Arxiu de la categoria: enfermedades taxi

LA SALUD DE LOS TAXISTAS REPRESENTA UN ALTO RIESGO PARA LOS PASAJEROS

taxi-1024x639

 Muchos conductores pasan años sin hacerse ningún tipo de chequeo médico

Montarse en un taxi en la Gran Manzana puede representar un gran riesgo para los pasajeros, pero no sólo por los comunes accidentes de tránsito que pueden ocurrir en las convulsionadas calles de la ciudad, sino también por la mala salud de los choferes que pasan años sin acudir a un médico.

Datos publicados por medios locales este lunes reflejan el peligro que la falta de atención médica de estos trabajadores representa para los usuarios, ya que la mayoría no hace ningún ejercicio y duermen muy poco, los cual los hace propensos a convulsiones, ataques cardíacos u otras dolencias durante largas jornadas de trabajo.

El principal problema es que a los taxistas se les hace un examen inicial cuando solicitan su primer servicio, pero luego no tienen volver a presentarlo cuando hacen las renovaciones de sus licencias.

Un portavoz de la Comisión de Taxis y Limosinas (TLC) dijo al New York Post que la agencia tiene previsto abordar el tema de la autorización médica. “Dado que recientemente aumentamos el período de licencia de dos a tres años, estamos en el proceso de revisión de la práctica actual”, dijo Allan Fromberg.

Este tema cobró fuerza la semana pasada cuando un taxista giró en sentido contrario por University Place en Manhattan, se subió a la acera y chocó una mujer. El conductor dijo que sufrió una convulsión. La mujer resultó gravemente herida.

“Estamos poniendo nuestras vidas en sus manos. Abordamos los taxis y no prestamos importancia al tema pero es serio, ellos deberían estar obligados a chequearse cada año”, dijo al Post Theresa Stafford, de 45 años, mientras esperaba por un taxi en Crown Heights, Brooklyn.

El año pasado, el famoso corresponsal de “60 minutes”, Bob Simon murió cuando su conductor de limusina perdió el conocimiento y se estrelló en el West Side. Más tarde se reveló que el operador de limusina tenía permiso para conducir, a pesar de que sólo podía usar un brazo después de un intento de suicidio.

En contraste, el MTA requiere exámenes anuales para todos sus conductores de tren y autobús y los pone en servicio restringido si sus informes médicos no están al día, dijo un portavoz de la agencia.

SALUT Y BUEN VIAJE

EL TAXISTA QUE ATROPELLÓ A UNA MUJER DE 88 AÑOS LLEVABA 16 HORAS AL VOLANTE

hqdefault

El taxista que estrelló y mató a una mujer de 88 años mientras cruzaba la calle el domingo en la mañana, confesó que había estado conduciendo por 16 horas aquella noche.

Salifu Abubkar (73), quien tenía la vista nublada, fue acusado por no ceder el paso en el momento de girar, lo que lo llevó a atropellar a Luisa Rosario a la 1 de la madrugrada. Este fue el onceavo accidente en el que murió un peatón desde Halloween.

struck9n-1-web-970x1024

Mientras la familia de Rosario se prepara para enviar el cuerpo sin vida de la mujer a su natal República Dominicana, el hijo de Abubkar confirmó que su padre acostumbraba a trabajar mínimo 16 horas los sábados.

“¿Cómo es posible? No tiene sentido”, dio la nieta de Rosario, Luisa Tejada (33) al Dialy News.

Según Allan Fromberg, vocero de la Comisión de Taxis y Limusinas (TLC), regulaciones prohíben que los conductores de taxi trabajen más de 12 horas seguidas. 

El accidente ocurrió en la calle 109 oeste con avenida Columbus. Vecinos en el área recordaban con cariño a Rosario. “Ella era como la abuela de todo el mundo”, dijo Elio Vélez (53), quien trabaja en el Columbus-Amsterdam Business Improvement District.

Luis Inoa, quien es dueño de un negocio cercano a donde ocurrió la tragedia, dijo que Rosario caminaba por el vecindario constantemente y que a veces vendía camisetas en un carrito.

El hijo de Abubkar, Khalil, dijo que su padre había sido taxista por más de 30 años y nunca había estado involucrado en ningún accidente serio.

