Arxiu de la categoria: asalariados

LOS ASALARIADOS DEL TAXI RECURREN A LA VÍA ADMINISTRATIVA PARA FRENAR LA OBLIGATORIEDAD DE VESTIR UNIFORME

Parque-Telmo-Palmas-Gran-Canaria_EDIIMA20140320_0009_21

Desde la Asociación de Asalariados se solicita al Ayuntamiento de LPGC la paralización de la entrada en vigor de esta nueva medida que, afirma, se ha aprobado de espaldas al sector

El recurso de reposición que presenta se une al recurso contencioso administrativo presentado por vulneración de derechos fundamentales

Los asalariados piden que se tengan en cuenta aspectos como el confort, la calidad, el diseño y el fácil mantenimiento a la hora de elegir los uniformes.

La presidenta de la Asociación de Asalariados del Taxi, María Eugenia García, ha anunciado este jueves la presentación de un recurso de reposición ante acto administrativo contra la instrucción de uniformidad para todos los conductores del taxi de Las Palmas de Gran Canaria, que publica el Boletín Oficial de la Provincia el pasado dos de agosto y que entra en vigor a partir de este lunes uno de septiembre.

García sostiene que existen irregularidades en la tramitación de tal resolución ya que no se abrió en ningún momento el trámite de información pública y audiencia de los interesados. Además, añade, esta resolución debió ser aprobada por la Junta de Gobierno Local y no por el concejal del área de Movilidad Ciudadana, Ángel Sabroso.

La presidenta de los asalariados del taxi hace hincapié en que el alcalde preguntara a la ciudadanía por el color de la uniformidad tras haber consultado, algo que niega María Eugenia, a los profesionales del taxi. Asegura que no se trata solo de elegir un color si no de plantear diferentes alternativas “para que desempeñen su trabajo como lo venían haciendo hasta ahora y que no se le impongan incomodidades ridículas que atentan contra sus características personales”.

García pide que se tenga en cuenta aspectos como el confort, la calidad, el diseño y el fácil mantenimiento a la hora de elegir los uniformes ya que, añade, que un conductor lleve un pantalón corto o que una taxista vista con algo de escote los días de calor les facilitará el desempeño de sus labores sin afectar negativamente a la imagen corporativa.

Por ello, desde la Asociación se solicita al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria la paralización de la entrada en vigor de esta nueva medida que, afirma, se ha aprobado de espaldas al sector. María Eugenia ha calificado la actitud del Ayuntamiento de atropello y asegura que muchos asalariados del taxi tienen miedo a las sanciones a partir de este lunes.

Vulneración de derechos fundamentales

La Asociación de Asalariados del Taxi también interpuesto un recurso contencioso administrativo contra la resolución sobre la obligatoriedad del uniforme que deberán llevar los taxistas de Las Palmas de Gran Canaria por vulneración de derechos fundamentales.

Este recurso fue presentado el pasado 21 de agosto por la vía de urgencia porque, asegura García, “se vulneran los derechos fundamentales de la persona”, y también por el corto margen de tiempo que tienen para recurrir.

La parte afectada expuso que la cancelación de la resolución no ocasionaría ningún perjuicio a la Administración y, de adoptarse la medida cautelar de suspender su entrada en vigor, “tampoco se produciría ningún perjuicio o perturbación grave de los intereses generales o de terceros”. En cambio esto si ocurriría, si no se suspende la resolución, con los profesionales del sector del taxi que tendrían que hacer un “gasto excesivo e inútil” en comprar los uniformes.

SALUT Y BUEN VIAJE

 

Share

CHÓFERES DE TAXI SE ASOCIAN CONTRA LA CRISIS


Bajo las siglas ATACAPA se aglutina a 40 taxistas sin licencia y contrarios a limitar el trabajo

