Arxiu de la categoria: Agresiones

ASSISTENTES A LA MANIFESTACIÓN UNIONISTA AGREDEN A UN TAXISTA EN BARCELONA

Los hechos han tenido lugar entre las calles Casp y Pau Claris

Un taxista ha tenido que ser atendido por el SEM después de que un grupo con banderas españolas y participantes en la manifestación constitucionalista que ha tenido lugar este mediodía en Barcelona la hayan agredido con una cerveza provocándole una brecha en la ceja. Tal y como han denunciado varios usuarios de Twitter, los hechos han tenido lugar en la calle Roger de Llúria Tal como se puede ver en las imágenes, el hombre llevaba la camisa manchada de sangre.

TODO NUESTRO APOYO AL COMPAÑERO Y NUESTRO DESPRECIO Y CONDENA A LAS AGRESIONES FASCISTAS.


SALUT Y BUEN VIAJE

COMUNICADO DE LA SECCIÓN DE METRO DE LA CNT DE BARCELONA FRENTE A LOS ENFRENTAMIENTOS ENTRE GUARDIA URBANA Y MANTEROS EN LAS INSTALACIONES DE METRO

Hace un par de días veíamos en los medios de comunicación un video en el que aparecía un dispositivo de Guardia Urbana cargando dentro de la estación de Plaça Catalunya contra un grupo de personas, supuestamente vendedores ambulantes. Según las informaciones de la prensa, el incidente se había producido por un intento de fraude por parte de un de los supuestos “manteros”, que ante el apercibimiento por parte de un vigilante de seguridad, habría pedido ayuda por teléfono a sus compañeros. Ante esta situación, sea o no sea cierta, tenemos varias cosas que decir.

Respecto a los manteros

– Habitualmente es la propia Guardia Urbana quien obliga a los vendedores a introducirse en las estaciones, a base de persecuciones y cargas violentas, con el objetivo de despejar la calle. Estas persecuciones generan situaciones de extrema gravedad e inseguridad. Es frecuente que se salden con heridos, ataques de ansiedad, daños a validadoras, etc. Además, en numerosas ocasiones los vendedores se ven obligados a huir por las vías, a las que acceden en estado de pánico, con el consiguiente riesgo para sus vidas.

– El colectivo de vendedores ambulantes está siendo presentado en los medios de comunicación como un problema de orden público. Sin embargo, no olvidemos de que es un grupo de personas que para poder realizar su trabajo se ven sometidos diariamente a todo tipo de amenazas, sanciones, confiscaciones de mercancía, detenciones e incluso alguna deportación. Es perfectamente comprensible que se organicen y se defiendan. La criminalización es la respuesta natural de los medios y las instituciones frente a los trabajadores organizados, como hemos podido comprobar en carne propia durante el reciente conflicto de metro.

Respecto al fraude

– Uno de los motivos de los que más se esta hablando a colación de este incidente es del fraude, esto es, del hecho no pagar para entrar en el metro. Como hemos dicho, es la propia Guardia Urbana quien obliga a los vendedores a introducirse en las estaciones, con lo cual entendemos que no es posible recriminarles que no paguen el billete. Es más, ante una situación de este tipo, en la que se pone en riesgo a un elevado grupo de personas, en muchas ocasiones los trabajadores de metro optan por abrir las puertas para evitar males mayores.

– El metro es un servicio público que está gestionado a modo de negocio privado. Este hecho tiene una larga lista de consecuencias,entre las que se encuentran las razones que originan el largo conflicto laboral en el que nos encontramos inmersos. Pero además de esto, la gestión del servicio de metro tiene un claro sesgo clasista, que se ve reflejado en el precio de los billetes y en la gestión del fraude.

– Es habitual ver dispositivos antifraude en barrios obreros, donde el uso del metro es una necesidad y el precio del billete un lujo. Mientras hordas de turistas borrachos se cuelan todas las tardes en las estaciones del centro de la ciudad, los dispositivos se montan en los barrios en horas punta.