La TLC envió citaciones a los conductores que trabajan por más de 12 horas, dijo Bhairavi Desai, Director Ejecutivo de la New York Taxi Workers Alliance.

Desai además añadió que no hay muchos taxistas de la edad de Abubkar trabajando. “No hay pensión para jubilarse en este trabajo. Por eso, muchas personas si tienen necesidades económicas, continúan trabajando”, dijo.

El alcalde De Blasio lamentó la secuencia de accidentes en los últimos días e informó que la Policía ha dado 30,000 tiquetes a conductores por no darle el paso a peatones este año, debido a su plan Visión Cero.

Este año ha habido 191 muertes en accidentes de tránsito, y 107 de ellas son de peatones. “Seamos claros: El problema centra es que los vehículos estan siendo usados de manera incorrecta, poniendo en peligro la vida de los demás”.

La serie de accidentes de tránsito fatales comenzó en la noche de Halloween, cuando un conductor fuera de control atropelló en El Bronx a un niño de 10 años, a su abuelo y a un hombre de 24 años. La Policía dijo que el conductor podría haber sufrido una convulsión. 

El pasado martes, un conductor de bus atropelló a una mujer de 75 años que cruzaba una calle de Brooklyn. El responsable, Paul Roper, se fue de la escena y fue acusado de escaparse del lugar.

SALUT Y BUEN VIAJE

NUEVA YORK: PONDRÁN FRENO AL NÚMERO DE HORAS DE TRABAJO DE LOS TAXISTAS

Taxis-1024x1024

Proponen nuevas medida que tienen como fin reducir el numero de accidentes causados por el cansancio

Las autoridades neoyorquinas propusieron nuevas medidas para limitar las horas laborales de los taxistas a través de reguladores que no les permitirían trabajar más de 12 horas corridas, con lo que se busca reducir el número de accidentes que protagonizan estos conductores producto del cansancio.

La normativa vigente de la Comisión de Taxis y Limosinas (TLC) establece que los taxistas no pueden trabajar más de 12 horas. Pero, cuando un taxista estaciona su vehículo por un corto periodo de tiempo, el contador se reprograma, lo que le permite a los taxistas trabajar más horas.

Las reglas serán discutidas el 23 de junio en una audiencia de la TLC

En los pasados meses se han reportado varios accidentes que involucran a choferes que han sufrido fatiga por largas horas tras el volante, y que han tenido un resultado fatal tanto para el conductor como los peatones. Es por ello que la Ciudad está tratando de cambiar las reglas de trabajo para los taxistas y así asegurar que no excedan sus horas de trabajo y eviten el cansancio.

Bajo la nueva propuesta los conductores tendrán que esperar un mínimo de 8 horas antes de iniciar una nueva jornada laboral. Estos cambios también se aplicarían a las compañías de taxis que usan apps como Uber.

De acuerdo con la TLC de 140,000 conductores, el 3% de todos los taxistas de la ciudad, trabajan más de 12 horas diarias.

LEE TAMBIÉN: Taxista que atropelló a mujer de 88 años llevaba 16 horas al volante

Las reglas serán discutidas en una audiencia de la Comisión de Taxis y Limosinas el próximo 23 de junio. De ser aprobadas, quien no cumpla con la reglamentación se verá obligado a pagar una multa de $75 si comete la falta por primera vez. Si es capturado infringiendo la regla en una segunda ocasión podría obtener penas más altas y una suspensión de 15 días.

Los conductores de taxis amarillos y Ubers reaccionaron ante la propuesta. “Los conductores no eligen trabajar largas horas, lo hacen por necesidad económica” dijo el director de la Alianza de Taxis de Nueva York,  Bhairavi Desai, al Daily News.

Desai afirmó que la TLC lo que debe hacer es reducir los costos de alquiler y promover el cobro de una tarifa mínima fija para que así los choferes puedan obtener más ganancias y a consecuencia trabajar menos horas.