Chóferes de taxis crean una asociación propia (ATACAPA) con la que hacer  valer sus derechos y opiniones frente a los taxistas con licencia y también de cara a las administraciones. Entre otras cuestiones, plantean alternativas a los días de descanso pactados entre Teletaxi y Radiotaxi para los vehículos de la capital. Eso sí, sobre todo, quieren hacerse oír y darse a conocer, dentro y fuera del sector.
Manuel Ferre García, hijo y hermano de taxistas, preside esta nueva asociación que, como su nombre indica, aglutina a taxistas asalariados y colaboradores autónomos de la provincia de Almería, y que, ya constituida, reúne bajo sus siglas a casi el cincuenta por ciento de los 70 chóferes que, a día de hoy, trabajan en los taxis de  sin ser titulares de licencia, sino asalariados de los que sí tienen una licencia.
Se trata de un colectivo, relatan ellos mismos,  que vive con inquietud la situación actual del taxi. Un sector que, desde que comenzara la crisis, ha visto reducir sus ingresos en torno al 40%. Eso sí, sus preocupaciones no son siempre las mismas que las de los taxistas titulares.
Menos ingresos Y hoy día una de las principales preocupaciones que sienten es que sus “jefes” (los taxistas que los tienen contratados como empleados) les ven, en parte, como los culpables de ganar menos dinero. “Y así se oye por los corrillos”, explica Manuel Ferre, que defiende al colectivo y dice que retirarles a ellos del sector del taxi “no solucionará los problemas” del gremio.
“Algunos titulares de licencia transmiten la idea de que hay poco trabajo porque hay chóferes” y que habría más trabajo y, por tanto, más dinero, si no existieran. Detrás de esta idea sobrevuela el reparto de días que han votado mayoritariamente los taxistas de la capital (los chóferes no tenían voz ni voto en esa consulta al no ser titulares de licencia).
Se trata de una propuesta que, apoyada mayoritariamente, saca de la calle a los taxis dos días a la semana para repartir las ganancias diarias entre menos y evitar (o al menos, así lo aseguran, para reducir gastos).
“No se trabaja menos” Una medida ésta que, según el presidente de ATACAPA, “no es del todo real, puesto que son muchos los que salen a trabajar a las doce de la noche y trabajan hasta 12 y 14 horas diarias para poder conseguir los beneficios de antes de la crisis” y los mismos que si trabajaran siete días semanales.
Así, entiende, no se reducen los gastos del automóvil como defienden quienes han votado a favor de retirar coches de las calles, insiste Ferre. Además, y con la respuesta de la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía en la mano, los taxistas asalariados defienden que el reparto de días y horarios no puede obligarse a quien no quiere aceptarlo.
Lejos de quedarse sólo en oponerse con un no, ATACAPA propone diferentes alternativas como trabajar fines de semana alternos o buscar fórmulas que no acaben por mermar aún más sus ingresos. Unos ingresos que con la fórmula de trabajo de días alternos se  han reducido entre un 20 y un 30%.
Así las cosas, resume el presidente de la nueva asociación, no hace falta que los taxistas con licencia despidan a sus asalariados. “Estos empiezan a dejar el taxi”.

SALUT Y BUEN VIAJE

 

Share

LOS ASALARIADOS DEL TAXI TAMBIÉN SE REBELAN CONTRA EL AYUNTAMIENTO

Nuevo frente para el Ayuntamiento de Marbella. Días atrás era el gremio de cocheros y ahora es el de asalaridos del taxi, profesionales que se rebelan contra el futuro reglamento para este sector que quiere poner en marcha el Equipo de Gobierno. Consideran que bloqueará la concesión de nuevas licencias al menos hasta dentro de quince años. Califican la nueva normativa como “unilateral, parcial y sin argumentos”.

La asociación de Asalariados del Taxi de Marbella y San Pedro Alcántara, que representa al colectivo de los más de 500 empleados que con los que cuenta este servicio, ha expresado su “perplejidad” al conocer el borrador del futuro Reglamento Municipal del Taxi.
A través de su presidente, José María Sánchez, muestran su rechazo a esta nueva normativa ya que consideran bloqueará la concesión de nuevas licencias.
Según explica, el Ayuntamiento se “autolimita” la posibilidad de conceder nuevos permisos imponiendo un coeficiente de 1,9 sobre cada 1.000 habitantes. “El resultado de aplicarlo es que para amortizar las licencias existentes harían falta aproximadamente 15 años para crear nuevas”, considera Sánchez.
Este colectivo recuerda que el coeficiente aplicado como norma genera venía siendo el 2,5% sobre cada 1.000 habitantes ante “la gran demanda existente en el municipio, debido principalmente a la pujanza económica y al turismo”.
Por tanto, se opone a este cambio que plantea el Equipo de Gobierno y que califican como una decisión “unilateral, parcial y sin argumentos” por parte del concejal responsable, Félix Romero.
Si según el Ayuntamiento el crecimiento es constante en el municipo, ¿qué razón hay para limitar por ley la concesión de licencias en detrimento del interés ciudadano y condenando a los asalariados del taxi a trabajar de por vida para un tercero?”, señala José María Sánchez.
También se pregunta “qué motivo existe para bloquear la potestad que tiene el Ayuntamiento de aliviar los especiales años de demanda de taxis con la concesión de nuevas licencias y la regulación en su caso en temporada baja, tal y como lleva nuestra Asociación demandando hace años”.
Ante la falta de respuestas para estas cuestiones, señalan que simplemente se deben a una “decisión parcial” de Félix Romero, que “perjudica a Marbella para contentar a los titulares de las licencias”.  
“Le recordamos al concejal que debe tomar decisiones que no perjudiquen a los ciudadanos ni al motor económico de nuestra ciudad, que es el turismo, y si no es capaz, que no lo haga ya que el Reglamento Andaluz no obliga a establecer un coeficiente de taxis por habitantes, por lo que es innecesario y menos si esto va en detrimento del futuro de nuestra ciudad”, añade el representante del colectivo.
Consideran que, utilizando la norma andaluza, corresponderían un total de ocho licencias más de taxis, que “muy bien podrían ser adaptados”, lo que supondría un avance en el transporte local.
Desde la Asociación de Asalariados del Taxi recuerdan que el Ayuntamiento “no ha sido capaz aún de cumplir con el mínimo de taxis” exigidos por el Reglamento Andaluz y el Real Decreto 1544/2007 para transporte adaptado, fijado en el 5%.
“No han sido pocos los casos en los que no se ha podido cubrir la demanda de este tipo de vehículos, ya que no había ninguno de los pocos con los que cuenta el municipio que estuviera disponible”, sostiene José María Martínez.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

