Arxiu de la categoria: lugo

PIEDAD LA PRIMERA TAXISTA DE ESPAÑA

1

                                  Piedad lleva a unos clientes por León – MUNDO GRÁFICO

La leonesa Piedad Álvarez Rubio fue un icono en tiempos de la República 

Piedad Álvarez Rubio fue un icono en tiempos de la República. «Mientras otras mujeres inclinan sus ojos sobre los libros de Filosofía y Derecho, mientras otras luchan con el hombre en la cátedra y en el laboratorio, aquí en León hay una mujer que gana su vida ante el volante de un coche». Así empezaba un reportaje a doble página que Mundo Gráfico publicó en 1935 cuando esta leonesa se convirtió en la primera taxista de España.

Años después Piedad tuvo que ‘competir’ con otras mujeres por tal honor, debido al desconocimiento que su caso tuvo para los grandes medios nacionales. Y así taxistas de Barcelona, Las Palmas o Lugo izaron también la bandera de haber sido la primera profesional del volante cuando el mérito era de ella. La mejor prueba es aquel primer reportaje.

Piedad aprendió a conducir cuando tenía algo más de veinte años y en 1932 sacó la licencia. Su madre tenía un garaje. Viendo a los chóferes y a su hermano ir y venir con sus coches se animó. «Yo estudié para maestra, aquí en León, pero tenía que ayudar a mi madre y empecé a trabajar», comentaba Piedad en aquella primera entrevista sobre sus inicios.

«La Peñina», como se la conoció, trabajó en el taxi 40 años, hasta 1974, y tenía su puesto en la antigua parada de Legio VII, al lado del Ayuntamiento en San Marcelo. Su licencia fue la 49 y, cuando se retiró, se la traspasó a un emigrante leonés retornado, Fernando Baro Alonso.

Desde que empezó en los años 30 hasta que León tuvo una segunda mujer al frente del volante de un taxi, tuvieron que pasar más de dos décadas. Esa segunda taxista se llamó Alejandra Álvarez Rubio y trabajó desde 1959.

«El último coche que tuvo doña Piedad Alvarez Rubio era un Seat 600, limpio, pulcro, esmeradamente cuidado. Creo que con este coche se retiró de la profesión. Eran muchos años de trabajo. Y más curiosidades, cuando estaba en la parada aprovechaba el tiempo, para entretenerse, leyendo novelas de aventuras, o de las llamadas «rosas», que ahora se dicen del corazón, escuchando también los seriales de la radio… Doña Piedad Alvarez Rubio era toda una mujer. Era una leonesa de primera y enamorada de su profesión», dejó escrito en la prensa local Máximo Cayón Waldaliso, quien fuera cronista de León, sobre la primera mujer taxista de España.

No es que la historia del taxi haya interesado mucho, aunque se cuenten por miles los profesionales del volante. Pocas son las referencias, ni siquiera en la era de Internet.

2

Piedad comprobando el motos de su taxi. FOTO: MUNDO GRÁFICO

Lo que es cierto es que otras ciudades de España no contaron con mujeres taxistas hasta mucho más tarde. Todavía este pasado mes de marzo moría en Asturias Victoria Vasilievna Judoleeva, de 83 años, natural de Crimea y casada en Rusia con el vasco Ricardo Canteli, un «niño de la guerra» de padre asturiano. En 1964, según contaba con motivo de su entierro La Nueva España, ocho años después de llegar a España y sólo un mes después de recibir preparación en la escuela de la Mutua Nacional de Auto-Taxi, Victoria Vasilievna Judoleeva se convirtió en la primera mujer taxista de Madrid.

De otras pioneras hay menos datos, como de Dolores Trabado, de Lugo;, Margarita López Grau, de Barcelona, o de Ángeles Pérez Guerra, primera conductora de guaguas en Las Palmas. En cambio, en Nueva York, la primera carrera de una mujer al frente de un taxi fue el 1 de enero de 1915 y su protagonista se llamó Wilma Russey.

La llegada al mundo del taxi de Piedad Álvarez Rubio supuso toda una revolución, primero en una ciudad pequeña como León, de apenas 30.000 habitantes, y también para una sociedad como la española que abría nuevos campos a la mujer, como seña de identidad de la República. «Soy muy serena. Conducir es de una gran sencillez; sólo hace falta, en primer lugar, poseer esa serenidad, esa visión segura de las cosas», contestaba Piedad a Mundo Gráfico.

En su corto periplo, ya tenía incluso anécdotas, como cuando llevó a un grupo de carteristas. Les dejó en el sitio indicado, pagaron y así acabó la historia.

