Arxiu de la categoria: Reconversión

MÁLAGA EL SECTOR DEL TAXI, AL BORDE DEL COLAPSO POR EXCESO DE OFERTA Y CONFLICTOS SIN RESOLVER

13918056318163

El turno de descanso, la falta de reciprocidad para recoger clientes en los municipios, las 99 licencias concedidas en 2002 y la menor demanda pone al límite a los 1.433 taxistas – La reconversión ha reducido los 1.400 asalariados de hace tres años a 407

El sector del taxi se encuentra en una encrucijada de difícil solución. La reconversión de los últimos años ha adelgazado al sector en asalariados, que han pasado de 1.400 a apenas 407 en tres años, pero no ha sido suficiente para asumir el golpe de la crisis tras seis años de caída de la demanda y exceso de oferta. Unos estiman en 99 las licencias que hay que eliminar para ajustar la oferta. Otros elevan la cifra a 300, pero en el fondo hay una coincidencia de que hay demasiados taxis para tan poca demanda de este servicio. El resultado es un sector al borde del colapso y con muchos problemas por resolver.

Parece que no hay discusión sobre que hay un exceso de licencias en la calle. El representante de los asalariados del taxi, Arturo Kindelán, apunta a las licencias provisionales concedidas en 2002 dentro del plan de viabilidad municipal, que se suspendió en 2007 pero con 99 licencias activas y que no se rescataron como se preveía. El presidente de la Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi (Aumat), José Maté, hace un cálculo más al alza. Habla de 300 taxis que sobran de las calles de Málaga. El centenar del fallido plan de viabilidad municipal y otros 200 coches más. De hecho, reclama al Ayuntamiento de Málaga «un plan a medio plazo para el rescate de licencias». De fondo está el reparto de unos magros ingresos diarios.

Una jornada normal puede reportar unos 80 euros de ingresos, a los que hay que restar el gasto en combustible, seguros del coche, Seguridad Social, posibles averías y amortización del coche y, en algunos casos, de la adquisición de la licencia, que puede llegar a suponer un desembolso de 600 euros al mes. El resultado es que el taxi se sitúa ya en el límite de producir pérdidas, algo que en algunos casos ya se produce.

«El sector ha acometido una profunda reconversión reduciendo el número de asalariados y legalizando la actividad, pero ya le toca el turno al Ayuntamiento», insistió José Maté, quién reclamó un plan para rescatar licencias.

El concejal de Movilidad, Raúl López, descartó que se acuda a un rescate de licencias con dinero público, algo que se hizo en 2002 pero que en las actuales circunstancias «no es posible y hay que plantear otra cosa». No obstante, el edil apuntó que el número actual «es adecuado para una ciudad con 600.000 habitantes y una gran población flotante». «Durante tres años hemos congelado las tarifas y ahora es un medio más económico, permitiendo además la publicidad en los coches para suavizar la crisis», insistió el concejal.

Al exceso de licencias se le unen otros problemas que no terminan de encontrar un encaje definitivo y que provocan la devaluación del taxi en la capital. Sólo basta comparar por cuánto se vende una licencia en Málaga, con un precio que ronda los 80.000 euros, y en otros municipios vecinos. En Torremolinos se pagan 160.000 euros y en Marbella, 240.000 euros. Las perspectivas de negocio a medio plazo explican estas diferencias.

También tiene que ver la falta de solución al aeropuerto. El presidente de Taxi Unión, Francisco Soria, insiste en que la Junta de Andalucía «nos prometió una solución, pero todavía no ha dicho nada». Esto ha llevado al sector ha plantear una huelga en la capital en los días claves de la Navidad (24 y 31 de diciembre y 5 de enero). Sólo el compromiso de la Consejería de Fomento en dar una fecha para aprobar la reciprocidad modulada –permitir que los taxis de la capital recojan a clientes en otros municipios previo contrato– evitaría el paro.

La consejera de Fomento, Elena Cortés, comparece hoy en el Parlamento andaluz con una pregunta pendiente de respuesta planteada por el diputado socialista por Málaga Enrique Benítez sobre la reciprocidad modulada. De su respuesta pende una huelga.

SALUT Y BUEN VIAJE.

HAY QUE ELIMINAR AL MENOS 600 LICENCIAS PARA QUE EL TAXI SOBREVIVA EN ZARAGOZA

El sector ha presentado un proyecto para su reestructuración ante la UE, confían en ser incluidos en el Fondo Europeo para los Efectos de la Globalización y la Crisis.

