Arxiu de la categoria: jerusalén

EEUU CONDENA EL ATAQUE CON CÓCTELES MOLOTOV CONTRA UN TAXI PALESTINO

El Gobierno de Estados Unidos ha condenado este viernes “en los términos más duros posibles” el ataque ejecutado el jueves por presuntos judíos extremistas contra un taxi propiedad de un palestino que dejó seis heridos de diversa consideración, entre ellos dos niños de cuatro años de edad.

   “Extendemos nuestras profundas simpatías a las víctimas y les deseamos una pronta recuperación. Recordamos que el Gobierno de Israel también ha condenado este odioso ataque y que se ha comprometido a juzgar a los responsables”, ha indicado el Departamento de Estado a través de un comunicado.

   “Esperamos que las fuerzas de seguridad israelíes procedan rápidamente a detener a los responsables y pedimos a todas las partes que eviten toda acción que pueda llevar a una escalada de violencia”, ha apostillado.

   En base a las primeras investigaciones, los asaltantes habrían atacado el taxi de forma intencionada, ya que el color del vehículo y de la placa –amarillo y verde– no permite que el ataque se produjera por error, tal y como indicaron fuentes de seguridad israelíes. La Policía israelí, que señaló que encontró otro cóctel molotov preparado para su uso cerca del lugar del ataque, dijo que el vehículo derrapó y empezó a incendiarse poco después de recibir el impacto del artefacto.

   El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, emitió un comunicado a última hora de la noche para condenar el ataque. “Se trata de un incidente muy serio. Haremos todo lo posible para capturar a los responsables y para llevarles ante la justicia”, manifestó.

   Asimismo, el presidente de la ONG israelí Tag Meir, Gadi Gvaryahu, pidió a las fuerzas de seguridad “que hagan todo lo que esté en su mano para arrestar a los responsables del ataque contra una familia palestina inocente”.

   Por su parte, el comandante israelí para Cisjordania, Hagai Mordechai, apuntó que el incidente puede comprometer la seguridad y la estabilidad de la zona, por lo que ordenó que se incremente la presencia de soldados en los ‘puntos de fricción’ de las carreteras cisjordanas.

   La Agencia de Seguridad de Israel, el Shin Bet, se ha unido a la Policía y el Ejército en las tareas de búsqueda de los asaltantes. Hasta el momento, se ha negado a describir el incidente como un ‘Price Tag’ –ataques que se realizan en venganza por los actos de violencia de palestinos contra israelíes o de las decisiones del Ejecutivo israelí contra la actividad de los asentamientos– y ha puesto los detalles del ataque bajo secreto de sumario.

   El martes, la Autoridad Palestina condenó “la continuada ocupación (israelí) y los ataques de los colonos contra el pueblo y las propiedades palestinas”. “La continuación de las medidas y políticas de robo de tierra y expulsión de ciudadanos destruye el futuro de la paz basada en la creación de dos estados sobre las fronteras de 1967″, agregó.

SALUT Y BUEN VIAJE.

SOLIDARIDAD CON EL TAXISTA QUE SE QUEMÓ A LO BONZO

 Silman pidió el micrófono y leyó unas palabras: “EL Estado de Israel me ha robado, me ha dejado sin nada.

Moshe Silman, de 58 años, se roció de combustible y se prendió fuego durante una manifestación de los “indignados” israelíes el sábado por la noche en Tel Aviv, para protestar por un vía crucis burocrático que arruinó su vida de mediano empresario y que lo sumió en la pobreza. Anoche permanecía en estado crítico en el hospital y cientos de israelíes volvían a la misma plaza de Tel Aviv a protestar: “Todos somos Moshe Silman”, bramaban.

El hombre ha sufrido quemaduras de tercer grado en el 94 por ciento de su cuerpo y ha sido trasladado un centro hospitalario. Su estado es grave, aunque no se teme por su vida.

Silman, desesperado por sus propias circunstancias económicas y por las del país en general, leyó una proclama conmovedora y, antes de que el público se diera cuenta, se prendió fuego. El hecho ocurrió a las 22.10, cuando la manifestación, que conmemoraba un año desde el comienzo de la protesta social, ya se estaba dispersando.
Silman era uno de los muchos “Sin techo” que se instalaron en las últimas semanas en un parque en las cercanías de la estación central de trenes de Tel Aviv. Como otros, solo dormía en la carpa y durante el día iba a hacer trámites para intentar salir de la lúgubre situación en la que se encontraba.

Testigos presenciales han relatado que el hombre repartió varias copias de una carta que leyó antes de rociarse con un líquido inflamable y prenderse fuego. “El Estado de Israel me ha robado, me ha dejado sin nada. Culpo a Israel, a (el primer ministro) Benjamin Netanyahu y a (el ministro de Finanzas) Yuval Steinitz por la continua humillación que tienen que soportar día tras día los ciudadanos de Israel. Se lo quitan a los pobres para dárselo a los ricos“, denunció. No seré un ‘Sin techo’. Por eso estoy protestando contra todas las injusticias que ha hecho el Estado contra mí y aquellos como yo”. Acabó sus palabras, se roció con el combustible y se prendió fuego. El 94% de su cuerpo está quemado.

Un activista, Ofer Barkan, ha asegurado que el ahora hospitalizado era de Haifa y que ya había participado en las protestas del año pasado. “Le conocimos el verano pasado. Era una persona completamente normal que vivía en Tel Aviv, pero su negocio se hundió. Trabajó como taxista, pero sufrió un ataque al corazón por el que se quedó en el paro. Se marcho a Haifa porque no podía pagarse la vida en esta ciudad”, ha relatado.

Según Barkan, el hombre había amenazado en varias ocasiones con prenderse fuego. “Creíamos que podía hacerlo, pero no lo sabíamos”, ha añadido en declaraciones al diario israelí ‘Haaretz’.

La conmoción fue generalizada. Los manifestantes de la clase media, afectada por la brecha económica creciente que lleva a Israel a ser el segundo país en Occidente con las más amplias divisiones sociales, estaban alarmados. Semanas atrás se habían topado con una violenta represión policial y el sábado a la noche con la muerte de un compañero.

Dov Janin, diputado del Partido Comunista que participó de la marcha afirmó que “la realidad en Israel está produciendo un número creciente de gente desesperada a la que se cierran las puertas”.

Las manifestaciones para recordar el primer aniversario de las protestas, desencadenadas poco después del 15-M español, han reunido este sábado a miles de personas en Tel Aviv, Haifa, Beer Sheva, Jerusalén y Afula.

SALUT Y BUEN VIAJE.