Arxiu de la categoria: crisis

UN TAXISTA EGIPCIO SE QUEMA A LO BONZO PARA PROTESTAR CONTRA EL PRECIO DE LOS ALIMENTOS

taxista-egipcio-protesta-situacion-economica_EDIIMA20161018_0302_5

Ashraf Mohamed Shaheen protestó por el precio de la comida y lanzó gritos contra el Gobierno antes de rociarse con gasolina

Otro taxista se ha convertido en una estrella nacional por su denuncia de la crisis económica y la incompetencia del régimen en un programa de televisión.

Un taxista egipcio se prende fuego en una protesta por su situación económica.

Un taxista egipcio de 30 años se prendió fuego el pasado sábado cerca de una instalación militar en Alejandría para protestar por el aumento del precio de los alimentos y las difíciles condiciones de vida. Los testigos informaron después que Ashraf Mohamed Shaheen se refirió en concreto al precio de los alimentos y lanzó gritos contra el presidente Sisi antes de rociarse con gasolina y prenderse fuego. 

Shaheen corrió varios metros envuelto en llamas hasta caer al suelo. Varias personas intentaron apagar las llamas hasta que una de ellas pudo hacerlo con un extintor. El hombre fue evacuado a un hospital, donde fue internado en estado grave y con quemaduras en el 95% de su cuerpo, según un comunicado oficial. 

El incidente no fue hecho público hasta la tarde del lunes por medios independientes egipcios y parece haber sido ignorado hasta ahora por la prensa progubernamental de El Cairo. 

En las redes sociales, el suceso se comparó de inmediato con el suicidio en 2010 en Túnez de  Mohamed Bouazizi, cuya muerte en protesta por las penurias económicas de los pobres en ese país desencadenó las protestas que terminaron provocando la dimisión del dictador Ben Alí en la primera de las rebeliones de la Primavera Árabe. 

Un alegato contra una situación desesperada

Sólo unos pocos días antes, otro taxista se convirtió en una auténtica sensación popular en un programa de televisión y después en Internet al lanzar un espontáneo y directo ataque al Gobierno por cómo la crisis económica está empobreciendo a las clases populares, mientras “los de arriba” derrochan el dinero en gastos inútiles. 

El hombre que conduce el típico tuk-tuk local (motocarro que sirve de taxi) hizo los comentarios desde su vehículo en un programa que apareció el miércoles en una cadena privada dentro de una sección que recoge comentarios de gente de la calle, los que no suelen aparecer en los informativos diarios. 

Durante tres minutos, el hombre hizo un repaso general a la situación del país en un lenguaje directo y claro que a buen seguro compartieron todos los telespectadores:  “Un país que tiene un Parlamento y un Ejército y servicios de inteligencia, tanto aquí como en el extranjero, y 20 ministerios, ¿cómo puede estar en esta situación? Se lo juro, antes de las elecciones para la presidencia, teníamos azúcar, teníamos arroz y lo estábamos exportando. ¿Qué ha ocurrido? ¿Dónde se ha ido todo eso? Queremos saber”, dijo el hombre cuyo nombre no apareció.

“Vemos la televisión y nos cuentan que Egipto es como Viena. Vamos a la calle y descubrimos que somos los primos de Somalia. Lo juro por Dios, dígame qué ha ocurrido y cuál es la solución. La gente de arriba lo celebra, perdóneme, pero va a celebrar una fiesta, se traen a 38 delegaciones y se gastan en ellas 25 millones de libras (egipcias), y luego los pobres no pueden comprar un kilo de arroz en la calle”.

El conductor se refiere a la conmemoración del 150º aniversario de la fundación del Parlamento egipcio, que se celebró el domingo en la ciudad turística de  Sharm el-Sheikh, en el Sinaí, y a la que asistieron 400 invitados egipcios y extranjeros, además de los 596 diputados. 

“Y luego salen en televisión y dicen que Egipto se está desarrollando, Egipto progresa, viene y va. Y siguen tirando el dinero en proyectos nacionales que son inútiles, y nuestro sistema de educación es un desastre hasta un nivel que no te puedes imaginar”.

“Cómo puede ser, perdóneme, que una persona que no tiene una educación…”. En ese momento, el periodista le corta y le pregunta: “¿En qué se licenció?”. “Soy un licenciado del tuk-tuk. Déjeme acabar. Cómo puede ser, perdóneme, que una persona que no tiene una educación, que tiene hambre, que tiene mala salud, y que le den proyectos nacionales como estos (refiriéndose a las grandes inversiones que suele anunciar el Gobierno). Me van a volver loco. Estas son las tres cosas que necesita el país para desarrollarse: educación, sanidad y agricultura”. 

El conductor no para y pasa a referirse a algo que ha hecho mucho daño al orgullo nacional egipcio, la ayuda que el Gobierno ha implorado en los países del Golfo Pérsico. Tras el golpe de Estado con el que el general Sisi derrocó el Gobierno de los Hermanos Musulmanes, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos concedieron a El Cairo préstamos y ayudas por valor de miles de millones de dólares. Sin embargo, en los últimos meses, las relaciones entre Egipto y Arabia Saudí se han deteriorado y el grifo de los fondos se ha secado. 

El vídeo del taxista del tuk tuk tenía al día siguiente más de cuatro millones de visitas en la página de la cadena de televisión en YouTube. Sus responsables lo retiraron después sin dar explicaciones y reclamaron a YouTube que eliminara las copias que habían aparecido en otras cuentas. También lo borraron de su página de Facebook.

