Arxiu de la categoria: Licencias

TRABAJÉ MÁS DE 400 HORAS EN UN MES PARA CABIFY POR UN SUELDO DE 822 EUROS

La multinacional española, con sede en Delaware, presume de un modelo de negocio rentable que crea miles de puestos de trabajo y genera más impuestos que el taxi. Sin embargo, conductores denuncian unas condiciones de trabajo más que abusivas. La justicia tendrá que decidir sobre si es legal el modelo de negocio.

A Sergio R. le gusta conducir. La opción de trabajar como chófer le resultó atractiva. Se interesó por una oferta colgada en la app de trabajo temporal JobandTalent como conductor. Ofrecían un salario de entre 1.100 y 1.200 por trabajar ocho horas al día con un horario flexible. Era sábado. Ese mismo lunes, Sergio tuvo la contestación para su primera entrevista con la empresa de trabajo temporal. La superó. También es verdad que solo le pidieron el carné, un traje y no tener antecedentes penales ni sexuales. Le citan para la semana que viene. Esta vez, según cuenta, con la empresa Gestaxi, ahora Auro New Transport Project. Le impartieron un curso de riesgos laborales de oficinista y una pequeña prueba colectiva sobre cómo desplazarse en Madrid. No era difícil. De hecho, se podía repetir el test hasta tres veces y el que tuvo problemas recibió ayuda del monitor. Et voilà. Sergio R. se convirtió en conductor privado. Es ahí cuando descubre para quien va a trabajar. La empresa Jobandtalent, que le hace el contrato, cede sus servicios a otra gestionada por Auro New Transport Project, que a su vez ofrece sus servicios de transporte a través de la aplicación Cabify. De hecho, la empresa Cabify no tiene vehículos ni conductores propios. Son terceras empresas las que operan a través de esta aplicación con conductores contratados a través de empresas de trabajo temporal.

Sergio, nombre ficticio a petición del propio trabajador, firma un contrato de 40 horas semanales y un sueldo neto de aproximadamente 1.000 euros con la posibilidad de aumentar sus ingresos a partir de un punto de la facturación y una prima por mantener cinco estrellas de valoración en la aplicación de Cabify. La propia compañía le entrega un coche de alta gama negro. El primer día de trabajo, sin embargo, llegan las sorpresas. Le piden que trabaje 11 horas diarias un total de 6 días a la semana. Es decir, 66 horas semanales, 26 más de las que marca como máxima el Estatuto de los Trabajadores. En ese tiempo, Sergio R. tiene que recaudar más de 4.000 euros mensuales para comenzar a ingresar el 40% de lo que facture. Es decir, de cada euro ingresado por encima de los 4.000 euros, el conductor se lleva 40 céntimos. Sergio trabajó en el mes de mayo, único que completó en la empresa, un total de 233 horas, alrededor de 58 horas menos de las exigidas y 73 horas más de las legales. Facturó 2.900 euros, lejos de los 4.000 alcanzados. El jefe de su grupo lo llamó a capítulo. Tiene que aumentar la “productividad”. Primer aviso.

El primer día de trabajo la empresa informó a Sergio que tenía que hacer 11 horas días durante seis días a la semana

El propio Sergio aporta a este periódico varios archivos de audio en los que se le oye dialogando con su responsable directo. En una de estas conversaciones, el responsable del equipo reconoce que los conductores tienen que trabajar 66 horas a la semana y que la facturación mínima es de 4.000 euros. Nada de eso estaba en el contrato. También le dicen que recaudar 2.900 euros, como él ha hecho en 233 horas de trabajo, “no es rentable ni para la empresa ni para nadie”. “Ten en cuenta que para que a la empresa le sea rentable son 4000 euros. Nosotros no podemos tener un conductor por debajo de 3.000 euros. Es que no sale rentable“, incide el responsable. A las pocas semanas Sergio recibe el primer aviso de despido inmediato por baja productividad. Empleados han llevado este caso ante la Inspección de Trabajo. No son los únicos. También lo ha hecho el sindicato CNT en Barcelona que, además, según avanzó a este medio, acudirá en próximas fechas a un juzgado de lo mercantil de Madrid para denunciar a Cabify y empresas intermedias por “competencia desleal”.

La empresa que contrató a Sergio a través de una Empresa de Trabajo Temporal (ETT) estaba gestionada por Gestaxi, ahora Auro New Transport Concept, una de las compañías más importantes de las cerca de 400 que prestan servicio en Cabify. La conocida aplicación, como ya se ha dicho, no tiene en nómina a conductores y no posee coches propios sino que llega a acuerdos con otras empresas, que agrupan las licencias VTC (vehículos de alquiler con conductor) y a conductores y vehículos, para que usen su aplicación a cambio de una comisión de entre el 20 y el 25%. Una de ellas es Auro New Transport Concept. No obstante, este caso es especial. Se trata de una de las cuatro grandes empresas del sector del boyante mercado de las licencias VTC. Su presidente, José Antonio Parrondo, viene de la patronal del taxi y tiene en su accionariado a los fundadores de Tuenti Zaryn Dentzel y Félix Ruiz, quien además es presidente ejecutivo de la ETT Jobandtalent. Además, como nos confirman a través del teléfono de contacto de la compañía, esta empresa también gestiona de manera integral licencias de Taxi. Negocio completo. Este medio ha intentado contrastar con la empresa la situación laboral de sus empleados, así como el resto de información que se publica sobre la compañía. Sin embargo, ha sido imposible a pesar de las repetidas llamadas telefónicas.

Quien sí atendió la llamada de este medio fue Cabify. El manager para Europa de la compañía, Mariano Silveyra, resta importancia a los casos de abusos laborales contenidos en estas páginas y lo reduce a asuntos puntuales. Silveyra, de hecho, reconoce que Cabify tiene conocimiento de las horas que trabajan los conductores ya que queda registrado en la aplicación. También señala que los conductores suelen tener una media de 40 horas semanales y dice, incluso, que alguna vez han dado algún toque a una empresa para que se cumpliera la ley.

“Puede haber casos individuales de empresas que no cumplen las reglas. Pero son las menos. Eso no sucede en Cabify. Alrededor de Cabify hay más de cinco mil trabajadores y usted me está hablando de lo que le han contado tres conductores. Más de 400 empresas prestan servicio para nosotros. Suena muy ridículo lo que usted me está planteando”, responde a Público Silveyra, que añade que su empresa “no es Deliveroo”. “¿Por qué no hace usted un reportaje sobre la explotación en el mundo del taxi o de la hostelería?”, incide el manager para Europa de la multinacional.