– También es habitual que los dispositivos de seguridad del metro pidan billetes aleatoriamente, a pesar de que no corresponde a sus funciones, y que casualmente el perfil del requerido es siempre similar. Es obvio que existe un sesgo clasista y racista, llegándose a producir situaciones de verdadera injusticia.

– La utilidad como servicio público del metro está en claro retroceso, siendo este uno de los puntos principales de nuestras reivindicaciones. Y dicha gestión irá de mal en peor con la implantación de la T-Mobilitat, la cual reducirá el coste del billete en trayectos cortos, primando actividades como el turismo, y aumentará el coste en trayectos largos, habituales para los trabajadores de los barrios periféricos y estudiantes.

Por todo lo expuesto, desde la sección sindical de CNT en Metro nos posicionamos:

– A favor del colectivo de vendedores ambulantes en lucha continua por dignificar su trabajo. Sentimos profunda empatía por cualquier colectivo obrero en lucha, sin distinguir color de piel o país de origen. Somos testigos a diario de la injusta persecución a la que se ven sometidos y podemos asegurar que no son merecedores de la imagen que los medios dan de ellos.

– En contra de la gestión de la Guardia Urbana, el Ayuntamiento y los medios de comunicación de la problemática de unos trabajadores que están siendo perseguidos y acosados para favorecer una imagen de Barcelona atractiva para el turismo y los negocios.

– En contra de la gestión de TMB de un servicio público cada vez más elitista y claramente cómplice en la construcción de una ciudad para los negocios y en contra de la clase trabajadora.

– En contra de las cargas policiales y persecuciones en el interior de las instalaciones de metro, ya que generan situaciones de extremo peligro para usuarios y trabajadores.

Barcelona, a 1 de septiembre de 2017. CNT METRO.

SALUT Y BUEN VIAJE

PROU DE AGRESSIONS FÍSIQUES I VERBALS A LES TREBALLADORES I TREBALLADORS DE METRO

A la ciutadania

Som les treballadores i treballadors del metro de Barcelona, ​​som classe obrera. Tot el que hem aconseguit ho hem aconseguit a força de lluita. Defensem i donem suport a qualsevol tipus de causa que persegueixi millorar o defensar la situació de les treballadores i treballadors de qualsevol sector.
Actualment ens veiem en l’obligació de defensar el que en el passat a les obreres i obreres del metro els va costar sang, suor i llàgrimes. No són privilegis, són drets guanyats mitjançant lluita obrera i dignitat. Els autèntics privilegiats són els Directius i polítics que gestionen malament les empreses públiques i malbaraten els diners dels contribuents, portant a les treballadores i treballadors a una situació de precarietat.
No cal estar malament per defensar-se. Cal començar a lluitar abans que ‘t’ho treguin’, i a treballadors i ciutadans ens han tret molt.
Deixem de veure com privilegiats a les treballadores i treballadors que lluiten contra les agressions presents i futures. Comencem a pensar que si ells poden, per què nosaltres no anem a poder. No ataquis al que lluita pels seus drets, uneix-te, organitza’t i lluita tu també.

Prou de AGRESSIONS físiques i verbals a les treballadores i treballadors del metro.
Aturem les agressions entre obrers!

CNT-METRO
NI UN PAS ENRERE!

SALUT I BON VIATGE

COMUNICADO DE UN CONDUCTOR DE CABIFY ANTE LAS ACUSACIONES DE AGRESIONES A TAXISTAS

cabify cnt definitivo

Cómo conductor (Asalariado) de la flota VTCs que viene sufriendo agresiones desde que Cabify se instauró en Barcelona, me veo en la obligación de desmentir las agresiones que supuestamente están recibiendo los taxistas del Área Metropolitana de Barcelona por nuestra parte. Trabajamos bajo la presión e inseguridad a la que nos tienen sometidos diariamente un grupo minoritario y violento del sector del taxi.