SALUT Y BUEN VIAJE


EL TAXI TOCA FONDO Y RETROCEDE A LOS PEORES MESES DE LA CRISIS

articulos-52878

Horas bajas para el taxi jerezano. Otra vez. Después de un 2015 en el que comenzaban a vislumbrar una tímida recuperación, el sector ha tropezado con un hostil inicio de año en el que han retrocedido a los “peores meses de la crisis”. En estos términos hablan desde la junta directiva de Tele Taxi Jerez, de enero y del presente mes de febrero, del que tienen más ganas que nunca de zafarse. “Están siendo dos meses malísimos”, señala el presidente del colectivo, Marcos Antonio Martín, que asegura que al gremio solo le consuela la proximidad de los eventos, una vez que llegue la Semana Santa, el Gran Premio de España y la Feria del Caballo, los cuales se sucederán desde finales de marzo hasta la primera semana de mayo.
Aun así, tienen claro que ni siquiera estas cajas podrán equilibrar la caída de la recaudación de estos meses. “Servirá para poder pagar, no para ganar dinero”, resalta.  Al contrario de lo que ocurren en otras grandes ciudades del país, no tienen por qué temerle a las aplicaciones móviles competidoras de Uber y similares, pero sí apoyan cuantas concentraciones se produzcan contra estas prácticas y la intención de Competencia de desregularizar el sector.

Ellos tienen su frente más complejo en el bolsillo de los jerezanos, y por ello buscan fórmulas para hacer más atractivo el servicio poniendo a disposición de los usuarios aplicaciones para pedir taxis   desde su móvil y de forma completamente gratuita sin que su reclamo pase por la centralita.

Aplicaciones móviles
De hecho, en los últimos meses, vienen detectando una mayor aceptación,  especialmente PideTaxi, una de ámbito nacional que suelen utilizar mucho los jóvenes que vienen de vacaciones a Jerez de otros puntos de España, pues tiene un sistema que les permite incluso calcular el importe del recorrido y aprovechan que ya la tienen descargada para sacarle también partido a las ciudades a las que viajan para moverse. Otra opción es Taxible, de ámbito local, aunque el sector está ahora inmerso en la puesta en marcha de un número de tres dígitos gratuito  (023) que redirecciona las llamadas a través de operadoras. Necesitan apoyo municipal. No pueden tocar más fondo./Andalucia Información

SALUT Y BUEN VIAJE

LOS TAXISTAS DE MÁLAGA PRETENDEN QUITAR DE LA CALLE MÁS DE 300 COCHES PORQUE NO HAY TRABAJO PARA TODOS

taxis--575x323

El sector prepara una propuesta para el Ayuntamiento en la que se ofrecerán a cofinanciar el rescate de licencias para ajustar la oferta a la demanda actual

Los taxistas de Málaga vuelven a poner sobre la mesa su reivindicación de aligerar el parque móvil quitando de la circulación al menos 300 licencias en los próximos años. La propuesta no es nueva. De hecho, viene coleando desde el inicio de la crisis con el convencimiento de que con 1.434 vehículos en las paradas no hay trabajo para todos por mucho que los profesionales pasen al volante hasta 15 horas diarias para que le salgan las cuentas. Se trata de equilibrar la oferta con una demanda que, aunque pueda repuntar, difícilmente va a llegar a niveles anteriores, por lo que en el gremio consideran que la solución pasa por la puesta en marcha de un plan de rescate de concesiones similar al que desde hace una década se viene aplicando en Sevilla y que hasta la fecha ha supuesto la retirada de 238 licencias.

De momento, las principales asociaciones del sector (Aumat, Taxiunión y Taxitransfers) ya está trabajando en una propuesta concreta que pretenden trasladar formalmente al Ayuntamiento para abrir una negociación que conduzca al rescate de unas 300 licencias en los próximos años. La primera dificultad radica en que, aunque el sector pueda estar dispuesto a financiar una parte con una tasa que abonarían todos los profesionales, la mayor parte del coste saldría de las arcas municipales, por lo que el Consistorio tendría que hacer un desembolso de dinero público para adquirir unas licencias que se concedieron de forma gratuita.

En intentos anteriores, el equipo de gobierno del PP se ha opuesto, aunque en el gremio confían en que esta vez sí lo puedan contemplar. La segunda complejidad está en que para que este plan sea viable es necesario que haya taxistas dispuestos a aparcar definitivamente su vehículo a cambio de percibir una determinada cantidad en varias anualidades. Para ello, lo primero sería ponerle precio a la licencia.

«Es necesario acometer ya una reconversión del taxi, pero para eso es necesario la implicación de todos, incluidos nosotros. Es un asunto complejo, pero el sector lo demanda y creemos que ha llegado el momento de abordarlo en profundidad», afirma el presidente de Aumat, José Royón, quien además de la progresiva pérdida de clientes que ha traído consigo la crisis también pone el acento en la entrada en servicio del metro y, sobre todo, la EMT. «Los autobuses prestan un servicio muy bueno, pero además refuerzan las líneas cada vez que hay algún evento en la ciudad, no solo en Semana Santa o Feria como ocurría antes», lamenta el dirigente de la asociación mayoritaria en la capital. En este sentido, Royón también advierte de la mayor competencia que traerán consigo las nuevas licencias de alquileres de vehículos con conductor, conocidos como VTC.

