Arxiu de la categoria: taxímetro

LOS TAXISTAS DE MONFORTE ABANDONAN LAS TARIFAS FIJAS Y SE PASAN AL TAXÍMETRO

ELP2807P13F2

               Parada de taxis ubicada en el tramo de la avenida de Galicia

La bajada de bandera ha sido fijada en 3,6 euros y el kilómetro recorrido, en 1,05.

Los taxistas de Monforte estrenarán taxímetro y abandonarán las tarifas fijas que aplicaban desde que hace décadas existe servicio de autotaxi en la ciudad del Cabe. La Xunta de Galicia dio por buenos los precios remitidos por el Ayuntamiento, que contemplan 3,6 euros por bajada de bandera y el cobro de 1,05 por kilómetro recorrido dentro del casco urbano. Hasta ahora, los profesionales del volante cobraban un precio estándar de 4,5 euros por una salida dentro de la ciudad, cantidad que subía a los 5 euros en horario nocturno y en jornadas festivas.

La nueva modalidad tarifaria supondrá que ningún viaje salga al mismo precio que hasta ahora. Uno de los taxistas monfortinos indicó que ningún viaje “será igual. Unos serán más económicos y otros más caros”, pero subrayando que se mantendrá un equilibrio con respecto a lo que se cobraba antes de la implantación del taxímetro.

SALUT Y BUEN VIAJE.

LA BAJADA DE BANDERA DE LOS RADIO-TAXI, EN “VACÍO LEGAL”

taxi-570x381

El Consejo de la Competencia desestima la reclamación de Auttacor contra Etaxi y Taxi Mezquita a los que acusaba de pactar coste cero en los servicios telefónicos hasta la recogida del cliente | El fallo se sustenta en que solo hay aprobado un “proyecto de ordenanza” en el Ayuntamiento

¿Cuándo debe comenzar a funcionar el taxímetro en un servicio de Radio-Taxi? ¿Cuando el coche se pone en marcha para recogernos o una vez que ha llegado al punto de recogida del cliente y éste se monta? En Córdoba, la respuesta oficial a esta pregunta es que, por el momento, no hay respuesta a la pregunta. Así lo pone de manifiesto una resolución de la Consejo de la Competencia de la Junta de Andalucía que, de esta manera, desestima una reclamación del presidente de Auttacor, Miguel Ruano, contra otras dos asociaciones del sector: Etaxi y Taxi Mezquita.

La reclamación, presentada en diciembre de 2013 por el responsable de la asociación mayoritaria del sector en Córdoba, acusaba a estas dos asociaciones independientes de ponerse de acuerdo para pactar “coste cero” en el servicio de radiotaxi e iniciar el taxímetro una vez que se había recogido al cliente. Por el contrario, los vehículos que pertenecen a Auttacor inician la bajada de bandera una vez que el coche se pone en marcha para recoger al usuario. El dictamen al que ha tenido acceso este medio, de fecha 27 de enero, señala, como primer punto, que la capital cordobesa se encuentra en una situación de “vacío normativo” en esta materia y que, por lo tanto, “no a lugar” a una presunta vulneración de la normativa local.

Con la ley en la mano, y siempre según la sentencia, no se podría determinar cuándo se tiene que empezar a aplicar la tarifa, dado que la única referencia válida seria la norma andaluza sobre la regulación de precios en el sector, de fecha 2012, en la que se establece que estos servicios deberán ser regulados por los Ayuntamientos, algo que, por ahora, no se ha producido en el caso de la capital cordobesa y, por lo tanto, en el momento en el que se formula la reclamación de Auttacor, diciembre de 2013.

Según este dictamen, la última ordenanza municipal sobre el taxi en la capital cordobesa, data de 1992 y no contempla este supuesto. Existe una nueva normativa, aprobada inicialmente en abril del pasado año, pero esta nueva ordenanza es sólo un proyecto de normativa, tal y como señala la Junta de Andalucía, y por lo tanto no puede entenderse como marco legal hasta que esté aprobada oficialmente. En este proyecto de ordenanza sobre el taxi sí se contempla esta situación: el taxímetro se iniciará cuando se produzca la llamada, algo que en su día provocó las quejas de asociaciones de consumidores como Facua, que tildó la medida de contraria a los derechos de los consumidores.

En esta situación de “vacío legal” que describe el consejo, también se resuelve la queja del presidente de Auttacor por el supuesto pacto entre las dos asociaciones independientes para no cobrar los desplazamientos previos a la recogida de un cliente. Durante el último año se han investigado los hechos y se han reclamado pruebas al denunciante ( el presidente de Auttacor). La conclusión vuelve a ser indefinida: “No se ha aportado prueba documental alguna” que demuestre las acusaciones de vulneración de la competencia en el sector del taxi cordobés.

