Arxiu de la categoria: enfermedades taxi

MUERE POR CORONAVIRUS EL TAXISTA ITALIANO QUE LLEVABA ENFERMEROS Y PACIENTES AL HOSPITAL SAN PAOLO DE MILÁN

Es la primera víctima de la pandemia entre los conductores, un referente del barrio Famagosta. «Un hombre de otro tiempo»

Era el «taxista del San Paolo». Giuseppe Allegri, de 63 años, decano de los taxis blancos milaneses. Se infectó de Covid-19 a principios de marzo. Había estado hospitalizado durante 20 días en terapia intensiva. Las cosas del destino: ha muerto allí mismo, en el hospital al que iba y venía desde la plaza del barrio Famagosta, llevando a médicos de guardia, enfermeros y pacientes. En sus largos turnos nocturnos al volante nadie lo vio rechazar ninguna llamada de las esquinas más oscuras e infames.

Trabajó como vigilante. Vestía de forma elegante siempre, impecable, los colegas lo recuerdan como un taxista y un hombre «de otro tiempo». Dedicado a la limpieza de su Peugeot, marca que amaba, en los últimos 10 años había conducido un 308 y un 3008, con nombre de servicio ‘Lima 57’, siempre fiel a la central de radio 6969.

Estaba siempre en la parada de taxis cercana al metro de via Famagosta, «su cuartel general», donde los otros conductores sabían que podían encontrarlo para tomar un café o charlar un rato. Era un hombre discreto, enfermizamente reservado. Siendo un lugar «pasado de moda», él siempre regresaba, negándose a veces a otras carreras mejores, a recorrer el centro el sábado por la noche. Los mejores clientes estaban desde el Auditorio de San Gottardo a la movida de via Torricelli pero nunca le interesaron. Prefería el barrio. Su barrio. Del que era un punto de referencia, residente en la calle Boffalora.

«Era un señor», afirma otro taxista histórico, Gege Mazza, de la red 6969. «Un gran amigo, un colega correcto. No se quejaba y no se dejaba intimidar por los matones que circulan por la noche».

Deja una mujer de 60 años, ahora en cuarentena, y una hija de 34, Valentina, por un virus que no le había asustado. Continuó llevando a los operadores sanitarios, a ofrecerse a hacer las carreras. «Queremos honrar a quienes están al frente y Beppe lo ha hecho hasta el final», dice su amigo Mazza. «El riesgo existe, pero ahora que el servicio se ha reducido creemos que lo mínimo que debemos hacer es comprar las medicinas a los ancianos y transportar a los médicos«. Pero con el virus que roba hasta el alivio del adiós, a los compañeros sólo les queda dedicarle una carrera en via Famagosta. Con el crespón negro ondeando en la antena del coche.

LA DESPEDIDA DE LOS TAXISTAS DE MILÁN

Es un héroe que cayó en servicio. También nosotros tenemos nuestros héroes. Colegas caídos en servicio víctimas de los matones. Colegas atropellados mientras socorrían personas involucradas en accidentes de tráfico. Colegas y amigos afectados por este maldito virus, que en este momento de dificultad no quieren faltar a su obligación y a una ciudadanía en peligro. En cada ciudad, también en los pueblos, el taxista se mantiene en su puesto, hace menos carreras de las habituales, a veces gratuitas, pero son esenciales para quienes tienen la urgencia de salvarse. En estos días los pocos clientes que tenemos no van a una fiesta o a recoger a nadie, son las personas que trabajan en hospitales, en urgencias, y tienen la necesidad de trasladarse. Con estas pocas frases queremos recordar a Giuseppe y a todos esos taxistas que mantienen vivo este servicio, demasiado olvidado pero esencial para la sociedad.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

TAXIS GRATIS EN BARCELONA PARA EL PERSONAL SANITARIO

Los taxistas se organizan para transportar sin coste alguno a los profesionales a los centros hospitalarios

Los ciudadanos han respondido a la pandemia del coronavirus con dosis de solidaridad. El sector del taxi barcelonés no es ajeno a la crisis sanitaria y en su vocación de servicio público ha decidido echar un mano con viajes gratuitos a los que están en primera línea combatiendo el virus, a los profesionales sanitarios.