La “necesaria restructuración” del sector pasa por la retirada de licencias y la interlocución con las autoridades europeas. Estos son losgrandes puntos que la Asociación de Autónomos de Aragón, UTA, y la Asociación Provincial de Autotaxi de Zaragoza con el apoyo de la eurodiputada socialista Inés Ayala han tratado en la Comisión europea del Sector del transporte.
El colectivo viajó hasta Bruselas para hacerles llegar la difícil situación por la que pasa el sector. El auge y el desarrollo de otros medios de transporte urbano como la bici o el tranvía sumada a la crisis económica ha generado una situación insostenible para los autónomos del taxi.
Ayala ha explicado que es necesario incentivar la interlocución de estos trabajadores con las plataformas europeas. En este aspecto, la eurodiputada ha resaltado la necesidad de “presentar un programa de propuestas en positivo” con soluciones que pasen por la cooperación con otros elementos de movilidad urbana como la bicicleta.
Pero la gran propuesta que se ha llevado a Europa ha sido la “reestructuración necesaria ” del sector que, según el presidente de la Asociación Provincial de Autotaxi de Zaragoza, Luis Miguel de Torres, pasa por la retirada de vehículos. “De los 1.777 taxis que operan en Zaragoza es necesario retirar por lo menos 600 licencias a medio plazo”.
“Tal y como está la demanda, no hay otra solución que un reestructuración y Europa nos ha tendido la mano”. A su vez, Torres afirma que “hasta que no lleguemos a los 1.1000 taxis, la situación no mejorará.
El colectivo ha sufrido en los últimos años un descenso notable de clientes, ligado a la aparición del tranvía en barrios como el Acturdonde este servicio ha copado la mayoría de la demanda de transporte. Torres es claro: ”Si hacen la segunda línea del tranvía estamos abocados al fracaso”.
Auto ERE
Hace unos meses el sector ya llevó a cabo un “auto expediente de regulación” por el que se apartaron 532 vehículos, a través de un sistema de turnos. “Ahora tenemos más espacio en las paradas de taxi, nos permite trabajar con menos estrés pero el resultado sigue siendo el mismo”, afirma Torres, a pocas semanas del fin de su mandato tras doce años al frente de esta asociación.
Fondos europeos
La eurodiputada Inés Ayala ha afirmado que desde el Fondo Europeo para los Efectos de la Globalización y la Crisis se han mostrado interesados en el proyecto de reestructuración del sector que se ha presentado. El fondo, dotado con 150 millones de euros, tiene como objetivo resolver problemas en los sectores más cercanos a la ciudadanía. “Hemos conseguido incluir a los autónomos profesionales del taxi entre las propuestas de este fondo con el que podríamoscofinanciar los planes de reestructuración del sector”.
Asimismo, el Secretario General de UPTA, Álvaro Bajén, se ha mostrado muy tajante en el rechazo a la liberalización del taxi. “El mercado no es capaz de resolver los problemas de la sociedad y por eso existen los servicios públicos como la sanidad, la educación o el taxi, que ayudan a garantizarlos”. Aboga por continuar en la línea del Parlamento Europeo hacia el urbanismo sostenible donde se regule la contaminación del transporte ligero, que en algunas zonas de Europa pasa por imponer algunas limitaciones a los vehículos privados.
A la reunión también ha asistido el presidente de la Asociación de distribuidores de paquetería y hostelería de Zaragoza que se une a las propuestas y añade que se deben regular también “las zonas de carga y descarga, los horarios de ciudades y las calles en un solo sentido“.
Ahora le toca el turno a las instituciones. El colectivo espera que el proyecto esté sobre la mesa en unos seis meses aunque han advertido que llevará tiempo porque es la primera vez que se trata una restructuración de autónomos del taxi en Europa.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

EL AYUNTAMIENTO RETIRARÁ CERCA DE 270 LICENCIAS DE TAXI

Un informe elaborado por Obras y Servicios fija que la ratio debe bajarse de 4,8 taxis por cada mil habitantes a un máximo de 3,5.

