PIQUETE CONTRA CABIFY EN EL SONAR

Cabify vuelve a presentarse en otro festival de música como un medio de transporte nuevo, moderno y alternativo al taxi. Esta vez en el Sonar, el festival de música electrónica que se celebra en Barcelona los días 16,17 y 18 de junio en la Fira Montjuic y en la Fira gran Via. De la misma manera que hicimos en el festival de música “Primavera Sound”, también hemos estado presentes en el Sonar, para informar a la gente sobre el peligro que supone plataformas como Cabify, los nuevos explotadores de la economía digital.

Los visitantes del sonar han sido muy receptivos a coger nuestras octavillas y a escuchar nuestras explicaciones sobre a lo que realmente se dedica Cabify. El negocio no sería exactamente alquilar vehículos de transporte privado, sino la especulación con las licencias VTC (vehículos de alquiler con conductor). Alrededor de Cabify hay una serie de empresas propietarias de licencias VTC, que están todas estrechamente vinculas entre si y a su matriz ubicada en el estado norteamericano de Delaware. La empresa inscribió 29 sociedades diferentes en septiembre de 2015, muchas de ellas con nombres turcos, con el objetivo de manejar las licencias VTC que compiten con las licencias de taxi.  Cabify opera en España bajo la denominación Maxi Mobility Spain SLU. Ha declarado en 2015, 5,5 millones de euros en Ingresos y unos resultados  negativos de 1,7 millones. Cabify, por tanto, no paga impuestos porque declara pérdidas.

Hemos informado a las personas que visitaban el sonar, que Cabify explota a sus conductores. Utilizando empresas de trabajo temporal como “job and talent” que le proporciona los conductores de los vehículos VTC, de manera rápida y fácil, incurriendo en una cesión ilegal de trabajadores. A estos conductores se les obliga a hacer jornadas de 12 horas diarias en turnos de día y de noche, y a trabajar los días festivos sin ningún tipo de compensación. Este tipo de explotación que sufren estos conductores por ordenes directas de las empresas VTC, constituyen una vulneración del estatuto de los trabajadores, que desde CNT hemos denunciado.

Hemos explicado a la gente que las empresas VTC obligan a sus conductores a desplegarse por zonas de la ciudad estratégicamente, estando en la calle las 24 horas, esto hace que el servicio sea igual casi al de un taxi; si bien no se contrata levantando la mano en la calle; el resto es casi idéntico. Obtienen una posición privilegiada y competir con ventaja respecto a sus competidores cuando encima no tienen restricciones sobre la tarifa a aplicar, no como el taxi que tiene unas tarifas fijas y reguladas.

Varias personas estaban esperando un coche de Cabify, al hablar con ellos y explicarles que empresas como Cabify, están destruyendo el taxi, han decidido coger un taxi. Con la amenaza de nuevas concesiones de licencias VTC, empresas como Uber y Cabify recibirán en los próximos meses  nuevas licencias VTC (vehículo de alquiler con conductor) a través de sentencias judiciales, con lo que se triplicará el parque de vehículos de este tipo de empresas, hasta alcanzar las 16.000 licencias, agravando su enfrentamiento con el sector del taxi.

Hemos estado varias horas repartiendo octavilas, recorriendo todas las entradas del recinto de la feria de Montjuic  y hablando con la gente que han entendido muy bien los peligros de que Cabify crezca y se haga con el control de mas licencias VTC. La gente a estado muy interesada sobre las condiciones de trabajo de los conductores, unas condiciones esclavistas que desconocían por completo.

El objetivo de empresas como Cabify, (donde realmente se esconden empresas VTCs) es la sustitución del taxi como transporte público, por un transporte privado controlado por aplicaciones de teléfono al servicio de empresas privadas de transporte. Con empresas como Cabify se crea trabajo precario, se destruye el transporte publico seguro y regulado.

Con la amenaza del gobierno de sacar mas licencias VTCs por via judicial, estas nuevas plataformas digitales acabaran imponiendo una guerra de precios, competitividad y una economía digital de la sumisión y explotación.Capitalismo salvaje, competencia desleal, destrucción del taxi, precariedad laboral, especulación de licencias VTC, evasión de impuestos, dumping… boicot a Cabify.

SALUT Y BUEN VIAJE

Share