3

La taxista habla con un reportero de Mundo Gráfico

Su jornada laboral era entonces de 12 horas, de nueve de la mañana a nueve de la noche, con una pausa para comer. Casada con otro taxista, su primer coche llevó la matrícula de León 2897 y solía sacar al día unas 50 pesetas.

Nunca se sintió discriminada por ser mujer. «No, nunca. Hay que saber hacerse respetar. Yo he llevado a un grupo de hombres solos de juerga, por ejemplo, y en ningún momento han dejado de respetarme El público es conmigo de una total corrección». Para entonces ya había visto de todo. Maridos con destinos un tanto secretos, parejas… «Hay que ser discreta. Es como si fuera nuestro secreto profesional», comentaba.

En 1961, la revista profesional de los taxistas españoles publicó que Dolores Trabado, de Lugo, era considerada la primera taxista de España, algo que desmintió el gran periodista leonés Joaquín Nieves desde las páginas del diario Proa haciéndole una entrevista a Piedad Álvarez Rubio, que para entonces ya acumulaba más de treinta años al volante.

4

El primer  taxi que tuvo Piedad Álvarez Rubio, aparcado ante la Catedral. MUNDO GRÁFICO

Cuando empezó, confesaba a Nieves, nunca creyó que terminarían existiendo tantos taxis en León. «León empezó a crecer pero sin que nos imaginásemos que iba a ser lo que hoy es», confesaba.

Y recordaba también a su hermano, que fue decano de los taxistas leoneses, y aquel garaje de su familia «que influyó notablemente en esta afición mía por el mundo del motor».

Además de por el taxi, fuee muy popular por ser la propietaria de una tienda de ultramarinos en la calle La Rúa.

Piedad vivió en una de aquellas casas adosadas a la cerca medieval en la calle Independencia, cerca del bar Los Candiles. Nunca tuvo un accidente. Sí averías, que también sabía reparar salvo que fueran muy «gordas», como recordaba.

Los últimos años ya no trabajaba 12 horas, como cuando empezó. Con su Seat 600, relevaba con su taxi a otro compañero a la hora de comer y los días festivos. Al retirarse, su historia, como la de tantos, cayó entonces en el olvido.

SALUT Y BUEN VIAJE

EL TAXI DECIDIRÁ EN REFERÉNDUM SI AUMENTA SUS DESCANSOS

Parada taxis

La opinión mayoritaria del sector será trasladada al concello de vigo para que la pueda recoger en la normativa

Más de cuatro horas duró ayer la asamblea de la Asociación Provincial de Autopatronos del Taxi, que se celebró en el Auditorio Municipal con una elevada participación. Uno de los acuerdos más importantes del colectivo, que representa a 400 taxistas y es el mayor de Galicia, fue la celebración de un referéndum para que los taxistas  opinen sobre la posible ampliación de sus descansos. En la votación, que se organizará en el plazo de 10 o 15 días, podrán elegir seguir como hasta ahora (se establecen turnos por los que 92 taxis descansan durante 24 horas cada seis jornadas), aceptar una propuesta de la directiva para aumentar las horas de descanso semanal (en realidad aportaron dos fórmulas distintas) o incluso ofrecerán una papeleta en blanco para que aporten ideas. En caso de que hubiese un sentir mayoritario para cambiar los descansos, entonces la patronal trasladaría el acuerdo al Concello de Vigo para negociar un cambio en la actual normativa. El debate sobre los descansos en el sector del taxi viene de antiguo, pero se volvió a retomar cuando empezó a bajar la facturación por el estallido de la crisis. “Ahora mismo vamos tirando, vamos viviendo pero a base de horas, por eso queremos regular los descansos y repartir el pastel entre todos ganando aunque sea en calidad de vida”, explicó ayer el presidente de la asociación, Manuel Chorén, al terminar la asamblea.

Además de esto, explicó que la reciente Ley del Taxi de Galicia establece que en una ciudad como Vigo debería haber unas 300 licencias de taxi atendiendo a su volumen de población, pero la ciudad cuenta desde hace años con 553 por lo que sobrarían unos 250 vehículos. Retirar licencias es impensable sin que exista un partida presupuestaria para hacerlo por parte del  Concello de Vigo, que no está por la labor, y por eso buscan otras soluciones más imaginativas, como los descansos, para adecuarse a la demanda de la ciudad.
La asamblea de ayer dio para mucho. Se habló también de tarifas, que el sector no quiere variar  este año porque “la situación de Vigo no es para pedir más dinero”, y se planteó la posibilidad de aceptar a taxistas de otros municipios como Marín o Redondela para potenciar la central, entre otros asuntos.

