Arxiu de la categoria: dreta eixample

TRES ENCREUAMENTS DE BARCELONA SUMEN MÉS DE MIL ACCIDENTS EN 15 ANYS

* Tres encreuaments de Barcelona sumen més de mil accidents en 15 anys.
* La confluència de passeig de Gràcia i Diagonal lidera el rànquing històric, encara que redueix els sinistres.

BARCELONA. LA VANGUARDIA. RAMON SUÑÉ. – Les mesures adoptades en els últims anys per millorar la seguretat viària a Barcelona i les campanyes de sensibilització dirigides a automobilistes, motoristes i vianants, i últimament també a ciclistes, no han aconseguit esborrar una sèrie de punts negres de la ciutat que , amb el pas dels anys, mantenen encara alts nivells de perillositat. Un exhaustiu anàlisi comparativa dels últims quinze anys, realitzat per La Vanguardia a partir de les xifres d’accidents registrades per la Guàrdia Urbana i l’àrea de Via Pública entre 1998 i el 2012, revela que la zona de la plaça Joan Carles I, en la intersecció de la Diagonal i el passeig de Gràcia, es pot considerar històricament l’enclavament més perillós de la capital catalana, si més no en termes absoluts.
El podi d’aquest rànquing de sinistralitat urbana-que no té en compte els accidents a les rondes, que solen representar entre el 7% i el 8% del total de la ciutat-el completen la cruïlla de Gran Via amb el passeig de Gràcia i la confluència de la Diagonal amb el carrer Balmes. En el període analitzat, aquests tres punts sumen més d’un miler d’accidents de trànsit entre atropellaments de vianants, caigudes de motoristes, xocs contra obstacles fixos i col · lisions entre dos o més vehicles. A la llista negra podria incloure també altres dues creus de la Diagonal, els d’aquesta gran avinguda amb els carrers Numància i Marina. Per contra, el lloc on més accidents (29) es van comptabilitzar l’any passat, la trobada del carrer Balmes amb la ronda General Mitre, fins ara únicament havia aparegut en la relació de punts més perillosos el 2006.
Després de quatre anys consecutius de disminució del nombre de punts negres (l’Ajuntament prefereix parlar de punts de concentració d’accidents), el balanç presentat dimarts passat pel govern municipal identifica 43 llocs on, durant el 2012, es van registrar deu o més accidents (la xifra més baixa, 23 punts, es va donar el 2011). Amb tot, la dada corresponent al 2012 queda, afortunadament, molt lluny dels 96 de 1998 o els dels anys 2001, 2006 i 2007, en què també es va superar la marca de 80 punts de concentració d’accidents.
El 2012 passarà a la història com l’any amb menys morts als carrers de la ciutat de les últimes dues dècades, període en el qual és possible disposar d’unes estadístiques fiables i detallades. El cas barceloní no és excepcional. La reducció del nombre de morts com a conseqüència d’accidents de trànsit a nivells no coneguts en els últims 25 o 30 anys ha estat norma en la majoria de grans ciutats i també a les carreteres, tant en les catalanes com, sobretot, en les espanyoles .
No ha estat així amb el nombre d’accidents. Després de cinc anys de disminució, l’any passat hi va haver un increment del 4,8% respecte al 2011. Amb tot, els 9.255 accidents comptabilitzats el 2012 permeten a Barcelona situar per cinquè any consecutiu per sota del llistó dels 10.000. Lluny queden els més de 12.000 accidents anuals de finals dels noranta i començaments de la primera dècada del segle XXI. Les incidències de trànsit a la capital catalana segueixen sent moltes, massa, però les tendències són, en general, positives: en 1999-l’any de més alta accidentalitat dels darrers tres lustres-a Barcelona es produïa, de mitjana, un accident de trànsit cada 40 minuts. Avui, la freqüència és d’un sinistre cada 57 minuts.