LEE TAMBIÉN: Salud de taxistas representa alto riesgo para pasajeros

SALUT Y BUEN VIAJE

EL MERITO DE SER TAXISTA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Profesiones complicadas y de riesgo hay muchas en las actividades laborales, pero si hay una que reúne el estrés, cansancio, peligro de que te atraquen, de inseguridad ante posibles ataques a la integridad física, el intrusismo y la competencia desleal esa es la profesión de taxista. Quienes cogemos el vehículo de motor con frecuencia, y a veces un taxi, nos damos cuenta de lo difícil que es esa profesión, porque si ya es complicado hoy en día coger tu vehículo para hacer determinados recorridos puntuales, ni les cuento si se tiene uno que sentar el volante unas 12 horas al día. Pero no solo eso, ya que si al fin y al cabo fuéramos solos aguantando imprudencias de los demás, los enfados que se originan en la conducción, el estrés de los demás, etcétera, a todo eso, y más, hay que añadirle que, encima, puedes tener que llevar en tu vehículo a una persona que no tiene educación o con modales de falta de respeto, o que viaje en circunstancias personales calamitosas, como estar bajo los efectos del alcohol o drogas.

Con este panorama la profesión de taxista es realmente admirable, porque te enfrentas a un escenario como el de la circulación donde el nivel de calidad en la conducción es ciertamente bajo, ya que aunque se ha venido aprobando una importante y acertada normativa en materia de seguridad vial que ha provocado una reducción de cifras de mortalidad y accidentalidad en general, la conducción sigue siendo mala, ya que se habla por el móvil mientras se conduce, no todo el mundo se pone el cinturón de seguridad, o se llevan a los niños sin protección y delante del vehículo, a veces, no se hacen señalizaciones en su debido momento y, lo que es peor, o se conduce muy deprisa, o se conduce muy lento. Porque todavía no sabemos lo que nos molesta más, si el conductor que se cree que está pilotando un vehículo en una carrera o aquel que conduce dudando siempre, a velocidad muy reducida y que causa un tremendo colapso cuando sale a la vía pública, circulando, por ejemplo, por el carril izquierdo en las avenidas de dos carriles en la misma dirección, o frenando de repente sin motivo, cambiando de carril sin avisar, etcétera.

Con este panorama que nosotros vivimos y sufrimos muy puntualmente resulta que hay una profesión que es la de taxista, o también los profesionales del transporte público, como conductores de autobuses públicos, o transportistas de camiones, que deben vivir estos inconvenientes todos los días, porque no nos olvidemos de los conductores de autobús públicos que llevan más de un pasajero y con vehículos enormes con graves dificultades para desplazarse en unas ciudades repletas de vehículos y con todos los problemas que hemos expuestos y otros muchos que nos dejamos en el tintero, pero que, a buen seguro, el profesional de la conducción que esté leyendo estas líneas ya habrá observado.

La situación de los profesionales de la conducción es, pues, calamitosa, porque, además, a ellos se les exige mucho más que al resto de conductores a la hora de respetar también las señales de tráfico y juegan con su profesión si pueden perder el carné por puntos, por lo que en varios despistes que muchos pueden tener en casos de excederse a veces en velocidades urbanas de 50 km/h pueden acabar perdiendo el carné de conducir.

Todo esto viene, además, aderezado con que la conducción de vehículos de motor es el lugar donde la mayoría de las personas expulsan sus problemas y dan rienda suelta a sus males personales y profesionales, porque hemos comprobado en muchas ocasiones las sorprendentes reacciones que tienen algunos conductores por cosas realmente nimias y los sobresaltos que nos dan con la agresividad con la que algunos conductores circulan, como si quisieran pagar con los demás los problemas que cada uno lleva consigo. Son muchos los procedimientos judiciales en los que se detectan conflictos en la circulación con enfrentamientos por situaciones que se pueden resolver amistosamente, pero cualquiera de los que están leyendo estas líneas ha presenciado, a buen seguro, una reacción sorprendente de un conductor por un pequeño problema de tráfico. Por ejemplo, un toque de claxon para que reaccione quien está el primero si está en verde el semáforo y no ha reaccionado puede provocar a veces reacciones sorprendentes.

Por todo ello, nuestro más sincero reconocimiento a quienes se dedican profesionalmente a la conducción, porque si a cualquiera de nosotros nos parece un mundo todas estas extrañas reacciones, los profesionales del vehículo de motor soportan el riesgo de que por la noche les agredan o les atraquen, les insulten, o les maltraten y durante el día aguantar las reacciones de los demás en la conducción. Todo eso durante 10 o 12 horas al dia merecen estas líneas y un aplauso a la paciencia. Eso desde luego.

vicente magro Servet

SALUT Y BUEN VIAJE.