SALUT Y BUEN VIAJE.

LOS TAXISTAS ACUMULAN UNA CAÍDA A LA MITAD DE SU ACTIVIDAD

El sector trabaja dos horas más al día ante la pérdida de viajes y el precio de las gasolinas

El taxi es el vivo ejemplo de la ciudad y si la ciudad está parada nosotros también”, afirma el presidente de la Federación Gallega del Taxi, Manuel Sánchez Quindimil, para explicar la situación que atraviesa el sector. Los profesionales denuncian una caída continua de los servicios desde el inicio de la crisis que alcanza ya el 50% debido a que muchos de sus clientes -señala- eran personas que iban a trabajar y ahora están en paro u otros que iban a recoger artículos a negocios que por la recesión han cerrado sus puertas.
“Si no vas con prisa no hay esa necesidad de coger el taxi para llegar puntual a trabajar”, indica Quindimil, quien añade que además hay otros casos en los que personas mayores o que no conducían y usaban este medio de transporte para desplazarse, ahora ya tienen familiares en casa en desempleo que conducen y pueden llevarlos. El sector confiaba en que después del parón del verano la situación comenzase a remontar pero la tendencia continúa a la baja.
Junto a la caída de la demanda, los taxistas gallegos tienen que hacer frente a un aumento “desorbitado” en los últimos cinco años del precio de los carburantes y un mayor coste de la mano de obra y las reparaciones de sus vehículos en los talleres, lo que supone recaudar menos que en épocas de bonanza. Pese a que los gastos son iguales o mayores que antes de la crisis, Sánchez Quindimil apunta que el colectivo “sobrevive como puedea costa de ajustar su economía al máximo y ampliar su horario laboral, alrededor de dos horas por jornada.

Licencias de sobra
Galicia cuenta en la actualidad con más de 4.400 licencias de taxi y en todas las ciudades gallegas la cifra se mantiene año tras año pese a la crisis. Si se tiene en cuenta la caída de la demanda Quindimil considera que en las ciudades de A Coruña, Lugo y Ourense sobrarían 200 licencias en cada caso, mientras que en las urbes de Pontevedra y Vigo las cifras están más equilibradas y bastaría con suprimir un centenar.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

SEIS CIUDADES GALLEGAS EXCEDEN EL NÚMERO DE TAXIS QUE MARCA LA LEY

Hace un mes que María Luisa puso un anuncio de «se compra» licencia en A Coruña. La quiere para que su hijo pueda ser titular de un taxi. «Fue conductor en uno, pero ahora está en el paro», explica. El problema es que el precio de traspaso de una de estas concesiones está por las nubes en ese municipio. «Llegan a pedir entre 180.000 y 190.000 euros», explica. Pero esa cantidad varía según el concello. Hay ofertas por Internet donde piden por una plaza en Fene 36.000 euros; por otra en Carral, 60.000, y por una tercera en Neda, 40.000. «Hasta en Madrid cuestan 120.000», explica esta mujer a la que le gustaría que en A Coruña habilitaran más plazas, pero no tiene mucha esperanza de que lo hagan. De hecho, lo tiene bastante complicado

Baremos

Porque actualmente, basándose en los baremos que marca la Lei de Transporte Público de Personas en Vehículos de Turismo de Galicia, aprobada recientemente, de las nueve urbes con mayor población de la comunidad, únicamente Lugo, Narón y Ourense podrían convocar nuevas licencias, aunque en el caso de esta última solo podría sacar una plaza. Con todo, los vehículos que tiene cada ciudad no varían porque quedarían consolidados, tal y como explican algunas fuentes del sector. De ahí que aunque se registre una jubilación la plaza puede transmitirse.

Desde la aprobación de dicha norma es la Xunta la que tiene la última palabra a la hora de convocar nuevos permisos para trabajar con un taxi. La ley marca como regla general que en ayuntamientos como A Coruña o Vigo, con una población superior a las 150.000 personas, habrá una licencia por cada 900 vecinos. Dicha cantidad alcanzará los 1.000 por permiso en los ayuntamientos, como Ferrol, que tienen entre 20.000 y 150.000 habitantes, una cifra que será de 1.100 vecinos para aquellos concellos más pequeños, con menos de 20.000 censados.