SALUT Y BUEN VIAJE

ASÍ ESTÁ PINCHANDO LA BURBUJA DE LAS LICENCIAS DE TAXI

pinchazo-burbuja-licencias-taxi-201521734_2

El sector del taxi afronta numerosos desafíos en los años venideros, como el precio de las licencias necesarias para ejercer. Aunque la llegada de las aplicaciones móviles de viajes compartidos provocaron voces de alarma, en realidad los problemas venían de lejos

Los taxistas tienen unos gastos inherentes al desarrollo de su labor, como el mantenimiento del coche, combustible, impuestos, ITV anual, seguro de responsabilidad civil, etc. Además, tenemos que incluir las cuotas del préstamo que se pidió para comprar la licencia, ya que estas han alcanzado valores estratosféricos.

Las licencias se convirtieron en un activo sujeto a especulación

Las licencias, emitidas por los ayuntamientos, tienen un número limitado, y por lo tanto, son escasas. Si a una oferta muy reducida le añadimos una demanda, y que la licencia tiene una expectativa de retorno de inversión y encima un valor futuro de reventa elevado, es normal que los precios suban bastante. Si a eso le sumamos la adjudicación por subasta, el problema engorda.

En Estados Unidos las aplicaciones Uber y Lyft han contribuido de forma decisiva al pinchazo de la burbuja de las licencias para taxi, denominadas por aquellos lares medallions. En Nueva York superaron el millón de dólares, y en Chicago más de 350.000 dólares. Se llegó a decir que invertir en medallions era más rentable que invertir en oro o en petróleo, ¡y los números lo avala

uber-ya-opera-en-barcelona-madrid-y-vale

En Europa se ha parado los pies, de momento, a estas aplicaciones, pero no en otros países. Están poniendo a los taxistas en una situación delicada, dependiendo del grado de protección que disfruten

Las licencias dejaron de ser una simple concesión administrativa para poder trabajar de taxista, eran un negocio. Un inversor puede comprar una o varias licencias, y cobrar a los conductores para su explotación comercial. En España ha ocurrido un fenómeno similar, subrogación de licencias, el conductor se lleva un 40% de la recaudación y el resto el dueño de la licencia y del coche.

La expectativa de beneficios y reventa aumentó artificialmente el precio de las licencias, hasta llegar al punto de que los nuevos taxistas no podían conseguir préstamos para sus desorbitados precios. Las licencias se iban poniendo en venta según se iban jubilando los taxistas veteranos, y el beneficio de la transmisión era una forma añadida de garantizarse una buena jubilación.

El cierre del grifo crediticio fue el primer aviso

Esto ya ocurría antes de que llegasen las aplicaciones móviles, en los primeros años de la crisis económica. La expectativa de negocio era elevada porque, con una economía en movimiento, había negocio garantizado. No era difícil ver días en los que era imposible encontrar un taxi libre en las principales arterias de nuestras ciudades. En España se han pagado más de 200.000 euros por licencia, y hay casos de más de 400.000 euros.

Si las licencias no tuviesen un valor especulativo, se podrían cobrar las carreras a un precio inferior, y los conductores podrían ganar más dinero. Es un sistema ineficiente

En Europa las autoridades han respaldado a los taxistas mucho más que en Estados Unidos. A fin de cuentas, existen una normativas que impiden a los particulares transportar gente a cambio de un beneficio, sin poseer licencia, ni un seguro de responsabilidad civil. En EEUU esas aplicaciones han puesto patas arriba el mercado del taxi.

Los precios de las licencias se están desplomando en ese país, síntoma inequívoco de que tenían precios artificiales y burbujistas. Bajarán hasta un punto que el mercado decida que es justo, más ligado a su rentabilidad real. Existe una gran incertidumbre sobre el mundo del taxi de aquí a un par de décadas.

Ya no hablamos de ningún chollo

No se pueden poner puertas al campo, y tarde o temprano, se acabará legislando en favor de la desregulación de este monopolio amparado por las autoridades. Debe haber competencia, a la vez que se garanticen unas condiciones laborales dignas para los conductores, y sin que los clientes retrocedan en derechos. De hecho, la UE pasó la patata caliente a los estados miembros en materia de transporte.

nissan-leaf-primer-taxi-electrico-homolo

A medio plazo, los taxistas tendrán que invertir en tecnologías más limpias y ponerse al día en general. Quien quiera meterse en esta actividad debería pensárselo un par de veces

El modelo actual del taxi tiene fecha de caducidad

No tiene ningún sentido que un profesional que trabaja 8-12 horas diarias se deslome para apenas sacar dinero limpio, ya que está doblemente hipotecado (casa y licencia). Dichas ineficiencias también afectan a los clientes, que están pagando más de lo que deberían.

En EEUU los pasajeros han apreciado mucho las tarifas más competitivas de Uber, Lyft y compañía, pero no nos olvidemos de los conductores. Un chófer que trabaje con estas aplicaciones gana más dinero que si tiene que arrendar una licencia. Dicho de otra forma, son los propios conductores los que están dando la espalda al modelo tradicional, se reduce la demanda sobre las licencias, precipitando su caída.