Los casos concretos planteados por Público al responsable de Cabify le parecen “situaciones aisladas”. Sin embargo, Público ha tenido acceso a un planillo con las horas trabajadas por los conductores de uno de los grupos de trabajo de una empresa que opera con Cabify durante el mes de mayo del presente año. Ha sido elaborado por una de las empresas intermediarias con datos de la App. Cuesta creer que las cifras de la columna roja hagan referencia a horas trabajadas. Pero así es. Hay conductores que en el mes de mayo trabajaron 407 horas, es decir, una media de 13 horas al día durante el mes de mayo. Otros suman 390 horas, 360, 287…. Todas las marcas están por encima de las 40 horas semanales.

La empresa, sin embargo, vuelve a negar estos números. “Estos empleados no te lo dirían, pero existe una diferencia entre las horas de conexión, que es lo que ellos dicen que trabajan, y las horas efectivas de trabajo“, señala Silveyra en un inicio, dando a entender que Cabify solo cuenta como trabajo las horas en las que los conductores tienen un servicio y no el tiempo que transcurre entre que el trabajador enciende la aplicación y está disponible para la empresa hasta que lo apaga y comienza a disfrutar de su tiempo libre. Minutos después, sin embargo, Silveyra se desdice y apunta que Cabify considera como trabajado cada minuto que el conductor mantiene la aplicación conectada y que ellos registran una media de “40 horas semanales por cada conductor”.

Así, el manager de la compañía vuelve a apuntar que los casos mencionados deben ser “casos aislados” e incluso afirman que a veces han dado el toque a alguna empresa por no respetar los derechos de los trabajadores. “Puedes coger miles de casos de trabajadores que están encantados. Tras años de paro ahora son conductores y están encantados con su salario. A todos nos encantaría ganar más, pero aquí tienen un trabajo genuino y honesto”.

Trabajadores satisfechos… de 10 horas al día

Dicho y hecho. Desde Público contactamos con más trabajadores. Uno de ellos es Francisco, tiene 51 años y es pintor de profesión. Llega a la oferta de conductor privado a través de una oferta en redes sociales de la ETT JobandTalent. Parecía una buena oportunidad de reconversión. Le dieron un coche y comenzó a trabajar. Durante el mes de mayo trabajó alrededor de 400 horas por una nómina de 822,5 euros. 

“Hice unas 12 o 13 horas al día entre semana y los viernes y sábado hacía 16 horas. En total , trabajé más de 400 horas al mes. Sin embargo, al final de mes me llegó una nómina de 822 euros. Me habían descontado dinero por el trayecto a mi domicilio que hago cada día con el coche y otros 180 euros porque un día, a las 7 de la mañana, después de 13 horas trabajando o yo que sé, me quedé dormido y me di un golpe con una mediana“, señala Francisco, que califica el trabajo de ‘engañabobos’. “Te lo ponen tan bonito… Coche a estrenar, trabajas cuando quieras, pero nada. Se ríen de ti“, concluye.

“Hice unas 12 ó 13 horas al día entre semana y los viernes y sábado hacía 16 horas. Sin embargo, al final de mes me llegó una nómina de 822 euros”, denuncia un extrabajador.

Pero no todos los trabajadores contactados por este medio, que han sido muchos, están descontentos. Para nada. A continuación, mostramos dos ejemplos de trabajadores satisfechos con el empleo de conductor privado que encontraron a través de Jobandtalent. Uno de ellos es Luis, también con nombre ficticio ya que sigue prestando servicio en la APP desde València. “Estoy contento con el empleo. A mí me gusta conducir y estoy mejor aquí que en un bar o yo qué sé”, señala este joven a Público.

Luis cuenta que trabaja 10 horas al día por un sueldo base de 780 euros. Eso sí,  en esa larga jornada laboral no incluye las aproximadamente dos horas diarias que pasa al día esperando a que entren clientes. Es decir, Luis, realmente, trabaja 12 horas diarias. “No es el curro de mi vida pero me da para salir adelante. Estoy contento. A mí me gusta conducir y tengo buena relación con los compañeros”, dice.

Discurso similar tiene Ramón, joven andaluz con nombre inventado que emigró a Madrid en busca de trabajo. Trabaja para una empresa que presta servicio a su vez para Cabify. Este mes de junio es su segundo como conductor. En el primero, tras trabajar 10 horas y media al día durante 6 días a la semana le dijeron que no estaban del todo contentos con su rendimiento y la empresa de trabajo temporal decidió enviarlo a otra empresa, donde está en la actualidad, que también presta servicios para Cabify.

“Estoy compartiendo el coche con otro compañero de trabajo. Lo tengo 12 horas yo y otras 12 horas él. De esas 12 horas trabajo realmente unas 10 horas y media entre unas cosas y otras durante seis días a la semana”, dice Ramón, que atiende a Público un martes, su día libre de esta semana. Tiene cuatro días libres por mes. “El sueldo está bien. Tengo una base de 1.070 y siempre puedo subir algo por tener cinco estrellas de valoración en la aplicación y por superar el objetivo de 3.500 o así”, dice este hombre.

A Ramón, no obstante, hay cosas que no le convencen del todo. Por una parte, dice que en la primera página de su contrato pone que tiene un período de prueba de dos meses, pero que otros compañeros le han dicho que, más adelante, ese mismo contrato especifica un año. Este medio no pudo comprobar este extremo. Otra cosa que no le gusta nada y que repite un par de veces es el rumor que corre entre conductores de Cabify de que la empresa otorga los mejores servicios a otras empresas que son de su propiedad y los servicios más cortos, que dan menos beneficio, al resto de compañías. Es decir, los viajes de, por ejemplo, más de 30 euros irían para conductores de empresas de los mismos propietarios que Cabify. Se trata, incide Ramón, de un rumor que él cree que la práctica demuestra.

Entramado empresarial

El entramado empresarial que rodea a Cabify es cada vez más difícil de desenmarañar. La empresa, que presume de españolidad, tiene su matriz en Delaware, un pequeño estado de Estados Unidos que en la práctica es un pseudo paraíso fiscal que la empresa prefiere calificar como “un Estado con ventajas fiscales”. “Sobre todo es muy ágil a la hora de hacer ampliaciones de capital o dirimir conflictos judiciales. Casi todas las compañías del IBEX tienen una matriz en Estados Unidos para captar inversiones. Es fundamental. Si el Estado español fuera más ágil y fuera más fácil… desde el inicio hubiésemos estado en España”, explica Silveyra. Las ventajas fiscales a las que se refiere el manager de Cabify son, básicamente, el secreto bancario y la ausencia de impuestos sobre sociedades, renta, patrimonio o derecho de sucesión.