LA USUARIA DE UN TAXI COGE EL VOLANTE EN PLENA AUTOVÍA TRAS EL DESMAYO DEL CONDUCTOR

«Fueron dos minutos eternos, hemos vuelto a nacer», reconoce la pasajera, de 50 años, quien logró frenar el vehículo en el arcén de la CV-35.

VALENCIA La rápida reacción de una mujer que viajaba como pasajera en el asiento trasero de un taxi evitó la semana pasada lo que bien podría haber sido un accidente seguro. El conductor del vehículo, que circulaba por la autovía CV-35, sentido Valencia, sufrió un desvanecimiento por causas que se desconocen y el coche quedó sin control en plena autovía poniendo en riesgo la seguridad de los dos ocupantes del vehículo y del resto del tráfico. La mujer no tuvo apenas tiempo de pensar y nada más percatarse de que el conductor caía desplomado hacia el lado del asiento del copiloto, tomó el volante del coche a través del hueco entre los asientos. Gracias a su rápida maniobra la pasajera logró detener el taxi en el arcén antes de que chocara con otro vehículo.
«Fue instintivo, a día de hoy todavía no sé ni cómo lo hice», reconoce la protagonista de esta historia con final feliz, quien prefiere mantener su anonimato. «Al bajar del coche me temblaban las piernas. Fueron dos minutos o tres como mucho, pero se te hacen eternos», asegura la mujer, de 50 años, quien tiene carné de conducir pero nunca se había visto en una situación límite como ésta. «Esto sólo pasa en las películas y ni ahí te lo crees», apunta ya más tranquila tras el susto vivido.
Los hechos ocurrieron el pasado 5 de diciembre en torno a las 19.30 horas en la autovía CV-35, a la altura del término municipal de Burjassot. La clienta había cogido el taxi minutos antes en Godella. Fue tras incorporarse a la citada vía rápida cuando ocurrió lo que menos te esperas cuando vas como pasajero en un taxi, que su conductor se desmaye.
«Yo iba hablando por el móvil cuando el taxista dijo que se encontraba mal, pero no llegó a acabar la frase, …, se cayó al lado derecho como si se hubiera dormido», relata la mujer que iba en el asiento de atrás. «Tiré el teléfono y como pude cogí el volante y fui arrimando el coche hacia el lado derecho». «La suerte que tuve es que no venía ningún coche por la derecha», apunta.
Antes de perder el conocimiento el conductor había puesto el punto muerto pero el coche seguía con la propia inercia de la velocidad a la que circulaba, superior a los 50 km/h. Durante unos breves minutos, que para ella fueron eternos, la pasajera logró controlar el coche y un poco más adelante accionó el freno de mano al ver un espacio en el arcén.
«Cuando bajé llamé al 112 y al rato el conductor se despertó. No era consciente de lo que había pasado, pero habíamos vuelto a nacer», asegura. El taxista fue trasladado a un hospital tras sufrir vómitos. Las fuentes consultadas apuntan a la posibilidad de que el conductor sufriera un brote de narcolepsia. De hecho, la mujer escuchó varios ronquidos.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

LA FEDERACIÓN ANDALUZA DE AUTÓNOMOS DEL TAXI EDITA UN CALENDARIO SOLIDARIO PARA AYUDAR A LA INVESTIGACIÓN DEL CÁNCER

Sevilla – La Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (FAAT), ha editado dos calendarios solidarios para el año 2014 con el fin de recaudar fondos para la investigación del cáncer infantil y la leucemia, así como ayudar a la concienciación social de que “invertir en investigación, es invertir en vida”.

