Arxiu de la categoria: rennes

LOS TAXISTAS EUROPEOS SE REBELAN CONTRA EL INTRUSISMO INFORMATICO

En Barcelona, Madrid, Londres, París y otras ciudades europeas los taxistas protestaron este miércoles contra la competencia de los denominados “vehículos de turismo con conductor” (VTC), en particular de la empresa estadounidense Uber, que sacudieron el negocio.

“Nosotros vivimos del turismo durante casi todo el año. Y de repente llega esta gente que, sin pagar ningún tipo de impuesto ni ser profesional, te quita el negocio”, lamentaba Silveri Pérez, taxista de 55 años, en la manifestación de Barcelona, única ciudad española donde opera Uber según su página ‘web’. Aunque no se convocó oficialmente una huelga en la ciudad, la mayoría de conductores dejó el coche en casa. Algunos huelguistas dañaron los taxis de compañeros que decidieron trabajar e hirieron a uno de ellos, informó la policía.

En Madrid, el sector organizó una huelga de 24 horas y una protesta para pedir el cumplimiento de la ley. “Cerca de 100.000 familias dependen directamente del taxi” en todo el país, recordaron sus organizadores.
En España, la administración se posicionó a favor de los taxistas: el ministerio de Fomento recordó que los VTC pueden recibir sanciones de entre 4.001 y 6.000 euros mientras que en Barcelona el Govern reclamó a Uber el cese inmediato de su actividad e inició el proceso para imponerle sanciones.
El movimiento de protesta se originó en Reino Unido, donde los famosos taxis negros están preocupados por el espacio cada vez mayor que ocupa Uber, y sus colegas de otros países, igualmente inquietos, los secundaron con una movilización a nivel europeo. “Uber no respeta de forma deliberada las normas en vigor y además dispone de medios muy importantes”, valorados en unos 17.000 millones de dólares, resume Serge Metz, presidente de la central francesa de radio-taxi Taxi G7.
La ‘start-up’ estadounidense, fundada en 2009 en San Francisco, lanzó una aplicación que pone en contacto a particulares y conductores no profesionales a través del teléfono móvil en 70 ciudades de 36 países. La compañía cobra una comisión sobre el precio de la carrera.

– Cumplir con las reglas –
En Londres, miles de taxistas se concentraron en la céntrica Trafalgar Square y sus alrededores con sus característicos coches negros, haciendo sonar el claxon y pidiendo a gritos la dimisión del alcalde de la ciudad, el conservador Boris Johnson, a quien acusan de no proteger sus derechos.
No queremos prohibir Uber pero deben aplicarse las mismas reglas”, decía Steve McNamara, secretario general de la Asociación de Conductores de Taxi Londinenses.
La directora general de Uber, Jo Bertram, aseguró que la empresa superó “el examen más estricto y completo hecho hasta la fecha por Transportes de Londres a un operador de vehículos privados”. Los taxistas de esta ciudad llevan décadas conviviendo con los ‘minitaxis’ privados nacidos en la década de 1960 y regulados en 1998. “No tenemos ningún problema con la competencia. Llevamos años compitiendo con los minitaxis” pero “no pensamos que la gente que usa estas aplicaciones esté sometida a las mismas regulaciones”, aseguró Ian Beetlestone, del sindicato RMT.
Para evidenciar la diferencia de condiciones de entre unos y otros, en Roma se preveía una “huelga al revés”, trabajando todo el día “sin normas” y cobrando la carrera a un máximo de 10 euros como denuncian que hacen los VTC, según Taxistory, el ‘blog’ de los taxistas de la capital italiana. Los de Milán, en el norte de Italia, estaban en huelga desde las 06H00 GMT a las 20H00 GMT, aunque debían garantizar un servicio mínimo para personas mayores, enfermos y minusválidos.
En Alemania, las manifestaciones previstas tomaban forma de caravanas en Berlín y en Hamburgo, en el norte, según el director de la Federación de Taxis y Vehículos de Alquiler, Thomas Grätz, quien pide al Parlamento que actúe “contra la competencia ilegal” de Uber y otros servicios similares.
En Francia fue la patronal la que se apuntó a las protestas. Cientos de taxis bloquearon por la mañana los aeropuertos parisinos de Orly y Roissy Charles De Gaule para dirigirse luego hacia la ciudad, bajo el lema “no a la competencia desleal”. “Los VTC quieren matarnos”, afirmaba Mamoudou Sall, taxista desde hace 37 años, denunciando una situación “con más cargas, más competencia, menos libertad y menos clientes”. El movimiento afectaba también otras ciudades francesas como Marsella, Nantes o Rennes. El Gobierno francés encargó un informe que se presentó a finales de abril para calmar las relaciones entre taxis y VTC, aunque con poco resultado hasta el momento.
Las empresas de VTC, por su parte, se muestran irritadas ante la protesta de los taxistas. “La inquietud de los taxis es comprensible”, pero hay que diferenciar entre “las nuevas sociedades de VTC que operan con total respeto de la ley, y las que se salen de la misma”, afirma Yan Hascoet, presidente de Chauffeur Privé. Para Dave Ashton, cofundador de la firma Snapcar, la huelga es aún más incomprensible en Francia cuando “el informe (entregado al gobierno) es favorable a los taxis”.
/Confederación Europea del Taxi

SALUT Y BUEN VIAJE.