CATALUÑA CAMBIARÁ LA LEY DEL TAXI PARA INMOVILIZAR LOS VEHÍCULOS CON UBER

UBERrojinegro

La Generalitat multa con 4.001 euros a los conductores del alquiler de coches entre particulares a través de una aplicación del móvil

La Generalitat modificará la ley catalana del taxi para inmovilizar tres meses los coches de la aplicación de transporte de pasajeros entre particulares Uber y el resto de vehículos que practican una competencia desleal al taxi. Esta sanción se sumará a la multa de 4.001 euros ya existente en la legislación catalana.

El cambio para inmovilizar los vehículos se incluirá en la ley de acompañamiento de los presupuestos de la Generalitat para 2015 que está ultimando el Ejecutivo catalán, según explicó ayer el director general de Transportes y Movilidad, Pere Padrosa.

El servicio de transportes de viajeros entre particulares, Uber, está presente en Barcelona y Madrid. Las autoridades de las dos capitales han mostrado su rechazo a este tipo de transporte colaborativo y han defendido la postura de los taxistas.

Hasta ahora, los Mossos de Esquadra o la Guardia Urbana de Barcelona sólo podían abrir un expediente al particular que ejerce como taxista sin disponer de licencia, pero no podían inmovilizar el vehículo. Eso ha dado lugar, según explicó Padrosa, a que un mismo conductor multado por la mañana fuera “cazado” nuevamente por la tarde.

Padrosa detalló que la Dirección General de Transportes y Movilidad ha abierto otros 100 expedientes de infracción a Uber desde que comenzó a operar en Barcelona en abril, con lo que la compañía ya suma 150 expedientes.

Estas infracciones generan una doble sanción, una para el conductor del vehículo y otra para Uber por ofrecer servicios de transporte sin contar con licencia. Cada multa asciende a 4.001 euros. No obstante, no resulta fácil para la Generalitat cobrar las multas porque Uber está presentando alegaciones y recursos a todas las multas.

La Generalitat se ha mostrado firme contra la presencia de Uber en Barcelona. Mantiene la orden administrativa de cese de actividad inmediata para Uber, ya que entiende que no cumple con la normativa de desarrollo de la actividad económica sectorial.

Padrosa mantiene la propuesta que ya hizo a la compañía de transporte por Internet cuando la plataforma aterrizó en Barcelona. Esta propuesta pasa por tratar de encajar en la legislación sobre transporte público el servicio que presta la aplicación con la condición de que Uber frene su expansión y retroceda al momento de su llegada a la ciudad. La compañía no ha aceptado la oferta

El número de conductores de Uber que circulan en la actualidad por las calles de Barcelona no se sabe a ciencia cierta. La respuesta de un portavoz de Uber sobre la cuestión ha sido que no desvela el número de conductores de los que dispone, si bien este portavoz ha añadido que todos sus conductores en Barcelona “están asegurados, controlados y cuentan con carné de conducir”.

SALUT Y BUEN VIAJE.

Share