La empresa, no obstante, incide en que paga todos sus impuestos en España. También niega que utilice la fórmula del precio de transferencia, la vía habitual de las multinacionales con sedes en paraísos fiscales o en territorios con baja tributación para pagar los menores impuestos posibles en España. Este periódico ha solicitado a Cabify los datos de cuántos impuestos paga en España y de cuántos coches tiene en las calles. La segunda petición fue rechazada directamente por Silveyra en la conversación telefónica. La primera, a través del correo electrónico. Lamentablemente no podemos facilitar esta información”, reza el correo. Sí se sabe, porque ha sido publicado por los medios de comunicación, que la empresa no ha pagado el Impuesto de Sociedades en los últimos años porque generaba pérdidas.

“Cabify paga lo mínimo. Están en Delaware y tienen que pagar muy pocos impuestos. Creo que solo paga el impuesto de sociedades y han declarado perdidas varias veces”

Su mánager para Europa incide una y otra vez en que este periódico recoja que “una licencia VTC tributa hasta 11 veces más que la de taxi” y que Cabify y el entramado de 400 empresas que tiene alrededor “tributan más que todo el sector del taxi en España”. La frase es repetida dos o tres veces más por Silveyra. Sin embargo, tampoco hay manera de demostrarlo. Sobre todo porque Cabify no aporta los datos que corroborarían su afirmación.

El periodista y redactor jefe de Teknautas, Manuel Ángel Méndez, experto en estas nuevas empresas tecnológicas como Uber o Cabify, explica que la afirmación de Silveyra tiene dos trampas. Por una parte, afirma, el sector del taxi tributa menos de lo que debería tributar. Por otra, incluye en la ecuación a las cerca de 400 empresas que hay alrededor de Cabify, pero que no son de su propiedad por lo que la carga fiscal no recae sobre ellos. “Cabify paga lo mínimo. Están en Delaware y tienen que pagar muy pocos impuestos. Creo que solo paga el impuesto de sociedades y han declarado perdidas varias veces. Esto es lo de siempre. Ellos se desentienden de la fuerza laboral, de los trabajadores, que los contrata de otras empresas, pero cuando les interesa los incluyen en la ecuación para decir que pagan tantos o más impuestos que el mundo del taxi”, responde el periodista.

La realidad que es indiscutible es la atracción que ha despertado el mercado de las licencias VTC al gran capital, ese que lleva nombre de fondos de inversión y se parapeta en fórmulas poco accesibles para la población. Tal y como describe Méndez en los últimos años hemos vivido “una auténtica orgía financiera de creación de sociedades, compras, ventas y cambios accionariales con un solo objetivo: posicionarse mejor que nadie en la gestión de licencias VTC”.

Manuel Ángel Méndez ha reflejado en sus investigaciones cómo solamente 26 personas han conseguido amasar 450 millones de euros en apenas unos años. El que comenzó con todo este negocio fue Juan Ortigüela Tellería, presidente y propietario de Ares Capital, que llegó a acumular 4.000 licencias VTC que vendió por entre 50.000 y 60.000 euros al fondo King Street Capital. La cara más reconocible entre su accionariado es la de Jaime Castellanos, presidente en España del banco de inversión Lazard, expresidente de Recoletos, de Vocento y cuñado de Emilio Botín

El precio administrativo de las VTC es de 37 euros. Sin embargo, ahora mismo en el mercado el precio está por encima de los 50.000 euros.

Otra de las empresas es la ya mencionada Auro New Transport Project, antes conocida como Gestaxi, la empresa en la que trabaja Sergio, el protagonista del inicio de este reportaje. Por último, la última gran empresa que opera en el sector es Vector Ronda, que fue constituida en 2015 como filial de Cabify pero que cambió de nombre tras la inyección de capital que recibió en 2017 del fondo Gat Inversiones, controlado por el exdueño de Pepephone, Rosauro Varo, y su socio Pablo Ferré. También tienen una participación importante en esta compañía Juan de Antonio, fundador de Cabify, y Juan Ignacio García, director financiero de la empresa. 

Porque si una parte del negocio es el rendimiento que cada coche otorga a las empresas, la otra es la compraventa y especulación con las licencias. El precio administrativo de las mismas es de 37 euros. Sin embargo, ahora mismo en el mercado el precio está por encima de los 50.000 euros. La burbuja es tremenda. “Una pata del negocio es la compraventa de las VTC. La otra son los ingresos del negocio en sí mismo. Calculamos que se trata de unos 1.500 euros limpios por coche con todos los gastos descontados de lo que Cabify se lleva entre un 20% y un 25%. Es mucho mucho dinero. Pero, ¿quién paga esta rentabilidad? Los conductores. Hay una precariedad brutal”, resume el periodista de Teknautas. 

Al final, como en muchos otros casos de nuevas empresas tecnológicas, será la justicia la que tendrá la última palabra sobre el modelo Cabify. Así lo manifiesta el profesor e investigador en Derecho del Trabajo en la Universitat de València Adrián Todolí. “Ha habido diferentes denuncias ante Inspección de Trabajo, pero no ha resuelto ninguna todavía. Están en fase de investigación. En València, en Madrid, en Barcelona y en Sevilla, pero no ha habido resolución”, informa Todolí, que destaca que el asunto central es conocer si hay “una cesión ilegal de trabajadores” a Cabify.

“La Justicia debe dirimir si las empresas interpuestas ejercen de empresarios con voluntad y destino propios o, por el contrario, ponen toda su mano de obra a disposición de Cabify y cumplen con la voluntad de esta última. En la legislación española, la cesión de trabajadores solo lo pueden hacer las empresas de trabajo temporal. Por lo que Cabify tendría que cambiar su modelo de negocio si se considera que hay una cesión ilegal de trabajadores. La justicia decidirá“, sentencia Todolí.

De momento, este viernes Cabify y Podemos tendrán un acto de conciliación tras la demanda de la empresa por las afirmaciones de dirigentes del partido morado que acusaban a la multinacional de no tributar en España, de no cumplir la legislación laboral y de fomentar la precariedad. Después, habrá que esperar a las decisiones de Trabajo sobre las denuncias de trabajadores que, tal y como advierte Todolí, están por resolver. Por último, habrá que estar atento a la nueva denuncia que CNT Barcelona ha anunciado contra la compañía por “competencia desleal”. Tiempo al tiempo. / PUBLICO.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

EL SINDIC DE GREUGES RECONEIX EL DRET A LA JUBILACIÓ ACTIVA PER Al TAXISTA AUTÒNOM RECLAMAT PER LA CNT


A les reclamacions presentades per la CNT, reclamant la jubilació activa per al taxista autònom al IMET, el Sindic de Greuges respon a la reclamació de la CNT, reconeixent la jubilació activa per al taxista autònom, instant al IMET a canviar el regiment jurídic del reglament del taxi, per adaptar-ho a la nova modalitat de pension de jubilació de la seguretat social.