La iniciativa se gestó a través de la comunidad pakistaní de taxistas pero la red de voluntarios ha ido creciendo día tras día. Tras crear un grupo de WhatshApp con una cincuentena de profesionales, ahora ya suman más de un centenar de diferentes nacionalidades. Ellos mismos acuden a los hospitales y ambulatorios para informar de este servicio y dejan los teléfonos de contacto en las recepciones de los centros hospitalarios. “El personal sanitario está trabajando muchas horas para frenar la pandemia del coronavirus y pensamos que podíamos ayudar facilitándole el transporte gratuito de su casa al trabajo y al revés”, explica Asim Gordal, taxista originario de Pakistán, aunque reside desde hace 17 años en Catalunya.

Los viajes solidarios se realizan en la ciudad de Barcelona y en el área metropolitana. “Hemos hecho diferentes servicios a los hospitales de Vall d’Hebron, Bellvitge, Espíritu Santo o Can Ruti”, enumera Gordal, con más de una década de experiencia de taxista. En algunos casos el personal sanitario se ofrece a pagar aunque sea la gasolina, pero él lo rechaza con amabilidad: “El sector del taxi es solidario, somos un servicio público y queremos ayudar como ya lo hicimos tras los atentados de la Rambla”.

El grupo está formado por conductores de diferentes países. “La solidaridad no entiende de fronteras”, sentencia Martin Kirakosyan, taxista procedente de Armenia que tampoco ha dudado en sumarse a esta causa. “Es un honor ayudar a los profesionales de la sanidad, tienen todo nuestro apoyo y es lo mínimo que podemos hacer”, comenta Martin, que reside en Barcelona desde hace dos décadas.

“El personal sanitario está trabajando muchas horas y pensamos que podíamos ayudar facilitándole el transporte gratuito”

TAXISTAMax, natural de Brasil, también realiza estos viajes solidarios. El otro día le avisaron si podía recoger a dos trabajadoras del Hospital del Mar. Estaba en el Prat del Llobregat y lo hizo sin pensar. “Estaba en la otra punta de la ciudad pero disponía de margen de tiempo así que no dudé en hacer el servicio. Además, le tengo especial cariño a este hospital porque es donde nació mi hijo”, añade Max, que tras regentar un bar trabaja como taxista desde hace unos cinco años.

Los profesionales sanitarios solamente tienen palabras de agradecimiento por esta iniciativa. “Solo puedo darles muchas gracias y que lo están haciendo muy bien. ¡Esperemos que estas iniciativas no tengan que ser muy seguidas y sean un ejemplo para todos”, destaca Lorena, médica de familia de un ambulatorio de Sant Adrià, que solicitó un taxi para realizar una guardia para atender pacientes con síntomas respiratorios.

“Agradezco esta iniciativa que nos ayuda mucho en nuestros desplazamientos y mis compañeros también lo saben. Espero que se reconozca la labor que desempeñan”, comenta Sonia, enfermera quirúrgica. Para evitar la picaresa, los taxistas aconsejan que sea la recepción de los hospitales que soliciten el taxi, aunque conforme se realiza un servicio los profesionales sanitarios se identifican y algunos ya contactan directamente con los taxistas.

“Agradezco esta iniciativa que nos ayuda mucho en nuestros desplazamientos”

SONIA Enfermera quirúrgicaLo que no hay duda es que las palabras de agradecimiento hacen más llevaderos los días difíciles que también atraviesan los taxistas. Aquellos que han decidido salir a trabajar reconocen que no hay miedo pero sí respeto a una enfermedad que se ha convertido en pandemia por lo que han tomado una serie mínima de medidas preventivas. Dentro del vehículo no faltan las solicitadas botellitas de alcohol o geles antisépticos de manos. “Está incluido con el servicio, yo se lo ofrezco a mis clientes”, explica Martin, que no usa mascarilla porque no las encuentra pero sí utiliza guantes. “También tengo un spray desinfectante para los cinturones y las manilas de las puertas”, apunta. “Sería bueno que la administración incluyera medidas como la desinfección general de todos los coches”, reclama esta taxista.