Share

LOS ASALARIADOS DEL TAXI DENUNCIAN QUE EL PLAN BIANUAL DE VILA ES “ARBRITARIO Y CONTRARIO A LEY”

La Asociación de Asalariados del Taxi de la Isla de Eivissa presentará mañana alegaciones contra el plan bianual del taxi del municipio de Eivissa por considerarlo «absolutamente arbitrario y contrario a la Ley».

En este sentido recuerdan que el pleno del pasado 27 de febrero votó por unanimidad solicitar al Govern que retirarse de la Ley de Transporte y Movilidad (en la actualidad en trámite parlamentario) que las licencias estacionales deben otorgarse preferentemente a los titulares de licencias ordinarias. Solicitaron por escrito que se les remitiese el acuerdo del pleno, así como la documentación que habían remitido al Govern, pero por el momento no han obtenido respuesta, según afirmó José Manuel Torres, presidente de esta asociación profesional.

Pese a que la nueva ley está aún en trámite parlamentario, el Ayuntamiento de Eivissa ha elaborado su plan de actuación basándose en la nueva normativa balear y en el que prevén otorgar 120 licencias estacionales mencionando que se dará preferencia a los ya titulares de licencias «y después si sobrase alguna, entre los asalariados y resto de optantes por sorteo», afirman. «Nos dejan marginados totalmente. Las que sobren, si es que sobran, para los asalariados. ¿Qué es esto del sorteo? No somos muñecos de feria. Antes se hacía por orden de antigüedad y así debería hacerse. Es lo justo», expresó Torres.

SALUT Y BUEN VIAJE.

 

Share

ASÍ SON LOS CONTRATOS ENTRE LOS “FLOTEROS” Y LOS TITULARES DEL TAXI

El Juzgado de lo Social número 9 de Las Palmas de Gran Canaria celebra un juicio laboral por cesión ilegal de trabajadores.

En él se encuentran demandadas más de una quincena de personas relacionadas con el sector del taxi capitalino.
El proceso deriva de la primera investigación realizada por la Agencia Tributaria y la Policía Local a los floteros.
Los acuerdos alcanzados durante los últimos 20 años entre viudas o jubilados y floteros para la explotación de una determinada licencia de taxi en Las Palmas de Gran Canaria no han sido meramente verbales, también se encuentran sellados sobre el papel. Así se desprende de los contratos a los que ha tenido acceso Canarias Ahora entre el propietario de un permiso y los denominados “administradores”.
Según ha podido saber este medio, esa documentación podría llegar este jueves a manos del juez del Juzgado de lo Social número 9 de la capital grancanaria, donde se celebra un juicio laboral por cesión ilegal de trabajadores, en el que se encuentran demandadas más de una quincena de personas relacionadas con el sector del taxi capitalino.
Durante la jornada del miércoles fueron llamados a declarar varios asalariados, propietarios de taxis y supuestos floteros, algunos de los cuales permanecieron en la Ciudad de la Justicia desde las 08.00 hasta las 20.00 horas.
El proceso deriva de la primera investigación realizada por la Agencia Tributaria y la Policía Local de la capital grancanaria contra el supuesto uso fraudulento de las licencias de taxis, cuyo caso fue reabierto a finales del pasado año por la Audiencia Provincial. La irregularidad que investiga el Juzgado se centra en las contrataciones y los pagos a la Seguridad Social supuestamente realizados por los floteros durante el periodo en que explotaron las licencias, cuando los mismos debían estar gestionados directamente por los titulares de los permisos.
A pesar de que la figura del flotero es ilegal, porque la Ley prohíbe el arrendamiento y la sesión de licencias, los contratos a los que ha accedido Canarias Ahora revelan cómo hace unos 20 años el “arrendador” (titular) y el “arrendatario” (flotero) pactaron que el primero recibiera una cantidad de 60.000 pesetas al mes a cambio de que el segundo se encargara de explotar el permiso. Una cifra que cinco años después paso a ser de 80.000 pesetas y en 2005, de 510 euros mensuales.