Además, los taxis automáticos, de conducción autónoma, no van a ser ciencia ficción eternamente, y pueden estar en las calles en menos de 15 años. ¿Cuánta gente está dispuesta a hipotecarse para comprar una licencia cuyo valor futuro está muy borroso? Pues cada vez menos, a un lado y a otro del charco./Motor.es

SALUT Y BUEN VIAJE

MÁLAGA EL SECTOR DEL TAXI, AL BORDE DEL COLAPSO POR EXCESO DE OFERTA Y CONFLICTOS SIN RESOLVER

13918056318163

El turno de descanso, la falta de reciprocidad para recoger clientes en los municipios, las 99 licencias concedidas en 2002 y la menor demanda pone al límite a los 1.433 taxistas – La reconversión ha reducido los 1.400 asalariados de hace tres años a 407

El sector del taxi se encuentra en una encrucijada de difícil solución. La reconversión de los últimos años ha adelgazado al sector en asalariados, que han pasado de 1.400 a apenas 407 en tres años, pero no ha sido suficiente para asumir el golpe de la crisis tras seis años de caída de la demanda y exceso de oferta. Unos estiman en 99 las licencias que hay que eliminar para ajustar la oferta. Otros elevan la cifra a 300, pero en el fondo hay una coincidencia de que hay demasiados taxis para tan poca demanda de este servicio. El resultado es un sector al borde del colapso y con muchos problemas por resolver.

Parece que no hay discusión sobre que hay un exceso de licencias en la calle. El representante de los asalariados del taxi, Arturo Kindelán, apunta a las licencias provisionales concedidas en 2002 dentro del plan de viabilidad municipal, que se suspendió en 2007 pero con 99 licencias activas y que no se rescataron como se preveía. El presidente de la Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi (Aumat), José Maté, hace un cálculo más al alza. Habla de 300 taxis que sobran de las calles de Málaga. El centenar del fallido plan de viabilidad municipal y otros 200 coches más. De hecho, reclama al Ayuntamiento de Málaga «un plan a medio plazo para el rescate de licencias». De fondo está el reparto de unos magros ingresos diarios.

Una jornada normal puede reportar unos 80 euros de ingresos, a los que hay que restar el gasto en combustible, seguros del coche, Seguridad Social, posibles averías y amortización del coche y, en algunos casos, de la adquisición de la licencia, que puede llegar a suponer un desembolso de 600 euros al mes. El resultado es que el taxi se sitúa ya en el límite de producir pérdidas, algo que en algunos casos ya se produce.

«El sector ha acometido una profunda reconversión reduciendo el número de asalariados y legalizando la actividad, pero ya le toca el turno al Ayuntamiento», insistió José Maté, quién reclamó un plan para rescatar licencias.

El concejal de Movilidad, Raúl López, descartó que se acuda a un rescate de licencias con dinero público, algo que se hizo en 2002 pero que en las actuales circunstancias «no es posible y hay que plantear otra cosa». No obstante, el edil apuntó que el número actual «es adecuado para una ciudad con 600.000 habitantes y una gran población flotante». «Durante tres años hemos congelado las tarifas y ahora es un medio más económico, permitiendo además la publicidad en los coches para suavizar la crisis», insistió el concejal.

Al exceso de licencias se le unen otros problemas que no terminan de encontrar un encaje definitivo y que provocan la devaluación del taxi en la capital. Sólo basta comparar por cuánto se vende una licencia en Málaga, con un precio que ronda los 80.000 euros, y en otros municipios vecinos. En Torremolinos se pagan 160.000 euros y en Marbella, 240.000 euros. Las perspectivas de negocio a medio plazo explican estas diferencias.

También tiene que ver la falta de solución al aeropuerto. El presidente de Taxi Unión, Francisco Soria, insiste en que la Junta de Andalucía «nos prometió una solución, pero todavía no ha dicho nada». Esto ha llevado al sector ha plantear una huelga en la capital en los días claves de la Navidad (24 y 31 de diciembre y 5 de enero). Sólo el compromiso de la Consejería de Fomento en dar una fecha para aprobar la reciprocidad modulada –permitir que los taxis de la capital recojan a clientes en otros municipios previo contrato– evitaría el paro.

La consejera de Fomento, Elena Cortés, comparece hoy en el Parlamento andaluz con una pregunta pendiente de respuesta planteada por el diputado socialista por Málaga Enrique Benítez sobre la reciprocidad modulada. De su respuesta pende una huelga.

SALUT Y BUEN VIAJE.

LOS TAXISTAS CONGELAN SUS TARIFAS POR SEGUNDO AÑO CONSECUTIVO PARA AFRONTAR LA CRISIS

_screenshot1_3098472d

El sector se ha visto obligado a no subirlos precios por la baja inflación y la fuerte pérdida de usuarios de los últimos años.

La organización mayoritaria de los taxistas ha solicitado al Ayuntamiento de Zaragoza que congele las tarifas del sector para el próximo año, de forma que este será el segundo ejercicio en que el gremio no subirá sus precios. La propuesta está en la mesa del servicio municipal de Movilidad, que previsiblemente decidirá en los próximos días si la acepta o no de acuerdo con sus informes técnicos.

En general, el Ayuntamiento siempre hace caso al gremio -salvo que se pida una subida que no case con la situación económica de los zaragozanos y del sector-, por lo que todo parece indicar que en este caso no habrá problema. De esta forma, los principales medios de transporte de pago de la ciudad tendrán las mismas tarifas el año que viene, pues el Ayuntamiento ya anunció que las del tranvía y el autobús tampoco registrarán subidas.