Que punts com Diagonal-passeig de Gràcia, Diagonal-Balmes o Gran Via-passeig de Gràcia encapçalin les classificacions històriques d’accidentalitat s’explica, sobretot, pel gran volum de trànsit que suporten aquestes vies principals. Segons dades del 2011, per la Diagonal (a l’altura de Via Augusta i Rambla Catalunya) circulen de mitjana, en dies laborables, més de 92.000 vehicles (la crisi i la disminució del nombre de desplaçaments associada a ella han reduït la intensitat de trànsit en uns 6.000 vehicles diaris) i pel tram més cèntric de la Gran Via ho fan prop de 60.000. La complexitat dels girs en les grans avingudes, la velocitat a la qual se circula per elles i una regulació semafòrica que no sempre s’adapta al pas dels vianants afegeixen factors de risc.
L’Ajuntament de Barcelona és molt conscient que motoristes i vianants són les principals víctimes del sistema circulatori barceloní. El 2012, 28 de les 30 persones mortes per accident de trànsit a la ciutat anaven en moto oa peu. En canvi, des de fa ja bastants anys, amb prou feines es registren víctimes mortals entre els automobilistes (si bé el 2012 va haver de lamentar l’òbit d’un taxista). Crida l’atenció, en la comparació de les magnituds d’accidentalitat dels darrers quinze anys feta per aquest diari, el canvi en la proporció de la tipologia de vehicles implicats. Mentre que el 1997 la implicació de turismes (11.126) superava amb escreix la de motocicletes i ciclomotors (7002), el 2012 aquesta diferència s’havia reduït: 7.819 cotxes i 6.238 motos.
Des de fa una desena d’anys, la unitat d’accidents de la Guàrdia Urbana actua d’ofici en els punts on es concentren més incidències per determinar quines circumstàncies poden influir en aquesta elevada sinistralitat i actuar en conseqüència. De vegades, una freqüència semafòrica inadequada, una mala col · locació del semàfor o del pas de vianants, una mala senyalització o una visibilitat escassa són alguns dels factors més comuns que poden explicar-a més, lògicament, de la intensitat de trànsit-per què uns encreuaments resulten més perillosos que altres.
Fonts municipals assenyalen que, en moltes ocasions, mesures adoptades a partir del diagnòstic d’aquests punts d’alta accidentalitat, correccions senzilles i amb molt poc cost econòmic, poden influir en la millora de la situació. La mateixa plaça Joan Carles I exemplifica com solucions poc aparatoses poden resultar molt efectives. N’hi va haver prou pintar una línia contínua que impedeix que els vehicles que circulen pel lateral muntanya de la Diagonal puguin girar a la dreta per als Jardinets de Gràcia. D’aquesta manera s’evita l’encreuament amb els vehicles que, procedents del carrer Còrsega, embocan en aquest punt. D’uns registres al voltant d’una trentena d’accidents anuals s’ha passat a 13 i 18 el 2011 i el 2012, respectivament. L’objectiu per al 2013 és actuar en els 43 punts de la ciutat que l’any passat van sumar un total de 608 accidents.