Para ello, se han realizado llamadas a ambas asociaciones en las que no se ha podido acreditar que el “coste cero” exista o al menos se publicite y, tras reclamarle documentación al denunciante, éste solo aporta una entrevista en un medio local a uno de los responsables de las otras asociaciones en las que asegura que sus servicios son “entre un 7 y un 10 por ciento más baratos”, pero sin aludir expresamente a los hechos denunciados. De esta manera, la reclamación queda desestimada.

SALUT Y BUEN VIAJE.

LA ASOCIACIÓN DE TAXISTAS DENUNCIA VARIAS IRREGULARIDADES EN EL SERVICIO DEL TAXI EN MARÍN

MÁLAGA

El colectivo afirma que algunos profesionales no utilizan el taxímetro y que cobran a su antojo

La Asociación de Taxistas do Taxi Rías Baixas denuncia que se siguen produciendo irregularidades en el servicio que se presta en Marín. Tras presentar al Concello un informe con las ilegalidades que según este colectivo se producían hace un año, “no solo no se solucionaron los problemas sino que se agravaron”, afirma.

“Debemos aclarar que el uso del taxímetro es obligatorio por ley desde el 14 julio de 2014 en nuestro ayuntamiento. Además la ley establece que los vehículos proveídos de taxímetro deberán determinar en todo caso el precio del servicio mediante dicho taxímetro”, algo que según la asociación no se cumple. “Hay varios taxistas que prestan servicio con el taxímetro apagado, cobrando tarifas superiores a las autorizadas en unos casos, e inferiores en otros, con el fin de captar clientes por sus teléfonos privados”.

Según el colectivo profesional, “la impunidad con la que se creen estos infractores los lleva incluso a afirmar públicamente que para dos años que le quedan para jubilarse no piensan utilizar el taxímetro, y que después de cuarenta años de trabajar sin ley, van a venir a decirnos lo que podemos o no podemos cobrar”.

Rías Baixas recuerda que este colectivo no impone las tarifas, simplemente las acata según han sido aprobadas por la Xunta de Galicia y que son de obligado cumplimiento para todos los profesionales. Recuerda además que este incumplimiento acarrea una sanción para el infractor de 400 euros como mínimo, que en Marín no se impone.

Otra de las picarescas detectadas, es la de activar el taxímetro antes de que el usuario se suba el taxi, cuando éste debe encenderse cuando el usuario está dentro del vehículo e indique su destino, explican.

“Otra de las queja que nos están aportando los usuarios es la elección de un itinerario más largo por parte del taxista”, afirman, así como que algún taxista apenas presta la ayuda necesaria los usuarios a la hora de cargar de descargar el equipaje, “cuando tenemos el deber de cargar y descargar el equipaje de los usuarios”. Se quejan además de otras deficiencias, como la falta de pintado de la parada en Almuiña como también de la conexión del teléfono.

SALUT Y BUEN VIAJE.

ANALIZADAS LAS TARIFAS DEL TAXI EN 45 CIUDADES: TARRAGONA, SAN SEBASTIÁN, GIRONA Y PAMPLONA, LAS MÁS CARAS

taxi-570x381

FACUA se muestra contraria a encarecer el servicio en las noches de los fines de semana y a que se apliquen tarifas fijas con destino u origen en los aeropuertos.

Analizadas las tarifas del taxi en 45 ciudades: Tarragona, San Sebastián, Girona y Pamplona, las más caras

FACUA considera que no hay justificación para encarecer este servicio en los fines de semana más allá de aplicar la misma tarifa que en las noches de los días laborables..

FACUA-Consumidores en Acción ha realizado un estudio sobre las tarifas de los taxis de cuarenta y cinco ciudades (ver tablas) que revela diferencias de hasta el 131,7% en viajes de similares características.

Tarragona es la ciudad con las tarifas más elevadas, seguida de San Sebastián, Girona y Pamplona. Las más bajas son las de Las Palmas de Gran Canaria, Arrecife (Lanzarote) y Santa Cruz de Tenerife.

Las mayores diferencias por trayecto se encuentran los trayectos diurnos más cortos (bajada de bandera más un kilómetro o carrera mínima). En ese recorrido los precios varían desde los 5,33 euros que se cobra en San Sebastián y a los 2,30 euros que cuesta Arrecife, diferencias de hasta un 131,7%.

Tarifas más caras las noches de los fines de semana

FACUA critica que en diez de las cuarenta y cinco ciudades analizadas se apliquen tarifas especiales durante determinados horarios en los fines de semana, incrementando el precio con respecto a la tarifa nocturna o con una tarifa específica como en el caso de Bilbao, Barcelona, Granada, Pamplona y Sevilla.