La decisión ha sido tomada por varias razones, explican fuentes del sector, entre las que destacan la baja inflación -que incluso ha estado en negativo varios meses- y la crisis que sufre el gremio, ya que han perdido a la mitad de sus clientes desde que empezó la crisis. Así,según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la inflación del sector del transporte en octubre cayó un 1,1% con respecto al mismo mes del año anterior. En cuanto al coste general de la vida, este se abarató un 0,1% el mismo mes. La inflación es uno de los principales indicadores que usan los taxistas para hacer una propuesta sobre cómo actualizar sus tarifas. También lo es el carburante -uno de sus principales costes fijos-, que en los últimos meses está a precios más asequibles, aunque no haya bajado tanto como la cotización del barril de crudo.

Suben los viajes interurbanos

Los únicos precios que aumentarán el próximo ejercicio son los relativos a los desplazamientos con un destino fuera de la ciudad,es decir, aquellos en los que el cliente va a un sitio que está fuera de la zona urbana (esta queda delimitada por los carteles que pone el Ayuntamiento en las carreteras). Sin embargo, esta decisión no es competencia municipal, sino que queda regulada en una orden delGobierno de Aragón. Esta fue publicada en verano -como suele ser habitual- y decretó un leve aumento de las tarifas de un céntimo por kilómetro. Pero, dada la dificultad de actualizar los 1.777 taxímetros en mitad de año, hasta ahora no se había llevado la subida a los aparatos y será a partir del 1 de enero cuando realmente entre en vigor.

Las tarifas interurbanas corresponden a la 3 y la 4 y se activan en cuanto el taxi rebasa la placa de zona urbana (el trayecto que se hace dentro de la ciudad se rige con los precios de la 1 y la 2, que son los que se congelan). A modo de ejemplo, es lo que ocurre cuando se va de centro al aeropuerto (la tarifa interurbana se pone en marcha tras pasar la placa, que está al lado de la chatarrería).

No habrá sistema por turnos

Por otro lado, el sector mantiene por el momento la decisión de trabajar solo una media de 20 días al mes por profesional -en lugar de los 22 que salían hasta 2013- para intentar que haya menos taxis en la calle. Fue una decisión que tomó la anterior Ejecutiva de la asociación mayoritaria con el fin de que, los días que trabaja cada profesional, tenga una media mayor de servicios. Es decir, para que la escasa tarta de clientes se reparta en trozos un poco más grandes. Lo que queda descartado por el momento es establecer un sistema por turnos -por ejemplo, que la mitad trabajen por la mañana y el resto por la tarde-, ya que el sector lo rechazó en referéndum hace unos meses. El expresidente de Radio Taxi Aragón, Antonio Claramonte, apuntó que la congelación de tarifas es «una buena noticia» dada la falta de clientes que sufre el sector y que la economía, aunque parece haber tocado fondo, aún está muy por debajo de unos niveles de relativa normalidad. En cuanto a que se mantengan dos días de fiesta más, entiende que es «la mejor solución en este momento», si bien le siguen pareciendo «pocos días de trabajo». También manifestó su satisfacción al no haberse aprobado ningún sistema de funcionamiento por turnos, «algo que no funcionó el verano que se probó y que no cuenta con el apoyo del gremio».

SALUT Y BUEN VIAJE.

LOS TAXISTAS ASALARIADOS SE CONCENTRAN EN CONTRA DEL RECORTE DE HORAS Y LOS DESPIDOS

0001714074_560x560_jpg000

Málaga – Los autónomos han aprobado reducir la jornada laboral a 15 horas diarias por la caída de ingresos y los contratados temen su salida.

Un momento de la protesta ayer en la estación de autobuses, donde está el Instituto Municipal del Taxi.

Varias decenas de taxistas asalariados se concentraron ayer por la mañana en la estación de autobuses, donde tiene su sede el Instituto Municipal del Taxi, para protestar por los despidos que se han producido en este segmento y por la intención de una parte de los autónomos de reducir el trabajo a 15 horas diarias.


Arturo Kindelan, representante de los asalariados del taxi en Málaga, aseguró que eran 1.062 asalariados hace apenas dos años y ahora quedan 407. El motivo principal es la crisis económica, pues el gasto de los consumidores se ha reducido y eso ha afectado de manera notable a este medio de transporte que, según señaló, ingresa unos 70 euros diarios.

Esa escasa recaudación provocó, según Kindelan, que una parte de los autónomos propusiera y votara en referéndum reducir las horas de trabajo diarias de 24 a 15 de lunes a viernes, un elemento que tendrá que recibir el visto bueno del Ayuntamiento aunque aún no se ha establecido porque el Consistorio y los propios autónomos tienen que ver cómo se articula esa medida. El representante de los asalariados indicó que ayer presentaron 500 firmas, tanto de asalariados como de autónomos, ante el Instituto Municipal del Taxi “para impugnar ese referéndum”.

Los taxistas autónomos son los propietarios de la licencia y suelen trabajar desde las 5:00 hasta las 16:00, mientras que de 16:00 a 5:00 hace la carrera un conductor contratado. “Si ahora implantan que se trabajen 15 horas al día el asalariado sobra porque un autónomo no va a pagar 430 euros de Seguridad Social para contratar a alguien tres horas, ya que no les saldría rentable”, dijo Kindelan.

Los autónomos ya no pueden contratar directamente a los asalariados sin el apoyo del Ayuntamiento y los contratados reclaman eliminar esa dependencia, es decir, que se permita una contratación abierta ya que hay muchos autónomos que no ven con buenos ojos la limitación a 15 horas diarias en un momento en el que los ingresos flaquean. De hecho, Kindelan afirmó que hay mucha competencia con el autobús o el Metro. “Si coges el Metro en Vialia llegas al Clínico diez minutos y cuesta 1,35 euros y el taxi va tardar más y cobra siete euros”, indicó el representante de los asalariados, quien reconoció que “no hay trabajo y somos muchos”. De lunes a viernes trabajan 968 coches y 700 los fines de semana.