El Servicio de Gestión y Control de Servicios Públicos y la Sección de Transportes del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife han emitido un informe en el que se fija el ratio de taxis por cada mil habitantes que debe aplicarse en la ciudad y que supondrá la disminución de 266 licencias.
En concreto, el estudio compara la proporción del número de licencias frente al número de habitantes en diferentes poblaciones españolas semejantes a la capitalina teniendo en cuenta aspectos como el turismo, la presencia del puerto, etc… y concluye que la gran mayoría tiene una proporción inferior a la de Santa Cruz que actualmente es de 4,84.
“Del análisis comparativo se deduce que, en el conjunto de las situaciones consideradas, la media de la proporción de licencias de taxis está en el orden del 3,17 por mil, llegando al 3,55 si se consideran condiciones especiales como las ya citadas”, detalla literalmente el informe.
Y es que en la actualidad Santa Cruz tiene 998 licencias activas, cuando se estima que debería tener un máximo de 732.
Preguntando por cómo prevé ejecutar esta disminución, el concejal de Obras y Servicios, Dámaso Arteaga, explica que a través de la subvención del cese de actividad con cuantías que van entre los 20.000 y los 30.000 euros y ejercitando el derecho del ayuntamiento al tanteo y retracto.
Contamos con 800.000 euros para llevar a cabo las medidas necesarias y pensamos que no tiene por qué haber conflictividad, porque se lleva trabajando en esto mucho tiempo con el sector y consideran positiva la reducción de licencias. No obstante, hay que ver cómo se va a conseguir reducir esas licencias en la mesa del taxi”, detalla el edil, que estima que la medida podrá aprobarse por unanimidad o por lo menos con una amplia mayoría.
Sobre el tiempo que se da el ayuntamiento para ejecutar esa propuesta, Arteaga manifiesta: “Lo decidirá la mesa del taxi, pero difícilmente se hará a corto plazo porque se requieren al menos entre dos y tres años”.
Solo entre los año 2012 y 2013 se ha conseguido rebajar el número de licencias de 1086 a 998 gracias a la firma de un convenio con el Cabildo de Tenerife.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

DISEÑAN UN PLAN PARA EL TAXI QUE DEJARÁ SIN TRABAJO A 250 ASALARIADOS

 MÁLAGA  –  La medida pactada por el sector y el Ayuntamiento persigue garantizar la productividad a costa de limitar el número de conductores por licencia.

Trabajar más para ganar menos. Ésa es la máxima que desde hace años vienen aplicándose los taxistas para poder subsistir en un sector en el que la fuerte caída de la demanda ha hecho aflorar la realidad de que no hay trabajo para todos. La radiografía actual elaborada por el Instituto Municipal del Taxi refleja que estos profesionales pasan cada día una media de 11,2 horas al volante para conseguir una recaudación de 34.700 euros anuales que, una vez depurados los costes propios de la actividad (combustible, seguros, mantenimiento del vehículos,…) se quedan en 15.460 euros netos, un 18% menos que al comienzo de la crisis. Para intentar garantizar la productividad del servicio, los autónomos y cooperativistas coinciden en que la solución pasa por meter la tijera en las 1.434 licencias (proponen el rescate de unas 200) y también por limitar el número de conductores por taxi, ya que actualmente hay 1.024 asalariados. La primera propuesta ni siquiera la contemplan en el Ayuntamiento, al considerar que la flota actual es «la idónea» y, sobre todo, porque en la Casona del Parque no están por la labor de pagar por unas licencias que fueron concedidas de forma gratuita. Sin embargo, en lo que sí que coinciden ambas partes es en la conveniencia de rebajar el número de licencias con doble turno (475) del 33% actual a un 20%, lo que supondrá la supresión de unos 250 puestos de asalariados, aunque podrían rondar las 400 según los propios afectados.
El recorte se pondrá hoy sobre la mesa en la reunión del consejo rector del Instituto Municipal del Taxi con el objetivo de que, una vez perfilado y ratificado por las distintas asociaciones, pueda empezar a aplicarse en los próximos meses. «Año tras año vemos cómo la productividad del servicio va bajando, así que o ponemos un turno de descanso más o, como finalmente se va a hacer, limitamos las contrataciones», afirma el concejal de Movilidad, Raúl López, quien destaca el «cada vez mayor esfuerzo que deben realizar los profesionales para salir adelante».
En este sentido, el presidente de la Asociación de Autónomos del Taxi (Aumat), José Antonio Maté, mantiene que en la capital hay «un número desproporcionado de asalariados», por lo que confía en que «este freno en las contrataciones puede ser muy efectivo». Eso sí, sin renunciar al rescate de licencias, cuestión en la que siguen trabajando para presentar al Consistorio una propuesta formal probablemente en julio. Por su parte, el presidente de la cooperativa Taxiunión, Francisco Soria, considera «fundamental que de alguna manera se acabe con los dobles turnos, ya que el mercado está cada vez más complicado al haber mucha oferta para tan poca demanda». En cambio, para el representante de los asalariados, Arturo Kindelan, se trata de «una maniobra política» para que los contratados adquieran las cerca de 300 licencias en manos de jubilados y viudas que deberán ser transferidas (en junio de 2013 para los primeros, y en marzo de 2016 las segundas) tal y como establece el reglamento andaluz del taxi. «Si se lleva a cabo este plan, nos veremos obligados a movilizarnos», advierte.