SALUT I BON VIATGE.


Ver mapa más grande

EL CASO SCALA

El otro día bajaba con el taxi por la calle Balmes y un poco antes de llegar a la calle Consell de Cent me para un hombre, y me pide por favor que lo lleve a la calle a Consell de Cent con paseo Sant Joan, así que puse el taxímetro y cogí la calle Consell de Cent . Una carrera bastante fácil y corta pues era todo recto por la conocida calle Consell de Cent hasta llegar a paseo Sant Joan, estas calles están en el distrito del Eixample de el barrio Dreta Eixample, pero algo me decía que hay algo más, mientras abanzaba con el taxi esas calles Consell de Cent y Paseo Sant Joan me hacían recordar algo, no sabia el que, pero estaba seguro de que estaba relacionado con algo importante.

Mi cabeza no paraba de darle vueltas intentando relacionar esas calles Consell de Cent, Paseo Sant Joan intentando recordar alguna cosa que me era familiar, pero no conseguía recordar nada, así estuve toda la carrera con esa inquietud en mi cabeza, hasta que llegamos a nuestro destino. El hombre muy amable me dice que pare en el “chaflan” de las calles Consell de Cent y Paseo Sant Joan en el lado mar, y así lo hice, mientras el hombre buscaba en su cartera el importe de la carrera, me quede mirando el edificio que estaba enfrente justo delante del “chaflan” y entonces me di cuenta , empecé a recordar…

Si fue aquí donde paso <Oiga quiere cobrarme por favor no tengo todo el dia> dijo el hombre, me había quedado embobado mirando ese edificio, cobre el importe de la carrera y le di las gracias al hombre que respondía de la misma manera y se bajaba del taxi. Yo continué mirando ese edificio, que eran unos pisos, un edificio nuevo reconstruido, si fue aquí donde paso  fue en este “chaflan” de las calles Consell de Cent y Paseo Sant Joan donde tubo lugar unos de los sucesos más oscuros y dificiles de la transición española, fue justo en este edificio donde se cometió una de las mayores infamias y montajes de la historia de este país, unos sucesos preparados y orquestados por el estado para manipular a la sociedad española “el caso Scala”.

Para hablar del “caso Scala” tenemos que volver al año 1978, 2 años antes el 20 de noviembre de 1975 (un gran día) moría el mayor genocida que ha conocido España, “el dictador Francisco Franco Bahamonte” con la muerte de este asesino, en España empezaba la llamada “transición española” o más bien la reconducida transición española, una transición que nos han vendido como un modelo de reconciliación transparente y pacifico, una transición llena de mentiras, de montajes, de muertos, de torturados, de deportados. En 1977 con la “Ley para la reforma política” se legalizan los partidos políticos y los sindicatos, el 25 de octubre de 1977 se firman los “Pactos de la Moncloa” acuerdos firmados entre el gobierno de Suarez y los partidos políticos con el apoyo de la patronal y el sindicato CCOO (con la posición de algunos sectores del mismo sindicato) y el rechazo rotundo de los sindicatos UGT y CNT .Los Pactos de la Moncloa crearían las condiciones sociales para la Constitución de 1978, que consagraría la inviolabilidad de la propiedad privada de los medios de producción y la economía de mercado.

El domingo 15 de enero de 1978 la CNT organizó una manifestación en Barcelona contra la firma de los Pactos de la Moncloa y las elecciones sindicales. En la misma se juntaron alrededor de 10.000 trabajadores que seguían oponiéndose a ese pacto social y que era prueba evidente de la gran capacidad de convocatoria que tenia la CNT en aquellos momentos.
A las 13:15 horas, terminada la manifestación, tuvo lugar un ataque con cócteles Molotov contra la sala de fiestas más conocida y de más éxito de Barcelona en aquellos momentos, la sala “Scala”. El resultado inmediato fue la muerte de cuatro trabajadores de la sala: Diego Montero, Bernabé Bravo, Ramón Egea y Juan Manuel López; tres de los cuales eran afiliados de la propia CNT.

Por aquellos días podría decirse que los ciudadanos estaban en cierto modo acostumbrados a las noticias de atentados terroristas. A nadie asombraba el asesinato de policías o militares, los coches-bomba y demás actos que resultaban casi habituales en aquella época. Sin embargo, un atentado contra una sala de fiestas era algo que resultaba inverosímil por lo absurdo y disparatado de la idea. Probablemente por ello en los primeros momentos se aventuraron toda clase de hipótesis. Algunos medios achacaron el atentado a vulgares asesinos, otros lo relacionaron con cuestiones particulares relacionadas con la sala de fiestas, algunos llegaron a establecer una relación con la campaña en pro de la libertad de expresión que por aquel entonces se desarrollaba en solidaridad con el dramaturgo Albert Boadella.
La duda y la incredulidad siguió siendo la tónica general para la inmensa mayoría hasta que, tan sólo cuarenta y ocho horas después, el martes 17 de enero un comunicado de la policía informó de la detención de todos los presuntos autores del atentado, a quienes inmediatamente se les relacionó con la CNT.

«Un comando de la FAI (Federación Anarquista Ibérica), integrado por tres sujetos en cuyo poder se ha hallado asimismo documentación que les acredita como afiliados a la central sindical CNT ha sido autor, según la Jefatura de Policia de Barcelona, del atentado contra el restaurante-espectáculo Scala.»