Es la necesidad económica la que hace que algunos de nosotros sigamos cada día exponiéndonos a esa violencia. Los trabajadores que ya no están, no pudieron aguantar la presión desmedida a la se veían expuestos, ya no sólo por parte de dichos salvajes sino también por parte de la empresa en la que trabajamos, que nos exige jornadas de 12 horas con el mínimo descanso que nos sea posible 5 días a la semana con un contrato de 40 horas semanales, incumpliendo el Convenio Colectivo del Taxi.

Cómo ven estamos entre la espada y la pared, somos sólo víctimas junto con los taxistas de una “Guerra” que se disputan grandes empresas y multinacionales contra el Gremio del Taxi, aprovechando los vacíos legales que han dejado. Los únicos culpables la administración y los politicos que la frecuentan junto con las grandes multinacionales a las que sirven. Ahora éstas quieren aprovechar ese hueco aprovechando la falta de regulación a las que están sometidas y luchan para quedarse con la porción más grande del pastel sin ensuciarse las manos a costa de los trabajadores del taxi y de éstas empresas de VTCs que trabajan para Cabify.

SALUT Y BUEN VIAJE

 

TAXISTA DE LA CNT ES AMENAZADO E INSULTADO EN EL AEROPUERTO DURANTE LA “OPERACIÓN CARACOL”

inician-marcha-inmediaciones-aeropuerto-Prat_990811169_5352566_1020x574

Miembro de la Sección del Taxi de la CNT es amenazado, insultado y obligado a no cobrar el servicio durante el transcurso de la “Operación Caracol”.

El pasado lunes día 16 de enero, varias asociaciones TTT (Taula Técnica del Taxi) del sector del taxi convocaron una marcha lenta denominada “Operación Caracol”. Hay que resaltar que no se trataba de paro o huelga convocada, simplemente una marcha lenta.

En este contexto varios compañeros del Taxi continuaron ejerciendo su legítimo derecho al trabajo, pero si tuvieron la mala suerte de que el destino de su servicio fuera el aeropuerto, se encontraron con una desagradable sorpresa.

En las zonas de desencoche de pasajeros se encontraban los “piquetes informativos” que en lugar de informar a los compañeros se dedicaron a amenazar, insultar y no permitieron cobrar el servicio. Declaraciones como el que trabaja es un puto Esquirol han aparecido en la prensa reaccionaria de la que se sirven. Denota una ignorancia total de los derechos del trabajador este tipo de actitudes fascistas.

El compañero que iba a dejar pasaje en el aeropuerto, se vio rodeado por 15 individuos con insignias de “Elite” , que lejos de informar al compañero  sobre la marcha lenta, la “operación caracol” , le insultaron y le amenazaron directamente. Luego le abrieron las cuatro puertas del taxi y le obligaron a bajar a los usuarios sin que le pagaran la carrera por el servicio.

Aclarar que desde la Sección del Taxi de CNT denunciamos nuestro desacuerdo con las motivaciones de esta marcha lenta. Los objetivos no son claros, utilizan el miedo y el odio para mover a la gente. Y en los últimos meses desde la Taula Técnica del Taxi se han aprobado diversas medidas que muchos taxistas encuentran que es ponerse un embudo. Nos referimos a la aprobación de la imposición del TPV o datáfono, congelación de tarifas, festivos intersemanales al 50% (2.000 coches más en la calle ), liberalización de fines de semana en fechas concretas, reglamento de emisoras y apps llevamos dos años esperándolo, modificación de varios artículos del reglamento que se contradicen también en la cola desde hace años, etc.

Esta desidia subordinada que destila la TTT, organismo subordinado al IMET (Instituto metropolitano del taxi) en connivencia con la administración y la patronal provoca un gran recelo en el sector y es causante de fragmentación, precariedad, indefensión y la consecuente pérdida de facturación, todo ello causado por el inmovilismo, la ausencia de reacción ante la evolución del mercado, de la competencia, también añadir que las estructuras logísticas, de gestión y control están obsoletas.

SALUT Y BUEN VIAJE.