Norma esperada

La norma, que aporta otras novedades como dar la opción de poder tener más de un permiso por persona o dar una garantía jurídica a los trabajadores del gremio, ha caído bastante bien en el sector, aunque en el Parlamento la oposición recalcó que la normativa quedaba algo incompleta. «Antes estabamos regulados por un real decreto do ano 1979 e agora isto dá unha garantía xurídica e acaba coas diferenzas que ás veces se producen en concellos ubicados na mesma comunidade porque a Xunta ten a primeira e a última palabra no momento de regular o número de autorizacións», comenta el responsable de la Asociación de Taxistas de Santiago, Jesús Pena. Además, está contento porque -dice- también da a los trabajadores del sector la posibilidad de mejorar en su trabajo. «Levo máis de vinte anos traballando e non podía ter ata o de agora máis dunha licenza, e agora podo optar a ter varias, depende dun baremo», explica.

Según el artículo nueve de la nueva ley, se podrá ser titular de más de una licencia (con un tope de tres) en los concellos en los que estén otorgadas un número mayor de 100. En aquellos en que haya menos del centenar el tope será de dos por titular, salvo en los concellos pequeños que tengan menos de diez.

SALUT Y BUEN VIAJE.

EL PARLAMENTO APRUEBA LA LEY DEL TAXI CON LA ABSTENCIÓN DE LA OPOSICIÓN, QUE VE LA NORMA “INSUFICIENTE”

Los votos del PPdeG en el Parlamento gallego han bastado este martes para aprobar la Ley de transporte público de personas en vehículos de turismo –conocida como la Ley del Taxi–, mientras que los tres grupos que conforman la oposición han optado por la abstención para evidenciar que la norma es “insuficiente”.A Coruña.

Ante el pleno de la Cámara, el portavoz del PP en la materia, Alejandro Gómez Alonso, ha destacado que se trata de una ley “necesaria” para cubrir “una carencia histórica de vacío legal” respecto de un sector que da trabajo en Galicia a casi 4.000 personas. Además, ha resaltado el “consenso” obtenido del sector que regula y el trabajo realizado para recoger enmiendas de la oposición.

Precisamente desde el PSOE, Xosé Sánchez Bugallo ha valorado ese “esfuerzo” de negociación, dado que se incluyeron 11 de sus 42 aportaciones, pero ha echado en falta que fuesen admitidas las de mayor calado. Por ejemplo, las relativo al reparto competencial entre la Xunta y los ayuntamientos y las relacionadas con el “equilibrio” entre los intereses del sector y de sus usuarios.

Por su parte, el representante de AGE, David Fernández Calviño, ha recordado que su formación pidió la devolución de esta norma, que retiró al constatar que el sector reclamaba regular por ley su actividad. A la vista de ello, ha lamentado que “quedaron fuera” medidas para “limitar” el alquiler de vehículos con conductor, que “protegerían” al taxi de prácticas de “competencia desleal”.

Para los nacionalistas, según ha expresado su viceportavoz, Ana Pontón, esta ley “no ayuda al desarrollo del sector” del taxi, ya que “burocratiza” y “complica” el proceso de concesión de nuevas licencias. Además, ha criticado que no se regulan los servicios nocturnos ni se impone un porcentaje de vehículos adaptados para personas con movilidad reducida.

REPARTO COMPETENCIAL

A respecto de las dudas planteadas por el diputado socialista sobre el reparto competencial, dado que la Xunta “arrebata” a los ayuntamientos la facultad de conceder licencias, mientras que “no acepta” que los municipios puedan redactar un informe “no vinculante” sobre las empresas de alquiler de vehículos con conductor.
“Lo que es competencia de la Xunta, es de la Xunta, pero lo que es competencia de los ayuntamientos, también es de la Xunta”, ha resumido, antes de advertir: “veremos qué opinan los tribunales en un conflicto de competencias”. Por ello, ha avanzado que, de recuperar San Caetano, su formación “devolverá” las competencias al ámbito municipal.
Ante ello, Gómez Alonso ha defendido que la Xunta ejerza la tutela para “establecer una coordinación seria, razonable e inteligente” de los transportes. “Sobre todo, en las zonas que no alcanzan las líneas regulares”, ha argumentado.

“COMPETENCIA DESLEAL”

En cuanto a la competencia desleal de las compañías de alquiler de vehículos sin conductor con los taxistas, Fernández Calviño ha reclamado que este tipo de coches figuren en un registro y que se les imponga la obligación de que tengan un garaje, algo a lo que el PP se opuso.

Tampoco aceptó, como ha señalado, que se requiera que los trabajadores de este ámbito lo hagan a jornada completa y que no puedan compatibilizar su puesto con otro. “La ley no protege suficientemente al colectivo de los taxistas”, ha observado.
En todo caso, para el parlamentario popular ha reivindicado que la representación del sector del taxi envió a la Xunta una respuesta por escrito en la que dejó constancia de que “considera que la norma favorecerá” su desarrollo.