Las consecuencias económicas se empiezan a notar ante la baja demanda. “Todo está paralizado, el otro día por las Ramblas no había nadie. Ha bajado mucho el trabajo”, se lamenta Gordal, que la única manera para captar algún cliente es a través de las emisoras o las aplicaciones móviles. Eso sí, cuando suba a su taxi un trabajador sanitario el taxímetro no se podrá en marcha y sus carreras ayudan a frenar el coronavirus.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

EL ATENEU LLIBERTARI DE GRÀCIA ANTE LA EPIDEMIA DEL “CORONAVIRUS”

El Ateneu Llibertari de Gràcia ante la epidemia del “Coronavirus”

  1. Es evidente que la epidemia del “Coronavirus” es un hecho (sea o no más mortífera que la gripe estacionaria), y su mortalidad se va a cebar con nuestra gente mayor, con los grupos de riesgo e indirectamente con personas enfermas de otros males y la salud de la gente trabajadora de la sanidad. Política y éticamente parte de la responsabilidad de estas muertes es de los mismos que gestionan los recortes y la privatización de la sanidad. No están preocupados por nuestra salud, solo temen contagiarse y se están contagiando. En sí algo de nivelador tienen los virus!
  2. Pensamos que detrás de las medidas y alarmas sensacionalistas para paliar los efectos de la epidemia está el proyecto económico neo-liberal y el programa político autoritario que éste necesita. La situación actual esta creada para servir a los distintos Poderes del Estado-Capital mediante la implantación de: primero un estado de terror psicológico para desmovilizar toda protesta, segundo un estado de excepción social que aísle a la gente de sus propias redes de cuidados, y tercero la anulación de derechos políticos y económicos de las clases populares.
  3. Nos parece que esta epidemia está siendo utilizada como en su momento han utilizado al terrorismo, pero en este caso parece que hayan encontrado un “enemigo”, un “peligro” quizás más eficaz y universal para el control y la desmovilización social. Está claro que en muchos sitios, incluida nuestra ciudad, el miedo al terrorismo no ha aplacado el conflicto social como ejemplo tenemos las movilizaciones salvajes de Francia, que a pesar a los distintas alertas rojas antiterroristas continúan, o los movimientos sociales que siguen cre- ciendo en Barcelona a pesar del atentado de las Ramblas.
  4. La epidemia nos pone en riesgo, incluso de muerte. Como también nos ponen en riesgo los recortes sociales, la privatización de la sanidad y servicios, la pérdida de trabajos, la imposibilidad de pagar las facturas, el tener los niños en casa y no poderlos cuidar, la pérdida de libertades, etc.
  5. También queremos denunciar la sobrexplotación de las cuidadoras y trabajadoras de la sanidad (en su mayoría mujeres).

Ante la situación actual el Ateneo ayudará en lo que pueda a las distintas redes de apoyo mutuo sean formales o informales, intentando mantener el local como punto de referencia abierto para que las que las mismas lo utilicen.

Vemos que en estos momentos la auto-organización se hace necesidad y es esencial colaborar con la misma, a pesar de nuestras limitaciones.

El Ateneo, en esta situación, puede ser útil para el apoyo mutuo, pues nos sentimos comprometidos en apoyar a nuestra gente, ya caiga enferma, ya pierda alguien querido, ya sea confinada o pierda los medios de vida por el capricho de los neo-liberales que desmontaron la sanidad que ahora la población necesita. Por lo tanto siempre que podamos mantendremos el Ateneo como eje de referencia para nuestra gente, para nosotras mismas, para reforzar las distintas redes de apoyo mutuo.

https://ateneullibertarigracia.wordpress.com/

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

ANTE EL VIRUS COVID-19 UN SERVICIO DE TAXI SEGURO.