UN TAXISTA DE LA CNT CONDEMNAT PER LESIONAR UN MOSSO FORA DE SERVEI ES NEGA A PAGAR LA MULTA

_mg_5361_como_objeto_inteligente-1

                              El taxista Luís Bergel davant del quiosc barceloní on es van produir els fets

L’anarcosindicalista de la CNT Luís Bergel va ser condemnat per una falta de lesions contra un mosso fora de servei amb qui va tenir una discussió de trànsit a la ciutat de Barcelona. Ara li han embargat el compte bancari per negar-se a pagar la multa.

Luís Bergel és taxista i el passat mes de juny, mentre conduïa per Barcelona, va tenir una discussió de trànsit amb un motorista que va resultar ser un mosso d’esquadra de paisà. Malgrat que en cap moment no van arribar a les mans, tal com afirma ell mateix o la testimoni del judici, el taxista ha estat condemnat a una falta de lesions. Amb la CNT, sindicat del qual forma part, van organitzar una campanya per denunciar la situació. Bergel es va negar a pagar la multa de 462 euros que li van imposar, però li han embargat el compte.

Què va passar aquell dia de juny al migdia?

Jo pujava conduint pel carril de l’esquerra del carrer Urgell. Com que sé que travessat el carrer París aquest carril es converteix en obligatori pels que volen girar, vaig posar l’intermitent per canviar-me a la dreta. Darrere meu venien només un cotxe i una moto i els vaig deixar passar. Al semàfor en vermell, el motorista, que estava davant meu, es gira sobre si mateix i comença a increpar-me.

Per què?

No li devia agradar com em vaig canviar de carril. Jo vaig fer correctament la maniobra, indicant-la i esperant que passessin el cotxe i ell. Una maniobra que potser faig tres-centes vegades al dia. Jo des de dins del cotxe i per senyes li dic que em deixi en pau. M’assenyalo el rellotge, fent-li entendre que és molt d’hora per buscar problemes. I que passi de mi que no vull saber res.

“Em va venir tot brandant el braç i intentant donar-me cops al cotxe. Llavors ell va descarregar un cop de puny sobre el meu retrovisor”

Llavors es posa verd i pugem avinguda de Sarrià, que és la continuació del carrer Urgell. Poso l’intermitent per tornar a l’esquerra, ell ho veu, i em talla un cop. Seguim tirant cap a dalt, ho torno a intentar i em torna a tallar. Fins que la tercera vegada ja no va poder tancar-me. Llavors em va venir tot brandant el braç i intentant donar-me cops al cotxe. Jo el vaig intentar esquivar fins que em vaig adonar que podia donar-li un cop a un altre cotxe. Llavors ell va descarregar un cop de puny sobre el meu retrovisor.

Llavors us atureu.

A la mateixa avinguda hi ha una plaça amb un quiosc i una parada de taxis. Ell va pujar sobre de la vorera. Jo vaig aturar el meu cotxe davant del quiosc a comprovar que no m’havia trencat el retrovisor. El primer que fa quan ens acostem és treure’m una placa, tapant el número d’identificació: resulta que és mosso. Llavors jo li dic que molt bé, que quina forma d’actuar si és policia. Vam tenir una discussió verbal. Aixecàvem la veu, i ell em feia fotos.

_mg_5348_como_objeto_inteligente-1-650x433

En un moment donat, jo estava assegut amb els peus fora del cotxe i ell estava a sobre meu, dient-me coses i tal. Em va posar molt nerviós. Li vaig posar la mà sobre el pit, sense força, ni cop, ni agressió de cap tipus. I ell em contesta que li pegui, que li pegui. Llavors em vaig aixecar, vaig anar a la seva moto i li vaig tornar el cop de puny al retrovisor. Vaig tornar cap al meu cotxe i em deia que em denunciaria per donar-me a la fuga. Allà el vaig deixar i me’n vaig anar cap a comissaria a denunciar el cop de puny al meu retrovisor i l’assetjament al carrer.