Los gastos, a cargo del flotero
En uno de los puntos que aparece en todos los convenios queda reflejado que el administrador es el propietario del vehículo, aunque éste se encuentre a nombre del titular de la licencia. Una vez cumplidos los cinco años de vigencia del acuerdo, el jubilado debe registrar el vehículo como servicio particular, para luego traspasarlo a su verdadero dueño.
Más esclarecedor resulta el apartado que se centra en que “la totalidad de los gastos, sin excepción alguna” corren a cargo del flotero. Es decir, el combustible, las reparaciones, los seguros, arbitrios, impuestos de todas las clases, multas, etc. Por lo tanto, el propietario del permiso “en ningún caso o motivo tendrá que abonar nada a persona, entidad particular u organismo oficial”. “Al termino del presente contrato, el arrendatario no podrá reclamar cantidad alguna en concepto de salarios o indemnización, quedando el arrendador ante la Seguridad Social libre de toda responsabilidad laboral”, apostilla.
Respecto a la contratación de asalariados, todos los documentos firmados fijan que el permiso se otorga “libre” de empleados y que, si se decide buscar alguno, se hace con el beneplácito del dueño de la licencia. “En cualquier caso”, añade, “estará obligado a pagar sus salarios, seguros sociales o cualquier otro pago derivado de la relación laboral, inclusive la indemnización por despido, a fin de devolver la industria libre de empleado como la recibe”. Para ello, el titular se compromete a firmar “todo lo relacionado con las altas y bajas en la Seguridad Social”, a menos que otorgue un poder notarial al administrador.
Un apartado, este último, que podría incidir en la ilegalidad de cesión de trabajadores que el Juzgado de lo Social número 9 investiga actualmente en la capital grancanaria.
Sin embargo, se trata de un hecho que resulta difícil de detectar gracias a los siguientes puntos, en los que el propietario se compromete a comparecer ante los organismos oficiales y suscribir los documentos necesarios para el buen funcionamiento del taxi y ambos firmantes dejan todas las costas que puedan surgir si se rompe el contrato, entre ellas judiciales, al “incumplidor”.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

Share

EL TAXI EN SU PEOR CARRERA

Los taxistas se encuentran en un asfixiante momento al no lograr unas recaudaciones mínimas.
No han vivido nada igual. Están afrontando maratonianas jornadas de trabajo tras las que apenas obtienen beneficios; un día así y al otro también. Y eso está dando lugar a una situación cada vez más insostenible, que se está traduciendo en una desesperación generalizada por buscar posibles soluciones y una mayor estabilidad en sus empresas de cuatro ruedas. El taxi está recorriendo actualmente su peor carrera.
La clave de todo el problema es una enorme saturación de vehículos prestando este servicio público en la ciudad. Prácticamente, hay el doble de taxis de los que deberían existir para que la actividad fuera viable. A eso se le suma las carencias económicas de prácticamente toda la ciudadanía, lo que ha rebajado al extremo la demanda. Y por eso, se hace más que necesario regular de alguna forma la actividad: horarios, descansos, asalariados… Muchas claves sobre la mesa para lograr un acuerdo que por el momento se resiste.
Y mientras, el taxista sigue en la calle diez o doce horas diarias intentando recaudar el dinero suficiente para hacer frente a los gastos. A pesar de ser uno de los servicios de taxi más baratos del país, la poca población existente y la crisis económica está reduciendo al mínimo la actividad del gremio. Ellos mismos aseguran haber quedado únicamente para las personas mayores y para casos de urgencia. Pero claro, 224 taxis nada más que para esos dos supuestos es toda una exageración.
Por eso, reclaman una regulación del servicio en la que no se ponen de acuerdo. Y reclaman también una mayor atención del Ayuntamiento por este servicio de transporte público. En este particular, critican la existencia de un Buhobús gratuito para jóvenes durante las noches de los fines de semana, “y encima con vigilante privado y todo”; critican que los servicios interurbanos tengan varias paradas en la ciudad, “porque eso lo que hace es quitarnos trabajo a nosotros”; o reclaman que se habilite un carril especial para taxis y autobuses “para evitar las colas y retenciones y lograr así un servicio más rápido que resulte otro atractivo para que el consumidor utilice el taxi”.
Todas estas son ideas que emergen de la desesperación, reclamos de atención de un sector que se siente olvidado, disparos al aire en busca de solucionar un problema que tiene nombres y apellidos, que afecta a alrededor de 300 familias y que viene ocasionando importantes dificultades siquiera para llegar a fin de mes, como reflejan algunos de los taxistas y asalariados que exponen su situación en este reportaje.

Jesús Rivas. TAXISTA. “Si tuviera una avería mañana, tendría que pedirle el dinero a mi suegro”
Cada mañana, a eso de las siete y media u ocho menos cuarto, empieza Jesús Rivas su jornada en el taxi, que no estaciona hasta las diez y media u once de la noche, “cuando ya no puedo más”. En todas esas horas, dice que el jueves hizo de beneficio 36 euros. “Hay veces que nos da una hora y media en la parada para nada. La situación es insostenible”, afirma Jesús, que no duda en decir que si le saliera de nuevo la oportunidad de conducir un camión (como estuvo haciendo hace años) “me iba con los ojos cerrados”. Según sus cálculos, si la situación no remonta a lo largo de este año, “a final de año tengo que vender”. Pero el problema se agrava aún más: “si mañana tengo una avería y sobrepasa los 300 o 400 euros, tengo que pedirle el favor a mi suegro porque no puedo. Y me daría vergüenza tener que pedírselo a un hombre de 81 años que vive de su pensión”.