El presidente de la asociación de autónomos Aumat, José Antonio Mate, aseguró ayer que “comprende” la preocupación de los asalariados, pero subrayó que “el sector ha entendido que es la mejor forma de repartirse el trabajo que hay y así lo ha aprobado en un referéndum”. Mate precisó que ya hay regulación horaria en Madrid, Valencia, Córdoba y Bilbao y destacó que, dentro de esas 15 horas, el autónomo puede decidir trabajarlas él solo o repartirse con un asalariado.

SALUT Y BUEN VIAJE.

UBER REDOBLA SU DESAFÍO AL TAXI Y DESEMBARCA TAMBIÉN EN MADRID

1411463820_0

La aplicación que permite contratar servicios de chófer y que ha puesto en pie de guerra al sector del taxi continúa su expansión en España, y ya opera en Barcelona y Madrid.

Uber desembarcó el martes en Madrid y, con ella, prendió de nuevo el conflicto entre esta aplicación de móvil para el transporte entre particulares y el sector del taxi, que protesta contra un servicio que considera competencia desleal. La compañía, que opera en Barcelona desde abril entre movilizaciones de los profesionales, no comunica ni el número de usuarios ni el número de conductores que forman parte de su red. Son los suficientes, señala, para que cualquier usuario que pida un coche no tarde más de unos cinco o siete minutos en recibirlo.El cliente lo pide a través de su móvil y acto seguido recibe notificación del nombre del conductor, el vehículo que conduce y los minutos que tardará en recogerlo. La web de Uber da precios orientativos por algunas carreras: desde el estadio Santiago Bernabeu hasta Sol, entre siete y 10 euros; de Sol a Marqués de Urquijo, unos cuatro o seis; y entre Arturo Soria y Príncipe Pío, de nueve a 13 euros.

La Consejería de Transportes, Infraestructuras y Vivienda de la Comunidad de Madrid mandó un requerimiento a la empresa para que no inicie su actividad hasta que acredite en el plazo de 10 díasque cumple con la legalidad vigente. Fuentes del Departamento que dirige Pablo Cavero señalaron a Europa Press que aunque la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre (LOTT) es estatal, la Dirección General de Transportes tiene las competencias de inspección y sanción.

¿Es legal lo que hace Uber?

A. MARS

¿Es legal que un particular le cobre a otro por llevarle en su coche? Esta es la cuestión clave del conflicto entre las nuevas plataformas de transporte con el sector del taxi y otros medios tradicionales. La Ley de Ordenación del Transporte (LOT) aborda la cuestión en el artículo 101 del Capítulo IV, relativo a los transportes privados, y solo contempla la posibilidad de “percepción de dietas o gastos de desplazamiento” para el dueño del vehículo.

La normativa considera que es transporte privado particular, y por tanto no sujeto a autorización administrativa, los dedicados “a satisfacer las necesidades de desplazamiento de carácter personal o doméstico del titular del vehículo y sus allegados”, así como los que se realicen en vehículos “cuyo número de plazas, o capacidad de carga, no exceda de los límites que reglamentariamente se establezcan”.

Y en estos casos, apunta la Ley, “en ningún caso, salvo el supuesto de percepción de dietas o gastos de desplazamiento para su titular, el transporte particular puede dar lugar a remuneraciones dinerarias directas o indirectas”.

“En este supuesto encajarían aquellas plataformas que estuvieran orientadas a compartir costes sin ánimos de lucro o beneficio económico que no realicen servicios profesionales de transporte bajo remuneración económica”, explicaron ayer fuentes del Ministerio Fomento.

Uber alega que las tarifas que cobra -15 céntimos por minuto o los 65 céntimos por kilómetro- se enmarcan en los límites de una dieta que sirve para costear los gastos de mantenimiento de un automóvil y por tanto no infringiría la ley. La normativa no concreta lo que puede considerarse una “dieta o gasto de desplazamiento”. De modo que eso deja un vacío regulatorio para Uber. En cambio, sí es más concreta cuando señala que es privado el transporte que cubre las necesidades del “titular del vehículo y sus allegados”, lo que no corresponde con la naturaleza de una aplicación que pone en contacto a desconocidos

Las protestas pueden darse ya por descontadas. El presidente de la Federación del Taxi de Madrid, Julio Sanz, explicó a este periódico que se convocarán juntas en las distintas asociaciones para “tomar todas las medidas posibles”. El gremio llevaba meses aguardando el desembarco de Uber. “Era inminente y los avisamos a las distintas administraciones porque el negocio les estaba yendo muy bien en Barcelona”, apunta Sanz. A su juicio, la competencia con un colectivo que, protesta, no tienes las mismas obligaciones ni licencias que el taxi, “es la guinda” para un sector que a lo largo de la crisis ha perdido un 40% de la actividad, explica.

Los chóferes ocasionales son particulares que se ofrecen para transportar a otros particulares a cambio de una retribución. La compañía, que también tiene frente abiertos en otros países como Alemania, alega que no da cobertura a un servicio de taxi ilegal, sino que la regulación permite la remuneración a un particular “que no puede pasar de lo equivalente a una dieta, con el fin de compartir los costes de mantenimiento”, explican fuentes de Uber.