CRÍTICAS DEL BNG

Finalmente, la diputada del Bloque ha insistido en sus críticas en materia de accesibilidad y, tras lamentar que sólo cinco de sus 26 enmiendas fueron tenidas en cuenta, ha advertido de que la ley “no va a ser la solución a los problemas del sector”, sino que éste verá continuar su particular “sangría”.
Este extremo fue negado por el portavoz popular, quien ha blandido el “consenso” alcanzado con el colectivo de los taxistas y ha juzgado que el marco normativo es el “adecuado” para el servicio público y para la “seguridad jurídica” de los profesionales.

Finalmente, ha expresado su “satisfacción” por esta norma y por que la “autoría” de “toda la legislación autonómica en materia de transportes” corresponde, en Galicia, al PP.

SALUT Y BUEN VIAJE.

LAS LICENCIAS DE TAXI EN GALICIA CAEN UN 20% DESDE 2002

Los profesionales critican la competencia desleal en las zonas rurales

Ourense perdió, sólo en el último año, 27 licencias de taxi, pasando de 449 en 2011 a 422 en 2012, según los datos que ayer actualizó el Instituto Nacional de Estadística. Una caída que se agudizó en el último ejercicio y que agrava la tendencia que se viene registrando ya de años anteriores. En concreto, en la última década han desaparecido un centenar de licencias, ya que al cierre de 2002 se contabilizaban 521, con lo que la reducción supone casi el 20%.

La caída se produce también en otras provincias gallegas, aunque en menor medida que en la ourensana (desde 2002 A Coruña perdió un 7% de licencias, mientras en Lugo y Pontevedra cayeron un 9%).

Las licencias desaparecidas en Ourense no se corresponden en ningún caso con las de la ciudad, donde la cifra se ha mantenido invariable en los últimos años -106 autorizaciones-, sino que todas pertenecen al resto de la provincia.

La pérdida de población de las zonas rurales es una de las causas de este descenso, ‘algo que no se puede evitar’, señala el presidente de la Asociación Provincial de Autotaxis de Ourense, Francisco Álvarez. No obstante, se muestra más preocupado por la competencia desleal, debido a la proliferación de ‘taxis-pirata’, que se dedican a realizar servicios de transporte sin ser profesionales. Por ello, pide a los concellos que vigilen esta práctica para garantizar la actividad de quienes trabajan legalmente, argumentando que ‘mientras disponen de este servicio les da igual, pero si se quedan sin taxis entonces se preocupan’, manifiesta.

En todo caso, la crisis repercute en el sector con un descenso de actividad que calculan en un 40% en los últimos dos años. También ‘hay más gente en casa que no trabaja y ahora puede llevar a los familiares cuando tienen que desplazarse’, explica Álvarez. No obstante, la caída de autorizaciones no se debe a falta de relevo, pues la escasez de empleos en otras áreas está elevando el interés de nuevos profesionales para incorporarse a este sector.

SALUT Y BUEN VIAJE.

TAXISTAS ASALARIADOS DE LUGO RECLAMAN MÁS LICENCIAS Y PARADAS EN LA CAPITAL

Los titulares de licencias de taxis, al menos la gran mayoría, no quieren ni oír hablar de ampliar el cupo. Pero los asalariados del sector no están de acuerdo. Uno de ellos, José Ignacio Espiño, acaba de presentar un escrito en el Concello en el que, en su nombre y en el de otros trabajadores por cuenta ajena, reclama la ampliación del número de licencias y de paradas.

En cuanto a las licencias, dicen que las 69 actuales resultan insuficientes. Indican que pasaron 44 años sin que se aumente el número de ellas, pese a que la ciudad pasó de 65.000 a más de cien mil habitantes de hecho. El firmante del escrito indica que es un caso insólito y que al reducido número de licencias se puede atribuir que el de Lugo sea uno de los servicios más caros de España. Recuerda que en el reglamento que proyecta la Xunta se recomienda un taxi por cada 1.000 habitantes; cree que es un número excesivo, pero sí sostiene que debería haber una ampliación. En caso de que se concediesen más licencias, se comprometen a utilizar taxis adaptados.

En cuanto a la necesidad de incrementar el número de paradas, el firmante del escrito destaca que es necesario tener en cuenta la expansión experimentada por la ciudad, tanto en lo que se refiere a polígonos industriales como a urbanizaciones residenciales. Considera que, además de la ampliación, es conveniente una redistribución de las paradas ya existentes.