Los compañeros taxistas del Teléfono de la Parada del Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona y otr@s taxistas del resto de hospitales, seguimos atendiendo a l@s pacientes de Urgencias a riesgo de nuestra salud y la de ell@s, sin ningún material de seguridad, más que una botella de alcohol con la que lavarnos las manos. Las Administraciones deberían de ayudarnos a tod@s l@s taxistas y suministrarnos la protección que necesitamos para no contagiarnos y no contagiar al pasaje, ofreciendo la máxima seguridad.
Necesitamos mascarillas FFP-3, (agotadas en las farmacias), guantes de látex para tocar el dinero y limpiar el interior del taxi sin riesgos, vestuario sanitario y de recambio, para lavar al finalizar la jornada y tener otro que ponernos; desinfección diaria de los vehículos. Los ingresos actuales, dada nuestra condición de autónom@s, no nos permiten ni cubrir los gastos ya casi no podemos costear ni el combustible, en pocos días los taxis quedarán parados.
El Sector del Taxi realiza un servicio de transporte público individual y personalizado, podemos garantizar el servicio de transporte de viajeros, urbano e interurbano, más seguro, pero para poder prestarlo necesitamos un material de protección que no disponemos y dada nuestra precaria situación económica que no podemos asumir.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

LOS TAXISTAS SON LOS CONDUCTORES PROFESIONALES MÁS EXPUESTOS A LA CONTAMINACIÓN

La exposición que sufren al carbono negro es mayor que la de los trabajadores de correos, los conductores de camiones, los trabajadores de servicio de emergencia y los de limpieza, entre otros.

Una investigación a cargo de expertos del King’s College de Londres (Reino Unido) y de la Universidad Queen Mary, presentada en el Congreso Internacional de la Sociedad Respiratoria Europea, que se celebra en Madrid, ha puesto encima de la mesa el nivel de contamineación al que están expuestos diferentes conductores profesionales en función de su actividad.

Los resultados del trabajo mostraron que, en promedio, los conductores profesionales estuvieron expuestos a 4,1 microgramos de carbono negro por metro cúbico de aire durante la conducción, que fue aproximadamente cuatro veces mayor que su exposición en el hogar (1,1), niveles similar al experimentado por los trabajadores de oficina.

Y en lo referente a la comparativa entre conductores profesionales, los taxistas tuvieron los niveles más altos de exposición en promedio (6,5 microgramos), mientras los trabajadores de servicios de emergencia tuvieron los niveles más bajos (2,8).

Para llegar a esa conclusión, los investigadores reclutaron a 140 conductores profesionales de una variedad de ocupaciones que trabajan en el centro de Londres. Se les pidió que llevaran monitores de carbono negro, que estaban vinculados con rastreadores GPS, durante un período de 96 horas. De igual forma, también se les cuestionó sobre el tipo de vehículo que conducen, sus horas de trabajo y si conducían con sus ventanas o rejillas de ventilación abiertas.

“Nuestros hallazgos sugieren que los conductores profesionales están expuestos a altos niveles de contaminación del tráfico mientras están en el trabajo. Y estar dentro de un vehículo no necesariamente ofrece ninguna protección, de hecho, más bien al contrario: la contaminación del aire puede quedar atrapada dentro del vehículo durante períodos prolongados de tiempo”, explica Shanon Lim, una de la investigadoras.

Medidas a corto y largo plazo

Para combatir esta realidad, los expertos recomiendan un gesto sencillo: mantener las ventanas cerradas mientras se trabaja. Con este simple acto la exposición al carbono negro se redujo a la mitad los niveles. Además, a corto plazo el tipo de vehículo y la elección de la ruta también podrían reducir la exposición.

A largo plazo, los investigadores recomiendan buscar formas de mantener limpio el aire dentro de los vehículos, pero también rediseñar las ciudades para crear formas más eficientes para mover personas y mercancías y aumentar el uso de soluciones más ecológicas, como los vehículos eléctricos.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

IBIZA: “SOY UN TRABAJADOR ASALARIADO DEL TAXI Y ESTOY DESTRUIDO FÍSICA Y PSICOLÓGICAMENTE”

Un empleado del sector denuncia ante la dirección general de Trabajo del Govern que se vea obligado a trabajar durante seis meses sin un solo día de descanso | Advierte del peligro que supone para la seguridad vial el cansancio acumulado.