Fernando Lago. ASALARIADO. “Hay días que te llevas 6 euros a casa después de doce horas”
“No es que tengamos dificultades para llegar a fin de mes, sino para llegar al día 10″, responde Fernando Lago a la pregunta sobre la situación actual. “Las recaudaciones son muy bajas y estamos siempre con el temor a que el rendimiento no sea bueno y nos quedemos sin trabajo”, explica. Y es que Lago es un asalariado, no titular de licencia. De hecho, es el presidente de la recién creada asociación que lucha principalmente “porque no se pierda ni un solo puesto de trabajo en el sector”.
Fernando lleva diez años conduciendo el taxi, pese a lo que tiene contrato temporal. “He pensado en dejarlo y buscar otras opciones; pero después de tantos años, ¿adónde voy a ir?”, se pregunta, recordando que “muchas familias tienen este como único ingreso, por eso nos aferramos a este trabajo”.

Moncho Frade. TAXISTA. “Esta situación psicológicamente me está consumiendo”
“¿Que cuál es mi situación? Es demencial. Psicológicamente me está consumiendo”. Así responde Moncho Frade a la pregunta sobre la realidad de un taxista en Cádiz en estos tiempos. Frade indica que en otros tiempos “hacíamos 100 euros brutos en un día, y ahora te llevas para casa 40, 50 o 60 euros”. A diario, Moncho deja a sus dos pequeños en el colegio y a las nueve de la mañana empieza a funcionar hasta las diez o las once de la noche. “Y los fines de semana echo 15 o 16 horas. Y porque no tengo más cuerpo”, explica, incluyendo un importante matiz a su trabajo: “antes te quedabas un par de horas más y te rentaba; ahora te quedas y es para nada”.
Moncho lleva 24 años con taxi, tiempo en el que ya conoció la crisis del 92, “que comparada con esta es Walt Disney”. Y ante esta situación, el peor efecto para este taxista es su casa. “Te vas para casa y te llevas los problemas, sigues dándole vueltas a la cabeza a todo esto. Psicológicamente te consume”, insiste Frade, que también reconoce que la situación afecta bastante en el plano económico, donde hay que hacer recortes de todo tipo. “Estoy comiendo muchos días en casa de mi madre o de mi suegra, porque es que no llegamos”, lamenta Moncho, que reconoce tener “siempre en mente quitarme del medio si surgiera la oportunidad”.

Alfonso Pérez. ASALARIADO. “Lo peor es llegar a casa y decir que no hay recaudación”
La relación de Alfonso Pérez con el taxi es de ida y vuelta. En los años 90 ya trabajó durante tres ejercicios como taxista (asalariado), pero lo dejó por un empleo en mejores condiciones en Canarias. Después de once años, tuvo que regresar a Cádiz, ya por la crisis, y volvió al taxi, en el que trabaja de cuatro de la tarde a cuatro de la madrugada. “El día es bastante difícil. Pero lo peor es llegar a casa y decirle a tu mujer que no llevas recaudación ninguna. Eso es lo más difícil”, asegura Alfonso, que lamenta que esto “ocurre demasiadas veces”, lo que ocasiona “un drama en casa” y hace que “no se puedan afrontar algunos pagos, porque es que no hay ni para comer”. Alfonso dice haber pensado alguna vez en dejar el taxi, “pero irme al paro y agotar la ayuda es para mí un fracaso”.

Silvia Molinillo. TAXISTA. “A veces tardo hora u hora y media en hacer una carrera”
Silvia Molinillo es una de las cuatro mujeres taxistas que tienen licencia en Cádiz. Lleva siete años en el gremio, y ha pasado de ver una profesión que le permitía vivir cómodamente a “no llegar a cubrir gastos”. “Me puedo tirar doce horas diarias trabajando, pero es que a veces tardo una hora u hora y media en hacer una carrera. Y es una carrera mínima de 3,59 euros”, explica. Silvia incluso tuvo asalariados a su cargo durante un tiempo, “pero ya no puedo porque me cuesta el dinero”. Ahora, en cambio, “vas trapicheando, un mes pagas una cosa, luego otra… Y con deudas. Y con miedo”, concluye.

Fco. Moreno. ASALARIADO. “La situación es muy difícil, sobre todo con dos niños”
Francisco Moreno lleva más de seis años trabajando como asalariado (con un contrato indefinido) en un taxi. Y cada vez le cuesta más “tirar para adelante”. “La situación es muy difícil, sobre todo con dos niños, como tengo yo”, dice. La única forma de hacerlo para Alfonso es “como imagino que ocurrirá en todas las casas: compras lo más barato, y si hay que comer mucha habichuela y mucho arroz, se come”. Además, la estrategia determina que hay que empezar a aplazar pagos y distribuir al céntimo los gastos. “Si viene el recibo de la luz y no tienes dinero, esperas a que te llegue el aviso de corte para pagar. No nos queda otra opción”, reconoce Francisco, que asegura que a pesar de las maratonianas jornadas de trabajo, “el consumo es psicológico más que físico”.

zoom

Jesús Rivas, con su taxi en la parada situada junto al Club de Tenis.
zoom

Fernando Lago, junto al taxi en la Zona Franca.
zoom

Moncho Frade, delante de su vehículo en la plaza de la Catedral.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

Share

LOS ASALARIADOS DEL TAXI PRESENTAN UNA TERCERA VÍA PARA QUE SEA VOTADA

Reducen de 195 a 165 el número de coches en servicio Las asociaciones deben decidir si la incluyen como tercera propuesta.