En el caso de los suplementos llegan hasta los 1,20 euros en Huelva o un 25% en Córdoba sobre la tarifa 2, según los casos.

En Málaga hay un suplemento por nocturnidad de 2 euros que afecta tanto a los fines de semana como a los días laborables de 24.00 a 6.00 horas.

La asociación considera que no hay justificación para encarecer este servicio en los fines de semana más allá de aplicar la misma tarifa que en las noches de los días laborables.

En este sentido, advierte que los ayuntamientos deben garantizar que haya un número de vehículos suficiente para aumentar la demanda en esos días desde la perspectiva de que se trata de un servicio público y no concediendo incrementos tarifarios al sector.

Suplementos injustificados

FACUA también se muestra contraria a que los usuarios paguen suplementos por los recorridos con destinos en puntos como aeropuertos o estaciones de trenes y autobuses, ya que no existe una mayor calidad del servicio que lo justifique. También rechaza la aplicación de tarifas fijas en los viajes con origen o destino en esos lugares, ya que resultan perjudiciales para buena parte de los usuarios.

De la más cara a la más barata

FACUA ha estudiado los precios de los recorridos de uno, cinco y diez kilómetros realizados de día, de noche y las noches de los fines de semana (IVA incluido). Tras analizar los nueve  trayectos el estudio clasifica a las ciudades asignándoles puntuaciones, siendo la más cara la que acumula mayor número de puntos.

El orden es el siguiente (las ciudades con la misma puntuación aparecen por orden alfabético): Tarragona (88), San Sebastián (64), Girona (52), Pamplona (52), Lleida (50), Valencia (49), Toledo (46), Alicante (44), Madrid (44), Murcia (44), Castellón (43), Ourense (43), Granada (42), Lugo (42), Sevilla (42), Ávila (41), Barcelona (41), Burgos (41), Gijón (41), Oviedo (41), Palencia (41), Pontevedra (41), Salamanca (41), Segovia (41), Valladolid (41), Badajoz (40), Bilbao (39), Ciudad Real (39), Málaga (39), Córdoba (38), Santander (38), Logroño (37), A Coruña (34), Palma de Mallorca (32), Cuenca (31), Zaragoza (31), Huelva (27), Almería (26), Jaén (23), Melilla (23), Cádiz (19), Ceuta (11), Santa Cruz de Tenerife (0), Arrecife (Lanzarote) (0) y Las Palmas (0).

Según estos datos, la subida media que se ha producido en el último año ha sido del 1,5%. Las ciudades que más han incrementado sus tarifas en estos perfiles son Cuenca, un 14,0%, Badajoz, 4,3% y Murcia, un 3,9% (que ha aprobado dos cambios tarifarios en 2014; en la última ha eliminado la carrera mínima).

Metodología

La que en el estudio se denomina tarifa día se aplica generalmente de lunes a viernes no festivos desde las 6:00 ó 7:00 horas, según la ciudad, hasta las 22:00 ó 23:00 horas. La tarifa noche y festivos abarca el resto de horas de los días laborables, los domingos, festivos así como determinadas horas de los sábados o el día completo.

Asimismo, en diez de las cuarenta y cinco ciudades analizadas se aplican tarifas especiales o suplementos durante determinados horarios y días en los fines de semana.

Tarifas por kilómetro

La tarifa media por kilómetro recorrido es de 0,89 euros en horario diurno y de 1,11 euros en noches y festivos, un 24,7% más cara.

Las diferencias en las tarifas por kilómetro alcanzan el 89,8% en la tarifa día y el 137,3% en la tarifa noche y festivos.

En horario diurno la tarifa por kilómetro más elevada se localiza en Castellón, con un coste de 1,12 euros, seguida de Ourense y Valencia, 1,08 euros.

En horario nocturno las más caras se encuentran en Toledo, donde el precio por kilómetro es de 1,40 euros, seguida de los 1,39 de Lugo y 1,37 de Pontevedra por kilómetro en horario nocturno.

Los precios más económicos por kilómetro tanto en horario diurno como nocturno son los 0,59 euros de Arrecife (Lanzarote), seguido de los 0,60 euros de Santa Cruz de Tenerife y los 0,63 euros de Las Palmas de Gran Canaria.

De las ciudades estudiadas, el precio por kilómetro ha subido una media de 1,4% en la tarifa día y un 1,7% por la noche y festivos.

El mayor incremento, tanto en la tarifa día como en la noche, se ha producido en Cuenca, un 6,7% en la tarifa diurna y un 15,8% en la nocturna (que comienza a distinguir tarifa noche y festivos, que antes tenían una misma tarifa).

Bajada de bandera

La bajada de bandera cuesta una media de 1,83 euros en la tarifa día y un 33,9% más, 2,45 euros, en la tarifa noche y festivos.