El IMET nega el dret a la jubilació activa per al taxista autònom, obligant-ho a transferir la llicència a l’hora de la jubilació, i no contemplant la nova modalitat de jubilació activa de la seguretat social. El sindic sol·licita al IMET, la possibilitat d’adaptar el reglament del taxi, a la nova modalitat de pensió de jubilació i envelliment actiu previst en l’articulo 214 del reial decret llei 8/2015, de 30 d’octubre, pel qual s’aprova el text de la llei general de la seguretat social.

Segons el IMET “el sector del taxi està contingentat” i la requerida adaptació tindria conseqüències restrictives, atenent que “mes del 80% de la renovació del sector va motivada per la jubilació dels titulars de llicència” i, és per aquest motiu que no es creu convenient aquesta adaptació.

El Sindic de Greuges, una vegada estudiada la normativa vigent, entenen que no es desprèn
cap irregularitat, indicant que actualment es pot gaudir de la pensió de jubilació compatibilitzant-la amb el treball, ja sigui per compte propi o aliena a temps parcial o complet, tenint la consideració de pensionista amb caràcter general, però amb la corresponent reducció de la quantitat de la pensió (50%) i que una vegada finalitzada la relació laboral per compte aliena, o produït el cesament en l’activitat per compte propi, es restablirà la percepció integra de la pensió de jubilació, entenent que tindrà més sentit que es permeti seguir sent titular de la llicència de taxi fins que es restableixi la percepció integra de la pensió de jubilació.

Altrament, la conclusió del IMET, que l’adaptació del reglament que regula les llicències del taxi a la normativa de la seguretat social, tindria conseqüències restrictives (atenent que més del 80% de la renovació en el sector va motivada per la jubilació dels titulars de llicència), entenem que és una consideració que es pot objectar, tenint un caràcter més lucratiu i econòmic que no pas  social i protector de les persones taxistes, ja que podria malmetre els drets de les persones que treballin per compte pròpi que, podrien seguir treballant en el sector del taxi, indistintament de la seva edat, però per compte aliena o, sol·licitant una nova llicència, en cas de treballar per compte propi.

Certament mentre no es jubilin, podrien seguir treballant amb la llicència que disposa el titular, fins que les capacitats laborals ho permetin, ja que ningú esta obligat a jubilar-se al món laboral. En cas contrari, si el taxista es jubila en la modalitat que sigui, ha de traspassar la llicència, a pesar que es podria seguir treballant en el sector del taxi, però solament per compte aliena, per la qual cosa s’en atendre que la renovació del sector no es produiria en les persones sinó en les llicències, entenem que s’entreveu un afany de lucre del IMET, mes que no pas el benefici a les persones professionals del taxi.

El sindic de Greuges ha sugerrit a l´IMET, que s´estudii la posibilitat d´adaptar el regim jurídic que regula el reglament del taxi a la nova modalitat de jubilació i envelliment actiu, permetent aixi de continuar amb la llicència de taxi fins que es percebi íntegrament la pensió de jubilació, en quin cas si que seria adequat i correcte establir-ho com a causa de transmissió obligatòria de la llicència.

SALUT I BON VIATGE

Share

SEIS DÍAS DE HUELGA DEL TAXI DE BARCELONA

Poca gente pensaba que el taxi de Barcelona se pondría de huelga indefinida, arrastrando a la huelga a los taxis de Madrid, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Málaga…y menos en el comienzo de las vacaciones de agosto, pues ya llevamos 6 días para sorpresa de muchos. La huelga de 48 horas que empezó el miércoles 25 y jueves 26 julio, se convirtió el viernes de forma espontánea en una huelga indefinida. El detonante de esta huelga indefinida fue la suspensión del reglamento del AMB, parta limitar el numero de VTC (vehículos de alquiler con conductor) por el tribunal supremo.

Una huelga que ha explotado ahora en plenas vacaciones de agosto, con un problema que lleva tiempo arrastrando el taxi, y que han provocado Uber y Cabify al alterar el funcionamiento de las VTCs. Todo comienza cuando los vehículos privados VTC, que tienen una función y un reglamento diferente del taxi, son alterados por multinacionales como Uber y Cabify, convirtiendo una VTC en un taxi. La única manera que estas multinacionales, pudieran operar, es con las VTC, ya que la ley del transporte terrestre solo permite el transporte de viajeros a los taxis y las VTC.

Fue el Partido Popular quien cambio la normativa estatal, con varias modificaciones de la ROTT (reglamentación de ordenación del transporte terrestre) para adecuar las nuevas tecnologías de Uber y Cabify a las VTCs, como por ejemplo la obligación de volver a su base después de cada servicio, quedaba eliminada, con lo cual las VTC podian estar 24 horas en la calle. Otro de los cambios importantes fue eliminar la norma una VTC por cada trenta Taxis, de esta forma un gran numero de licencias VTC fueron solicitadas por 36 euros cada una, para luego especular con ellas y sacarlas al mercado por 50.000 euros.

Con este aumento de licencias VTC, modificadas para estar en la calle 24 horas, y controladas por multinacionales como Uber y Cabify, el sector del taxi se ve seriamente amenazado. El sistema de explotación de los conductores VTC, son de 12 horas diarias día y noche por 1000 euros, utilizando empresas de trabajo temporal, para engañar con falsas promesas de trabajo a los conductores. Sin ningún tipo de regulación, los precios de estas VTC controladas por UBer y Cabify pueden bajar o subir precios según les interese.
Detrás de este aumento y modificación de VTCs, hay claramente un plan para poco a poco eliminar el taxi como transporte publico, y sustituirlo por vehículos privados controlados por multinacionales sin escrúpulos a la hora de explotar y esclavizar a los conductores para sacar beneficios.

POR TODO ESTO APOYA LA HUELGA DEL TAXI, POR LA DEFENSA DEL TRANSPORTE PÚBLICO.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

CARTA A LA CUP PER EVITAR L’ADJUDICACIÓ DE 3000 LLICENCIES VTC A CATALUNYA.

Benvolguts companys de les CUP, ens dirigim a vosaltres des de la secció de ram del taxi de la CNT de Barcelona, per alertar-los d’un greu problema que amenaça el futur de més de 14000 famílies que avui viuen del taxi al àrea metropolitana de Barcelona.
Aquesta amenaça és l’adjudicació mitjançant sentència judicial, de més de 3.000 llicències VTC (vehicles de lloguer amb conductor).

S’han donat casos d’adquirir una llicència per 40 euros i vendre-la per 60.000 en poc temps. De les 3.000 sol·licituds, 800 vénen de la mateixa empresa de VTC, de Cabify, una empresa multinacional que té la seva base fiscal a Delawere a on tributa els seus impostos.

Els tribunals estan concedint aquelles llicències que es van demanar des de 2009, quan va entrar en vigor la llei Òmnibus, que va eliminar la ràtio 01:30 que datava de 1987 (1 VTC cada 30 taxis). Tot i que ara l’Administració no concedeixi noves llicències, està sent obligada a concedir les que es van demanar durant els últims anys.