La Ley de Ordenación del Transporte Terrestre define en su artículo 101, y su Reglamento de desarrollo (ROTT) en su artículo 156, el transporte privado particular, estableciendo que está exento de autorización y que, por tanto, puede prestarse libremente. “En este supuesto encajarían aquellas plataformas que estuvieran orientadas a compartir costes sin ánimos de lucro o beneficio económico que no realicen servicios profesionales de transporte bajo remuneración económica”, explican desde el Ministerio de Fomento.

La compañía, que también tiene frente abiertos en otros países como Alemania, alega que no da cobertura a un servicio de taxi ilegal, sino que la regulación sí permite la remuneración a un particular que efectúa un servicio de transporte siempre y cuando solo sirva para costear gastos. Uber fija este listón en los 15 céntimos por minuto o los 65 céntimos por kilómetro, de los cuales un 20% van a aparar a la plataforma tecnológica. Esta tarifa se ha rebajado un 25% con motivo del lanzamiento en la capital, según informó la firma. Álex Droulers, portavoz de Uber en Europa, recalcó en declaraciones a este periódico que la compañía “no busca tomar cuota de mercado al mundo del taxi, es una plataforma para el coche compartido, un complemente”.

Fenómenos como Uber o la aplicación Blablacar, para compartir coches entre ciudades, ha cogido a las administraciones con el paso cambiado, sin instrumentos legales suficientemente actualizados para dar respuesta  o cobertura a actividades muy vinculadas a las aplicaciones móviles.

La cuestión de fondo, además, es dónde acaba la práctica de la “economía colaborativa”, esa que busca ahorrar costes con la cultura de los bienes compartidos, y dónde empieza la economía sumergida.

SALUT Y BUEN VIAJE

El caso alemán es una buena prueba de la confusión: a primeros de septiembre, la Audiencia Provincial de Fráncfort vetó la actividad de Uber en Alemania y la amenazó con una multa de hasta 250.000 euros, pero el mismo tribunal concluyó la semana pasada, tras abordar el recurso de la compañía, que no había razón para una prohibición exprés. Y en Reino Unido, Transport for London (TfL), la entidad que regula y otorga las licencias del transporte privado en Londres, la ha declarado legal.

En España, el conflicto con los profesionales del transporte se gestó durante meses pero estalló el pasado junio, con huelgas en Madrid y Barcelona. El Gobierno quiso entonces que la Comisión Europea aclare la normativa de los diferentes servicios, pero Bruselas aclaró que no tiene las competencias al respecto y que la pelota, por tanto, está en el tejado de los gobiernos. La trifulca de esos días, paradójicamente, acabó por beneficiar al grupo, ya que se dio a conocer a mucha gente que ignoraba su existencia y disparó el número de madrileños que se descargó la aplicación, aunque esta aún no funcionaba en su ciudad.

El grupo opera a través de diversas modalidades, también con chóferes profesionales y coches de gama alta, como ocurre en ciudades como San Francisco, pero la que desarrolla en España, la de conductores particulares con coches de todo tipo, se denomina uberPOP, aunque se le conoce simplemente como Uber.

“uberPOP forma parte de una revolución global del transporte. En Uber, vemos un futuro en el que la gente usará menos el coche propio y apostará más por compartir vehículo, y por eso estamos construyendo hoy las smart cities del futuro”, dijo Alex Droulers.

Hoy mismo, la delegación de representantes de los taxistas viajó a Bruselas para mantener una reunión de coordinación con sus homólogos europeos y abordar con ellos estrategias y planteamientos comunes frente a los problemas del sector del taxi a nivel europeo, especialmente “ante el papel y actuaciones que está realizando la empresa Uber”, señalaron la organizaciones en un comunicado, informa Efe. A lo largo del día tienen previsto reunirse con eurodiputados a fin de “exponer su posición y planteamientos de futuro para el sector del taxi”, indicaron.

BADAJOZ, LOS TAXIS CONGELAN SUS TARIFAS PARA TRATAR DE INCREMENTAR EL NÚMERO DE USUARIOS

825924_1                                     Taxis en la parada de Saavedra Palmeiro, en Santa Marina.

Los precios actuales se mantendrán el próximo año y la previsión es que tampoco aumenten en el 2016. Los taxistas aseguran que con el BlaBlaCar recogen a menos viajeros en las estaciones de autobús y tren

  Desde el comienzo de la crisis, el sector del taxi en la ciudad ha visto como su actividad ha ido cayendo en picado: en los últimos seis años se ha reducido a la mitad. Para tratar de incrementar el número de clientes y capear la difícil situación, los taxistas pacenses han decidido congelar las tarifas en el 2015 y la previsión, según el presidente de Radio-Taxi, Manuel Agudo, es que los precios tampoco se incrementen en el 2016. “Tenemos que pensar en el cliente y en que la gente utilice los taxis, porque el trabajo está fatal y no veo buenas perspectivas de futuro”, explica.

 

No es la primera vez que adoptan una medida de este tipo. El año pasado actualizaron las tarifas después de tres años sin subidas. El incremento fue del 7% y, según Agudo, fue necesario revisar los precios para evitar una subida mayor en el futuro. “El incremento fue el mínimo y apenas fueron 4 o 5 céntimos en cada concepto”, justifica el presidente de Radio-Taxi, quien defiende que los precios del servicio en Badajoz son asequibles. “Cuando se montan cuatro personas, el viaje les cuesta lo mismo que el billete de autobús”, pone como ejemplo.