Mentre esperava a la comissaria de Les Corts vaig recordar perquè havien posat allà càmeres de vigilància, perquè havien agredit a detinguts i tal. I vaig pensar: “i ara els explicaré el que ha fet el seu company?”. L’error que vaig cometre va ser que a la sentinella li vaig comentar el que havia passat i que me n’anava al jutjat de guàrdia. Dos dies després va venir la policia a casa meva amb una denúncia, per la qual m’havia de presentar a declarar per atemptat contra l’autoritat.

El mosso havia posat la denúncia abans que tu.

Sí, va fer una denúncia des de la comissaria de Les Corts, signada sobre les sis de la tarda.

I tu? Vas anar al jutjat a denunciar?

No, jo no vaig anar al final, perquè com que no havia passat res greu, vaig pensar que ja havia perdut massa temps i que no en volia perdre encara més. El que passa és que com que a ell el vaig posar en alerta, va reaccionar. A la denúncia va presentar, o un informe de lesions fals, o es va autolesionar, perquè jo en cap moment el vaig agredir.

Hi havia testimonis? Vas parlar amb ells després?

En rebre la denúncia vaig fer uns cartells i durant uns dies vaig estar posant-los a les parades de taxis per si havien vist la discussió que hi havia hagut, però ningú em va contestar. Llavors vaig recordar-me de la quiosquera. Em va reconèixer de seguida quan vaig anar cap allà. Li vaig explicar el que havia passat, i li vaig demanar si es podia presentar al judici. Em va dir que vindria.

També em va comentar que el dia dels fets el mosso va anar a parlar amb ella. Em va dir que havia trucat a una patrulla i hi havia uniformats, que se li va acostar agressivament mostrant-li la placa davant dels ulls, dient-li que havia de fer de testimoni per ell. Ella, per no posar-se en problemes, va dir que no havia vist res.

I al judici?

Al judici es van presentar el mosso, agent 3025, un company seu de paisà i un advocat. Quan vaig comentar-li a la funcionària que estava esperant el meu testimoni, el policia i el seu advocat van posar cara de sorpresas.

Que va dir la quiosquera a la declaración?

El fiscal va intentar embolicar-la. Li preguntaven qui buscava els problemes a la discussió, si el taxista o el mosso: i ella va respondre que el mosso. A una altra pregunta amb el mateix sentit, va tornar a dir que no, que era el mosso el que buscava brega. Llavors li van preguntar sobre l’agressió i ella deia que no en va veure cap. Un cop, dos cops… El fiscal insistia en el fet que mentia, i al final li van fer dir que podia ser que no hagués vist l’agressió malgrat s’hagués produït. Però el motorista en cap moment es va treure la jaqueta. En tot moment anava enfundat en una caçadora de motorista bona, forta. Consta a la denúncia que li vaig trencar la roba. Si això hagués passat, costaria de creure que la senyora del quiosc no veiés cap agressió.

Creus que si no haguessis anat a comissaria, hauria estat tot més fàcil?

Sí, jo crec que el mosso no m’hauria denunciat. El problema és que jo el poso sobre avís, i per això em va denunciar. A banda, jo no sé ben bé com van aquestes coses, però quan a mi m’han fet alguna cosa al carrer, me n’he anat al Clínic a què em fessin l’informe de lesions. Aquest senyor va acudir a una mútua que té a la Via Augusta, segons diu ell, i allà li van fer l’informe. Al judici, jo anava sense advocat, perquè no va ser un judici d’atemptat contra l’autoritat sinó un judici de faltes, i allà ningú va comprovar aquests papers ni res.

Aquest tipus de conflictes és molt habitual en el món del taxi?

Jo crec que és a tots els àmbits. Podria haver passat a la cua d’un forn o on fos, perquè va ser un acte sense justificació. Pot passar. Amb la policia hi ha hagut problemes a discoteques, al carrer. Alguns casos han acabat més violentament que el meu, que al final no va passar res.