Ara mateix estan concedides a Barcelona unes 10.500 llicències d’autotaxi, per la qual cosa no hauria d’haver-hi més de 350 VTC a la ciutat. A Catalunya hi havia 500 llicències d’VTC atorgades a la fi de 2016.

Si aquestes 3000 llicències de VTC arriben a entrar en funcionament a Catalunya, significarà un cop molt dur al sector del taxi de Catalunya, i una pèrdua considerable de recaptació per a treballadors assalariats i autònoms que ja estan fent extenuants jornades de 12 h diàries, perquè entenem que la demanda està totalment coberta pel servei de transport públic de taxi i les VTC actuals.

Els instem a evitar la gran maniobra fraudulenta orquestrada per l’Estat Espanyol i la Generalitat de Catalunya, que suposa l’adjudicació d’aquestes 3000 llicències VTC, així mateix els demanem que demanin explicacions al Parlament de Catalunya i al Departament de Transports de la Generalitat, especialment al senyor Pere Padrosa, de per què s’atorguem aquestes 3000 llicències, pasan el límit d’aquesta proporció 1 VTC per cada 30 TAXIS, quan tots sabem que aquestes llicències acabaran revenudes a empreses com Cabify, que fan competència deslleial al taxi, amb contractes irrisoris i paguen sous de república bananera.

SALUT I BON VIATGE

Share

CABIFY USA UNA RED DE EMPRESAS PARA MOVER LAS LICENCIAS

CON SEDE EN DELAWARE, DISPONE YA DE UN CRÉDITO FISCAL DE UN MILLÓN

De creer la documentación y los números que ha registrado Cabify, el negocio no sería exactamente alquilar taxis, sino la especulación con las licencias VTC. Los costes globales aumentan al mismo ritmo que los ingresos, generando pérdidas y, en consecuencia, créditos fiscales favorables. Pero no todo es como parece.

Cabify no paga impuestos, más que nada porque declara pérdidas, y no pagará cuando tenga beneficios porque en 2014 y 2015 ha acumulado un supuesto crédito fiscal favorable de un millón de euros. Alguna subsidiaria sí declara impuestos, pero Cabify no hace públicos los datos de su matriz ubicada en el estado norteamericano de Delaware –que tampoco publica registros al ser una sociedad unipersonal-, por lo que no es posible saber si los gastos operativos se desplazan a la matriz. Tampoco la empresa ha informado de sus costes.

La extensión de la red empresarial

Lo que se suponía que era una estructura corporativa sencilla, una matriz en Delaware y una subsidiaria en España, se ha ido complicando. Lo que se deduce de la creciente complejidad de la red empresarial es un intento de Cabify de intervenir en el especulativo mercado de licencias VTC: el que existe y el que se creará si los tribunales, siguiendo su criterio actual, ponen en circulación cerca de diez mil licencias más.

Como se observa, lo que era la matriz doméstica, ha generado dos nuevas compañías. Una opera en Brasil y otra, MaxiMobility Transporte de Viajeros, que tiene dos funciones evidentes: una, gestionar parte del servicio y otra la de reunir una serie de compañías, en el seno de la estructura se han ido creando, con el objetivo obvio de intervenir en el mercado de licencias.

La proliferación de compañías

Desde septiembre de 2015, personas vinculadas a la estructura de la entidad han creado un número creciente de compañías, aparentemente distintas a Cabify y sus gestores. El responsable del departamento de finanzas, Juan Ignacio García Braschi, y otro colaborador de la firma, Marc Sarnito (fundador de Cab Car), crearon un sin número de sociedades personales de las que eran administradores únicos o solidarios, según el caso. Entidades domiciliadas en la misma sede que Cabify.

Juan Ignacio Garcia Braschi figura en el registro del Boletín Oficial del Registro Mercantil relacionado, ni más ni menos, con 32 empresas. Marc Sarnito con otras 32. Un proceso que se inició en 2015.

El cambio de estrategia –desarrollado en 2016 y los meses transcurridos desde 2017– es que, según documentación presentada por la propia Cabify y el Registro Mercantil, se han producido tres cambios fundamentales: Maxi Mobility Transporte esta comprando las sociedades, a las que está cambiando el domicilio (para que no aparezcan en la misma sede del conglomerado) y está nombrando otros administradores. Estos pueden ser personas vinculadas a la gestión de grupos de taxis, que aparecen como administradores únicos o solidarios de las nuevas filiales, aunque este extremo no está confirmado por la entidad.

Las filiales suelen tener la apelación FIESTA ONMIBUS SL y nombres en general de origen turco. Hay 3 sociedades distintas con la expresión BIR; 2 Sociedades con la expresión DOKUZ, una con ALTI; 3 con SEKIZ; dos con ON y 3 YIRMI, entre las que se han convertido en SL, subsidiarias de la matriz. Perviven buena parte de las creadas por Garcia Braschi y Sarnito (64 firmas).

Estas sociedades serán utilizadas tanto para la compraventa de licencias como para la gestión de los servicios de Cabify, al margen de las matrices.

En Madrid se venden sociedades limitadas con licencia por encima de los 70.000 euros. Más allá de los 60.000 euros en el caso de Barcelona. Estos precios altamente especulativos, teniendo en cuenta que las licencias se adquirieron a costes administrativos, están provocando una devaluación de las licencias de taxi, que tienden a equipararse a los mismos precios.

Los ingresos de Cabify

Otra de las funcionalidades del alto numero de subsidiarias es establecer mecanismos de gastos que liberen a la empresa de beneficios. En el caso de las nuevas subsidiarias, las comisiones que pagan los conductores de Cabify, destinadas a sociedades de bajos resultados, no generarían las mismas obligaciones tributarias que centralizados en la misma entidad.

Cabify opera en España bajo la denominación Maxi Mobility Spain SLU. Ha declarado en 2015, 5,5 millones de euros en Ingresos y unos resultados  negativos de 1,7 millones. Cabify, por tanto, no paga impuestos porque declara pérdidas.

Mientras en el último ejercicio que declaró, los ingresos se multiplicaron por dos veces y media, los costes operacionales, ajenos al empleo, lo hicieron menos de 2,4 veces. Estas pérdidas han generado un crédito a favor de la empresa con Hacienda por encima de los 450.000 euros en 2015.

Mientras la matriz española declaraba pérdidas, la subsidiaria Maxi Mobility Transporte de Viajeros –titular además de las entidades “turcas”– declaraba resultados positivos de 169.344 euros, con unos ingresos operacionales por encima de los 2,2 millones.