Al margen de lo que hace constar en el escrito presentado en el Concello, Espiño señala: «Cuando los habitantes de los barrios necesitan un taxi se ven en la obligación de llamar a la central del radio taxi, por no tener una parada cercana a su domicilio, lo que supone un coste excesivo del servicio porque el taxímetro comienza a contar desde donde se le asigna el servicio». Cuestiona que al recoger a un cliente en una parada un vehículo asignado a otra, se le cobre el recorrido que hizo hasta ella.

También expone quejas con respecto a la dirección del colectivo profesional. Indica que los conductores asalariados quieren poder ejercer su derecho a trabajar de manera digna.

Propuestas

En cuanto al servicio de taxis, el Bloque expuso recientemente varias propuestas. Entre ellas, la creación de una parada en Augas Férreas, a cambio de suprimir la existente junto a Veterinaria; propuso trasladar la de San Lázaro al otro lado del puente romano y la supresión de la rotonda de Carlos Azcárraga. El alcalde, por su parte, aseguró días pasados que prepara una reunión con los taxistas.

SALUT Y BUEN VIAJE.

TARRAGONA, SAN SEBASTIÁN Y GIRONA TIENEN LOS TAXIS MÁS CAROS DE LAS 45 CIUDADES ANALIZADAS POR FACUA

En trece se aplican tarifas especiales en los fines de semana por la noche que encarecen los viajes hasta 2,10 euros en el caso de Sevilla o un 25% en el de Córdoba.

FACUA-Consumidores en Acción ha realizado un estudio sobre las tarifas de los taxis de cuarenta y cinco ciudades  (ver tablas) que revela diferencias de hasta el 128,1% en viajes de similares características.

Tarragona es la ciudad con las tarifas más elevadas, seguida de San Sebastián y Girona. Las más bajas son las de Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife y Arrecife (Lanzarote).

Las mayores diferencias por trayecto se encuentran en los quince kilómetros noche (bajada de bandera más quince kilómetros). En ese recorrido los precios varían desde los 24,52 euros que se cobra en Tarragona y a los 10,75 euros que cuesta en Santa Cruz de Tenerife, diferencias de hasta un 128,1%.

Tarifas más caras en fines de semana

FACUA critica que en trece de las cuarenta y cinco ciudades analizadas se apliquen tarifas especiales durante determinados horarios en los fines de semana, incrementando el precio con respecto a la tarifa nocturna, casos que llegan hasta los 2,10 euros por trayecto de Sevilla, 2 euros de Barcelona y Málaga, 1,00 euro en Pamplona o Melilla, o un 25% en Córdoba, según los casos.

La asociación considera que no hay justificación para encarecer este servicio en los fines de semana más allá de aplicar la misma tarifa que en las noches de los días laborables.

En este sentido, advierte que los ayuntamientos deben garantizar que haya un número de vehículos suficiente para aumentar la demanda en esos días desde la perspectiva de que se trata de un servicio público y no concediendo incrementos tarifarios al sector.

FACUA también se muestra contraria a que los usuarios paguen suplementos por los recorridos con destinos en puntos como aeropuertos o estaciones de trenes y autobuses, ya que no existe una mayor calidad del servicio que lo justifique. También rechaza la aplicación de tarifas fijas en los viajes con origen o destino en esos lugares, ya que resultan perjudiciales para buena parte de los usuarios.

De la más cara a la más barata

FACUA ha estudiado los precios de los recorridos de uno, cinco, diez y quince kilómetros realizados de día, de noche y las noches de los fines de semana. Tras analizar los doce trayectos, el estudio clasifica a las ciudades asignándoles puntuaciones, siendo la más cara la que acumula mayor número de puntos.

El orden es el siguiente (las ciudades con la misma puntuación aparecen por orden alfabético): Tarragona (119), San Sebastián (73), Girona (69), Toledo (66), Valencia (63), Alicante (59), Castellón (59), Lleida (59), Lugo (59), Barcelona (58), Madrid (57), Ciudad Real (56), Gijón (54), Málaga (54), Murcia (54), Oviedo (54), Ourense (52), Ávila (51), Burgos (51), Palencia (51), Pontevedra (51), Salamanca (51), Segovia (51), Sevilla (51), Valladolid (51), Pamplona (50), Badajoz (49), Granada (49), Logroño (49), Bilbao (48), A Coruña (45), Santander (45), Palma de Mallorca (41), Zaragoza (39), Córdoba (38), Huelva (33), Melilla (32), Cuenca (27), Almería (26), Jaén (25), Cádiz (18), Ceuta (14), Arrecife (5), Tenerife (2) y Las Palmas (1).