«Soy un trabajador del taxi [un asalariado] y llevo muchas temporadas sin descansar un solo día. Estoy destruido física y psicológicamente». Este es el testimonio de un conductor de taxi, que denuncia la precariedad laboral en el sector y que advierte del «peligro» que eso supone para la seguridad del tráfico. Trabaja nueve horas diarias de lunes a domingo durante seis meses, pero reconoce que su caso es «una excepción», ya que hay otros compañeros cuyas jornadas de trabajo se prolongan hasta 12 horas sin disfrutar tampoco de un solo día de descanso.

El Ayuntamiento de Ibiza pactó con el sector un calendario de libranzas (dos a la semana), pero sólo de octubre hasta mayo.

Harto de esta situación, y ante la falta de respuesta de la mayoría de sus compañeros, que asumen y aceptan estas condiciones de trabajo, este taxista trasladó el problema a las instituciones. Primero contactó con el Consell para «suplicar» por un día libre, pero al no hallar ninguna solución dio un paso más y llamó a la puerta de la dirección general de Trabajo del Govern balear. «Señora, por favor, llevo desde el 1 de mayo sin librar, estoy reventado, destruido física y psicológicamente; le ruego que ponga un calendario anual para poder descansar», redacta el denunciante en el correo electrónico que remitió a la directora general de Trabajo, Isabel Castro.

El Consell tenía previsto convocar hoy a las partes (titulares y asalariados), por separado, a una reunión, en la que debía participar la directora general de Trabajo del Govern, para tratar este asunto, entre otras cuestiones. Pero la cita se ha anulado debido a que la consellera insular de Territorio y Movilidad, Pepa Marí, viaja a Madrid para participar en una reunión con el Gobierno sobre el decreto que regula las licencias de vehículos con conductor (VTC).

La consellera no se pronuncia

Marí rehúsa pronunciarse sobre este asunto hasta que no conozca, dice, «el planteamiento de cada parte», al tiempo que apunta que el Consell actuará de «anfitrión» en esta reunión «para facilitar el encuentro» porque «no tiene responsabilidad sobre esta cuestión». «Sobre temas laborales no tenemos ninguna potestad», indica, al tiempo que recuerda que son los ayuntamientos los responsables de definir las normas de funcionamiento del sector del taxi.

La consellera asegura, además, que no tiene constancia de que se haya presentado ninguna denuncia formal. De momento, el taxista se ha limitado a exponer «el problema» a las instituciones antes de interponer una denuncia ante Inspección de Trabajo, que, en todo caso, será el siguiente paso. «Estamos en fase de diálogo», dice.

Posibles despidos

El denunciante, que no representa a ninguna asociación, clama solo por los días de descanso, aunque cuenta con el apoyo, según dice, de un grupo de taxistas. También critica que los asalariados que han obtenido una licencia estacional actúan igual con sus empleados.

Otro taxista asalariado consultado por este diario reconoce que plantear la posibilidad de disfrutar de días libres podría suponer la pérdida del puesto de trabajo. En todo caso, la mayoría de los asalariados llevan poco tiempo en el sector y prefieren no descansar ningún día para ganar el máximo posible durante el verano, según señalan las fuentes consultadas: «Es muy difícil ir todos a una».

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

LA SALUD DE LOS TAXISTAS REPRESENTA UN ALTO RIESGO PARA LOS PASAJEROS

taxi-1024x639

 Muchos conductores pasan años sin hacerse ningún tipo de chequeo médico

Montarse en un taxi en la Gran Manzana puede representar un gran riesgo para los pasajeros, pero no sólo por los comunes accidentes de tránsito que pueden ocurrir en las convulsionadas calles de la ciudad, sino también por la mala salud de los choferes que pasan años sin acudir a un médico.