ENTREVISTA DE LA DIRECTA:

https://directa.cat/actualitat/un-taxista-de-cnt-condemnat-lesionar-un-mosso-fora-de-servei-es-nega-pagar-multa

SALUT I BON VIATGE

DILLUNS 13 DE JUNY, 11:00 H PL SANT JAUME, CONCENTRACIÓ DE SUPORT A TAXISTA VÍCTIMA DE L’ABÚS D’UN MOSSO D´ESQUADRA

concentracion luis

DILLUNS 11 DE JULIOL A LES 11;00 H, PL SANT JAUME CONCENTRACIO EN SUPORT DE LLUIS

El passat estiu un taxista va tenir un contratemps amb un motorista mentre treballava. El motorista va resultar ser Mosso d’Esquadra. Després de ser amenaçat i humiliat, el taxista es va enfrontar a un judici que li va condemnar a pagar una indemnització. A dia d’avui el nostre company es nega a pagar, la qual cosa suposa 15 dies de presó. Davant aquesta situació, el company prefereix la presó que pagar a un matón. No tolerarem més humiliacions per part de la policia.

A continuació reproduïm el testimoniatge del company:

Hola Companys i companyes, sóc Luis Bergel Floro taxista de Barcelona i membre de la secció del Taxi de CNT-AIT (Confederació Nacional del Treballo – Associació Internacional de Treballadors) Us vaig a explicar un abús de poder per part d’un Mosso de Esquadra mentre realitzava el meu treball.

El 19 de juny del 2015 sobre les 11:30 h del matí circulava amb el meu taxi pel carrer Urgel entre el carrer Paris i el carrer Còrsega. Vaig decidir canviar-me de carril, i en mirar pel retrovisor esquerre, vaig veure que venia un BMW fosc i una moto darrere, indiqui la maniobra, els deixi passar i em vaig posar darrere del motorista. El semàfor d’Urgell – Paris estava en vermell, llavors el motorista es va girar sobre si mateix en la seva moto i amb gestos i escarafalls va començar a increpar-me. Jo per gestos li indiqui que em deixés en pau.

En posar-se verd el semàfor reiniciem la marxa normal, però quan vaig indicar amb l’intermitent que em volia desplaçar a l’esquerra, el motorista en veure-ho em va tancar amb la seva moto. Vaig tornar a posar l’intermitent i per dues vegades més em va tancar el pas. En l’última intentona em va aparèixer per l’esquerra i fent girar el braç puny en alt, (ho va fer com un genet de marrada quan amb el seu llaç vol capturar a una vaca) va descarregar un cop de puny en el retrovisor del meu taxi, obligant-me a parar ja que em va deixar sense visió per aquest mirall. Ell va parar la seva moto sobre la plaça que hi ha enfront de l’hotel “Sarrià”. Jo em vaig parar per demanar-li explicacions, en baixar-me del taxi em va rebre amb la placa a la mà dient que era policia. Durant la discussió estant assegut en el meu taxi (ho tenia sobre el meu) dient-me no sé què, en un moment sota la discusio de crits  al que em tenia sotmès, li vaig posar la mà en el pit (no va ser una agressió) solament un gest, al que ell va respondre “Pega’m…..pega’m”.

Vaig sortir del cotxe, li vaig fer unes fotos a la seva moto, el cridava que em denunciaria per donar-me a la fugida. Vaig buscar un pàrquing i vaig entrar en la comissaria dels Corts. Estant esperant dins em vaig preguntar: “ara els vaig a explicar que un dels seus companys m’ha fet això?” I vaig recordar la raó per la qual havien posat càmeres de vigilància en aquestes dependències. En sortir vaig cometre l’error de tota aquesta situació. A la sentinella que custodiava la porta amb la seva armilla antibalas li vaig explicar l’ocorregut i que posaria la denúncia en el jutjat de guàrdia. Crec que a l’apareix al mosso que va copejar el retrovisor del meu taxi amb la seva moto la sentinella li va avisar de les meves intencions.

Això va succeir un divendres. El dilluns criden a la porta del meu pis dos policies amb una denúncia per “atemptat a l’autoritat” dient-me que haig de presentar-me a declarar en comissaria acompanyat d’un advocat.