Según estos datos, la subida media que se ha producido en el último año ha sido del 3%. Las ciudades que más han incrementado sus tarifas son Arrecife, un 8%, y Melilla, un 7%, que no habían actualizado sus tarifas en 2011; Almería, un 6,6% y Cuenca, un 6,1%.

Metodología

La que en el estudio se denomina tarifa día se aplica generalmente de lunes a viernes no festivos desde las 6:00 ó 7:00 horas, según la ciudad, hasta las 22:00 ó 23:00 horas. La tarifa noche y festivos abarca el resto de horas de los días laborables, los domingos, festivos así como determinadas horas de los sábados o el día completo.

Asimismo, en trece de las cuarenta y cinco ciudades analizadas se aplican tarifas especiales o suplementos durante determinados horarios y días en los fines de semana.

Tarifas por kilómetro

La tarifa media por kilómetro recorrido es de 0,85 euros en horario diurno y de 1,05 euros en noches y festivos, un 23,5% más cara.

Las diferencias en las tarifas por kilómetro alcanzan el 98,15% en la tarifa día y el 164,8% en la tarifa noche y festivos.

En horario diurno la tarifa por kilómetro más elevada se localiza en Tarragona, con un coste de 1,07 euros, seguida de Castellón, 1,05 euros y Ourense donde supone un importe de 1,02 euros.

En horario nocturno las más caras se encuentran en Toledo, donde el precio por kilómetro es de 1,43 euros, seguida de los 1,34 de Lugo por kilómetro en horario nocturno.

Los precios más económicos por kilómetro tanto en horario diurno como nocturno son los 0,54 euros de Santa Cruz de Tenerife y los 0,59 de Arrecife (Lanzarote).

De las ciudades estudiadas, el precio por kilómetro ha subido una media de 3,39% en la tarifa día y un 2,8% por la noche y festivos.

El mayor incremento, tanto en la tarifa día como en la noche, se ha producido en Arrecife con un 9,3%. La ciudad donde hay una bajada considerable de la tarifa de noche por kilómetro recorrido con respecto al estudio realizado en 2011 es Murcia, con un 8% menos, al haber unificado la tarifa noche y fines de semana.

Bajada de bandera

La bajada de bandera cuesta una media de 1,75 euros en la tarifa día y un 34,3% más, 2,35 euros, en la tarifa noche y festivos.

El precio de la bajada de bandera varía en hasta un 335,5% en la tarifa diurna de los días laborables y un 343,3% en la tarifa noche y festivos, según la ciudad.

La más cara es Tarragona, 3,92 euros en tarifa día y 5,32 euros en la tarifa noche y festivos. Las bajadas de bandera más económicas son la de Ceuta, 0,90 euros, en la tarifa diurna, y los 1,20 euros de Castellón en la nocturna.

La subida media de este concepto desde el último estudio publicado por FACUA en 2011 ha sido del 2,7% en el horario diurno y de un 2,08% en el nocturno. Los incrementos más elevados se han producido en Melilla, con una subida del 8,33% en la tarifa día y en Pontevedra con un incremento del 5,45% en la tarifa noche. Ceuta y Murcia tienen un -2,3% y -9,8% respectivamente, debido a una reducción del precioen la bajada de bandera de la tarifa noche.

Carrera mínima

El precio medio de la carrera mínima es de 3,13 euros en horario diurno y de 4,16 euros, un 32,9% más, las noches y los festivos.

Las carreras mínimas varían hasta un 199,4% en la tarifa día y un 192,7% en la tarifa noche y festivos. La más cara en horario diurno es San Sebastián, con un coste de 5,09 euros; mientras que Valencia tiene la carrera mínima nocturna más elevada con 6 euros.

Las más baratas, las de Las Palmas, 1,70 euros en horario diurno y Barcelona 2,05 euros en nocturno. Se trata de dos de las doce ciudades donde la carrera mínima coincide con la bajada de bandera.

La carrera mínima ha subido este año una media del 4,3% en la tarifa día y un 4,4% en el horario nocturno. En este caso, la subida más elevada ha sido de un 11,11% de Ávila, Burgos, Palencia, Salamanca y Valladolid en horario diurno. En horario nocturno, la subida más alta es la de Segovia con un 17,8%. En el otro extremo Murcia que ha bajado un 2,08% con respecto al año pasado en este horario (4,70 euros frente a los 4,80 euros que aplicaba en 2011).

Los datos en Andalucía

De los doce recorridos analizados por FACUA en Andalucía, Málaga (54 puntos) se sitúa como la ciudad más cara, ocupando el puesto catorce de las cuarenta y cinco ciudades analizadas. En el otro extremo Cádiz (18 puntos) ocupando el puesto cuarenta y uno.