Agencia Pyresa

Efectivamente, los detenidos eran todos afiliados a la CNT y poco antes del atentado habían participado en la manifestación. Al finalizar la manifestación -según la policía- los acusados se habían dirigido a la sala de fiestas lanzando contra ella seis cócteles molotov que ocasionaron el incendio y la muerte de los cuatro trabajadores que se hallaban dentro. De esta manera quedó establecida la relación de los detenidos con la CNT y el atentado con la manifestación. Bajo la dirección del gobernador civil José María Belloch y del comisario Francisco Álvarez, empezaron las detenciones en los medios anarcosindicalistas.

Sin duda lo que más sorprende es la insólita eficacia policial que había permitido encontrar a los culpables entre las 10.000 personas que aproximadamente participaron en la manifestación. Cómo consiguió la policía barcelonesa este alarde de perfección es algo que no se llegaría a saber hasta algún tiempo después. En aquel momento sólo dio lugar a toda clase de conjeturas que tenían como común denominador la sospecha de que detrás de todo había gato encerrado. Con el tiempo esa sospecha se acabaría convirtiendo en certeza.

Comienzo de la campaña orquestada contra el movimiento libertario

Los detenidos fueron debidamente acusados y procesados, pero eso no detuvo la operación policial. Muy al contrario, en los días posteriores fueron detenidas alrededor de 170 personas más, al mismo tiempo que se desataba una imponente campaña de descrédito contra la organización confederal por medio de los medios de comunicación y de los aparatos represivos del estado, que vieron la ocasión de amordazar y destruir la única fuerza con cierto peso social que amenazaba la amplia operación de blanqueo de la dictadura franquista y de los propios franquistas. Dicha operación pasaba por los Pactos de la Moncloa -a los que ni asistieron ni fueron invitadas las fuerzas sindicales, aunque luego la mayoría de las mismas los aceptaran- destinados a hacer recaer sobre las espaldas de la clase trabajadora el grueso de la crisis económica que se estaba viviendo, a costa de fuertes recortes salariales, subidas de impuestos sobre el consumo y pérdida de derechos laborales y a la vez sentar las bases de los cambios políticos que deberían llevar a la Constitución de 1978, fruto de un gran pacto entre el franquismo y una nueva clase política emergente ávida de poder.

 

La CNT, reacia al conjunto de dichos pactos y reacia, sobretodo, a olvidar el pasado y a renunciar a exigir cuentas al franquismo depurando todo el aparato estatal, ya fuese político, policial, judicial e incluso cultural, se había convertido en el gran objetivo a batir.
El simple hecho de aparecer en la agenda de teléfonos de algunos de los acusados o de una persona relacionada con alguno de los acusados se convirtió en motivo suficiente para ser detenido. Después de ser interrogados y pasar alguna noche en el calabozo, los detenidos eran puestos en libertad sin cargo alguno. Resultaba evidente que la policía no buscaba nada ni a nadie -ya tenían a los culpables- se trataba simplemente de amedrentar a los cenetistas y de ahuyentar de la organización a miles de trabajadores afiliados que, si bien se identificaban con la línea sindical de los anarconsindicalistas, no estaban dispuestos a llegar demasiado lejos en su adhesión, ni mucho menos a desafiar una represión policial de aquella envergadura.

La cosa no era de broma, las noticias de nuevas detenciones crearon un ambiente de inseguridad en gran parte de la afiliación. Por otra parte, la certeza de la implicación de la CNT en el atentado fue afianzándose en la opinión pública, lo que provocó un serio deterioro en la imagen de la organización y de los anarquistas por extensión. Si a esto añadimos las noticias de agresiones y asaltos por parte de grupos fascistas, que en aquellos días se incrementaron de forma muy considerable, podemos hacernos una imagen aproximada de la situación. Ser libertario en aquellos momentos se convirtió en algo bastante desagradable. Los medios de comunicación lo hicieron impopular, la policía y los grupos de la ultraderecha lo hicieron peligroso. Como consecuencia, se fueron debilitando las filas cenetistas, abandonadas por muchos trabajadores.
Ni que decir tiene que los Pactos de la Moncloa pasaron a un segundo plano.

