EL TAXI REDUCIRÁ LA FLOTA LIMITANDO EL DOBLE TURNO

 Golpe de timón en un colectivo en crisis.
 El instituto gestor da marcha atrás en los dos días de fiesta que debía aplicar en julio.
 La Administración busca reducir del 25% al 15% los coches a doble turno.

BARCELONA. EL PERIODICO. CARLOS MÁRQUEZ.- Un nuevo golpe de timón en el sector del taxi del Área Metropolitana. A escasos tres días para que se empezaran a aplicar los dos días más de fiesta al mes para cada licencia, el Instituto Metropolitano del Taxi (IMT) ha recuperado unviejo proyecto, frenado por la vía judicial, que fue siempre la opción preferida de la Administración con la vista puesta en la reducción de la flota. Se trata del control del doble turno, esos vehículos que trabajan las 24 horas con dos conductores. Más del 25% de las 10.500 licencias activas funcionan con este sistema, un porcentaje a todas luces exagerado en un momento en el que la demanda y la facturación han caído cerca del 30%.
Los nuevos gestores del IMT mantienen intacta su intención negociadora. Se están encontrando, sin embargo, con un sector atomizado que un día propugna una cosa y a la mañana siguiente se rompe los cuernos por otra. Eduard Ràmia es el gerente del instituto y sigue defendiendo «la voluntad de consensuar cosas». La contingentación del doble turno debía aplicarse a principios de año, pero una demanda interpuesta por la Federación Catalana del Taxi (FCT) lo evitó. Así las cosas, hubo que buscar un plan B. Mientras se gesta el sistema de turnos que debería aplicarse a partir de octubre, se optó por los dos días de fiesta más al mes, una decisión que no gustó nada a los empresarios, que denunciaron que se verían obligados a echar a muchos trabajadores. Sea por allanar el camino o por evidenciar el cierto caos que reina en el sector, la FCT ha decidido retirar esa demanda, con lo que la vía de echar mano al exceso de asalariados queda otra vez despejada.

A pesar de la premura del cambio, Ràmia justifica el nuevo rumbo porque se trata de una mejora con mayor recorrido y que ataja el problema desde su raíz. «Es mucho más efectivo de cara al futuro que podamos regular el doble turno, ya que la otra propuesta era provisional hasta octubre», apunta el gerente. Ràmia sostiene que el porcentaje ideal de taxis trabajando todo el día no debería superar el 15%. Los empresarios ya tienen reservado el 10%, así que los autónomos tendrían que repartirse ese 5% restante.
NO MÁS ASALARIADOS

A partir del momento en el que la demanda esté retirada, algo que sucederá en los próximos días, el IMT dejará de dar altas laborales a más asalariados. La reducción de taxis a doble turno vendrá por otras vías: los taxistas que transfieran una licencia con dos chóferes perderán esa opción y el que dé de baja a un conductor tendrá un mes para buscar otro antes de que se le revoque el permiso. Así, hasta que en un tiempo difícil de determinar se alcance ese ajustado 15%.

Ràmia es consciente de que el proceso «puede no gustar», pero argumenta que esta medida conseguirá reducir la flota gradualmente y, sobre todo, de una manera que no sea «traumática para nadie». El pleno del Área Metropolitana anulará la semana que viene los dos días más de fiesta al mes como paso previo a iniciar el veto al doble turno. La medida ha sentado como gua de mayo en el Sindicato del Taxi de Catalunya, la organización mayoritaria del sector, donde ven más cerca el objetivo de «un taxi, un conductor».

SALUT Y BUEN VIAJE.

Share