La bajada de bandera más elevada de Andalucía es Málaga, 1,47 euros en su tarifa diurna y 1,83 euros en la nocturna. Las más económicas son las de Sevilla, con un coste de 1,26 euros diurno y 1,53 euros por la noche. La diferencia por el día es de 16,67% y por la noche 19,6%.

La carrera mínima diurna más económica en Andalucía son las de Huelva y Jaén, 3,38 euros, frente a los 3,82 euros que se cobran en Granada, un 13% más. Por las noches, la más barata la de Huelva, 4,11 euros, frente a los 4,75 de Granada, un 15,57% más.

En las tarifas por kilómetros los precios más baratos son los de Cádiz (0,67 euros en horario diurno y 0,85 en el nocturno) frente a Sevilla (0,87 euros por el día y 1,07 euros por la noche). Las diferencias alcanzan en estos casos el 29,85% por el día y el 25,88%.

Todas las capitales de provincia andaluzas menos Almería, Cádiz y Jaén cobran suplementos en las noches de los fines de semana. Estos importes van desde los 2,10 euros que se cobran en Sevilla, los 2,00 de Málaga, Córdoba aplica un suplemento del 25%, Granada tiene una tarifa especial nocturna y Huelva incrementa la tarifa nocturna con 1,20 euros.

Referente a los suplementos en Andalucía por desplazarse a los aeropuertos, Sevilla es la única ciudad andaluza que cobra un importe fijo por el servicio aeropuerto, 21,89 euros como tarifa día, y 24,41 euros por la noche.

En Almería y Málaga se aplica un suplemento por el servicio así como un servicio mínimo que es de 14,47 euros en el primer caso y de 15,21 euros en la capital malagueña por el día, incrementándose esta hasta los 19,01 euros por la noche.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

EL TAXI ES MÁS CARO EN OURENSE Y MAS BARATO EN FERROL PARA RECORRER 2 KM

Ourense es la localidad gallega más cara para recorrer una distancia de 2 kilómetros en taxi, al contrario que Ferrol, la más barata, aunque con un estrecho margen, según las conclusiones de un estudio divulgado hoy por la Unión de Consumidores de Galicia (Ucgal).

La citada asociación de defensa de los consumidores señala que el coste de recorrer 2 kilómetros en taxi es de 3,98 euros en Ourense y de 3,93 euros en Ferrol.

Añade, en cambio, que en días festivos, recorrer esa distancia es comparativamente más caro en Ferrol, donde cuesta 5,06 euros, al contrario que en Vigo, donde ese trayecto cuesta 4,18 euros.

Respecto al horario nocturno, el estudio señala que el taxi es más caro en Santiago de Compostela, donde cuesta 5,31 euros una distancia de 2 kilómetros, frente a Vigo, donde el precio es de 4,18 euros.

También apunta que usar el maletero de un taxi en Ferrol durante la noche cuesta al usuario casi el doble que de día.

Sobre el acceso a esos vehículos, señala que la denominada “bajada de bandera” varía de una lugar a otro, de manera que en Lugo, Ourense o Pontevedra “comienza a incrementarse al poner en marcha el taxímetro”, mientras que en A Coruña o Narón hay un “recorrido mínimo, tras el cual comienza a contar” la tarifa.

Añade que en Lugo, subir a un taxi cuesta al cliente 1,81 euros en días laborables, frente a 3,75 euros en A Coruña, y hay otras fórmulas combinadas, hasta el punto de que en Ferrol en horario nocturno cuesta 2,27 euros, aunque en realidad “todos los usuarios están obligados a pagar la cuantía mínima de 4,78 euros”.
La Ucgal critica, además, que el proyecto de ley no establezca como obligatorio el uso del taxímetro en municipios de menos de 10.000 habitantes.

Acerca de las personas con problemas de movilidad reducida, el estudio pone de manifiesto que mientras en Santiago de Compostela hay un vehículo de taxi equipado para esos usuarios por cada 23.000 habitantes, en Ferrol la proporción es de un vehículo por cada 73.000 residentes.

La asociación constata también la falta de obligación de un determinado número de vehículos equipados con sistemas de retención infantil.

El estudio comparativo de Ucgal fue elaborado en 41 municipios gallegos de más de 14.000 habitantes coincidiendo con el proyecto de ley sobre transporte público de personas en vehículos presentado en el Parlamento autonómico.

La citada asociación señala que una regulación del sector podría lograr que “todos los usuarios accedan a este servicio público en igualdad de condiciones y sin importar el lugar de la Comunidad autónoma en que se encuentren”.

SALUT Y BUEN VIAJE.