Arxiu de la categoria: tel aviv

REVOLUCIÓN EN EL TRANSPORTE URBANO: ISRAEL ESTRENARÁ UN SISTEMA DE TAXIS VOLADORES

Tel Aviv – “Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión”. Con esta frase memorable muchos cinéfilos evocarán enseguida la inolvidable Blade Runner (Ridley Scott, 1982), basada en la novela de Philip K. Dick, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?
Una cinta cuya trama se desarrolla en un Los Ángeles del futuro, donde miles de vehículos voladores surcan un transitadísimo cielo urbano. Un horizonte a priori de ciencia ficción, pero que podría resultar más cercano de lo que se piensa. Precisamente, la superpoblada ciudad norteamericana es una de las candidatas que barajan los ingenieros de la NASA para implantar en unos años un revolucionario sistema de taxis voladores, que desarrolla la agencia junto a la empresa norteamericana SkyTran. Y no sólo en Los Ángeles, también en otras ciudades de tráfico imposible como México D.F. y Bombay.
El revolucionario sistema consiste en vehículos de 1 ó 2 plazas que se desplazarán por levitación magnética -tecnología que ya funciona en el tren Transmed de Shangai (China) o en la línea Linimo de Japón- gracias a un sistema de raíles instalados a no menos de 7 metros del suelo y que podrán alcanzar una velocidad de hasta 150 kilómetros por hora. “Volarán literalmente por encima del tráfico, sin que les afecten los semáforos o los típicos retrasos de una línea convencional”, explica a El Confidencial Jerry Sanders, presidente de Skytran, desde su oficina en la planta 40 de uno de los rascacielos que forman el complejo Azrieli de Tel Aviv.
Volarán literalmente por encima del tráfico, sin que les afecten los semáforos o los típicos retrasos de una línea convencional, explica Jerry Sanders, presidente de Skytran
Será en la ciudad israelí donde se construya el primer tramo de vía de unos 6 kilómetros, en lo que parece una apuesta personal del actual alcalde de la ciudad, Ron Huldai y también institucional por parte del Gobierno de Israel. “Desde todos los ministerios implicados se nos dieron todas las facilidades necesarias en lo burocrático para que nos decidiéramos a lanzar aquí nuestra primera línea”, afirma Sanders.

Tres millones de euros por kilómetro de vía
La pregunta de la financiación es inevitable y más cuando cada kilómetro de vía costará alrededor de 3 millones de euros, cantidad inasumible para algunos ayuntamientos de ciudades candidatas. “Nosotros, a través de créditos bancarios, asumiríamos el coste del establecimiento de las líneas. Ningún Gobierno tendría que correr con los gastos, ni siquiera subvencionarlo”, explica Sanders. Según él, este sistema de taxis voladores es revolucionario porque es mucho más barato, dado que supone una décima parte del presupuesto necesario para poner en marcha un sistema de transporte convencional como el tranvía.
Un sistema, dicen sus creadores, que cambiará el panorama actual del transporte público mundial, pero del que tampoco está muy claro cómo podría funcionar desde el punto de vista urbanístico. “¿Qué pasa con el vecino de un tercer piso que no quiera despertarse con una cápsula voladora pasando cerca de su ventana?”, preguntamos. Para Sanders esa es una cuestión que tienen que resolver los ayuntamientos. Puntualiza: “Igual que ahora escuchamos un autobús que hace ruido debajo de casa o un tren que pasa cerca, veremos un raíl completamente silencioso y ecológico. Con el tiempo formará parte del paisaje de las ciudades”.
El proyecto inicial prevé que cada cápsula funcione primero con electricidad, pero sus diseñadores confían en poder sustituir esta energía por paneles solares adheridos a las vías. Además, para no entorpecer la subida o bajada de viajeros -habrá una parada cada 400 metros- se construirán andenes secundarios paralelos con objeto de que los taxis que necesiten frenar no obstaculicen el tráfico de los que vienen detrás.
No es ciencia ficción, aseguran los promotores de este novedoso sistema. “Dentro de no muchos años será posible llamar desde tu móvil a un taxi para que te recoja en tu casa y te lleve en tiempo récord, sin empujones ni retrasos, a la puerta de tu oficina”, concluye Sanders.
El tiempo dirá si lo que hoy permanece en el imaginario colectivo se convierte en realidad o si, como decía Rick Deckard (Harrison Ford) en Blade Runner, las máquinas “son un beneficio o un peligro”.