Dicho de otro modo, con la mitad de los ingresos del grupo se pagan 52.000 euros de impuestos. La matriz, sin embargo, se anota una deuda fiscal a su favor superior a los 450.000. Que la matriz obtenga resultados negativos de este nivel no se entiende si no está remunerando factores al margen de los servicios de taxi (pagos a la matriz, dividendos no declarados,remuneraciones a inversores, salarios de administradores…). En todo caso si la subsidiaria declara los ingresos de las operaciones de taxi, no queda claro qué ingresos, por ventas, en 2015 declaró la matriz hispana de Cabify. Una posibilidad sería la venta de licencias.

Estrella Digital se ha dirigido a Cabify, para pedir su opinión sobre los asuntos que se relatan en la información. La respuesta es la siguiente: “Cabify no va a poder dar respuesta a las preguntas, ya que es un tema muy técnico”./Estrella Digital

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

CREACIÓN DE LA NUEVA SECCIÓN SINDICAL DE ASALARIADOS DEL TAXI CNT CÁDIZ

Los trabajadores/as asalariados/as del Taxi reunidos/as en asamblea hemos decidido constituir la Sección Sindical de CNT-AIT Cádiz . El sector del Taxi en nuestra ciudad cuenta con 224 licencias y unos 70 trabajadotes/as asalariados.

La Sección Sindical nace con la intención clara de dignificar las condiciones de trabajo , que se han ido deteriorando año tras año, hasta llegar a la situación actual donde no se tiene en cuenta nuestra voz, en asuntos que afectan a nuestras condiciones laborales

Del mismo modo, queremos se tengan en consideración nuestras opinión en la Mesa Municipal del Taxi , ya que representamos una parte importante del sector en nuestra ciudad .

La CNT es el único sindicato sin liberados/as y sin subvenciones, por lo que pensamos que es la mejor manera de defender nuestra horizontalidad e independència.

Contacto:

Secc. Sindical Asalariados del Taxi : Fernando : 692 591327 cntasalariadostaxicadiz@gmail.com

http://cntsovcadiz.blogspot.com.es/2017/05/creacion-de-la-nueva-seccion-sindical.HTML

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

EL CONGRES DELS MÒBILS, UBER, CABIFY I LA RAPINYA DE LES CORPORACIONS DE LA “ECONOMIA DE LA SERVITUD”

12367074_10208313353014468_1401092710_nJa fa algunes setmanes que es va clausurar el Mobile WorldCongress (MWC) i encara no hem acabat de pair tota la parafernalia tecnològica que ens va oferir: realitat virtual (hi ha una altra realitat que no sigui la realitat real?), la realitat augmentada (realitat amb publicitat), 5G (la banda més ampla i més ràpida), gadgets de tota mena, alguns d’ells “retro” com les resurreccions de models de telèfon que creiem putrefactes de Blackberry i Nokia, la presentació de Aura, la empresa de Telefònica que comerciarà amb les nostres dades…

Tot plegat un gran espectacle per els babaus (periodistes inclosos) que mirem des de la barrera, i cortina de fum per amagar els negocis i els pactes de les corporacions de les comunicacions i de les TIC fan darrera dels decorats.

Però al voltant del MWC, d’una manera paral·lela hi han més activitats, d’organismes públics i privats.

Un exemple seria la presentació, amb bombo i platerets, de la T-Mobilitat, títol de transport amb la que ens amenacen des de fa molts anys però que no s’acaba de concretar. Aquest cop, els representants de TMB, la Generalitat i la AMB, osia els sicaris de la Caixa i d’INDRA (Concessionaris de la T-Mobilitat) han posat data, el 2018 (de tota manera l’incompliment de la data és ja una tradició)… Per cert, desenvolupar aquesta targeta era una de les condicions del contracte del MWC que de moment no s’han acomplert.

16681956_290660721350326_2104279615543270955_nAl voltant del MWC també han intervingut diverses empreses de la “economia de la servitud” (anomenada també “economia col·laborativa”), especialment AIRBNB que manté un contenciós amb l’ajuntament de Barcelona i que vol fer valdre la seva “contribució” a l’èxit del MWC i…. naturalment UBER. També moltes d’altres més petites o que en forma de star-up volen participar en la rapinya.

UBER (segurament la empresa multinacional del transport amb menys costos) va aprofitar el congres per fer una crida al “diàleg” i a la negociació des de la posició de força que els dona el degotall de sentències favorables del Tribunal Suprem sobre les llicències VTC (vehicles amb conductor), els pronunciaments de la Comissió Nacional dels Mercats i de la Competència i els posicionament ambigu, però favorable, de la Generalitat de Catalunya. La seva posició es podria resumir en demanar que a Barcelona hi hagin entre 3.000 i 5.000 llicències de VTC (el seu mercat laboral) en lloc de les poques centenes actuals (unes 300).

17353474_300386263711105_8780520413395405779_nTambé ha aprofitat el MWCla gran competidora d’UBER, CABIFY que va ser més llesta davant la intervenció judicial i va fitxar a la majoria dels propietaris de llicències VTC (Que no és el mateix que conductors), que a més de mobilitzar 80 vehicles extra (d’on ha tret 80 noves llicències??) ha presentat la seva aliança amb Samsung, amb prestacions 4G de connectivitat i servei de reconeixement de veu i traducció.

Aquests darrers dies, arrel de la vaga del taxi, la situació s’ha enrarit. La premsa i d’altres mitjans mantenen, com és habitual, una línia favorable als interessos de les empreses de la “economia de la servitud”…La “economia de la servitud” te “bona premsa” a la premsa.

Ens sembla interessant fer un repàs a les seves suposades virtuts:

Qui s’oposa a la economia de la servitud (col·laborativa) és un conservador, un populista, un filofeixista…si algú és tant estúpid com per pensar que les relacions econòmiques de la economia “col·laborativa”, son lliures i “democràtiques” difícilment se’l podrà fer entendre el marc d’explotació que utilitzen les multinacionals d’aquest negoci (falsos autònoms, fer recaure els costos de funcionament sobre el treballador, incloses “millores” publicitàries i regals als usuaris). Realment algú por creure que empreses que valen milers de milions i mouen milers de vehicles (68.000 milions i 300.000 vehicles, l’any 2015, en el cas de UBER, als que s’hauria d’afegir els de Didi, Lift, Cabyfi…) estan lluitant contra un monopoli de taxistes?

Les empreses de la economia de la servitud son disruptives tecnològicament. No hi ha cap “disrupció” tecnològica en l’ús d’APP’s, de la geolocalització o en la oferta de serveis via internet. La disrupció realment és social, i consisteix en explotació, mitjançant l’ús abusiu del treball “falsament autònom”, de la valoració exagerada dels serveis de la plataforma i de “l’avaluació” del servei per part dels usuaris com eina de “neteja” per tallar relacions (acomiadar) als treballadors. En resum explotació intensa i precarietat.