Datos publicados por medios locales este lunes reflejan el peligro que la falta de atención médica de estos trabajadores representa para los usuarios, ya que la mayoría no hace ningún ejercicio y duermen muy poco, los cual los hace propensos a convulsiones, ataques cardíacos u otras dolencias durante largas jornadas de trabajo.

El principal problema es que a los taxistas se les hace un examen inicial cuando solicitan su primer servicio, pero luego no tienen volver a presentarlo cuando hacen las renovaciones de sus licencias.

Un portavoz de la Comisión de Taxis y Limosinas (TLC) dijo al New York Post que la agencia tiene previsto abordar el tema de la autorización médica. “Dado que recientemente aumentamos el período de licencia de dos a tres años, estamos en el proceso de revisión de la práctica actual”, dijo Allan Fromberg.

Este tema cobró fuerza la semana pasada cuando un taxista giró en sentido contrario por University Place en Manhattan, se subió a la acera y chocó una mujer. El conductor dijo que sufrió una convulsión. La mujer resultó gravemente herida.

“Estamos poniendo nuestras vidas en sus manos. Abordamos los taxis y no prestamos importancia al tema pero es serio, ellos deberían estar obligados a chequearse cada año”, dijo al Post Theresa Stafford, de 45 años, mientras esperaba por un taxi en Crown Heights, Brooklyn.

El año pasado, el famoso corresponsal de “60 minutes”, Bob Simon murió cuando su conductor de limusina perdió el conocimiento y se estrelló en el West Side. Más tarde se reveló que el operador de limusina tenía permiso para conducir, a pesar de que sólo podía usar un brazo después de un intento de suicidio.

En contraste, el MTA requiere exámenes anuales para todos sus conductores de tren y autobús y los pone en servicio restringido si sus informes médicos no están al día, dijo un portavoz de la agencia.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

EL TAXISTA QUE ATROPELLÓ A UNA MUJER DE 88 AÑOS LLEVABA 16 HORAS AL VOLANTE

hqdefault

El taxista que estrelló y mató a una mujer de 88 años mientras cruzaba la calle el domingo en la mañana, confesó que había estado conduciendo por 16 horas aquella noche.

Salifu Abubkar (73), quien tenía la vista nublada, fue acusado por no ceder el paso en el momento de girar, lo que lo llevó a atropellar a Luisa Rosario a la 1 de la madrugrada. Este fue el onceavo accidente en el que murió un peatón desde Halloween.

struck9n-1-web-970x1024

Mientras la familia de Rosario se prepara para enviar el cuerpo sin vida de la mujer a su natal República Dominicana, el hijo de Abubkar confirmó que su padre acostumbraba a trabajar mínimo 16 horas los sábados.

“¿Cómo es posible? No tiene sentido”, dio la nieta de Rosario, Luisa Tejada (33) al Dialy News.

Según Allan Fromberg, vocero de la Comisión de Taxis y Limusinas (TLC), regulaciones prohíben que los conductores de taxi trabajen más de 12 horas seguidas. 

El accidente ocurrió en la calle 109 oeste con avenida Columbus. Vecinos en el área recordaban con cariño a Rosario. “Ella era como la abuela de todo el mundo”, dijo Elio Vélez (53), quien trabaja en el Columbus-Amsterdam Business Improvement District.

Luis Inoa, quien es dueño de un negocio cercano a donde ocurrió la tragedia, dijo que Rosario caminaba por el vecindario constantemente y que a veces vendía camisetas en un carrito.

El hijo de Abubkar, Khalil, dijo que su padre había sido taxista por más de 30 años y nunca había estado involucrado en ningún accidente serio.

La TLC envió citaciones a los conductores que trabajan por más de 12 horas, dijo Bhairavi Desai, Director Ejecutivo de la New York Taxi Workers Alliance.

Desai además añadió que no hay muchos taxistas de la edad de Abubkar trabajando. “No hay pensión para jubilarse en este trabajo. Por eso, muchas personas si tienen necesidades económicas, continúan trabajando”, dijo.

El alcalde De Blasio lamentó la secuencia de accidentes en los últimos días e informó que la Policía ha dado 30,000 tiquetes a conductores por no darle el paso a peatones este año, debido a su plan Visión Cero.