Las superpobladas ciudades del futuro
En 2050, el 70% de la población mundial vivirá en ciudades superpobladas. Según el último estudio de la ONU, Proyecciones de la Población Mundial, revisión de 2012, publicado el pasado mes de junio, los actuales 7.000 millones de habitantes que viven en el planeta se convertirán, en menos de 40 años, en casi 10.000. Una cifra que hoy parece aún lejana, pero que preocupa ya a los gobiernos de países como Estados Unidos, México, Japón o la India, estados que albergan algunas de las ciudades más masificadas del globo.
En este contexto sociólogos, ingenieros o medioambientalistas coinciden en una cosa: el uso eficiente de la energía y el desarrollo de la tecnología jugarán un papel clave para que estas ciudades del futuro sean habitables. La reducción drástica del tráfico y la contaminación que genera serán imprescindibles para garantizar la habitabilidad de unas urbes cada vez más masificadas.
Algunas ciudades ya trabajan en ello. Singapur, por ejemplo, es líder en infraestructura urbana inteligente. Ámsterdam trabaja desde hace un lustro para atraer a su territorio a las empresas punteras en I+D. También destaca el barrio sostenible de Hammarby Sjostad, en Estocolmo, puntero en la integración de energía, agua y espacios verdes.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

SOLIDARIDAD CON EL TAXISTA QUE SE QUEMÓ A LO BONZO

 Silman pidió el micrófono y leyó unas palabras: “EL Estado de Israel me ha robado, me ha dejado sin nada.

Moshe Silman, de 58 años, se roció de combustible y se prendió fuego durante una manifestación de los “indignados” israelíes el sábado por la noche en Tel Aviv, para protestar por un vía crucis burocrático que arruinó su vida de mediano empresario y que lo sumió en la pobreza. Anoche permanecía en estado crítico en el hospital y cientos de israelíes volvían a la misma plaza de Tel Aviv a protestar: “Todos somos Moshe Silman”, bramaban.

El hombre ha sufrido quemaduras de tercer grado en el 94 por ciento de su cuerpo y ha sido trasladado un centro hospitalario. Su estado es grave, aunque no se teme por su vida.

Silman, desesperado por sus propias circunstancias económicas y por las del país en general, leyó una proclama conmovedora y, antes de que el público se diera cuenta, se prendió fuego. El hecho ocurrió a las 22.10, cuando la manifestación, que conmemoraba un año desde el comienzo de la protesta social, ya se estaba dispersando.
Silman era uno de los muchos “Sin techo” que se instalaron en las últimas semanas en un parque en las cercanías de la estación central de trenes de Tel Aviv. Como otros, solo dormía en la carpa y durante el día iba a hacer trámites para intentar salir de la lúgubre situación en la que se encontraba.

Testigos presenciales han relatado que el hombre repartió varias copias de una carta que leyó antes de rociarse con un líquido inflamable y prenderse fuego. “El Estado de Israel me ha robado, me ha dejado sin nada. Culpo a Israel, a (el primer ministro) Benjamin Netanyahu y a (el ministro de Finanzas) Yuval Steinitz por la continua humillación que tienen que soportar día tras día los ciudadanos de Israel. Se lo quitan a los pobres para dárselo a los ricos“, denunció. No seré un ‘Sin techo’. Por eso estoy protestando contra todas las injusticias que ha hecho el Estado contra mí y aquellos como yo”. Acabó sus palabras, se roció con el combustible y se prendió fuego. El 94% de su cuerpo está quemado.

Un activista, Ofer Barkan, ha asegurado que el ahora hospitalizado era de Haifa y que ya había participado en las protestas del año pasado. “Le conocimos el verano pasado. Era una persona completamente normal que vivía en Tel Aviv, pero su negocio se hundió. Trabajó como taxista, pero sufrió un ataque al corazón por el que se quedó en el paro. Se marcho a Haifa porque no podía pagarse la vida en esta ciudad”, ha relatado.

Según Barkan, el hombre había amenazado en varias ocasiones con prenderse fuego. “Creíamos que podía hacerlo, pero no lo sabíamos”, ha añadido en declaraciones al diario israelí ‘Haaretz’.

La conmoción fue generalizada. Los manifestantes de la clase media, afectada por la brecha económica creciente que lleva a Israel a ser el segundo país en Occidente con las más amplias divisiones sociales, estaban alarmados. Semanas atrás se habían topado con una violenta represión policial y el sábado a la noche con la muerte de un compañero.

Dov Janin, diputado del Partido Comunista que participó de la marcha afirmó que “la realidad en Israel está produciendo un número creciente de gente desesperada a la que se cierran las puertas”.

Las manifestaciones para recordar el primer aniversario de las protestas, desencadenadas poco después del 15-M español, han reunido este sábado a miles de personas en Tel Aviv, Haifa, Beer Sheva, Jerusalén y Afula.

SALUT Y BUEN VIAJE.