limitaba el uso de las licencias de vehículos con conductor (VTC). “Por solidaridad con el resto de compañeros y porque aunque hoy día no sufrimos el problema pero es muy posible que en breve tiempo lo tengamos aquí, debemos ser partícipes en la movilización”, ha apuntado el comunicado elaborado tras la reunión. En Zaragoza todavía no han desembarcado los gigantes Uber y Cabify que han provocado las protestas y existe regulación de la comunidad autónoma.

Así lo ha acordado este sábado la Junta Rectora de la Asociación Provincial del Auto taxi de Zaragoza, que se moviliza contra la decisión de la justicia que ha paralizado el reglamento del Ayuntamiento de Barcelona que limitaba el uso de las licencias de vehículos con conductor (VTC). “Por solidaridad con el resto de compañeros y porque aunque hoy día no sufrimos el problema pero es muy posible que en breve tiempo lo tengamos aquí, debemos ser partícipes en la movilización”, ha apuntado el comunicado elaborado tras la reunión. En Zaragoza todavía no han desembarcado los gigantes Uber y Cabify que han provocado las protestas y existe regulación de la comunidad autónoma.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña el pasado viernes impuso medidas cautelares a la aplicación del Reglamento elaborado por el Ayuntamiento de Barcelona por el que las licencias de VTC para operar en el Área Metropolitana precisarían de una segunda licencia municipal. Este Reglamento permitiría implantar el 1/30 a las licencias de VTC que operaran en el Área de Barcelona.

“Este Reglamento había abierto la esperanza al resto de ciudades ya que de salir adelante,seguidamente iríamos el resto en su aplicación”, han apuntado desde la asociación que agrupa al 95% del colectivo.

Petición al Ministerio de Fomento

Lo que se pretende con estas movilizaciones es exigir al Ministerio de Fomento que tome las medidas precisas para solucionar esta situación creada por ellos en el año 2009 con la Ley Omnibus, que liberalizó las licencias de VTC y que consideran “la causante de la situación actual”. Fomento ha convocado esta semana al colectivo a una reunión de urgencia.

De momento, no han anunciado más acciones de protesta, que podrían consistir en una manifestación pero “dependiendo de cómo se vayan desarrollando los acontecimientos”, según el comunicado. En él, la asociación provincial se desmarca de la convocatoria de otro colectivo de taxistas de una concentración prevista en el parquin de la Expo el lunes.

Elite Zaragoza, filial de la convocante de las protestas en Barcelona, ya ha salido a la calle este sábado para protestar desde el paseo de la Independencia a la Estación Delicias

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

EL TAXI DE VALENCIA A LA HUELGA

Las entidades valencianas inician un paro indefinido desde la medianoche de hoy

Todas los colectivos del sector del taxi de València han acordado iniciar desde la medianoche de hoy una huelga indefinida, para apoyar a los compañeros de Barcelona en apoyo al reglamento del Área Metropolitana que limitaba la actuación de compañías como Uber y Cabify, y que ha sido suspendido por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Fuentes de la Asociación Gremial del Taxi han apuntado que se cubrirán servicios mínimos, además de la hospitalización domiciliada y urgencias, que “serán atendidas a través de radioemisoras”.

Según han asegurado desde la asociación de taxistas a Levante-EMV “no podemos quedarnos al margen de estas reivindicaciones que han iniciado los compañeros de Barcelona, y desde hoy, en Madrid”. Estas mismas fuentes han confirmado que representantes del gremio se reunieron ayer con “carácter urgente” para establecer una “hoja de ruta” con las movilizaciones que van a llevar a cabo.

En principio, el próximo lunes hay convocada una protesta en València, aunque todavía no se han concretado los lugares donde tendrá lugar. Por el momento, durante esta mañana sí que se han producido “movimientos espontáneos” de queja por parte de algunos taxistas en la zona de la estación Joaquín Sorolla y del aeropuerto de Manises, tal como han indicado desde la Asociación Gremial del Taxi. Estas manifestaciones han sido disueltas porque la intención es “ir todos a una de forma organizada”, han explicado.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share