Este año ha habido 191 muertes en accidentes de tránsito, y 107 de ellas son de peatones. “Seamos claros: El problema centra es que los vehículos estan siendo usados de manera incorrecta, poniendo en peligro la vida de los demás”.

La serie de accidentes de tránsito fatales comenzó en la noche de Halloween, cuando un conductor fuera de control atropelló en El Bronx a un niño de 10 años, a su abuelo y a un hombre de 24 años. La Policía dijo que el conductor podría haber sufrido una convulsión. 

El pasado martes, un conductor de bus atropelló a una mujer de 75 años que cruzaba una calle de Brooklyn. El responsable, Paul Roper, se fue de la escena y fue acusado de escaparse del lugar.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

NUEVA YORK: PONDRÁN FRENO AL NÚMERO DE HORAS DE TRABAJO DE LOS TAXISTAS

Taxis-1024x1024

Proponen nuevas medida que tienen como fin reducir el numero de accidentes causados por el cansancio

Las autoridades neoyorquinas propusieron nuevas medidas para limitar las horas laborales de los taxistas a través de reguladores que no les permitirían trabajar más de 12 horas corridas, con lo que se busca reducir el número de accidentes que protagonizan estos conductores producto del cansancio.

La normativa vigente de la Comisión de Taxis y Limosinas (TLC) establece que los taxistas no pueden trabajar más de 12 horas. Pero, cuando un taxista estaciona su vehículo por un corto periodo de tiempo, el contador se reprograma, lo que le permite a los taxistas trabajar más horas.

Las reglas serán discutidas el 23 de junio en una audiencia de la TLC

En los pasados meses se han reportado varios accidentes que involucran a choferes que han sufrido fatiga por largas horas tras el volante, y que han tenido un resultado fatal tanto para el conductor como los peatones. Es por ello que la Ciudad está tratando de cambiar las reglas de trabajo para los taxistas y así asegurar que no excedan sus horas de trabajo y eviten el cansancio.

Bajo la nueva propuesta los conductores tendrán que esperar un mínimo de 8 horas antes de iniciar una nueva jornada laboral. Estos cambios también se aplicarían a las compañías de taxis que usan apps como Uber.

De acuerdo con la TLC de 140,000 conductores, el 3% de todos los taxistas de la ciudad, trabajan más de 12 horas diarias.

LEE TAMBIÉN: Taxista que atropelló a mujer de 88 años llevaba 16 horas al volante

Las reglas serán discutidas en una audiencia de la Comisión de Taxis y Limosinas el próximo 23 de junio. De ser aprobadas, quien no cumpla con la reglamentación se verá obligado a pagar una multa de $75 si comete la falta por primera vez. Si es capturado infringiendo la regla en una segunda ocasión podría obtener penas más altas y una suspensión de 15 días.

Los conductores de taxis amarillos y Ubers reaccionaron ante la propuesta. “Los conductores no eligen trabajar largas horas, lo hacen por necesidad económica” dijo el director de la Alianza de Taxis de Nueva York,  Bhairavi Desai, al Daily News.

Desai afirmó que la TLC lo que debe hacer es reducir los costos de alquiler y promover el cobro de una tarifa mínima fija para que así los choferes puedan obtener más ganancias y a consecuencia trabajar menos horas.

LEE TAMBIÉN: Salud de taxistas representa alto riesgo para pasajeros

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

EL MERITO DE SER TAXISTA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Profesiones complicadas y de riesgo hay muchas en las actividades laborales, pero si hay una que reúne el estrés, cansancio, peligro de que te atraquen, de inseguridad ante posibles ataques a la integridad física, el intrusismo y la competencia desleal esa es la profesión de taxista. Quienes cogemos el vehículo de motor con frecuencia, y a veces un taxi, nos damos cuenta de lo difícil que es esa profesión, porque si ya es complicado hoy en día coger tu vehículo para hacer determinados recorridos puntuales, ni les cuento si se tiene uno que sentar el volante unas 12 horas al día. Pero no solo eso, ya que si al fin y al cabo fuéramos solos aguantando imprudencias de los demás, los enfados que se originan en la conducción, el estrés de los demás, etcétera, a todo eso, y más, hay que añadirle que, encima, puedes tener que llevar en tu vehículo a una persona que no tiene educación o con modales de falta de respeto, o que viaje en circunstancias personales calamitosas, como estar bajo los efectos del alcohol o drogas.