Durant l’espera per al judici (que ja no era de “atemptat a l’autoritat” sinó de “Faltes” ) vaig col·locar rètols en els fanals de la parada de taxi on a pocs metres va ocórrer tot. En aquest moment, hi havia dos companys que ho van presenciar tot a pocs metres fora dels seus taxis. No em va contestar ningú, fins que vaig caure en el compte que a quatre metres del succés hi havia un quiosc de premsa. Quan em vaig presentar en el quiosc, li vaig preguntar a la dona que estava allí que si s’acordava d’aquesta discussió, al que ella em va respondre, que sí que jo era el taxista. La quiosquera va llegir la denúncia i em va explicar que quan jo em vaig anar, el Mosso va venir amb molta agressivitat amb la placa per davant exigint que havia de fer de testimoni d’ell. La quiosquera no va voler, em va dir que es presentaria al judici.

El judici va ser una pantomima, el Mosso va presentar un part de lesions fals, van anul·lar la versió de la quiosquera dient que no havia vist l’agressió, a les preguntes de qui increpa a qui? El fiscal deia “El Taxista” i la quiosquera per dues vegades va dir “No…No… el motorista”.

Em condemnen a una multa de 300 euros d’indemnització més 90 euros, un mes a 10 euros diaris o cada dues quotes de 10 euros un dia de presó. No penso pagar per tant entraré a la presó 15 dies. No penso pagar per un abús de poder per part d’aquest Mosso i més quan el part de lesions és fals.

Demano suport a l@s companys del meu sindicat, per fer una campanya juntament amb totes les associacions i plataformes contra la violència institucional que es vulguin solidaritzar el dia del meu ingrés a la presó.

SI TOQUEN A UN ENS TOQUEN A TOTS, SALUT

SALUT I BON VIATGE

ABUSO DE PODER DE UN MOSSO A UN TRABAJADOR DEL TAXI DE BARCELONA

justicia_para_Luis

Hola Compañeros y compañeras, soy Luis Bergel Floro taxista de Barcelona y miembro de la sección del Taxi de CNT-AIT (Confederación Nacional del Trabajo – Asociación Internacional de Trabajadores) Os voy a contar un abuso de poder por parte de un Mosso de Esquadra mientras realizaba mi trabajo.

El 19 de junio del 2015 sobre las 11:30 h de la mañana circulaba con mi taxi por la calle Urgel entre la calle Paris y la calle Córcega. Decidí cambiarme de carril, y al mirar por el retrovisor izquierdo, vi que venía un BMW oscuro y una moto detrás, indique la maniobra, los deje pasar y me puse detrás del motorista. El semáforo de Urgell – Paris estaba en rojo, entonces el motorista se giró sobre sí mismo en su moto y con gestos y aspavientos comenzó a increparme. Yo por gestos le indique que me dejara en paz.

Al ponerse verde el semáforo reiniciamos la marcha normal, pero cuando indique con el intermitente que me quería desplazar a la izquierda, el motorista al verlo me cerró con su moto. Volví a poner el intermitente y por dos veces más me cerró el paso. En la última intentona me apareció por la izquierda y haciendo girar el brazo puño en alto, lo hizo como un jinete de rodeo (cuando con su lazo quiere apresar a una vaca) hasta que descargó un puñetazo en el retrovisor de mi taxi, obligándome a parar ya que me dejo sin visión por dicho espejo. El paro su moto sobre la plaza que hay frente al hotel “Sarria”. Yo me paré para pedirle explicaciones, al bajarme del taxi me recibió con la placa en la mano diciendo que era policía. Durante la discusión estando sentado en mi taxi (lo tenía sobre mi) diciéndome no sé qué, en un momento bajo el apabullamiento al que me tenía sometido, le puse la mano en el pecho (no fue una agresión) solo un gesto, a lo que él respondió “Pégame…..pégame”.