El precio de la bajada de bandera varía en hasta un 350% en la tarifa diurna de los días laborables y un 344,2% en la tarifa noche y festivos, según la ciudad.

La más cara es San Sebastián, 4,05 euros en tarifa día y Tarragona en tarifa noche y festivos, 5,33 euros en la tarifa noche y festivos. Las bajadas de bandera más económicas son la de Ceuta, 0,90 euros, en la tarifa diurna, y los 1,20 euros de Castellón en la nocturna.

La subida media de este concepto desde el último estudio publicado por FACUA en 2013 ha sido del 2,3% en el horario diurno y de un 2,6% en el nocturno. Los incrementos más elevados se han producido en Murcia, con una subida del 33,3% en la tarifa día y del 24,6% en tarifa noche, recientemente aprobadas, al desaparecer la carrera mínima.

Carrera mínima

El precio medio de la carrera mínima es de 3,26 euros en horario diurno y de 4,31 euros, un 32,2% más, las noches y los festivos.

Las carreras mínimas varían hasta un 213,5% en la tarifa día y un 194,3% en la tarifa noche y festivos. La más cara es San Sebastián, con un coste de 5,33 euros en horario diurno y 6,18 euros en el nocturno e incluye 1,8 km de recorrido o 5 minutos.

Las más baratas, las de Las Palmas, 1,70 euros en horario diurno y Barcelona 2,10 euros por la noche. Se trata de dos de las ciudades donde la carrera mínima coincide con la bajada de bandera.

La carrera mínima ha bajado este año una media del 0,2% en la tarifa día y ha subido un 0,1% en el horario nocturno. En este caso, la subida más elevada ha sido en Cuenca, un 6,6% tarifa día y un 19,7% en tarifa noche; y Madrid, un 4,4% tarifa día y un 23,4% en tarifa noche.

En el lado contrario Murcia, que al eliminar el concepto de carrera mínima en noviembre de este año ha reducido sus precios un 32,4% en tarifa día y un 38,4% en tarifa noche, con respecto a las publicadas por FACUA en 2013. Le sigue Castellón, con una bajada de un 5,9% por el día y un 7,4% por la noche.

Viajes al aeropuerto

Diversas de las ciudades analizadas tienen tarifas fijas o suplementos, en muchos casos con un importe mínimo, para los trayectos con origen o destino aeropuertos.

Madrid tiene una tarifa específica para estos recorridos dependiendo del destino; en los viajes con origen o destino entre el aeropuerto y el interior de la Calle 30 se aplicará una tarifa fija de 30 euros.

En Sevilla la tarifa para estos recorridos es de 22,20 euros en su tarifa día y 24,75 euros en su tarifa noche.

De las ciudades que tienen suplementos para los viajes con origen o destino en el aeropuerto, Barcelona y Badajoz son las que cobran el importe mínimo más alto (que se aplica a las salidas desde el aeropuerto), 20 euros, seguidas de Málaga, 15,21 euros en su tarifa día y 19,01 en tarifa noche.

SALUT Y BUEN VIAJE.

LA ÚLTIMA NOVEDAD DEL TAXI DE MADRID: EL LETRERO LED

taxi-2--644x362

Algunos taxistas están instalando en el parabrisas este elemento, que permite que se vea si están libres u ocupados a mayor distancia.

Es la última moda en los taxis madrileños: un letrero luminosorealizado con leds y que informa sobre el estado del taxi: si está libre u ocupado. Lo mismo que la luz verde del techo, pero con la diferencia de que esto se ve mejor y a más distancia.

La «moda» está creciendo entre los conductores de este servicio público madrileño. «Es fácil de poner, no demasiado caro, y a los clientes les gusta», explica a ABC un taxista madrileño, que compró el elemento «por internet» y por menos de 100 euros. Con humor, aseguraba: «Me dicen los compañeros que al final, terminarán poniendo esto como obligatorio en todos los taxis».

Son varias las empresas que ofrecen el complemento, cuya misión fundamental es facilitar que los ciudadanos identifiquen los taxis que están libres, especialmente las personas con problemas de vista. Es, recuerdan en una de estas firmas, especialmente efectivo de día, cuando la luz del sol dificulta distinguir si la luz de las capillas está encendida.

Estos luminosos se hacen con lámparas leds, se fija al parabrisas delantero con ventosas. Se puede sacar del coche a diario, para evitar su robo, y se puede instalar a la toma del mechero o al taxímetro -de manera que se encenderá automáticamente cuando el taxímetro pase a fase «libre» y se apagará cuando pase a fase «ocupado».

SALUT Y BUEN VIAJE.

LONDRES DECLARA LEGAL LA “app” UBER, AL MENOS DE MOMENTO

La empresa de alquiler de coches con conductor Uber ha ganado una batalla, pero no la guerra, para seguir ofreciendo su particular servicio de transporte bajo demanda en una importante plaza: Londres.