Taxis de nueve plazas.
Paralelamente, en la reunión del Instituto Municipal del Taxi también se va a acordar la modificación del sistema de servicios precontratados para facultar a cualquier profesional a trasladar en su día de descanso al cliente que previamente le haya requerido, una posibilidad que hasta ahora solo se permite para dar servicio a personas con movilidad reducida y con la que se pretende garantizar una mayor fidelización en el sector. Igualmente, también se van a analizar distintas fórmulas para fomentar la implantación de vehículos de hasta nueve plazas con la única condición de que deberán ser accesibles, de forma que se pueda dar cumplimiento a la nueva normativa autonómica en la que se da de plazo hasta 2017 para que al menos el 5% de la flota de cada municipio esté adaptada a personas discapacitadas. En la capital operan actualmente 41 ‘eurotaxis’, el número más alto de las ciudades andaluzas aunque apenas representa el 2,8%, un porcentaje que a lo largo de 2013 podría ir a menos ya que 25 de estas licencias están sujetas a un compromiso de permanencia que expira el próximo año.

EL TAXI, EN CIFRAS
1.434
licencias de taxi están vigentes en la ciudad, de las que 475 (un 33%) cuentan con doble turno al tener el titular a un asalariado contratado o incluso a dos si éste no ejerce al volante. En total, hay 1.024 asalariados.
10,2
euros recauda de media cada taxi por hora trabajada. Al año, los ingresos serían de 34.700 euros que, una vez descontados los gastos de mantenimiento, combustible y seguros se quedan en 15.460 euros de salario por licencia (un 18% menos que en 2008), según un estudio del Instituto Municipal del Taxi.
287
vehículos descansan cada día, de lunes a viernes. Los sábados trabaja solo la mitad de la flota y, los domingos, la otra mitad. El sistema de turnos es rotatorio.

 EL AYUNTAMIENTO LIMITARÁ EL NÚMERO DE CONDUCTORES POR TAXI.

 La iniciativa, que se abordará mañana en el consejo rector del Instituto Municipal del Taxi, persigue ajustar la oferta a la demanda para garantizar la rentabilidad del servicio
El Instituto Municipal del Taxi aprobará mañana una serie de medidas para garantizar la rentabilidad del sector entre las que destacan la limitación del número de conductores al servicio de las licencias, que se traducirá en una reducción progresiva de los asalariados, que actualmente trabajan en 475 de los 1.434 vehículos que operan en la ciudad para dejarlos en unos 200.
Igualmente, también se va a poner freno a la contratación de nuevos asalariados. Según ha explicado esta mañana el concejal de Movilidad, Raúl López, ambas cuestiones se sustentan en la actual situación económica del taxi en Málaga, que se refleja en un continuado retraimiento de la demanda en contraposición con un aumento de la oferta por la sobreexplotación de las licencias. A esto se une otra realidad: los profesionales trabajan cada vez más horas al día (la media está ahora en 11 horas) mientras la recaudación va a menos (unos 35.000 euros anuales, a los que hay que restar los cerca de 20.000 euros que se van en costes de actividad).
Asimismo, el consejo rector del Instituto del Taxi también va abordar mañana la implantación de vehículos de 9 plazas, siempre que sean accesibles para personas con problemas de movilidad.

SALUT Y BUEN VIAJE

CARMELO PEÑA: “EL PROBLEMA DEL TAXI EN SANTA CRUZ ES QUE SOBRAN 400 LICENCIAS”

La Sala San Borondón del CCPC acogió este miércoles, dentro de la Universidad Libre del Atlántico, ciclo “Los Cimientos de un Mundo Sostenible. La Alternativa Democrática y Social”, la charla-coloquio “El sector del taxi en Santa Cruz, a lo claro”, a cargo de Carmen Viña Curbelo, portavoz de la Asociación Independiente y Democrática del Taxi de Santa Cruz de Tenerife (ASIDET) y Carmelo Peña Bello, portavoz de UTAT y de la Mesa del Taxi de Santa Cruz de Tenerife.