Los asalariados del taxi presentaron en la mañana de ayer una propuesta para regular los descansos de los profesionales del sector en la capital gaditana.
Este grupo solicitó ayer adelantar la reunión que estaba prevista para la próxima semana con el concejal de Tráfico y Transporte, Juan Antonio Guerrero, algo a lo que accedió el concejal para intentar dar respuesta a todos los afectados.
La filosofía de la propuesta que han presentado los asalariados busca también como fin principal la reducción del número de coches que prestan servicio a diario.
En este sentido proponen dividir la flota en cuatro grupos, de manera que con ese sistema cada grupo trabajaría seis días seguidos y descansaría los dos siguientes con una serie de premisas, tal y como aparece en la propuesta de los asalariados.
Por un lado, el personal titular de la licencia que trabaje solo en el coche puede organizarse con total libertad su jornada laboral.
zoom

Los asalariados se concentraron en la mañana del miércoles frente a la Policía Local, lugar donde se reunían las asociaciones de taxistas con Guerrero.

Por su parte, el personal asalariado desarrollará su jornada laboral durante doce horas incluidos los descansos preceptivos, es decir, si entrase a las cinco de la tarde debería dejar el coche a las cinco de la madrugada. Estos no podrán trabajar en horario de mañana, dejando esta franja horaria al personal autónomo, excepto determinados casos especiales. Mientras tanto, el personal autónomo colaborador tendrán libertad para desarrollar su jornada laboral como crea conveniente.
Los asalariados entienden que la principal ventaja que tiene este sistema es la reducción del número de vehículos en servicio, de manera que la demanda se puede ajustar un poco más a la oferta. Así estarían en la calle 165 vehículos con respecto a los 195 actuales, “más que suficiente para cubrir el servicio tanto en horario nocturno como en diurno”.
Guerrero trasladó esta propuesta a las tres asociaciones de taxistas para que la estudien y consideren la posibilidad de incluirla como tercera opción en las votaciones que tendrán los que poseen licencia (no los asalariados) durante la próxima semana.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

Share

CÁDIZ, LOS ASALARIADOS DEL TAXI SE PLANTAN CONTRA LA JORNADA LABORAL DE 16 HORAS

Realizaron una concentración espontánea en la Punta de San Felipe la noche del jueves al viernes Fue secundada por el 95% de los vehículos que estaban de turno.

Taxistas asalariados pararon sus vehículos la noche del jueves y se concentraron de forma espontánea en la Punta de San Felipe para protestar y conversar sobre la medida que quieren implantar algunos taxistas autónomos de limitar la jornada laboral a 16 horas por coche. En este parón, que duró desde las 12:00 hasta las 2:30 de la noche, participaron el 95% de los taxis de la ciudad que estaban de turno de noche, según el presidente de la Asociación de Asalariados del Taxi de Cádiz, Fernando Lago.
Lago afirma que la limitación de la jornada de trabajo (actualmente no existe restricción horaria y un taxi puede estar las 24 horas en la calle) “nos afecta directamente, ya que el autónomo verá reducida su jornada laboral a la mitad y eso repercute en la rentabilidad. Así que la primera medida que vemos en el horizonte es el despido masivo de asalariados, con lo que se pondría en la calle a más de 70 familias. Por eso, esperamos que no prospere la medida”. Añade que sería “demencial” si se produce ese despido masivo. “Con los índices de paro que hay en esta ciudad, sería una sangría lamentable”, indica.
El presidente de la Asociación de Asalariados del Taxi de Cádiz explica que la reducción de la jornada a 16 horas se ha llevado a cabo en ciudades con más de dos millones de habitantes y más de 2.000 licencias de taxis, mientras que en Cádiz hay 224 licencias y, de ellas, entre 70 y 80 tienen asalariados o autónomos colaboradores (estos suelen ser hijos de los titulares de licencia).
En su opinión, “si entrase en vigor la normativa de las 16 horas, el servicio nocturno del taxi correría peligro porque la mayoría de taxistas que lo hacen son asalariados, y si nos vamos a la calle, ¿quién cubre ese servicio? Porque si todos empiezan a trabajar a las siete de la mañana, las 16 horas no llegan para cubrir la noche”. Además, manifiesta que una jornada laboral tan extensa “supone un riesgo para el pasajero y para el conductor”.
Fernando Lago comenta que la semana pasada, su asociación se reunió con el concejal delegado de Tráfico, Juan Antonio Guerrero, quien “mostró una total disposición a colaborar y mediar en todo lo posible para que no se tome ninguna medida que fomente la destrucción de empleo. Salimos muy satisfechos y esperanzados de la reunión”.
Los taxistas autónomos que no tienen asalariados están recogiendo firmas entre ellos para la reducción de la jornada porque, en palabras de Lago, “creen que así van a tener más tiempo y más demanda. Pero no es real porque si el coche está en la calle es una competencia, da igual quien lo conduzca. Nosotros abogamos por un consenso entre las cuatro asociaciones de taxistas que hay en Cádiz para regular el calendario de trabajo de manera que la oferta se ajuste a la demanda que existe, sin que jamás signifique perjuicio ni para los autónomos ni para los asalariados”.
zoom
Los taxistas, durante el paro que realizaron el jueves por la noche en la Punta.
Este taxista señala que la asociación que preside “está muy sensibilizada con los problemas que arrastran tanto los titulares de licencia como los propios asalariados, con las escasas recaudaciones que están realizando todos, ya que en la actualidad hay un numero de coches superior a la demanda que existe”. Su intención es “fomentar la idea de que de esta situación tenemos que salir todos juntos, tenemos que unirnos todo el gremio para aportar soluciones buenas para todos. Nosotros no abogamos por paralizar el servicio, necesitamos trabajo para poder generar ingresos y que tanto los titulares de licencia como los asalariados se vean recompensados con el fruto de su trabajo durante la jornada”.
Afirma que su asociación también está realizando una campaña de recogida de firmas para paralizar la propuesta de la limitación de la jornada a 16 horas, “que se ha hecho sin consultar a todo el gremio y sin consenso”. Asegura que entre asalariados y titulares de licencias han conseguido ya 150 firmas. “Espero que eso haga recapacitar a las autoridades, que vean que el sector está dividido y que la única solución es la negociación, el diálogo, el no perder ningún puesto de trabajo y que esto sea rentable para todo el mundo, algo por lo que aboga esta asociación”, concluye.