La autoridad que se encarga de regular el transporte metropolitano, Transport for London (TfL), ha concluido que no cree que Uber esté incumpliendo la ley que regula el negocio del taxi, pero va a solicitar a la máxima instancia judicial de Reino Unido que se pronuncie sobre el asunto.
El meollo de la polémica legal se concentra, en la ciudad del Támesis, en la regulación que exige que los servicios de taxi utilicen taxímetros que, además, deben someterse a una normativa exhaustiva.
En una decisión que da la razón a Uber y otras aplicaciones similares, como Hallo, el hecho de que Uber utilice el GPS para calcular las tarifas de forma aproximada no hace que éste funcione como un taxímetro.
Al estar fuera de la normativa, señala TfL, la actividad de Uber no es ilegal… ni al lo contrario.
“TfL ha sentado como criterio provisional que los smarphones usados por los conductores (de Uber), que pueden usarse como herramientas GPS para medir las distancias de los trayectos (…) y calcular las tarifas- no constituyen un taxímetro” a efectos legales.
En pocas palabras, TfL asegura que la aplicación puede usarse igual que un taxímetro pero no es un taxímetro y por tanto los conductores de Uber están fuera de su jurisdicción.
Uber ha sido objeto de numerosas protestas por los taxistas convencionales en multitud de las ciudades donde se ha implantado.
En Madrid, está convocada una protesta para el próximo 11 de junio para demandar a las autoridades que terminen con este nuevo mercado de transporte de viajeros.
La pasada semana se conoció que Uber podría valer ya cerca de 12.500 millones de euros.

SALUT Y BUEN VIAJE.

 

LOS USUARIOS DEL TAXI HAN CAÍDO OTRO 12% EN EL ÚLTIMO AÑO

Se realizan un millar de carreras menos al día que en 2012 y el bajón llega al 40% respecto a 2007
Los ciudadanos valoran con un notable alto (7,5) el servicio.

PAMPLONA – El sector del taxi se ha visto también azotado por la crisis, y con bastante virulencia. En el último año 2013, se estima que se ha producido un descenso en el número de carreras en cerca del 12% en días laborables y del 5% en fines de semana respecto a 2012. La bajada es continuada desde el año 2007, por lo que, según valoran los taxistas, se calcula que en los últimos 7 años el servicio ha caído un 40% o más. Como aspecto positivo, el taxi, según este informe de la Mancomunidad, obtiene un notable en la valoración dada por los ciudadanos. La satisfacción global del servicio se sitúa en un 7,5 sobre 10 (el mismo nivel que en 2012 y el máximo desde que se realiza este estudio), lo que en porcentajes supone que el 79% de los usuarios le dan un 7 o más de nota.

Estos datos han sido extraídos del Estudio de demanda y satisfacción con el servicio del taxi de 2013, elaborado por la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, tomando como base 380 llamadas a usuarios. De este estudio, se concluye que el número medio de viajes generados por los residentes de Pamplona y su Comarca en junio de 2013 a lo largo de un día laborable se sitúa en torno a los 4.858, y en 8.085 viajes en fin de semana, lo que supone un millar menos de carreras al día que el año pasado. A la semana, el total de viajes generados exclusivamente por residentes en el área de influencia de la Mancomunidad asciende a 32.375. Asimismo, se pone en evidencia que el porcentaje de población que cogió un taxi en el último trimestre del estudio fue “el más bajo de la serie histórica”, el 18,6%, frente al 21,3% de 2012. Si se compara con el año 2007 (primer estudio realizado) la variación es mucho mayor, ya que entonces el 31% dijo haber cogido un taxi.

SATISFECHOS CON EL SERVICIO Lo que sí es cierto, a tenor del estudio del ente comarcal, es que los usuarios del taxi están más que satisfechos con el servicio, y le dan un notable alto, un 7,5 concretamente, de media, una puntuación que ha ido creciendo a lo largo de los años del estudio, ya que en 2007 era del 6,8. Así, el 79% puntúa con un 7 o más el taxi, y el 17%, le da un 5 o 6. Por debajo del 5, sólo el 4%.
Por franjas horarias, los usuarios más contentos son los que cogen taxi en un día laborable (7,7) y las mujeres (7,7 de nota media); las personas mayores de 50 años (8 de media), y los jubilados (8) y amas de casa (8,2). Por contra, se nota un ligero descenso en el grado de satisfacción entre los usuarios de fin de semana (7,2) y los que cogen el taxi en horario nocturno, de las 12 de la noche hasta las 6 de la madrugada (7,00), una tendencia que puede ser lógica, debido a que hay muchos más usuarios concentrados en determinadas zonas de ocio y a horas punta, lo que genera más colas y esperas.
El estudio mide la calidad percibida por los ciudadanos en función de 21 variables, y entre ellas los usuarios del taxi conceden mayor importancia a la seguridad que les infunde viajar en taxi, así como la atención al cliente y la duración del viaje. ¿Qué aspectos valora como más importantes el cliente del taxi? y, una vez cogido el taxi, ¿el servicio ha satisfecho positivamente estas prioridades? Parece que para la mayoría sí, y el índice de satisfacción registró en 2013 un valor de 7,3 sobre 10. Así, la seguridad es el aspecto que más satisfechos deja a los clientes de los taxis de Pamplona y su Comarca, y le dan un 8,6, seguido de la profesionalidad de los conductores, que recibe una media de 8,3 sobre 10.