Carmelo Peña recordó que el sector del taxi en la capital tinerfeña está arruinado básicamente porque los dirigentes políticos del consistorio han otorgado muchas más licencias de las que le corresponden a una ciudad como Santa Cruz de Tenerife, de tal forma que sólo por motivos electoralistas, Manuel Hermoso llegó a otorgar 200 licencias, sin embargo no ha sido el único culpable puesto que tras él también se concedieron más licencias, con el consiguiente problema de que sobran unas 400 licencias en la ciudad, a lo que debemos sumar que la introducción del tranvía ha sido demoledor para el sector, puesto que las instituciones realizaron unas inversiones multimillonarias para esa infraestructura innecesaria y sin embargo “se olvidaron” de indemnizar al sector del taxi.

Explicó que las licencias tienen carácter indefinido y las otorga la Administración; así como que la licencia es transmisible a familiares, por viudedad, a asalariados que lleven más de 12 meses en el sector. Pero al haberse concedido en exceso, saltándose los criterios establecidos, ahora deben ser rebocadas, es decir “rescatadas” para dotar de viabilidad al taxi en la ciudad, para lo que el consistorio debe pactar con el propietario de la licencia las condiciones de su indemnización, las cuales deben ser las mismas para todos.
Dijo que la figura del rescate de licencias sólo atañe al ayuntamiento y al titular de cada una, sin embargo ayuntamiento y Cabildo deciden que la figura del rescate de licencias se transforme en un convenio de subvención abierto a 10 años, para ir abandonando el servicio, donde el taxista sólo puede tomarlo o dejarlo, pero su voz no cuenta y donde no se reconoce la obligatoriedad del rescate.

Peña expuso también que se habla ahora de la autorregulación: limitar el horario de los taxistas y que decidan el horario a realizar. Pero esa medida es contraria al interés de los profesionales, porque esa norma sólo es útil en aquellos municipios con sobre-explotación, sin embargo en Santa Cruz ocurre justo lo contrario. Con esta autorregulación el trabajador pierde porque ya no podrá aprovechar esos días en que se produce más demanda, como en el caso de la llegada de los cruceros.

Afirma que la Administración les dice que se autorregule el sector a sabiendas de que eso es seguir dilatando el problema, tras lo que añadió que a mucho titulares de licencia les están llegando cartas advirtiéndoles de retirarles la tarjeta por no estar al corriente del pago a la Seguridad Social, así eliminan el problema, eliminan la licencia sin costo alguno para la Administración. De facto será la expropiación la fórmula barata con la que la Administración tratará de resolver el asunto.

Recuerda que llevamos un año de atrasos de la ejecución del acuerdo de rescate de las licencias, razón por la que los taxistas se sienten estafados por el ayuntamiento, muchos de los cuales desde 2011 vienen acumulando deudas con la Seguridad Social, pero que han seguido trabajando, han tenido la inspección de Sanidad municipal al corriente, mientras ahora aparece un informe del Cabildo al Ayuntamiento en el que se indica la lista de titulares que ya no tienen vigente su tarjeta por esa deuda, a los que se les prohíbe traspasar su licencia, como penalización, liberándose gratis así de tener que abonar el rescate de esas licencias.

Carmelo Peña denuncia la existencia de servilismo en algunas asociaciones, que en nada les ha favorecido porque económicamente siguen tan empobrecidos como todas los demás, aunque su ego esté reconfortado al sentirse amigos de los gobernantes de turno. En este sentido, sostiene que la UTAT ha padecido directivos que no se merecía el sector; ahora se ha renovado su directiva, que trabajan de forma desinteresada y son trabajadores como los demás, tras lo que opina que el sector debe unificarse centralizando la responsabilidad de la gestión común.

SALUT Y BUEN VIAJE. 

 

LOS TAXIS COLAPSAN LAS PARADAS DE BARCELONA POR FALTA DE CLIENTES

 La falta de clientes asfixia al sector, que no logra autorregularse y se ve condenado a los colapsos.
 