 El montaje policial sale a luz

La vista del caso tuvo lugar en diciembre de 1980. Los abogados defensores solicitaron que el ministro de gobernación, Rodolfo Martín Villa, compareciese a declarar, pero no lo hizo. Tampoco lo hizo Joaquín Gambín, confidente de la policía y responsable del incendio del Scala según la defensa. Gambín había logrado fugarse de la prisión de Elche en extrañas circunstancias y, a pesar de que tenía varias órdenes judiciales de busca y captura, la policía no pudo dar con su paradero.
La posición de la defensa apuntaba hacia un montaje policial orquestado mediante confidentes infiltrados en el sindicato CNT con el objetivo de desacreditar al sindicato ante los trabajadores y evitar así su progresión en Cataluña. La sentencia condenó a José Cuevas, Xavier Cañadas y Arturo Palma a 17 años de prisión como autores de un delito de homicidio involuntario y por fabricación de explosivos; Luis Muñoz fue condenado a dos años y seis meses por complicidad, y Rosa López, a 5 meses por encubrimiento. El recurso presentado por los abogados defensores, por quebrantamiento de forma y denegación de pruebas por la no comparecencia de Martín Villa en la vista, fue rechazado por el Supremo.

La presión sobre la policía por el asunto Gambín se multiplicó a raíz de la vista y de las exigencias, en aquel sentido, del indignado fiscal del caso, Alejandro del Toro, que desde instancias judiciales conservadores fue acusado de “simpatizar con los anarquistas”. Con el paso de los años se fue descubriendo el papel crucial y decisivo que desempeñó Joaquín Gambín, el Grillo, o también conocido como el Rubio o el Legionario, en este asunto. Como se llegó a demostrar, fue él quien se infiltró en la CNT para dirigir el atentado. La presión de la prensa sobre la policía y la ausencia de Gambín en la vista del caso hicieron levantar sospechas sobre las verdaderas causas del atentado, provocando incluso desavenencias entre el Ministerio Fiscal y algunos miembros de la judicatura. Finalmente, a finales de 1981, Gambín fue detenido por la policía tras un tiroteo en Valencia. El Caso Scala volvía a abrirse.
La segunda vista del Caso Scala Barcelona, en diciembre de 1983, solo tuvo un acusado: Joaquín Gambín. La sentencia lo condenó a 7 años de prisión por acudir a la manifestación con armas y por preparación de explosivos.

 Tras las cenizas del Scala

El Caso Scala fue la punta de lanza de la gran represión que se abatió sobre el movimiento libertario, en momentos de cierta debilidad organizativa y estructural debido a las evidentes divisiones que se estaban ya gestando en el seno de la anarcosindical.
Como posteriormente escribiría Xavier Cañadas Pérez, uno de los encausados y encarcelados durante ocho años por el Caso Scala:

< Esta relación de hechos, documentalmente contrastados, arrojan un tal cúmulo de datos que permiten afirmar que el Caso Scala constituye el punto de inflexión de una dinámica de represión, políticamente concebida y previamente estudiada en los altos niveles del Gobierno, pues dichos hechos escapan a la competencia exclusiva de un estamento, de una sola brigada o servicio policial, de un solo magistrado, de un solo Ministerio.>

 La intensificación de la persecución polical contra el movimiento libertario fue alarmante. El 13 de marzo de 1978 murió Agustín Rueda, preso en la cárcel de Carbanchel, a consecuencia de la paliza que le propinaron un grupo de funcionarios de prisiones. Tres meses después Agutín Valiente falleció en Almeria mientras intentaba evitar una detención polical.En junio de 1979 el cenetista Valentín González murió por el impacto de una pelota de goma lanzada por la policía al reprimir la huega de los trabajadores del Mercado de Abastos de Valencia. Pero la represión no terminó aquí.