TAXÍMETROS VISIBLES Otra cuestión que merece ser destacada es que los taxímetros están visibles, un aspecto valorado con un 8,2, de la misma forma que la limpieza y comodidad de los vehículos, con notas de 8,2 y 8, respectivamente. Rozando el 8, están el trayecto elegido y la amabilidad de los taxistas (7,9 de nota), y la confianza que generan estos al cliente (7,8).
Por el contrario, entre los aspectos menos satisfactorios, está la espera de taxi por teléfono en horario nocturno (6,5 de nota) y la espera de taxi en parada también por la noche (6,2). La información de las paradas de taxi (5,7), las tarifas (5 de puntuación) y la información de las tarifas y suplementos (4,7, es la única variable que no llega al aprobado) son los mayores peros que los usuarios ponen al taxi, de ahí que, como reconoce el presidente Jesús Cerdán, haya que realizar más campañas informativas entre los ciudadanos sobre este transporte.
En general, el taxi el servicio del taxi está muy bien valorado por los usuarios, pero ¿qué habría que mejorar? Las conclusiones del estudio señalan como áreas para trabajar las esperas en parada y al solicitar un taxi en horario nocturno, y la necesidad de más información de tarifas y suplementos, de dónde están las paradas en la ciudad (para mayor comodidad de los ciudadanos). En cualquier caso, hay que indicar que para el 23% de los usuarios el taxi ha mejorado en el último año.

DE INTERÉS
50
Licencias de más se calcula que hay actualmente a tenor de la situación económica y la demanda, según Tele Taxi. En su día se planteó librar un día a la semana para repartir el servicio, pero “no se ha llegado a acuerdo, porque la situación es muy crítica”, dice Cerdán.
176
Euros al mes paga cada taxista de cuota para garantizar la atención al público (emisoras, etc.). Al año, en total, destinan unos 650.000 euros.

36
Paradas de taxi hay en Pamplona y su Comarca con 254 plazas. En toda la ciudad hay apenas 3 kilómetros de carril taxi.
21%
Solo el 21% de los usuarios afirma conocer las tarifas del taxi y la manera de como aplicarse. Solo el 19% conoce que es obligatorio entregarle el tique.
SÍ SE PUEDE…
Parar a un taxi en carrera. Siempre que tenga la luz verde.
Poner publicidad en un taxi. Actualmente la llevan el 50%. Viene a costar unos 20-50 euros al mes en las dos puertas.
.Pagar con tarjeta. Hoy en día todos los taxis llevan sistema de pago con tarjeta sin contacto.
.Hablar con el conductor. Por el contrario, los taxistas tienen una norma de protocolo que es no hablar con el cliente si éste no se dirige a él. Pero no deja de ser una norma de educación.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

SEVILLA, LOS TAXIS BAJARÁN LA BANDERA SÓLO CUANDO SE SUBA EL USUARIO

Así lo recoge el artículo 54 de la nueva normativa que está ahora en exposición pública y entrará en vigor a finales de febrero.

La nueva ordenanza del taxi que ahora está en fase de alegaciones contempla cambios sustanciales en la actual normativa vigente. Además de prohibir que los taxistas lleven pantalón corto o ropa deportiva, así como plantear la realización de un exámen psicotécnico y una prueba de inglés básico, la nueva norma establece que el taxímetro no podrá bajarse hasta que el usuario no se haya subido al taxi y haya dicho la dirección a la que desea ir.
Y esa premisa debe cumplirse aunque se trate de un servicio concertado, incluyendo a las emisoras que se encargan de avisar a los vehículos para que acudan a una dirección concreta. La normativa, que ha sido consensuada con el sector del taxi, también contempla la eliminación de los asalariados para los titulares de licencia, salvo en el caso de enfermedad grave o alguna lesión, y por un plazo máximo de 24 meses.
Esta norma entrará en vigor a finales de febrero, cuando se apruebe definitivamente por el Pleno y se hayan resuelto las alegaciones presentadas.