Les empreses de la economia de la servitud creen ocupació i llocs de treball. Això també és fals, el que realment fan és traspassar treballadors de sectors en dificultats regulats a treballs en precari desregulats. Aquestes empreses es centren en sectors on els “treballadors objectiu” són més dèbils, el conductors i els treballadors de la neteja per hores en els casos més rellevants, hi ha un treball efectuat a Paris on s’estudia la procedència dels conductors força interessant (TAXI “COL·LABORATIU” A PARIS ).

cabbies_protest1811aLes empreses de la economia de la servitud creen riquesa. Poques d’aquestes empreses estan donant, de moment beneficis, UBER el 2016 va perdre 2.200 milions de $, i des de la seva creació el 2009 n’ha perdut 5.000. Amazon, que val 365.000$ va tenir pèrdues fins 2015, i el 2016 ha guanyat 2,371 milions, 0,006$ de benefici per cada un de valor de la empresa (per comparar Mercadona val 10.900 milons i ha guanyat, el 2016, 611 milions, 0,056 de benefici per cada un de valor, 10 vegades més que Amazon!!).

Les empreses de la economia de la servitud son modernes, fomenten la competitivitat i el lliure mercat. Les pèrdues que senyalàvem en l’apartat anterior sols s’expliquen com pràctiques de rebaixes de preus per aconseguir capturar usuaris i expulsar altres competidors del mercat. Això és el que ha estat fent, és sols un exemple, Mytaxi empresa subsidiària de Daimler (i que recentment s’ha jalat Hailo), rebaixant els preus del taxi allà on opera fins per sota el 50% del cost, el mateix que fan altres com UBER i Cabfy, però també les de la neteja Clyntu, Wayook, Helplink…aquesta pràctica de rebentar preus, descomptes i despeses de publicitat, va portar a la ruïna a la multinacional Home Joy (que es fotin!).

1 firaNo és res nou, és la vella cobdícia capitalista reciclada a cop de tecnologia, les TIC no ens portaran més llibertat ni més felicitat, igual que tampoc la van aportar les calderes de vapor el segle XIX, sols aportarà més explotació i més beneficis per els de sempre.

A més hem de pensar que a cada porc arriba el seu Sant Martí, i que, per tant,un UBER ens espera a la cantonada a cada un de nosaltres, fins i tot a aquells que creuen que formen part del sistema (analistes financers, treballadors bancaris, professors…), el que ara passa als taxistes i als treballadors de la neteja en un futur més o menys llarg passarà a tots els sectors.

FONT: http://negreverd.blogspot.com.es/

SALUT I BON VIATGE

Share

LOS CONDUCTORES DE CABIFY TRABAJAN POR ETT EN TURNOS DE 12 HORAS

cabifyLa “APP” Cabify que opera en el estado español, en ciudades como Barcelona y Madrid, es una aplicación para teléfono móvil que ofrece un servicio privado de transporte de pasajeros y busca una ruptura con el modelo tradicional del taxi. Hay que resaltar que es una empresa que cotiza en el extranjero al contrario que los miles de trabajadores autónomos que trabajan en el sector del taxi en el estado español.

La forma de operar de Cabify es a través de empresas que poseen licencias VTCs, a su vez utilizan ETTs (empresas de trabajo temporal) para contratar conductores. En Barcelona Cabify funciona con la empresa afincada en Madrid “Yirmi  Uc Fiesta Omnibus S.L.” que trabaja al 100% para Cabify (Maxi Mobility Spain S.L.) como arrendatario. Yirmi se sirve de Job & Talent una aplicación de móvil para buscar empleo, que también se encarga de la selección del personal para el puesto ofertado y la contratación como ETT.

Estos trabajadores de la ETT “Job & Talent” tienen unas condiciones laborales muy parecidas a los trabajadores asalariados del taxi de Barcelona, como las jornadas de 12 horas que  están obligando a hacer a los conductores de Cabify, o los presionan  para que trabajen los días festivos como el día de fin de año y año nuevo. Según un conductor de Cabify;  <Nuestro horario es de 12 horas, tenemos que parar lo mínimo posible para comer, ir al servicio o estirar las piernas. No podemos alejarnos del vehículo, siempre tenerlo a la vista, los días festivos nos obligan a trabajarlos si así lo marca el calendario laboral que recibimos semanalmente. No se contempla la posibilidad de cobrar horas extras, la nómina es de 40h semanales, aunque hagamos 60h. Estamos repartidos por Barcelona sobretodo por la zona de l’Eixample, cuando dejamos al pasajero, nos paramos en donde podemos intentando hacer los mínimos kilómetros posibles en vacío y esperamos a que aparezca otro servicio en la aplicación  (Cabify Driver). La hoja de ruta la rellenamos en el momento que recibimos y aceptamos el servicio, antes o durante el trayecto antes de recoger al pasajero>.

Según la ROTT (reglamentación de ordenación del transporte terrestre):

El apartado 1 del artículo 182 queda redactado en los siguientes términos:
«1. Cuando los vehículos adscritos a las autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor estén ocupados por personas ajenas a la empresa titular de la autorización, únicamente podrán circular si se justifica que están prestando un servicio previamente contratado.
A tal efecto, el contrato de arrendamiento de vehículos con conductor deberá haber sido cumplimentado previamente a que se inicie la prestación del servicio contratado, debiendo llevarse a bordo del vehículo la documentación acreditativa de dicha contratación, conforme a lo que se determine por el Ministro de Fomento.
Los vehículos adscritos a las autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor no podrán, en ningún caso, circular por las vías públicas en busca de clientes ni propiciar la captación de viajeros que no hubiesen contratado previamente el servicio permaneciendo estacionados a tal efecto

Artículo 23. Condiciones del arrendamiento de vehículos con conductor.

El arrendamiento de los vehículos con conductor deberá contratarse previamente a la realización del servicio en las oficinas o locales de la empresa arrendadora situados en el municipio en el que esté domiciliada la correspondiente autorización, debiendo llevarse a bordo del vehículo la hoja de ruta regulada en el artículo siguiente.

El arrendamiento deberá encontrarse referido, en todo caso, a la capacidad total del vehículo que se haya de utilizar, sin que quepa alquilar sus plazas de forma separada a distintos arrendatarios. En ningún caso podrán los vehículos amparados en autorizaciones de arrendamiento con conductor aguardar o circular por las vías públicas en busca de clientes, ni realizar la recogida de los que no hayan contratado previamente el servicio. Los vehículos adscritos a las autorizaciones de arrendamiento con conductor no podrán abandonar el lugar en que habitualmente se encuentren guardados o estacionados sin llevar a bordo la hoja de ruta regulada en el artículo 24 debidamente cumplimentada, salvo que se acredite que su desplazamiento tiene como causa la realización de operaciones de revisión, reparación o mantenimiento del propio vehículo.

