Arxiu de la categoria: cádiz

TAXISTAS DE ANDALUCÍA SE SUMAN A LA MANIFESTACIÓN CONVOCADA ESTE JUEVES POR LA ASOCIACIÓN DE TAXISTAS DE CONIL

taxi-parada-cadiz--644x362

Taxistas de Andalucía se suman a la manifestación convocada este jueves por la Asociación de Taxistas de Conil (Cádiz) en protesta por el reglamento aprobado por el Ayuntamiento conileño, “aprobado sin tener en cuenta la opinión de más del 83 por ciento del sector del taxi del municipio”.

CONIL DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 2 (EUROPA PRESS)

Según ha indicado el sector en un comunicado, el reglamento aprobado obliga a que cada día un taxi de Conil esté en la parada de la pedanía del Colorado, ubicada a siete kilómetros del municipio, “aun siendo totalmente conscientes de que nadie utilizará sus servicios, condenándolos a no hacer ni un euro de recaudación durante ese día, y, peor aún, favoreciendo conscientemente a tres taxis del Colorado”.

En este sentido, han explicado que El Colorado, con unos 7.000 habitantes, cuenta con tres taxis, además de los 15 taxis existentes en Conil. Además, han señalado que “es de conocimiento público que esos taxis monopolizan a través de sus teléfonos móviles todo el servicio que se presta en esta pedanía y que los usuarios en ningún caso llaman al teléfono de Radio Taxi Conil”.

Por ello, se quejan de que el reglamento aprobado por el Ayuntamiento “obliga a que cada día un taxi de Conil esté en la parada del Colorado, aun siendo totalmente conscientes que nadie utilizara sus servicios”.

En este sentido, han añadido que con el nuevo reglamento “mientras que tres taxis del Colorado prestarán servicio a 22.000 ciudadanos (7.000 del Colorado más 15.000 de Conil), los 15 taxis de Conil solo prestarán servicio a los 15.000 habitantes de Conil”, ya que es “imposible para los taxista del municipio prestar servicio al Colorado al estar este servicio monopolizado por los tres taxis de la pedanía”.

SALUT Y BUEN VIAJE

CÁDIZ, CALMA ENTRE LOS TAXISTAS TRAS EL FIN DE LAS MOVILIZACIONES DE LOS ASALARIADOS

0001677249_560x560_jpg000

La asociación mayoritaria, Radio Taxi, da marcha atrás y no apoyará la nueva regulación horaria

El sector del taxi en la ciudad ha recuperado la tranquilidad; o, al menos, de momento. El colectivo de asalariados ha puesto fin a las movilizaciones que iniciaron la pasada semana, tras lograr que se paralice la intención de modificar su actual regulación horaria, como habían solicitado recientemente las tres asociaciones de titulares de licencia que existen. Para ello, han conseguido que la asociación más representativa del sector, Radio Taxi, se haya comprometido a desvincularse de esa petición de variar la jornada laboral del personal contratado.

Algunos taxistas con sus vehículos, concentrados ayer frente a la sede de Radio Taxi en la Zona Franca.

Este acuerdo entre los asalariados y Radio Taxi se produjo ayer tras una mañana de movilizaciones que el presidente del colectivo de empleados, Fernando Lago, reconocía que había tenido “momentos de bastante tensión” en las instalaciones de Radio Taxi en la Zona Franca, hasta donde se desplazaron numerosos taxistas en sus vehículos (o en el de sus empleadores, que son los titulares de licencia).


El pasado 18 de septiembre, las tres asociaciones de taxistas mantuvieron una nueva reunión con el concejal Juan Antonio Guerrero, y en ella pidieron que los asalariados pasaran de la actual franja horaria de doce horas (de cinco de la tarde a cinco de la mañana) a una nueva de ocho o nueve horas. Algo que los perjudicados entendían que desembocaría en una sangría laboral en pocos meses.

Ahora, tras el acuerdo alcanzado ayer con Radio Taxi (a cuyo presidente agradeció Fernando Lago el entendimiento alcanzado en la mañana de ayer), los asalariados entienden que ese planteamiento queda en suspenso, por lo que decidieron no seguir con las movilizaciones previstas.