BARCELONA. LA VANGUARDIA.- Las paradas de taxi de Barcelona y su área metropolitana están desbordadas. Y no de clientes. Las esperas de los taxistas por una carrera se antojan infinitas. “Mi récord de este año son cuatro horas y media en el aeropuerto”, dice uno en una de las improvisadas tertulias que ahora se eternizan. “Los taxistas somos el termómetro de la sociedad, indicamos cómo va todo…”, reflexiona otro. “Ahora mismo en Catalunya sobran un montón de taxis”. Y el enésimo intento del sector de autorregularse se está deshaciendo poco a poco.
Tres horas por una carrera de 30 euros descuadra todas las cuentas. Un par de euros de suplemento no compensa noventa minutos de espera en la estación de Sants. La situación, en el último año, se ha tornado insostenible. Una hora en plaza Espanya, entre un hotel y un centro comercial, por 9 euros. Tres cuartos de hora en plaza Catalunya… Los coches se acumulan en un embudo sin salida, primero en doble fila, luego en triple, hasta que aparece un agente de la Guardia Urbana.
Luego de que la congelación de trabajadores asalariados propuesta en la última etapa socialista se perdiera en un embrollo judicial, después de que el Institut Metropolità del Taxi no encontrara apoyos suficientes para instaurar más días de fiesta, la nueva medida orquestada por la Administración y las asociaciones de profesionales destinada a retirar unos cuantos miles de coches de las calles genera tanto miedo y rechazo entre los propios que el Institut ya considera su aplazamiento. Porque lo que se perfila en el horizonte es la guerra por la supervivencia.
El sistema de turnos de trabajo -básicamente que, de manera rotativa, unos trabajen por la mañana, otros por la tarde, y quien quiera por la noche– fue la medida que se impuso a otras tres como solución a la regulación de la jornada laboral en la última consulta popular entre los titulares de licencia convocada por el Institut. En su primera semana de exposición pública, sumó más de trescientas alegaciones. A finales de mes, cuando termine el periodo, pueden ser fácilmente más de mil. Entre los peor parados por la medida estarían los que explotan la licencia de un familiar, los hijos y mujeres de los taxistas que completan la jornada y que, con el nuevo sistema de turnos, se verían abocados a trabajar por la noche. Además, con los turnos, los taxis que circulan a diario pasarían de 9.000 a 5.000 -dice Josep Maria Goñi, de la Coordinara Metropolitana del Taxi-. Y lo peor es que se está abriendo la puerta a que el hueco sea cubierto por las empresas de alquiler de coches con conductor. Sería nuestro fin. La mejor solución es reducir poco a poco el número de licencias”. “Es que el día que instauren los turnos despediremos a la mitad de los asalariados -dice Carmen de Tienda, de la Asociación de Empresarios– Con estas restricciones no harán falta tantos conductores”. Más de 1.300 despidos.
La coordinadora y los empresarios piden una suspensión cautelar del sistema de turnos que, según tenía planeado el Institut, debería instaurarse esta primavera hasta, como poco, el próximo otoño, un aplazamiento que no hace gracia a la otra gran asociación de taxistas, el Stac, dirigido por Luis Berbel, pero que la administración ahora considera. “La verdad es que ahora comienza la temporada turística -tercia Eduard Ràmia, gerente del Institut-, y quizás no sea la época más conveniente para restringir el número de taxis”.
“Cada vez son más los días que te vas a casa con una caja de unos 80 o 90 euros, y si a eso le restas los gastos te das cuenta de que estas trabajando por mil euros al mes”. “Hay padres de familia echando un montón de horas al día por ese dinero”. “Hay que hacer algo, estamos repartiendo la miseria y a este paso lo único que lograremos es hundirnos todos”. “Ni siquiera puedes recuperarte por las noches”.
“Por la mañana llevas señoras al dispensario y sacas calderilla, pero por la tarde te mueres de asco”. El ambiente se espesa y se antoja mortecino. Las escenas se repiten en rambla Catalunya con Diputació, en el paseo de Gràcia con València, en la plaza Antoni Maura, en Sant Jaume. Unos turistas escrutan un mapa… Toman el metro. Ahora la gente siente que ahorrar es una obligación moral. Dos policías municipales suben por la Rambla y la triple fila desaparece. “A veces viene un policía con voluntad de diálogo y simplemente te echa”. “Y otros pasan por al lado en coche y te hacen la foto y luego te llega la multa a casa”. “Hay uno que se pone por la plaza de Espanya que…”. “Y otro que va por la plaza Catalunya que…”. “El otro día en Creu Coberta casi llegaron a las manos”. “Y a veces nosotros no sabemos comportarnos…”. “Es que siempre estamos más de los que cabemos”.

SALUT Y BUEN VIAJE.

APROBADA LA REORGANIZACIÓN QUE HARÁ QUE CIRCULEN MENOS TAXIS POR LA CALLE

SEVILLA – Las licencias se reagrupan en cuatro letras permitiendo el reposo diario de un 25% de los taxistas, algo que critica Facua, al considerarlo una “merma del servicio”.
 