SALUT Y BUEN VIAJE.

 

Share

UNIDAD DE LOS ASALARIADOS FRENTE AL REGLAMENTO DEL TAXI DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

María Eugenia García Rocha (izquierda) habla de sus alegaciones con Isabel Mena y Nardy Barrios en la parada de taxis del Parque de San Telmo.

La Asociación de Asalariados del Taxi presenta alegaciones la nueva Ordenanza Municipal del Taxi, que su presidenta define como un “fraude de ley” y “una cortina de humo que no entiende nadie”.
El presidente de la AUT, Cristo García, exigió legalidad y dignidad para el sector en el Parque de San Telmo, donde explicó que “casi me llevo una denuncia, porque me decían que había abandonado el vehículo”.
Tanto la presidenta de la Asociación de Asalariados del Taxi, María Eugenia García Rocha, como su homólogo en la Asociación de Asalariados Unidos del Taxi (AUT), Cristo García, han mostrado su rechazo este jueves a la nueva Ordenanza Municipal del Taxi aprobada inicialmente por la Comisión de Pleno de Organización, Funcionamiento y Régimen General del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.
García Rocha afirma que su colectivo presentará una serie de alegaciones al reglamento, que definió como un “fraude de ley” y “una cortina de humo que no entiende nadie”. Entre los apartados que considera más polémicos, se encuentra la realización de inspecciones ordinarias cada dos años “como mínimo, sin máximo, cuando deberían realizarse de forma anual”.
Respecto a las alegaciones de la AUT, García no aclara si finalmente las redactarán o evitarán hacerlo en señal de protesta, porque “ya presentamos unas en verano y no queremos volver otra vez a lo mismo”. Sin embargo, propone que el Consistorio eche el freno a la nueva ordenanza y cree una mesa de negociación en la que no se excluya a ningún colectivo para llegar a consenso. “Nosotros no hemos sido consultados”, apostilla. Como principal medida, señala la instauración “con la mayor celeridad posible” de un régimen de días libres y exige legalidad y dignidad en el sector, para “acabar con la situación infrahumana que sufren los trabajadores”.

 

Respecto a la falta de dignidad, denunció que “parecemos delincuentes, escondiéndonos de la Policía Local” y explicó que mientras poco antes de hacer declaraciones a Canarias Ahora en la parada de taxis del Parque de San Telmo de la ciudad capitalina, donde colocaron unas pancartas en señal de protesta, “casi me llevo una denuncia, porque me decían que había abandonado el vehículo”. “Tenemos una persecución total” añadió.
Preguntado por el requerimiento de la Tesorería General de la Seguridad Social para que los propietarios de las licencias se den de alta en el régimen de autónomos, lo que prevendría la actividad de los denominados ‘floteros’, García se muestra a favor de la legalidad aunque muestra su temor a la pérdida de puestos de trabajo.
La portavoz del Partido Socialista (PSC) en el Ayuntamiento capitalino, Isabel Mena, presente en el encuentro, mostró su apoyo a los asalariados, que definió como los más perjudicados por los ‘floteros’ y lamentó que el reglamento presentado por el PP “no soluciona este problema”. Mena considera que el anuncio de la Tesorería debería de llevarse a cabo de forma inmediata y no tardar seis meses en aplicarse.
La presidenta de Compromiso por Gran Canaria, que también se desplazó al lugar, insistió en la necesidad de limitar el número de permisos a uno por persona y recordó que todos los trabajadores del taxi deben estar dados de alta como autónomos, porque así lo exige la ley. “Lo sorprendente es que la vengan a aplicar ahora cuando lleva tantos años”, concluye.