Ante esta situación creció el número de compañeros que optaron por la violencia como respuesta a la denominada nueva represión democrática. En febrero de 1978 se detuvo en Barcelona, Valencia y Madrid a veintidós personas acusadas de pertenecer a los Grupos Autónomos, en abril cuatro trabajadores de la SEAT de Barcelona fueron detenidos acusados de formar el Ejército Revolucionario de Ayuda al Trabajadoar (ERAT), al mes siguinete cayeron una docena de compañeros en Valladolid y ese verano continuaron las detenciones. En febro de 1979 hubo once nuevos detenido, en mayo uno más en la Junquera y en junio hubo una amplia redada contra la Federación Ibérica de Grupos Anarquistas (FIGA) en varias ciudades de la península, en agosto se produjeron cuatro nuevas detenciones en el movimeinto libertario barcelonés y en octubre otras tres en Madrid. En noviembre hubo dos heridos de bala en Valencia que pertencáin a los Grupos Autónomos Anarquistas, acusación que se repitió contra otros cuatro anarquistas detenidos en el mes de diciembre de 1979.
La ofensiva de estos miltiantes libertarios alimentó la intoxicación de los medios de comunicación, que, por jemplo, asociaban a los Comado Autónomos Anticapitalistas con ETA, y aumentó el aislamiento de la CNT y del resto de organizaciones anarquistas. Ya no había base social para revolución alguna y el movimiento libertario se fue quedando solo en la lucha por una transformación social más profunda.

El Caso Scala marcó el fin del crecimiento espectacular de la CNT y del movimiento libertario, y el inicio de su decadencia acelerada. Supuso el frenazo de una organización que crecía a ojos vista, el acentuamiento de sus divisiones y un descrédito que arrastró la organización confederal que quedó ampliamente desautorizada socialmente y prácticamente neutralizada: se consumó el gran Pacto de Estado de la Transición y de la nueva Democracia Española, sin oponentes. La monarquía democrática se consolidó con la Constitución, aprobada en referendum el 6 de diciembre de 1978.
El acoso policial, la consolidación de la monarquia democrática y el reflujo de las luchas obreras llevaron a la CNT a una seria crisis. Cerrado el periodo de luchas revolucionarias del tardofranquismo, había llegado el momento de hacer balance del largo y complicado proceso de reconstrucción y adaptarse a la nueva realidad social y política de la España de los años ochenta.

Así pues, a finales de 1979 la CNT organizaría su V Congreso y primero desde el Congreso de Zaragoza en 1936 y desde que la dictadura arrojara a la organzación a los círculos infernales de la clandestinidad y del exilio. Ya durante el periodo precongresual se hicieron evidentes las profundas divergencias que enfrentaban a los distintos grupos y tendencias que convivían en el seno de la organización. No había discrepancias en el diagnóstico de la situación por la que atravesaba la CNT y el conjunto del movimiento libertario, pero las diferencias eran muy agudas cuando se buscaban las causas y se proponían las soluciones.
Según se iba profundizando en el debate, se fueron decantando dos grandes corrientes de opinión que confluirían al Congreso para generar la primera gran escisión de la CNT desde 1933.

Scala:terrorismo de Estado y algo más, así se llama el libro de Xavi Cañadas,editado por Virus Editorial,  en el año 2008. Un gran libro donde el autor que fue uno de los encarcelados durante 8 años, hace una reconstrucción de los hechos del caso Scala aportando nuevas pruebas a este montaje policial.

Ahora,30 años después,se van sabiendo más cosas,el incendio que provocó el desastre fué interior,con explosivos que sólo tenia el ejercito,un testigo directo,un quiosquero-que encima era policia nacional-fué asesinado para que no contase nada ,las pruebas eliminadas, Gambín,el confidente inductor del atentado a sueldo de la policia en libertad, pruebas periciales que indican que el coctel molotov echado en la puerta del local nunca pudo provocar el incendio interior,en fin..demasiados puntos oscuros,en los cuales aún hay que alumbrar con mucha luz.

<EN HONOR A LA VERDAD Y A LOS COMPAÑEROS FALLECIOS EN EL CASO SCALA>

SALUT Y BUEN VIAJE.