Consejo de Gobierno del Instituto del Taxi de Sevilla ha aprobado con el voto a favor del Grupo Popular, los representantes del gremio de taxistas y UGT, el rechazo de la Asociación de Consumidores y Usuarios en Acción, Facua y la abstención del PSOE una reorganización de los descansos del sector para posibilitar que haya menos vehículos en la calle y así ajustar a la demanda una oferta sobredimensionada.

De esta manera, según ha confirmado el presidente de la Unión Sevillana del Taxi, Fernando Morales, los taxis de la ciudad pasan de agruparse en seis letras a hacerlo en sólo cuatro, con un 75 por ciento de los conductores operativos de lunes a viernes y el descanso de un 25 por ciento -hasta ahora era el 16 por ciento-, quedando los fines de semana de manera similar a la que rige hasta ahora.

Morales, que ha aludido al 19 de marzo como fecha en la que esta iniciativa empezará a funcionar, explicó que la medida, que supone una “autopenalización” para el sector, tendría carácter provisional, hasta el momento en el que se registre una mayor demanda, y que, en todo caso, “el servicio del taxi en Sevilla sigue garantizado”.

Esta afirmación no es compartida por Facua, presente en el Consejo de Gobierno de la entidad y cuyo secretario general en Sevilla, Rubén Sánchez, ha indicado que lo aprobado supondrá que un 10 por ciento de los taxistas que hoy trabajan dejarán de hacerlo, criticando al respecto la “considerable” reducción de oferta para los usuarios y la “merma” en la calidad del servicio, “a la que no vemos justificación, pues no existe un estudio con datos objetivos”.

Y es que los consumidores tildan de “farsa” el análisis llevado a cabo para dilucidar la necesidad de rescatar licencias en la ciudad, ya que sólo se tiene en cuenta a la población censada, sin estimar otros factores como la población flotante procedente de municipios del extrarradio o sectores como el turístico.

Según los datos que ha proporcionado Facua, de los 1.828 taxis que a día de hoy están en la calle entre semana -por el descanso de una sexta parte de las 2.200 licencias de las que se compone el total de la flota- se bajaría a unos 1.650, con el descanso de 183 taxistas más, lo que ha lamentado, al igual que la dotación para los fines de semana -la mitad de las licencias-, que ha tachado de “claramente insuficiente”.

“No nos negamos a que se analice la posibilidad de reducir el número de taxis, pero siempre que se parte de un estudio objetivo, y no de que el Ayuntamiento se crea a ciegas lo que dicen los taxistas, sin estudios serios y rigurosos, para perjudicar los intereses de los consumidores”, ha indicado Sánchez, que, por lo demás, ha criticado la “desproporcionada” representación del sector en el Instituto del Taxi, frente a la “anecdótica” de los consumidores.

Los taxistas, que apoyaron elevar esta reivindicación al Consistorio mediante una encuesta vinculante, han tomado esta decisión por el exceso de licencias de aurotaxi que sufre la ciudad, y que en los últimos tiempos ha propiciado problemas de ocupación en las paradas del servicio, en las cuales “no se cabe, y al precio que está el gasoil no podemos estar dando vueltas por la calle“.
No es la única medida adoptada al respecto por el gremio de taxistas, pues también se registró en el Instituto del Taxi por parte de otro colectivo una iniciativa “excepcional” para aumentar el periodo de descanso en el calendario para 2012 hasta las 14:00, en lugar de dejarlo en el tramo horario actual (de 5:00 a 5:00), con la programación de trabajo de cinco letras, de las seis existentes, desde las 14:00; durante el periodo matutino, de 5:00 a 14:00, descansarían de esta manera dos letras, unos 750 vehículos. En la franja vespertina el servicio quedaría de manera similar al actual, mientras que se garantiza el servicio de noche.



SALUT Y BUEN VIAJE.

EL TAXI AUTÓNOMO RECLAMA REDUCIR LA FLOTA Y EL EMPRESARIO IMPLORA LIBERTAD

* Los patrones piden una negociación al margen para no tener que despedir a ningún trabajador.
* El chófer por cuenta propia apoya la regulación horaria pero duda del periodo de implantación.