SALUT Y BUEN VIAJE.

 

Share

CÁDIZ, UNA CIUDAD SATURADA DE TAXIS

El sector está atravesando una difícil situación, agravada por el elevado número de licencias y la dificultad de encontrar soluciones.

Una ciudad con menos habitantes, con menos empresas y trabajadores, con menos actividad económica pero con el mismo número de taxis que hace treinta años. Esta es, en muy resumidas cuentas, la realidad a la que se enfrenta desde hace tiempo un sector, el del transporte público en turismo, que está atravesando una situación “gravísima”, como la ha definido el presidente de la Asociación Gaditana de Radio Taxi, Manuel Orihuela. Una ciudad saturada de taxis, en definitiva.
Según los baremos que tienen los taxistas, debería existir una licencia por cada 1.500 habitantes. Y en la ciudad conviven actualmente nada menos que 224 licencias. Más del doble de las que en realidad deberían existir. Y eso, precisan los propios taxistas, a pesar de que desde los años 80 no se conceden nuevas licencias, salvo tres que en los noventa se habilitaron para vehículos adaptados a minusválidos. Pero claro, “la ciudad ha ido perdiendo población paulatinamente y se han ido cerrando empresas fuertes y perdiendo otras muchas pequeñas”, como exponen los propios taxistas. Además, reflejan que el servicio de las noches de los fines de semana se ha reducido drásticamente (tanto por la falta de público en las calles como por la existencia del autobús gratuito para jóvenes, el llamado Búho Bús), y que mejoras en el transporte público (como la implantación del catamarán o la activación de servicios de tren y de autobús hasta el aeropuerto, por ejemplo) están haciendo bastante daño al sector.
Esto provoca, lógicamente, que en la calle estén circulando muchos más vehículos que los que dictamina esa teoría de un taxi por cada 1.500 habitantes, por lo que la oferta es muy superior a la demanda. Y a este problema se une otro: los asalariados. Esta figura no está debidamente regulada en la normativa relacionada con este medio de transporte. Y eso provoca que, por ejemplo, un vehículo pueda estar en la calle funcionando las 24 horas al día, “ante lo que uno que tenga asalariados a su cargo no puede competir”, indica un taxista. Según los cálculos de Radio Taxi, son alrededor de setenta los asalariados que existen hoy en día en la ciudad.
Estos son los dos problemas más importantes a los que se enfrenta actualmente este sector muy azotado por la crisis, “porque a pesar de ser una de las ciudades con la tarifa de taxi más barata, hemos sido de los primeros elementos perjudicados”, comenta Manuel Orihuela. Pero los dos problemas son de difícil solución. Porque una posible salida a la saturación de licencias sería eliminar algunas de las existentes. “¿Pero a quién se le quita ahora una licencia que obtuvo con todos los documentos en regla y con todos los derechos? Eso sería algo muy grave”, reflexiona Orihuela. Y otra posibilidad que se ha puesto sobre la mesa es poner límites a la contratación de asalariados, “pero tal y como está la cosa, ¿cómo se va a prohibir que se contrate a alguien, con las necesidades de trabajo que hay hoy en día?”, se pregunta Orihuela. 
Ante esta última posibilidad o ante los problemas o las dudas que está generando la figura del asalariado, los afectados están constituyendo una nueva asociación para defender sus derechos, lo que aporta un nuevo colectivo a esta actividad que ya cuenta con los propios taxistas divididos en dos asociaciones (Radio Taxi y Gade Taxi).
Algunas de las alternativas que suenan con más fuerza entre todos los afectados por la realidad actual del sector es la limitación horaria del vehículo, como en otras ciudades (como Valencia ) se está poniendo en práctica. La idea sería que un vehículo pudiera estar en servicio un máximo de 16 horas al día, controlándose mediante el taximetro. Hasta ahora, la ordenanza reguladora recién entrada en vigor simplemente establece que el titular de la licencia “será responsable de que preste servicio durante un mínimo de ocho horas al día”, sin establecer un máximo.
En cualquier caso, para Orihuela la clave está en que “tenemos que buscar soluciones entre todos”. Mientras eso no ocurra, los afectados reconocen que será difícil plantear mejoras a la situación actual. “Pero claro, hay que tener en cuenta que por cada licencia, por cada taxi, estamos hablando de una empresa”, indica el presidente de Radio Taxi, que insiste en que el sector “está pasando una racha muy mala”. A lo que él une una última denuncia derivada de la nueva ordenanza; y es que los taxistas están obligados ahora a no tener deudas con la administración y a la dedicación exclusiva al taxi, lo que según ellos supone una traba más a un servicio saturado y en una grave situación.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

Share