Multas a 224 taxis
Durante el último año, la Policía Local ha multado a 224 taxistas, la mayoría por incumplimientos leves de las ordenanzas. Una buena parte de las infracciones sancionadas se deben a incumplimientos que afectan directamente a los ciudadanos como son extender recibos o facturas no oficiales y/o sin los datos esenciales, cobrar tarifas superiores a las vigentes o suplementos no autorizados a los usuarios.
Otros incumplimientos, la mayoría con carácter leve, han sido porque el taxímetro no estaba debidamente precintado, por no portar la documentación completa exigida, por no tener en un lugar visible para el usuario las tarifas vigentes o por haber cometido alguna infracción de tráfico.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

VALENCIA, EL TAXÍMETRO GENERA CONFIANZA

Taxistas y usuarios, enfrentados por la tarifa plana para viajar desde el aeropuerto.

Decenas de aviones tocan tierra cada día en Manises, dejando centenares de pasajeros que llegan dispuestos a descubrir por primera vez Valencia o, sencillamente, a volver a casa. Pero el viaje no acaba en el aeropuerto. El taxi sobrevive al metro desde hace años pero, desde que se anunciara la tarifa plana aprobada por la Conselleria de Infraestructuras, el sector se ha puesto en pie de guerra.
Un montante de veinte euros por trayecto desde el aeropuerto a Valencia y de veintitrés si pasa del Bulevar Serrería hasta el puerto ha encendido la mecha del gremio, que ha convocado una huelga de cinco días, desde el 20 al 24 de enero, para protestar contra la medida y en la que se exigirá que la tarifa plana se sustituya por una tarifa mínima que compense las pérdidas que se vienen generando desde hace años.
«Está claramente mal planteado. Hay servicios que la tarifa plana no cubre, necesitamos un mínimo que sea más alto para que, al final de la jornada, nos salga rentable el día», cuenta el taxista Elías González. Y es que, el problema, es más la falta de trayectos que la realización de éstos. «Ayer llegué a las doce del mediodía y hasta las seis de la tarde no tuve pasajeros. Estoy a favor de la huelga, pero no creo que pueda seguirla tantos días. Está claro: si no trabajo, no cobro», afirma.
Pero los veinte euros no han hecho otra cosa que destapar las quejas de un sector que denuncia haber sido olvidado desde hace mucho tiempo por las instituciones. «La tarifa plana ha sido la gota que ha colmado el vaso», cuenta Enrique Navarro, otro de los taxistas que, cada día, salen desde el aeropuerto de Manises. «La publicidad que se ha dado a los abusos nos ha hecho mucho daño, pero la administración no ha hecho nada», cuenta. A la nueva medida se une, además, la reciente competencia de Metrovalencia, que llegó a Manises sin que Conselleria adaptara la oferta de taxis a la demanda. Demasiados coches para pocos pasajeros. «Deberían haber retirado licencias después del bajón de actividad. Durante estos años hemos cambiado las tarifas en favor del cliente, pero al final si el taxi tiene pérdidas las asumimos nosotros».
Los taxistas apuestan por limitar el consumo mínimo y máximo, así como seguir haciendo uso del taxímetro. «El taxímetro genera confianza en el cliente. Está homologado y ha pasado pruebas», afirma David V., conductor.
Entre los usuarios, sin embargo, ánimo de victoria. Rosario Chordá vive en los Países Bajos desde hace años y llegaba al aeropuerto de Manises con billete de ida y vuelta. «En Holanda estoy acostumbrada a estos precios. Veinte euros me parece un precio ajustado, nada excesivo, sobre todo teniendo en cuenta la distancia entre Manises y Valencia», cuenta. Los abusos a aquellos que no conocen la ciudad, una de las razones que más repiten para alabar la tarifa plana. «Evidentemente queremos pagar cuanto menos mejor y a aquellos que venimos de fuera de Valencia o de España nos viene mejor», afirma Gemma Ros. Aún así, muchos de ellos siguen prefiriendo moverse de manera subterránea y optan por la conexión de Metrovalencia. «La tarifa plana está bien pero, por el momento, muchos preferimos el metro, ¡sobre todo si viajamos con compañías low-cost!», cuenta Sergio T., recién llegado a Valencia.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

TARIFA PLANA AL AEROPUERTO DE MADRID

La tarifa plana establecida en Madrid evita la taquicardia del taxímetro y la sorpresa de los suplementos

La clásica escena. Turista aterriza en ciudad desconocida y busca taxi desde el aeropuerto. Con el trajín del viaje es fácil distraerse, dejar que el taxímetro vaya sumando céntimos y tomar el itinerario zigzagueante del taxista como un interesante recorrido turístico. Incluso aceptar con vehemencia un suplemento imprevisto y desconocido que eleva la factura a la categoría de desorbitada y absurda. Si ese turista equis acaba de bajarse en el aeropuerto internacional de Narita (Tokio) puede agarrarse fuerte al asiento…le toca pagar unos 200 euros (20.000 yenes) para llegar al centro de la ciudad. El problema es que este aeropuerto se encuentra a una hora de trayecto.
Para evitar una situación parecida, Madrid Barajas ha establecido una tarifa plana de 30 euros de la ciudad al aeropuerto. Una cantidad que en el marco comparado la sitúa ligeramente por encima del resto de ciudades españolas, y en la media de las principales europeas.