Según un comunicado de la FAAT, los calendarios cuentan con 53 fotografías de mujeres taxistas andaluzas, que de forma altruista, han colaborado en este proyecto social. Tendrán un coste de 50 céntimos, cantidad que irá íntegramente destinada a la Fundación de Investigación Cris Contra el Cáncer.
Un total de 106 mujeres taxistas han prestado su imagen para “un proyecto cargado de sensibilidad que tiene emocionadas e ilusionadas a todas las organizaciones integradas en la FAAT”.
De esta forma, la Federación espera contar con la colaboración de los mil taxis que hay en Andalucía, y los 70.000 de España, para conseguir que los calendarios en favor de la investigación del cáncer infantil y la leucemia lleguen hasta el último rincón del país. Para ello se podrán adquirir en los principales Radio/Tele Taxis de cada ciudad andaluza.
El dinero recaudado será destinado a la Fundación de Investigación Cris Contra el Cáner, ‘www.criscancer.org’, una organización sin ánimo de lucro e independiente, dedicada al fomento y desarrollo de la investigación “para eliminar el grave problema de salud que representa el cáncer y la leucemia”.
Dicha Fundación “intenta siempre formar alianzas con otras organizaciones de investigación médica y apoyar al paciente con cáncer, así como con empresas, entidades públicas, gobiernos, socios y amigos, cuya dedicación es esencial para su progreso y éxito”.
El presidente de la FAAT, Miguel Ruano, ha explicado que “en España estamos aún lejos de los países de nuestro entorno en términos de financiación en la lucha contra el cáncer”, a lo que ha añadido que “sabemos del potencial de nuestra comunidad científica y por ello, desde la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi queremos poner nuestro granito de arena para ayudar a luchar contra una enfermedad de la que gracias a la investigación y constantes avances, cada día, hay más esperanza”.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

RECOGEN FIRMAS PARA QUE LA ORDENANZA DEL TAXI NO EXCLUYA A PERSONAS CON SIDA

La Coordinadora Estatal de VIH-Sida (Cesida) ha comenzado a recoger firmas en internet para pedir al Ayuntamiento de Madrid que retire la prohibición de licencias de taxi para personas con enfermedades infecto-contagiosas, que considera una “discriminación” hacia las personas con VIH.

El proyecto de Ordenanza Reguladora del Taxi, aprobado esta semana por el Gobierno municipal de Ana Botella, no menciona el VIH-sida sino que dice en su artículo 28.3.b que para ser taxista es necesario “no padecer enfermedad infecto-contagiosa”.

Esa es la misma redacción que establece el artículo 31.1.b del decreto 74/2005, de 28 de julio, de la Comunidad de Madrid por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Transporte Público Urbano en Automóviles de Turismo.

Eso sí, la Clasificación Internacional de Enfermedades, que recoge la web del Ministerio de Sanidad, incluye el VIH entre las “enfermedades infecciosas y parasitarias”, junto a otras muchas como la tuberculosis o la lepra.

Para Cesida, la cuestión está muy clara y la ordenanza deja “sin posibilidades” de obtener la licencia de taxi a personas que tienen VIH y sida. A su juicio, esta ordenanza “supone un acto de discriminación hacia estas personas, inaceptable en una sociedad moderna y abierta como la madrileña”.

Cesida considera que “es de suma importancia su exclusión del catálogo de enfermedades infecto-contagiosas, ya que supone en muchos casos el motivo de no aceptación de una persona con VIH en determinados espacios (piscinas, gimnasios, residencias de mayores, etc) e incluso puestos laborales”, como indica en el argumento de su acción en change.org.

SALUT Y BUEN VIAJE.

LA MUERTE POR INFARTO DE UN TAXISTA EN “LA PALOMA” CRISPA AL GREMIO POR LA FALTA DE MEDICOS

La unidad de atención sanitaria del aeropuerto fue suprimida por Fomento en agosto para ahorrar 200.000 euros al año.