Salí del coche, le hice unas fotos a su moto, el gritaba que me denunciaría por darme a la fuga. Busque un parking y entre en la comisaria de les Corts, estando esperando dentro me pregunte: ¿ahora les voy a contar que uno de sus compañeros me ha hecho esto? Y recordé la razón por la cual habían puesto cámaras de vigilancia en esas dependencias. Al salir cometí el error de toda esta situación, a la centinela que custodiaba la puerta con su chaleco antibalas, le conté lo ocurrido y que pondría la denuncia en el juzgado de guardia. Creo que al aparecer el mosso que golpeo el retrovisor de mi taxi, con su moto la centinela le aviso de mis intenciones.

Esto sucedió un viernes, el lunes llaman a la puerta de mi piso dos policías con una denuncia por “atentado a la autoridad” diciéndome que tengo que presentarme a declarar en comisaria acompañado de un abogado.

Durante la espera para el juicio (que ya no era de “atentado a la autoridad” sino de “Faltas” ) coloque letreros en las farolas de la parada de taxi donde a pocos metros ocurrió todo. En ese momento, había dos compañeros que lo presenciaron todo a pocos metros fuera de sus taxis. No me contesto nadie, hasta que caí en la cuenta de que a cuatro metros del suceso había un quiosco de prensa. Cuando me presente en el quiosco, le pregunte a la mujer que estaba allí de que si se acordaba de dicha discusión, a lo que ella me respondió, que sí que yo era el taxista. La quiosquera leyó la denuncia y me conto que cuando yo me fui, el Mosso vino con mucha agresividad con la placa por delante exigiendo que tenía que hacer de testigo de él. La quiosquera no quiso, me dijo que se presentaría al juicio.

El juicio fue una pantomima, el Mosso presento un parte de lesiones falso, anularon la versión de la quiosquera diciendo que no había visto la agresión, a las preguntas de quien increpa a quién? El fiscal decía “El Taxista” y la quiosquera por dos veces dijo “No…No… el motorista”.

Me condenan a una multa de 300 euros de indemnización más 90 euros, un mes a 10 euros diarios o cada dos cuotas de 10 euros un día de cárcel. No pienso pagar por lo tanto entrare en prisión 15 días. No pienso pagar por un abuso de poder por parte de este Mosso y mas cuando el parte de lesiones es falso.

Pido apoyo a l@s compañeros de mi sindicato, para hacer una campaña junto con todas las asociaciones y plataformas contra la violencia institucional que se quieran solidarizar el dia de mi ingreso en prisión.

SI TOCAN A UN@ NOS TOCAN A TOD@S, SALUD

SALUT Y BUEN VIAJE

INFORME DE RIESGOS LABORALES PARA EL TAXI DE BARCELONA

recortado

Este informe sobre los riesgos laborales para el taxi de Barcelona ha sido realizado por la sección del taxi de la CNT conjuntamente con un profesional en materia  de riesgos laborales del sindicato de la CNT de Cornella. En este informe se enumeran los riesgos, las medidas y las prevenciones para los trabajadores y trabajadoras del taxi de Barcelona.

IRL TAXI BCN

SALUT Y BUEN VIAJE.

 

BARALLA ENTRE TAXISTES A LA RAMBLA DE BARCELONA

Brutal-pelea-entre-taxistas-en_54429310538_53699622600_601_341


Barcelona (Redacció) .- Brutal baralla al centre de Barcelona entre dos taxistes. La Rambla ha estat escenari aquest dissabte al matí l’enfrontament a cops de puny entre dos professionals del taxi.

Un dels professionals del taxi assesta un cop a la cara a un altre i s’embranquen en una baralla a plena llum del dia davant l’atònita mirada dels transeünts.

L’escena, que dura 30 segons, acaba quan alguns dels ciutadans que estaven passejant per la Rambla decideixen separar als dos taxistes, que ja es troben a terra. Un d’ells té la samarreta trencada després de l’enfrontament.

Segons fonts del sector, que han facilitat la gravació, l’excés de taxis, l’escàs treball i la falta de psicotècnics són les conseqüències dels enfrontaments i baralles entre taxistes.

SALUT I BON VIATGE.