CONCENTRACIÓN PROTESTA Y DENUNCIA CONTRA TAXI LINE EN EL IMET

Se a presentado una denuncia en el Instituto Metropolitano del Taxi contra la empresa radio-taxi Taxi Line, situada en Pallars 385. Denunciamos ante el IMET, los graves hechos, que pasaron ayer miércoles 20 de febrero, durante una concentración de protesta en la empresa Taxi Line, por el despido improcedente de tres Teleoperadoras. La actitud fascista de uno de los dueños y su mujer, fue desde el principio tirarnos agua con una manguera, sin ningún tipo de aviso o advertencia, alcanzando también a varias personas que pasaban por la calle. El empresario y su mujer, intentaron desde el principio de ver nuestra concentración intentar provocarnos y romper nuestra protesta. Este señor empresario del taxi, agredió a varios compañeros tirando a uno al suelo  propinándole varios puñetazos. No consiguieron intimidarnos y nos mantuvimos firmes, denunciado el despido de tres trabajadoras únicamente por afiliarse a un sindicato y pedir que se respete el convenio. Las agresiones a los compañeros ya han sido denunciadas ante el juzgado.

Hechos como los de ayer constituyen un ataque fascista y son un atentado a la libertad de expresión, a la libertad sindical y a la libertad de reunión. La actitud de este empresario y su señora  son una vergüenza para el taxi de Barcelona.

Queremos decirles a los señores empresarios de Taxi Line que no nos van a intimidar,  que volveremos a las puertas de Taxi Line a seguir denunciando la explotación y precariedad que sufren los trabajadores y trabajadoras de Taxi Line. Animamos a todos los taxistas de Barcelona a denunciar a Taxi Line ante el IMET y inspección de trabajo.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share