Frente a ello, los empleados del sector del taxi en la ciudad vuelven a hacer un llamamiento al diálogo entre todas las partes (ellos, las tres asociaciones de taxistas titulares y el Ayuntamiento) “para llegar a un consenso definitivo que traiga la paz social al sector”, manifestaba ayer Fernando Lago. Y es que estos trabajadores lamentan que siempre se les vea como una amenaza para los taxistas y se intente acabar con su figura, defendiendo que se trata de más de setenta puestos de trabajo “que hay que pelear por mantener”.

Por tanto, desde la asociación de asalariados del taxi se va a volver a solicitar al Ayuntamiento que reúna a todas las partes “para buscar fórmulas que salven el taxi en la ciudad y todos sus puestos de trabajo” proponiendo y poniendo en marcha diferentes iniciativas encaminadas a fomentar e incentivar el uso de este servicio público.

SALUT Y BUEN VIAJE

CÁDIZ, LOS ASALARIADOS DEL TAXI SEGUIRÁN CON SUS PROTESTAS

0001675263_560x560_jpg000

Ayer se reunieron con el concejal de Tráfico ante el temor de que se pierdan sus puestos de trabajo

El sector del taxi ha abierto un nuevo frente en cuanto a la estabilidad y el futuro de los puestos de trabajo. En esta ocasión, son los asalariados -personal contratado por titulares de licencia para prestar servicio- los que están en el punto de mira, viendo peligrar sus puestos de trabajo a raíz de las últimas propuestas que, según ellos, han planteado las tres asociaciones de taxistas (Radio Taxi, Gades Taxi y Servi Taxi). Por ello, iniciaron unas movilizaciones la pasada semana que ya anuncian que seguirán en los próximos días, para defender sus intereses.

Los asalariados, en la movilización que realizaron en la noche del jueves.

La asociación que aglutina a la inmensa mayoría de asalariados mantuvo nuevamente ayer una reunión con el concejal de Tráfico, Juan Antonio Guerrero, “porque nos había llegado que las asociaciones querían hacer una serie de reformas que nos perjudican”, explica el presidente del colectivo de asalariados, Fernando Lago. La principal de esas reformas es la petición de que la horquilla laboral de doce horas que actualmente tienen los asalariados (en la que se incluyen los descansos y comidas) se reduzca a ocho o nueve horas.

Según Lago, esa medida provocaría “la pérdida de unos cincuenta o sesenta puestos de trabajo en tan solo unos días desde la puesta en marcha de la medida”, lo que afectaría a la inmensa mayoría de los asalariados. Frente a esto, este colectivo exige que la jornada laboral siga como hasta ahora, sin modificación alguna, y que se estudien todo tipo de medidas destinadas a incentivar el servicio y a mantener todos los puestos de trabajo del sector. “Parece que se nos culpa a nosotros los asalariados de los problemas que atraviesa el sector y las asociaciones piensan que quitándonos de en medio se va a solucionar todo”, se queja Fernando Lago en relación a la situación que hoy en día atraviesan los asalariados.

Para evitar que esta medida que les perjudica se ponga en marcha, este colectivo anuncia una nueva movilización para mañana, miércoles, ante la sede de Radio Taxi (la asociación mayoritaria del sector, y a la que pertenecen los titulares de licencia que tienen contratados a asalariados) “para pedir explicaciones al presidente de esta medida”. “Si no frenamos esto, antes de final de año se pone en marcha la medida. Y si esto ocurriera, en veinte o veinticinco días se producirían los despidos de los asalariados, seguro”, concluye el presidente del colectivo de asalariados.

SALUT Y BUEN VIAJE

SAN FERNANDO, EL INCREMENTO DE TAXIS PIRATA ACTIVA UNA CAMPAÑA DE CONCIENCIACIÓN

1236079542

La Unión de Consumidores de Cádiz se reunió ayer con el Ayuntamiento isleño para resolver el acuciante problema

Una nueva campaña busca la concienciación ciudadana contra el intrusismo ilegal en el sector del taxi que está proliferando como perjuicio al transporte público en la localidad. El presidente de la Unión de Consumidores de Cádiz, Miguel Ángel Ruiz, acudió ayer a la sede del Gobierno municipal para presentar junto al delegado de Presidencia, Daniel Nieto, esta iniciativa.