En la ciudad hay 143 licencias de taxi, un número “muy elevado” para la actividad que registra en estos momentos el sector. Lo sabe bien Francisco Micharet, taxista desde hace 16 años, quien asegura que en todo este tiempo el sector no ha atravesado por una situación tan difícil. “Yo no he conocido otra época peor. Los más veteranos hablan de la crisis del 92, pero duró mucho menos tiempo. Ahora echas de 14 a 16 horas diarias y ni siquiera llegas a lo que antes ganabas en 8 o 9 horas”, lamenta.

MAL VERANO “Los tres últimos meses han sido muy malos, porque dependemos de que haya gente en la calle y no ha sido así”, dice Micharet, mientras recuerda que pese a la falta de actividad “somos autónomos y hay que seguir pagando impuestos”.

Este taxista asegura que ha descendido la actividad en las estaciones de tren y autobuses y en el aeropuerto. “No se carga a casi nadie y muchas veces nos venimos de vacío del aeropuerto. Ahora pasamos horas y horas en las paradas y eso significa que hay poco movimiento en la ciudad, porque los taxis somos el termómetro para saber si una ciudad se mueve”, concluye.

 

COMPETENCIA El presidente de Radio-Taxi coincide con él en que cada vez cuesta más vivir del taxi. “Nosotros tenemos turnos de descanso para conciliar el trabajo con la vida familiar y eso ayuda a que la actividad se reparta un poco más, porque no hay para todos. Estamos sobreviviendo”, apunta.

Agudo señala que el sector, aunque menos que las compañías de autobuses y el tren, también se ha visto afectado por el auge del BlaBlaCar –ofrecer asientos libres en los vehículos y compartir los gastos de gasolina–. Cuenta que con esta nueva fórmula de transporte son menos los clientes que llegan a las estación de autobuses y a la de tren, dos de los puntos donde mayor número de viajeros suelen recoger los taxistas. “Si viajan con BlaBlacar ya no necesitan que desde las estaciones los traslades al hospital o a los centros comerciales. Se nota bastante, sobre todo entre la gente joven y con eso va a ser muy difícil competir”, reconoce el responsable de Radio-Taxi.

El sector se ha tenido que adaptar a los cambios. Hace unos años centralizaron el servicio de llamadas con una empresa externa. Según Agudo, este sistema es el que estaban instalando la mayoría de asociaciones de taxistas para modernizarse y desterrar a la vieja emisora. Ello obligó a prescindir de las siete empleadas que tenía Radio-Taxi en su centralita que, según dice, era “imposible” mantener económicamente.

A su juicio, con el nuevo sistema se ha ganado en eficacia, rapidez y también en la atención a los clientes, pues todas las quejas quedan registradas y eso ayuda a que se mejore el servicio. “Se ha profesionalizado”, asegura Agudo.

Una de las fórmulas por la que muchos taxistas están apostando para reducir costes es utilizar el gas en sus vehículos. Hace un par de años se instaló en la ciudad un surtidor de este tipo y ya son cerca de 40 taxis los que lo usan “para rebajar algo la factura del combustible”.

SALUT Y BUEN VIAJE.

 

 

1 DE JULIOL VAGA DEL TAXI DE 24 HORES

L’1 de juliol tornem a fer una aturada del taxi de 24 hores hi a sortir al carrer per defensar els nostres llocs de treball i per un transport públic segur, col · lectiu i controlat davant les aplicacions com Uber o BlaBlaCar, per què el primer que se’ns ve al cap és que companyies com über o BlaBlaCar suposaran la ‘mort’ del taxi.
  El que pretén Uber amb el seu transport col · laboratiu és dividir i enfrontar el transport públic segur i controlat amb un tipus de transport privat, individualista i sense cap tipus de seguretat ni control per als usuaris, Uber busca l’enfrontament i la competitivitat entre taxistes i els seus vehicles privats.

  No és el mateix buscar a Internet companys de viatge que contribueixin a pagar la gasolina que organitzar una empresa que percep una remuneració per muntar un servei paral · lel de transport privat. Una cosa és compartir despeses i una altra ingressar percentatges per serveis realitzats.

Uber a arribat a Barcelona per sembrar la incertesa i la por entre els taxistes i el transport públic de Barcelona, a la ja delicada situació de crisi que porta arrossegant des de fa anys el taxi de Barcelona on hi ha explotació de taxistes i excés de llicències de taxis , ara amb Uber milers de taxistes poden perdre la seva feina ja que l’oferta de transport pot disparés sense cap control, el transport públic de Barcelona pot quedar controlat per multinacionals de telefonia sota la tutela del tot poderós “Google. No permetem que ens treguin el transport públic segur per a tots els ciutadans, no permetem que converteixin el transport públic de Barcelona en un mercat de transport privat especulatiu de vehicles i preus. Un transport públic que ha de ser gestionat pels propis treballadors i no per empreses de telefonia o per empresaris de flotes de taxis, ni tampoc per cap taula tècnica del taxi.
Des de la secció del Taxi de CNT convoquem per a l’1 de juliol una vaga del taxi 24 hores, i manifestasción convocada pel grup “LA ELITE” a les 11:00 hores, sortida de plaça Catalunya, passeig de Gràcia, carrer València, carrer Roger de Llúria fins Delegació de Govern.

L’1 de Juliol per la defensa del taxi, per un transport públic, col · lectiu i segur per a tothom. Taxista l’1 de juliol surt al carrer a exigir la retirada immediata de Uber i d’aplicacions pirates de transport, 24 hores d’aturada del taxi.

SALUT I BON VIATGE.