Simeón no pudo cumplir su deseo de jubilarse. Ayer falleció en el interior de su taxi, a consecuencia de un ataque al corazón, cuando esperaba su turno en la parada del aeropuerto de Loiu para transportar a un nuevo cliente. Tenía 63 años. Su muerte causó indignación entre sus compañeros, que se concentraron de manera espontánea durante unos minutos, a última hora de la tarde. Varios de ellos habían corrido hasta el servicio médico de ‘La Paloma’ para dar la voz de alarma e intentar recabar la ayuda de un doctor. Sin embargo, se dieron de bruces con una puerta cerrada «a cal y canto». Desde el pasado 1 de agosto, el aeródromo vizcaíno carece de un equipo sanitario para atender emergencias en la terminal. El Ministerio de Fomento decidió prescindir de esta unidad para ahorrar 200.000 euros al año.
Los hechos sucedieron sobre las 17.30 horas. Hacía unos instantes que había aterrizado el vuelo de Lufthansa procedente de Munich y los taxistas aguardaban la llegada de los pasajeros para prestar un nuevo servicio. Simeón acababa de estar hablando con sus colegas en el habitual corrillo que el gremio forma en la zona de Llegadas para matar el tiempo durante las largas esperas. El veterano profesional -contaba con la licencia número 8 de Sondika- se había montado en su coche para ponerse en marcha. Sin embargo, le sobrevino el infarto. «Nos dimos cuenta de que algo extraño pasaba porque la cola iba avanzando, a medida que los vehículos recogían a los clientes, pero Simeón no se movía».
Cuando acudieron a ver qué le pasaba, sus compañeros le encontraron enfermo, al borde del colapso. Fue entonces cuando varios de ellos salieron corriendo hacia la terminal con el propósito de avisar a los médicos, que desde los orígenes de ‘La Paloma’, a principios de la década pasada, disponían de un cuarto de socorro a escasos cien metros de la parada de taxis. La relación entre ambos colectivos era buena y fluida. De hecho, no era raro que los profesionales del transporte acudieran al dispensario por algún problema de salud o una urgencia, como recordó a principios de verano uno de los facultativos que cubrió el último turno del servicio en ‘La Paloma’, el pasado 31 de julio.
Sin embargo, el chasco que se llevaron al aproximarse a la puerta fue mayúsculo. «No había nadie al otro lado». Se llamó a una ambulancia. «Tardó unos siete minutos en llegar. Vino rápido, pero a nosotros se nos hizo eterno», relataba uno de los testigos presenciales , dos horas después de los hechos. «Ha sido muy duro perder a un compañero de esta manera», añadía, visiblemente abatido.

40 minutos de reanimación
Durante «40 minutos», las asistencias -una dotación de la Cruz Roja y una UVI móvil de Osakidetza- trataron sin éxito de reanimar a Simeón. Incluso se llegó a movilizar un helicóptero del Servicio Vasco de Salud, pero fue en vano. Falleció poco después de las seis de la tarde. Sus amigos se mostraron consternados. «Si llegan a estar los médicos, a lo mejor hubiera perdido la vida igual ; o quizás no. Eso nunca lo sabremos», se lamentó uno de los taxistas. «Lo que nos parece increíble -terció otro- es que un aeropuerto internacional como el de Loiu haya suprimido el servicio de socorro».
Fomento justificó en agosto la no renovación del contrato de los médicos con el argumento de que ni la ley ni las recomendaciones internacionales de seguridad obligan a un aeródromo como ‘La Paloma’ a tener a un grupo de doctores en nómina. Los profesionales prestaban casi 3.000 asistencias al año.

SALUT Y BUEN VIAJE.

LOS TAXISTAS RECOGEN FIRMAS PARA RECLAMAR A TRÁFICO QUE REGULE LOS TURNOS HORARIOS

Proponen un máximo de 16 horas y que los sábados trabajen solo las licencias pares y los domingos las impares, de forma rotatoria.

Con la crisis económica y los pocos taxis que utilizan los murcianos, los profesionales del sector están en una situación insostenible. «Esto es inhumano», asegura Juan Martínez, presidente de la cooperativa Radio Taxi, que incluso habla de crisis de ansiedad y depresiones entre sus compañeros porque no consiguen hacer caja para hacer rentable su taxi. «Hay que trabajar más de 16 horas al día para sacar 70 euros, de los que 55 euros solamente se van en gastos -combustible, seguro, pago de los módulos y mantenimiento del vehículo-. Además, a veces nos tiramos dos y tres horas en las paradas sin hacer ninguna carrera».
En estos momentos están recogiendo firmas entre los 287 propietarios con licencia de taxi para pedir al Ayuntamiento que regule los turnos. En principio, hay dos propuestas sobre la mesa: una es establecer turnos de trabajo máximos de 16 horas, lo que impediría que el taxista que tiene un asalariado trabaje las 24 horas.
La otra iniciativa, al igual que ocurre en otras ciudades, es regular los turnos de fin se semana, de manera que las licencias pares trabajen el sábado y las impares el domingo y a la semana siguiente, que sea al contrario.
La regulación de turnos horarios ya funciona en grandes capitales como Madrid,  Valencia y Sevilla, entre otras. Martínez añade que «esta propuesta que le queremos plantear al concejal de Tráfico y Transportes sería, en principio, hasta que se ponga en marcha el aeropuerto de Corvera, con lo que se supone que tendremos un poco de oxígeno en el sector».