El responsable de la entidad de consumo señaló que, aunque la crisis está siendo difícil para todos, “no son adecuadas las formas que tienen algunos particulares de usurpar el servicio de los taxistas”. Al respecto agregó que tales prácticas no sólo perjudican a este sector económico sino también a los propios consumidores, que no sólo viajan en vehículos que no están adecuadamente asegurados sino que, además, no pueden realizar ningún tipo de reclamación y, por si esto fuera poco, ni siquiera suelen pagar menos que por los taxis de servicio regularizado. “El ciudadano puede perder su derecho a ser indemnizado en caso de accidente”, advirtió Ruiz en contra de estos vehículos pirata que no cumplen la normativa aprobada por la Asociación de Consumidores de Andalucía. El usuario, por su parte, incurre en un delito administrativo cuyas consecuencias, en muchos casos, ni siquiera llega a ponderar.

Éstas son las razones por las que consumidores, empresarios, colectivos de comerciantes y entidades portuarias han decidido unirse y competir contra tal problemática. Así, diferentes entidades y asociaciones organizarán mesas redondas donde primará la información y el análisis de todas las alternativas posibles para alcanzar una solución. Es, en palabras de Ruiz, “una iniciativa de concienciación que intentará evitar a toda costa futuras sanciones pero que nace con el vocación de reconocer la labor del taxista”.

Éstos, por su parte, confiesan que el gremio está muy afectado por la situación que desde hace ya dos años llevan denunciando al Ayuntamiento dado su incremento paulatino. “Ninguno de nosotros tenemos potestad para pedir la documentación a los conductores y por esa razón solicitamos el amparo de las autoridades”, indica Manuel Oliva, secretario del Asociación de Taxistas de la ciudad. El mismo que insiste en la necesidad de colocar coches patrulla en las zonas claves de La Isla, declara que uno de los lugares que más está sufriendo el piraterío es la estación de Bahía Sur. Desde taxistas de otros lugares hasta particulares con apartamentos en alquiler, pasando por los monovolúmenes que se encargan de transportar turistas hasta algunos hoteles, de acuerdo a un servicio ofertado por ellos mismos: unos y otros han provocado que frente a los tres centenares de pasajeros que se bajan de un tren de larga distancia, sólo arranque un taxi desde la propia estación. “Estos transportes carecen de licencia para hacer lo que hacen y los hoteles tienen la potestad de trasladar pasajeros desde, pero no hasta allí”, añade Oliva.

Lo más duro es que estos vehículos ni siquiera necesitan camuflarse ya que algunos lucen en el parabrisas el cartel con el nombre de la empresa anunciada en Internet para que la clientela pueda identificarlos. “Como esto siga así, acabaremos de aquí a un año con los brazos cruzados”, indican al denunciar el duro golpe de la piratería a este oficio, que, pese a venir sufriéndolo de manera continuada, se magnifica preocupantemente durante los períodos vacacionales como el verano, la Navidad o la Semana Santa.

SALUT Y BUEN VIAJE.

 