 
BARCELONA. EL PERIODICO. CARLOS MARQUEZ.- En la esquina de Diputació con Rambla de Catalunya, a mediodía, siempre suele juntarse un grupo de taxistas que aprovechan para ponerse al día. El tema de ayer era la consulta que el Instituto Metropolitano del Taxi (IMT) ha convocado para el próximo miércoles y en la que deberán decidir sobre la mejor manera de driblar la crisis. No se ponían de acuerdo. Uno tiene hijos y no quiere turnos. El otro dice que más días libres le obligarán a trabajar más horas el resto del mes. Y el de más allá no piensa ir a votar porque tampoco iba a servir para nada. Preferirían estar trabajando, pero la cosa está muy mala y el precio de la gasolina impone esperar en una parada en la que ocho vehículos se amontonan en el espacio habilitado para cuatro. Las asociaciones del sector están un poco igual: inquietas ante el bajón de la faena, con opiniones divididas y con intereses muy distintos
Antes de empezar a desglosar versiones, se impone una reflexión sobre la composición del taxi metropolitano. Históricamente ha sido un terreno reservado al autónomo, pero la ley del taxi del 2003 creó la figura del empresario, con un límite del 10% del total de 10.431 licencias que podían estar en manos de un mismo patrón. Tratar a todos del mismo modo ha sido, quizás, la principal fuente de conflicto. Y también lo es ahora, cuando unos piden reducir la flota de taxis para equilibrar oferta y demanda mientras los otros imploran una libertad que les permita explotar nuevas vías de gestión.

«ATAJAR EL DOBLE TURNO»

De las cinco opciones que da la consulta (ver columna junto a la foto), las dos primeras son muy similares. Luis Berbel, presidente del Sindicato del Taxi de Catalunya (Stac), cree que estas alternativas dejan de lado la «principal reivindicación del sector». «Con esta propuesta no se ataja el problema del doble turno -taxis funcionando con dos conductores durante las 24 horas-,con lo que tendremos el mismo problema de sobrepoblación y, además, llevará a trabajar más el resto de días para compensar lo que no se facture en el descanso», argumenta. José María Soto, presidente del Grupo de Taxistas Independientes (GTI) cree que, teniendo en cuenta que se trata de una medida temporal, esta sí podría ser la mejor. «Se quitarían de la calle unos 1.000 taxis diarios de lunes a viernes y se alcanzaría el número ideal para una ciudad como Barcelona: cerca de 7.000 circulando a la vez», comparte.
Su voto sería para la regulación horaria -el proyecto que defenderá el Stac- si esta fuera una decisión a largo plazo, pero Soto considera que al tratarse de algo provisional «tiene un coste que ahora el taxista quizás no pueda asumir». Berbel considera en cambio que es la «menos traumática de todas porque cada trabajador se organiza el tiempo en función de sus necesidades, con lo que -concreta- se mantendría la libertad que siempre ha caracterizado al colectivo a la hora de decidir cuándo salir y cuándo no». En cuanto a los taxímetros que habría que actualizar, el presidente del Stac asegura que son «una minoría», aunque sí admite que cada conductor debería abonar unos 50 euros por un programa que sea capaz de apagar el aparato cuando se supere el tiempo permitido.
RETIRAR LICENCIAS

El GTI reclama algo que no está en la consulta pero que siempre está encima de la mesa de negociación. Quiere que la Administración compre licencias para retirarlas del mercado para siempre. «En Sevilla se han anulado 68 y cada taxista deberá pagar dentro de dos años 600 euros en un abono anual», pone como ejemplo. El problema es que el IMT, al que también le ha tocado hacer recortes, no parece estar por la labor de despachar los 123.000 euros que cuesta hoy una sola credencial.
En cuanto al sistema de turnos, parece que hay coincidencia en que complica mucho la vida del conductor. Si le toca por la mañana y tiene médico, ese día se queda sin trabajar. Si le toca por la tarde y el niño hace la representación de Navidad, otro día en blanco. Además, se establecen unas horas en las que podrían salir todos a la calle, algo que no entienden justo ahora que la idea es que haya menos taxis.

UNA EJECUCIÓN

Carmen de Tienda, presidenta de la Asociación de Empresarios del Taxi –ese 10% que tiene la misma ley pero distinto funcionamiento– no entra a valorar las alternativas. «Entre la cámara de gas, el garrote vil o el fusilamiento, ¿qué más da qué opción salga para ser ejecutada?», resume con su habitual sentido gráfico. Dice que nunca han pedido ayuda y recuerda que el sector del taxi «es uno de los pocos que ha logrado evitar echar gente a la calle».
«Si se aprueba esto, los despidos van a ser brutales; justo lo que necesita el país», ironiza. De Tienda se pregunta si es legal que alguien les diga a qué hora pueden trabajar y a qué hora deben dejar el coche en el garaje, e implora «más libertad de acción para poder aumentar la demanda» y que el IMT negocie con empresarios y autónomos «por separado», algo que la Administración no descarta para, de una vez por todas, evitar las peleas que atascan el gremio.

SALUT Y BUEN VIAJE.