TAXI KEY

 La nit del dissabte 2 d’octubre de 1948, va néixer a Ràdio Barcelona un dels personatges més estimats de la ficció radiofònica barcelonina: Taxi Key. El pare de la criatura va ser l’extraordinari guionista Luis Gosse de Blain que dos anys més tard, assumiria el paper de Mr Belvedere des de les pàgines de Fotogramas. A través del programa És vostè bon detectiu?, De Blain, proposava cada setmana als seus radiooients, la resolució d’un problema policíac, magistralment desenvolupat pel seu personatge Kirk Prentis, un llicenciat en Dret ficat a taxista amb llicència oficial d’investigador privat, que després seria conegut com Taxi Key, en companyia de la seva nòvia, la periodista Geraldine Brooks. Ricardo Palmerola feia el paper de Taxi Key i Amelia Nogués el de Geraldine.

 Quan Amelia Nogués marxa a Itàlia el gener de 1949, De Blain crea el personatge d’una nova periodista, Nora, secretària i esposa de Taxi Key, interpretada per Maribel Casals i, a partir de setembre de 1949, per Encarna Sánchez. Però la substitució més significativa va ser la de Ricard Palmerola per Isidre Sola després de la marxa del primer a l’agost de 1949 a l’Havana. De Blain va estar a punt de matar al personatge ja que assegurava: difícilment concebo a Taxi Key a través d’un intèrpret que no sigui Palmerola. Afotunadamente, el treball d’Isidre Sola i Encarna Sánchez va ser un èxit i la presència de Taxi Key en el nostre imaginari radiofònic, es prolongar durant 22 anys.

 Un llicenciat en Dret sense feina es fica a taxista per poder pagar un cau al centre d’una ciutat despietada . El seu nom és Taxi Key i el que guarda a la guantera del taxi és una llicència de detectiu privat que es va treure fa temps. Els seus casos no disten molt dels que, alguna cosa després, passaria a encarregar Pepe Carvalho, sota la batuta de Manuel Vázquez Montalbán.

 Però per això haurien de passar uns quants anys, perquè quan Taxi Key va surtir als carrers per primera vegada a Carvalho ni tan sols li deixaven anar sol al cinema. Les seves aventures van començar a emetre l’octubre de 1948 (aquest octubre, doncs, es compleixen 60 anys). Les signava el guionista belga Luis Gosse de Blain, que havia nascut el 1916.

 Amb Antonio Losada, tots dos a Ràdio Barcelona, Luis Gosse de Blain va saber crear un llenguatge dramàtic nou a la ràdio, molt millor adaptat als recursos expressius del mitjà que el radioteatro que els barcelonins escoltaven abans de la guerra. Encara que van prendre prestat del cinema una bona part de la seva inspiració narrativa, únicament amb la màgia del so d’unes veus, la música i els sorolls van crear unes imatges que encara avui perduren en la memòria.

 La quarta edició de la trobada de novel.la negra de Barcelona celebrada l’any 2008 recuperar el detectiu Taxi Key, que durant 22 anys va mantenir a les famílies arremolinades al voltant del transistor.

 El pare de TAXI KEY, el guionista belga Luis Gosse de Blain va néixer el 1916 i va morir el novembre de 2001. Va crear sèries policíaques i personatges que van adquirir popularitat com “Vostè és detectiu” i “Taxi Key”, un èxit molt longeu que es va mantenir a la graella de Ràdio Barcelona fins a 1962.

  Va ser guionista d’unes 15 pel · lícules. Entre elles Aventures de Taxi Key, Palmer ha mort, Tots eren culpables. Va escriure diversos relats per li revista policíaca Gimlet. Amb tot això, però, la seva màxima notorietat la va aconseguir sota un pseudònim, Mr Belvedere, personatge enigmàtic de la revista Fotogramas.

Vinyetes de Taxi Key a la revista “EL COYOTE”, 1948. El dibuixant era Vicente Roso.  Publicació molt apreciada i llegida en aquella llarga etapa de postguerra.

SI VOLS TORNAR A ESCOLTAR TAXI KEY:
http://www.cadenaser.com/actualidad/audios/taxi-key/csrcsrpor/20080204csrcsr_12/Aes/

 RERE LES PASSES DE TAXI KEY:
http://vimeo.com/18395365


SALUT I BON VIATGE.

