EL ACUERDO DEL IMT CON STAC, UGT Y LA PATRONAL (AET) PARA APROBAR LOS TURNOS MODIFICADOS

De las organizaciones del taxi, una vez más, el STAC (Sindicat del Taxi de Catalunya), es el que ha acabado cediendo al firmar un acuerdo con la Administración, para aprobar un sistema de turnos que no es el que votó el sector (representado mayoritariamente por autónomos), en la consulta del pasado 22 de Febrero de 2012. 
Antes de la firma, de la Mesa técnica se retiraron, Taxis Companys y Utam, por estar en desacuerdo con unos turnos impuestos por el Institut Metropolità del Taxi, que no tiene nada que ver con lo que se votó, y que claramente beneficia a las empresas de taxis y autónomos con familiares,  a la hora de dar un margen excesivo de trabajo para éstas (20 horas para el doble turno) y restringir la libertad horaria del taxista autónomo que explota el solo la licencia. Claramente se está haciendo por tanto una diferenciación entre licencias, si además se tiene en cuenta que la jornada laboral establecida para los trabajadores asalariados es de 40 horas semanales.
Es de difícil solución la situación actual, dado que a día de hoy sobran licencias y además están sobreexplotadas, existiendo 2702 licencias a doble turno de un total de 10.500 licencias aproximadamente, lo que significa más de un 25 %. 
Los trabajadores/as de las empresas de taxis, que trabajan en precario, acaban siendo las victimas de abusos por parte de éstas, que pretenden exprimirles al máximo, superándose el número de horas anuales. Estas empresas que se acogen a la actual ley del Taxi de Catalunya, y a la libertad de empresa para poder contratar a más de un asalariado, son conscientes que actualmente es imposible e inviable que un trabajador alcance la recaudación mínima establecida por convenio a partir del salario base que figura en el mismo. La actitud cínica de la AET y de muchos patronos es no reconocer que el doble turno no es viable y solo es posible sostener la cotización, bien sobrepasando las 8 horas de trabajo o bien defraudando a la Seguridad Social con contratos a media jornada. 
No nos cansaremos en insistir que la solución que deberíamos tomar es el cambio normativo definitivo para que no se pueda contratar más de un asalariado por licencia de taxi, iniciar cuanto antes la retirada de las licencias que sobran, y restablecer la dedicación exclusiva para evitar el arriendo de licencias. 
Actualmente las empresas que explotan los vehículos con dos conductores, disponen legalmente de 30 días para, al darse de baja cualquier de los dos conductores, poder sustituirlo contratando un nuevo trabajador, y de esta manera poder continuar explotando la licencia a doble turno, aunque en la realidad ninguno de los dos en su jornada o turno de 12 horas, a duras penas alcance a cubrir la recaudación mínima establecida.
No querer ver la realidad y preferir mantener puestos de trabajo ficticios, dado el número de taxis por 1000 habitantes que existen en la ciudad de Barcelona (el más alto del Estado), es preferir mantener una solución que claramente beneficia a una minoría empresarial y al contrario nos hace explotados a todos los que realmente estamos frente al volante, autónom@s y asalariad@s.
Mientras tengamos estos sindicatos firmantes y ésta Administración al frente, podemos ir preparándonos para este invierno y los sucesivos.   

Share