¿Y AHORA QUÉ HACEMOS?

 Seguimos delegando en organizaciones para seguir dándonos contra un muro cada loco con su tema, o por contra dejamos de seguir llorando en los muros de Facebook para agruparnos en torno a una solución común desde NUESTRO PROPIO POTENCIAL DE LUCHA Y LIBRE INICIATIVA INDIVIDUAL. Somos más de 9.000 taxistas autónomos unititulares de 10.500 licencias existentes, la mayoría con una misma idea del modelo de Taxi que queremos. Tan sólo hemos de proponerles a la Administración que el actual modelo de explotación de licencias está caduco y es un espejismo de otros tiempos antes de la crisis, que se ha demostrado como la mayor estafa económica de los últimos años en la historia de nuestro país. Este modelo de explotación de licencias basado en la contratación de asalariados y en la liberación especulativa de los mismos títulos habitantes, no se sostiene sinó asumiendo duramente la carga social en largas jornadas de trabajo por los mismos taxistas, siendo afectados todos, autónomos y asalariados, otros sin embargo rentabilizan su inversión sin necesidad de conducir ni haber visto en su vida un volante mediante sociedades de capital. Afrontemos la realidad social y no alarguemos la agonía, aplazando la resolución de los problemas. El sector requiere una reestructuración efectiva y obligada para poder abordar la amortización de licencias. Tanto si el rescate es llevado por la Administración o aportando económicamente también los mismos taxistas a un plan de viabilidad, no será posible con el actual régimen jurídico que permite la contratación a doble turno y sobreexplota el sector.
La Administración es responsable y no puede desentenderse del problema al tiempo que se amplía la estructura de transporte público a pesar del deficit millonario del Área Metropolitana de Barcelona. Por lo tanto planteemos a la Administración que aborde el problema estructural ya de la única manera posible y garante para poder llevar a cabo una posible amortización de licencias, cuando menos cumpla con su cometido prioritario que es hacer del sector del Taxi un transporte sostenible y de calidad, en justo equilibrio con unas condiciones dignas de trabajo para los prestadores de la actividad. Si no son capaces de gestionar con eficiencia y justas medidas administrativas, que cojan las maletas y se marchen. Nosotros lo haremos muchísimo mejor.
No es la crisis, no esperemos que el tiempo lo solucione todo, porque no será así.

REFORMA DE LA LEY DEL TAXI YA !!!

 
SALUT Y BUEN VIAJE.
 

Share