MANIFESTACIÓ DIUMENGE 19 A LES 11 H PLAÇA CATALUNYA

Com ja coneixeu el govern del PP, amb la complacença de CiU i dels empresaris, ha executat el mandat emanat des de la UE, Brussel·les i Alemanya, implantant una reforma laboral que carrega contra el benestar i la seguretat laboral de les i els treballadors/es del Estat espanyol i Catalunya.

Ni els tremola el pols, ni temen la resposta, quan reconeixen que
aquesta reforma no crearà ocupació, però és el que els mercats
exigeixen per recuperar la confiança.


 
Aquesta prepotència s’aplica dies després de la vergonyosa posada en escena del pacte que, aquests sindicats que signen pactes antisocials contra la classe treballadora, van acordar amb la patronal; aquest pacte que especialment apuntalava la pèrdua de salaris dels treballadors, la desregulació de les jornades laborals, els increments de la productivitat, la mobilitat funcional, en definitiva l’avantsala de la reforma.

 
Avui més que mai, hem de mobilitzar-nos en els centres de treball, als barris i al carrer, perquè aquesta reforma laboral ens l’apliquen els qui estan al servei de les empreses i els mercats financers,
veritables artífexs de la crisi del capitalisme que volen fer pagar,
una vegada més, a la classe treballadora.

TOTES I TOTS A LES MANIFESTACIONS DEL DIUMENGE 19
PÇA. CATALUNYA / PORTAL DE L’ÀNGEL A les 11H, Barcelona.
CONTRA LA REFORMA LABORAL I ELS SINDICATS PACTISTES.
LLUITA OBRERA CONTRA EL CAPITAL.



CNT-AIT.

SALUT I BON VIATGE.

INTENTO DE ATROPELLAMIENTO Y DE AGRESION DE UN TAXISTA HACIA DOS CICLISTAS EN EL PASEO DE GRACIA

Hola!
Hace mucho tiempo que oigo hablar de Taxis Anarquía y hoy un amigo me enseñó el facebook a raíz de un problema que he tenido con tu gremio: anoche un taxista casi nos arrolló a mi y a mi compañera mientras circulábamos en bicicleta (aclaro que lo hacíamos correctamente: sin invadir carril, etc, etc..aparte de ser a una hora en la que no había tráfico alguno) por Paseo De Gracia. Cuando este se detuvo una manzana más arriba (a la altura del hotel de lujo Mandarin Oriental) para dejar a unos pasajeros, le alcanzamos y se lo recriminamos, a lo que respondió con una serie de amenazas e insultos, le escupí en la luna y a continuación me persiguió, dando un volantazo con frenada a fín de tirarme de la bicicleta en marcha (cosa que consiguió) a unos 100 metros de ahí (Pg. de Gracia esquina Aragón). Acto seguido salió del taxi y se me echó encima, intentando agredirme y escupiéndome, yo le respondí con un sopapo y entonces el cobarde de él volvió al coche y sacó una barra de hierro. Me salvó que mi compañera, que se había quedado un poco rezagada, llegó en ese momento y le sujeto al grito de “Me vas a pegar a mí también?” y amenazando con llamar a la policía. Al oír esto, ni que decir tiene que el tío se dió a la fuga como llevado por los demonios.
Es decir, un tipo que casi nos provoca un accidente de consecuencias posiblemente MUY graves, y encima nos agrede primero verbal y después físicamente al ser recriminado por ello…
La cuestión es…tengo su número de licencia, y realmente me gustaría hacer ALGO .

Lo primero que hay que hacer ante cualquier problema , incidente o pelea con un taxista es coger el numero de licencia, como bien hizo nuestro amigo ciclista que cogió en numero de licencia de este taxista ,que mas tarde o mas temprano este individuo tendrá una respuesta a su agresión.

SALUT Y BUEN VIAJE.

PRIMER FESTIVAL DE CINEMA ANARQUISTA DE BARCELONA

Primer festival de cinema anarquista de barcelona, els dies dijous 31 de març, divendres 1 d’abril a l’antic teatre, carrer Verdaguer i Callís 12, metro urquinaona, i dissabte 2 d’abril a l’ateneu llibertari de Sants, carrer maria victòria 10, metro plaça de Sants.
Us esperem a tots salut i bon viatge