Surtidores exclusivos
Otra de las medidas que plantean para abaratar costes es instalar surtidores de combustible en una gasolinera exclusiva para taxistas, donde podrían repostar con su tarjeta durante las 24 horas. Así podrían ahorrarse en torno a 8 céntimos por litro. Estaría ubicada en el polígono La Chimenea, en la carretera de Alicante.

SALUT Y BUEN VIAJE

LOS TAXISTAS SE REBELAN CONTRA LAS VENTOSIDADES DE SUS CLIENTES

Pegatinas que prohíben «gasearse» dentro del coche lucen en algunos taxis de la capital en ventanillas y carrocería.

El pictograma no deja lugar a dudas: prohibido ventosearse. Y si lo encuentra dentro de un taxi, ya sabe que la veda es para el interior. No es una prohibición recogida por ley ni le multarán si se le escapa un pedo, pero, por educación y repulsión, muchos taxistas de la capital comienzan a sumarse a la inclusión de estas pegatinas en el interior y exterior de sus vehículos.

«El habitáculo de un taxi da para mucho. Hacemos de psicólogos. Tenemos una labor social no reconocida de mérito al paciente. También nos toca soportar a los cerdos que se ahuecan y se tiran un cuesco. Alguno se ha pegado un bufo en el coche que lo he acabado echando. Lo malo es que cuando sube otro cliente se piensa que has sido tú», manifiesta Ángel Julio Mejía, delegado de Paradas y Situación de la Gremial del Taxi.
Escape con «huella»

Lo cierto es que cada vez son más los taxistas que están cansados de las flatulencias de sus clientes. Ángel recuerda muchas anécdotas escatológicas. Una de las más extremas fue la siguiente: «Recogí a un matrimonio en el bingo de la avenida de Portugal. Nada más entrar el marido me preguntó si tenía un periódico. Yo le respondí que no, que si lo quería para consultar los resultados de la lotería. Él me contestó que no, que era porque a su mujer le había tocado el bingo y se había ido de varetas. Lo necesitaba para colocarlo en el asiento y no dejarme huella».

Introduciendo el tema de las ventosidades, Mejía denuncia que el sector del taxi no tiene el derecho reconocido a ser persona. Lo primero que menciona son los aseos para taxistas que el Ayuntamiento prometió este año y que aún no ha colocado en la cabecera de Atocha. «Nos tiramos unas 14 horas de media en un taxi, con los problemas de salud que acarrea. Encima no podemos parar en cualquier lado si tenemos que hacer nuestras necesidades fisiológicas. Cada vez hay más mujeres al volante y requieren de unas condiciones de higiene que no son equiparables a las de los hombres. Solicitamos baños en las principales cabeceras: Atocha, Plaza Castilla, Legazpi, Marqués de Vadillo y Ricardo Ortiz. Pero esto pertenece al «yate», al «ya te lo daré».

Mejía hace especial hincapié en que el Ejecutivo local ningunea los derechos básicos de 25.000 taxistas y exige ese mínimo.
La higiene del taxista

Este taxista no elude la cuestión de la higiene de estos profesionales para con sus clientes. Desde la Gremial han remitido numerosos escritos al Gobierno de Ana Botella y a las diferentes unidades de la Policía Municipal para que se vele porque se cumpla la normativa que también atañe al aseo de los conductores y los vehículos. Mejía manifiesta: «A mí me da vergüenza en las condiciones que van muchos coches. Hay muchos taxistas que van hechos unos cerdos, pero no se puede generalizar como tampoco se hace con los clientes que se tiran pedos».

SALUT Y BUEN VIAJE.