Con este panorama la profesión de taxista es realmente admirable, porque te enfrentas a un escenario como el de la circulación donde el nivel de calidad en la conducción es ciertamente bajo, ya que aunque se ha venido aprobando una importante y acertada normativa en materia de seguridad vial que ha provocado una reducción de cifras de mortalidad y accidentalidad en general, la conducción sigue siendo mala, ya que se habla por el móvil mientras se conduce, no todo el mundo se pone el cinturón de seguridad, o se llevan a los niños sin protección y delante del vehículo, a veces, no se hacen señalizaciones en su debido momento y, lo que es peor, o se conduce muy deprisa, o se conduce muy lento. Porque todavía no sabemos lo que nos molesta más, si el conductor que se cree que está pilotando un vehículo en una carrera o aquel que conduce dudando siempre, a velocidad muy reducida y que causa un tremendo colapso cuando sale a la vía pública, circulando, por ejemplo, por el carril izquierdo en las avenidas de dos carriles en la misma dirección, o frenando de repente sin motivo, cambiando de carril sin avisar, etcétera.

Con este panorama que nosotros vivimos y sufrimos muy puntualmente resulta que hay una profesión que es la de taxista, o también los profesionales del transporte público, como conductores de autobuses públicos, o transportistas de camiones, que deben vivir estos inconvenientes todos los días, porque no nos olvidemos de los conductores de autobús públicos que llevan más de un pasajero y con vehículos enormes con graves dificultades para desplazarse en unas ciudades repletas de vehículos y con todos los problemas que hemos expuestos y otros muchos que nos dejamos en el tintero, pero que, a buen seguro, el profesional de la conducción que esté leyendo estas líneas ya habrá observado.

La situación de los profesionales de la conducción es, pues, calamitosa, porque, además, a ellos se les exige mucho más que al resto de conductores a la hora de respetar también las señales de tráfico y juegan con su profesión si pueden perder el carné por puntos, por lo que en varios despistes que muchos pueden tener en casos de excederse a veces en velocidades urbanas de 50 km/h pueden acabar perdiendo el carné de conducir.

Todo esto viene, además, aderezado con que la conducción de vehículos de motor es el lugar donde la mayoría de las personas expulsan sus problemas y dan rienda suelta a sus males personales y profesionales, porque hemos comprobado en muchas ocasiones las sorprendentes reacciones que tienen algunos conductores por cosas realmente nimias y los sobresaltos que nos dan con la agresividad con la que algunos conductores circulan, como si quisieran pagar con los demás los problemas que cada uno lleva consigo. Son muchos los procedimientos judiciales en los que se detectan conflictos en la circulación con enfrentamientos por situaciones que se pueden resolver amistosamente, pero cualquiera de los que están leyendo estas líneas ha presenciado, a buen seguro, una reacción sorprendente de un conductor por un pequeño problema de tráfico. Por ejemplo, un toque de claxon para que reaccione quien está el primero si está en verde el semáforo y no ha reaccionado puede provocar a veces reacciones sorprendentes.

Por todo ello, nuestro más sincero reconocimiento a quienes se dedican profesionalmente a la conducción, porque si a cualquiera de nosotros nos parece un mundo todas estas extrañas reacciones, los profesionales del vehículo de motor soportan el riesgo de que por la noche les agredan o les atraquen, les insulten, o les maltraten y durante el día aguantar las reacciones de los demás en la conducción. Todo eso durante 10 o 12 horas al dia merecen estas líneas y un aplauso a la paciencia. Eso desde luego.

vicente magro Servet

SALUT Y BUEN VIAJE.

Share