Artículo 24. Hoja de ruta.

A efectos de control administrativo, la empresa titular de autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor deberá cumplimentar una hoja de ruta por cada servicio, que deberá conservarse durante el plazo de un año, contado a partir de la fecha de celebración del contrato, a disposición de los servicios de inspección del transporte terrestre. En cada hoja de ruta se hará constar el nombre y número del documento nacional de identidad o código de identificación fiscal del arrendador y el arrendatario; el lugar y fecha de celebración del contrato; el lugar, fecha y hora en que ha de iniciarse el servicio y el lugar y fecha en que haya de concluir; la matrícula del vehículo; así como el resto de las circunstancias que se establezcan, en su caso, por la Administración o que libremente pacten las partes.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

DENUNCIA POR ESTAFA Y ENGAÑO CONTRA EL GRUPO GARRIDO POR LA LICENCIA DE TAXI 9036

untitled

El juzgado ha aceptado la denuncia por lo penal, por estafa, falsificación de documentos y engaño de la licencia de taxi 9036, presentada por el compañero Ricardo.

Si alguien esta o ha estado en la misma situación que Ricardo, o en cualquier otra situación de fraude, explotación, arrendamiento, acoso… por parte del grupo Garrido, puede ponerse en contacto con Ricardo, llamando al 608 465 892.

Toda esta pesadilla para Ricardo empieza el 29 del 5 de 2011 cuando por motivos de salud coge la baja médica, un amigo le recomienda a Ricardo que acuda al Grupo Garrido para que le gestione la licencia de taxi “9036” por 1000 e al mes, (mientras está de Baja) Ricardo así lo hizo acudió al Grupo Garrido y acordaron una cesión temporal para gestionar la licencia, nunca acordaron ninguna venta de licencia.

Cuando Ricardo coge el Alta el 6 de abril de 2012, acude al IMT (instituto metropolitano del taxi) donde se da cuenta de que lo que ha firmado no es una cesión temporal, si no una venta de la licencia. Ricardo acude al Grupo Garrido para pedir explicaciones, en Grupo Garrido se enfadan porque Ricardo ha ido al IMT , y le dicen que la licencia está a nombre de Grupo Garrido y le advierten que tenga cuidado con denunciar nada.

Ricardo muy nervioso y desesperado no denuncia por miedo de que no le paguen lo acordado. A Ricardo le presentan un contrato de venta de la licencia de 120.000 euros en el cual figuran 3 pagares, del primer pagare Ricardo no recibe nada, del segundo pagare recibe 30.000 e y del tercero 15.000 euros, en total Ricardo solo ha recibido 45.000 e de 120.000 e acordados, además de recibir cartas de embargo de la seguridad social supuestamente por tener a trabajadores del taxi de manera ilegal, o sea taxistas del Grupo Garrido trabajando de manera ilegal detenidos por la Guardia Urbana y llevando el vehículo al depósito.

Esta es la pesadilla que lleva arrastrando el compañero Ricardo, que a día de hoy todavía no ha cobrado los demás pagares con el resto del dinero de una licencia que era solo para gestionar temporalmente y ha terminado siendo una transmisión de licencia para el Grupo Garrido.

Ricardo después de consultar con diversos abogados,  a presentado una denuncia por lo penal contra el Grupo Garrido. Una denuncia por estafa, falsificación de documentos y engaño que el juzgado a aceptado.

Es una vergüenza con la impunidad con la que actúan empresas como el “Grupo Garrido”, que lleva años en el sector del taxi de Barcelona cometiendo todo tipo de engaños e irregularidades. El esclarecimiento de este caso ayudara a limpiar el taxi de Barcelona, de la corrupción que practican las flotas, como arrendamientos ilegales de licencias, explotación de taxistas asalariados y fraudes a la seguridad social.

Nuestra obligación moral como trabajadores del taxi y como ciudadanos libres es luchar contra este tipo de empresas como el Grupo Garrido, que envenenan y corrompen el sector del taxi con explotación, corrupción y estafas.

Hacemos un llamamiento a todos los taxistas que les importe el taxi a ayudar y solidarizarse con el compañero Ricardo. 

LO QUE LE A PASADO AL COMPAÑERO RICARDO, MAÑANA TE PUEDE PASAR A TI, SOLIDARIDAD CON EL COMPAÑERO TAXISTA RICARDO.

LAS PERSONAS QUE QUIERAN AYUDAR AL COMPAÑERO RICARDO PUEDEN LLAMARLE A ESTE TELEFONO: 608 465 892.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share

CNT EXIGE AL SUBDIRECTOR DE TRANSPORTES DE LA GENERALITAT QUE TOMEN MEDIDAS CONTRA LAS JORNADAS DE 12 HORAS Y LOS ARRENDAMIENTOS DE LICENCIAS EN LAS FLOTAS, EMPRESAS Y GESTORIAS DEL TAXI DE BARCELONA

12742313_1737901403099578_4880239068064936000_n

En una reunión mantenida este martes 16 de febrero entre la sección del taxi de la CNT, y el subdirector de transportes de la Generalitat de Catalunya el señor Fortuny , le hemos exigido que tomen medidas ante la explotación de taxistas en Barcelona, medidas como la regulación horaria por taxímetro contra las jornadas de 12 horas y los arrendamientos de licencias en las flotas, empresas y gestorías del taxi.

Le hemos recordado el peligro que supone para la circulación vial, la seguridad de los usuarios y de los propios trabajadores las jornadas de 12 horas en el taxi de Barcelona como Transporte público, el alto riesgo de accidente laboral a parte de los problemas que se generan en la movilidad en la ciudad y la sostenibilidad medioambiental.

12717249_1736109553278763_8613830831830810675_n

Le hemos recordado varios artículos de la nefasta  ley del taxi, como el articulo 29 “Fomento de la cooperación” , el articulo 30 “Incorporación de nuevas tecnologías” y el articulo 36 “Inspección y régimen sancionador” . La situación de ilegalidad de las empresas del taxi, los arrendamientos de licencias, las cesiones de licencias y el falso y contradictorio convenio colectivo del taxi de Barcelona, el principal causante de las jornadas de 12 horas.

Nuestro rechazo a la liberalización de las VTCs (Vehículos de alquiler con conductor)  a petición del la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). La situación de irregularidad de las aplicaciones de telefonía como “MyTaxi” de la mal  llamada economía colaborativa, el nuevo engaño del capitalismo.

La búsqueda de alternativas de promoción del taxi y la profesionalización del sector, ante el deterioro de la imagen y de la confianza del trabajador del taxi con respecto a los usuarios.

SALUT Y BUEN VIAJE.

Share