«Lleguemos a un acuerdo»
El imaginario anglosajón se rige por la voluntad individual, ajeno a normas estáticas. Quizás por eso si nos llevamos a ese turista equis a London Heathrow la escena será algo distinta de la de Tokio, Narita o la de Madrid Barajas. Lo primero que le dirá ese taxista no será «a dónde», si no «por cuánto». La costumbre en ciudades como Londres o Nueva York es pactar el precio de la carrera antes de arrancar, aunque el precio suele mantenerse dentro de unos márgenes lógicos. La carrera desde London Heathrow hasta el centro de la City suele costar unas 40 libras (unos 47 euros).
En el resto de aeropuertos de la capital del Reino Unido los precios oscilan entre las 30 o 40 libras (35 – 47 euros) del London City Airport a las 70-100 libras (80-120 euros) de Gatwick o Stansted, que están en las afueras de la ciudad. También puede pactarse el precio del viaje en Nueva York, aunque es menos habitual. Desde la ciudad de Manhattan existe una tarifa plana al aeropuerto de 52 dólares (38 euros) más la indispensable propina de aproximadamente el 15%.

Las capitales europeas, más caras
La mayoría de las grandes ciudades europeas tienen precios más elevados que nuestra capital. Roma es garantía de desmayos y taquicardias. Y no es por culpa del famoso síndrome de Stendhal, si no por los 50 euros que cuesta desplazarse desde el aeropuerto Leonardo da Vinci o desde el de Ciampino, hasta el centro de la ciudad. Tarifa plana, sí, pero solo para algunos bolsillos.
Podría ser peor. En París, donde no existe ninguna tarifa base, los precios se disparan. Un taxi hasta el aeropuerto de Charles de Gaulle puede costarnos hasta 60 euros. Desde Orly, serían unos 50 euros.
Tampoco existe tarifa plana en Rusia, pero el taxímetro es algo más amable que en Francia. En Moscú hay tres aeropuertos principales (Sheremétievo, Domodiédovo y Vnúkovo). La carrera desde cualquiera de ellos es de unos 1.800 rublos (42 euros), pero por la noche puede subir hasta los 2.500 rublos (58 euros).
En Berlín no hay tarifa plana pero los trayectos desde el aeropuerto suelen salir bastante caros: entre 40 y 50 euros desde el aeropuerto de Schönefeld. Además, hay un suplemento de 1 euro por bulto. La única tarifa fija es para recorridos de hasta 2 kilómetros y es de 4 euros.

España, más económica
Afortunadamente, la carrera desde un aeropuerto nacional se mantiene en márgenes más razonables. Si salimos desde Barcelona- El Prat con destino por ejemplo a Plaza Cataluña estaremos pagando unos 27 euros. En Barcelona coexiste una tarifa fija para ir del aeropuerto al centro de la ciudad, pero sí un suplemento de 3,10 euros por entrada o salida del aeropuerto y de 2,10 euros para la estación de Sants.
Pero la palma dentro del territorio nacional se la llevaría Gran Canaria ya que el aeropuerto está a unos 27 kilómetros del centro de la ciudad y no existe tarifa plana. Desde la web de Taxi Gran Canaria se oferta un precio total de 35 euros.
En las otras islas el viaje sale mucho más barato. Desde la plaza de España de Palma de Mallorca y hasta el aeropuerto de Son Sant Joan el trayecto nos sale por unos 18 euros.

Otras capitales con tarifa fija
Sevilla es otra capital de provincia con precio cerrado . De 19,87 a 31,87 por la noche desde que en el año 2014 el alcalde de la ciudad, Alfonso Sánchez Monteseirín decidió atajar el problema de la picaresca de los taxistas.
También en Santiago de Compostela existe un precio fijo de 20 euros para el trayecto entre el aeropuerto de Lavacolla y el centro de la ciudad. Además existe la opción de cojer un autobus a un precio de 3 euros. En otras ciudades de Galicia, como La Coruña, la carrera oscila entre los 18 y los 20 euros, incuyendo un suplemento de 3,57 euros y otro por ocupación del maletero de 0,73€.

SALUT Y BUEN VIAJE.