“GUERRA DEL TAXI” EN EL AEROPUERTO

Policías nacionales y locales escoltan a los taxistas que pactan recogidas en La Parra
Los taxistas de Jerez y del resto de la provincia se han declarado la guerra. Tal como suena. En toda regla. Lo único en lo que difieren es en las víctimas colaterales de un conflicto que, a menos que la Junta se lo tome en serio, puede complicarse de forma grave. En Jerez niegan las agresiones que denuncian los taxistas gaditanos. “Aquí no hemos hecho nada que no sea pegar algún grito o soltar algún exabrupto”, asegura el secretario de la Asociación Jerezana del Teletaxi, Francisco Moreno. Más de veinte taxistas esperaban ayer el vuelo de las 12,40 horas procedente de Madrid. En sus rostros se refleja el enfado, el hartazgo y una certeza que hace que a todos se les cambie la cara: “No están tomando por tontos y no se han dado cuenta de que eso ya se ha acabado”, dice un profesional del volante entre sus compañeros.
La clave del asunto, “lo que muchos de los taxistas de fuera (procedentes en su mayoría de los municipios de Cádiz, Chiclana y Conil) no quieren entender es que el real decreto 11/85 viene a decir que de forma excepcional un taxista foráneo puede venir a recoger a un cliente con su libro de recogida. Pero cuando eso sucede dos o tres veces al día o varias veces en semana la excepción se convierte en norma. Y eso no puede ser”.
Los taxistas de Jerez son claros en sus pretensiones: “Si los taxistas de la provincia quieren traer sus clientes a Jerez que lo hagan, pero que tengan claro que el viaje de vuelta, quien va a llevar a esa persona a su ciudad una vez retorne, va a ser un taxista de Jerez. Eso es lo que va a suceder”.
La situación en el aeropuerto es tensa. Cada vez que llega un vuelo agentes del Cuerpo Nacional de Policía así como de la Policía Local de Jerez acuden a evitar cualquier tipo de incidente. Es más, si un taxista pide escolta para recoger a un pasajero se le presta.
De esta ‘guerra’ entre taxistas, que nadie sabe cómo va a terminar, fue testigo directo el conocido abogado jerezano Juan Pedro Cosano (muy conocido por su labor como acusador en el caso del ‘crimen de la gasolinera’) quien contrató los servicios de un taxista para llevarle a la Audiencia Provincial de Cádiz. Tras decirle al taxista que le esperara pues iba a realizar unas gestiones rápidas, se encontró al salir con que el conductor estaba rodeado por taxistas gaditanos y con la Policía Local de Cádiz intentando poner paz. En cuanto el letrado destacó que efectivamente había contratado los servicios profesionales de aquel taxista los agentes le abrieron paso. Eso sucedió el pasado jueves en una acción que los taxistas jerezanos califican como “mafiosa”.
zoom

Policías vigilan el servicio prestado por un taxista jerezano que se coló sin turno en el aeropuerto ayer.
zoom

Taxistas, al fondo, esperando la llegada del vuelo de Madrid de las 12,40 horas ante la presencia policial.
La falta de reglamentación en los puntos de llegada de visitantes es evidente. Ha sido el caldo de cultivo de un problema que se sigue calentando. Una de las claves radica en las prácticas seguidas por taxistas de fuera de Jerez y recepcionistas de hoteles que “a cambio de comisión facilitan que un taxista lleve y recoja a determinados clientes en destinos tales como el aeropuerto, las bodegas o la Real Escuela. Hay quienes viven de esto y no lo quieren soltar”, aseguran los taxistas mientras asienten los directivos del Teletaxi.


La realidad es la siguiente: llega un vuelo cargado de pasajeros y “seis taxistas de fuera de Jerez se llevan los pasajeros mientras que apenas uno o dos de Jerez logran ‘cargar’. ¿Para qué estamos aquí aguantando horas y horas? ¿Para llevar pasajeros a Jerez con la carrera estipulada? ¿Para no cargar y que otros se lleven el trabajo? No, por ahí no vamos a pasar”, concluye Francisco Moreno.
 

Lo peor de este asunto, tan mal reglamentado que causa verdadero pavor, es que el enemigo incluso está dentro. Ayer mismo, agentes policiales tuvieron que poner paz entre los taxistas del aeropuerto y un compañero jerezano “que pasa de hacer turnos (como hace todo el colectivo) y cierra servicios por su cuenta pasándose por el forro la cola de espera”. Lógicamente el taxista que espera acaba desesperado. Los trabajadores del aeropuerto de Jerez están con sus taxistas, conscientes “de la injusticia que se comete con ellos”. “Aquí hay gente que en veinte años de profesión no ha ido ni una sola vez al puerto de Cádiz a tocarle los clientes a los gaditanos”, sentencia un profesional que se muestra convencido de que “hay trabajo para todos”, en un tiempo en el que el taxi se erige en una lucha diaria por superar esos 30 euros de coste diario que supone mantener un vehículo de estas características en la calle (seguros sociales, tasas, combustible). Y vuelven a repetir su solución: “Si tú lo traes al aeropuerto, yo te lo devuelvo a casa”. Parece lo lógico en esta sinrazón que no hace más que recalentarse.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

AMENAZAS E INTENTO DE AGRESIÓN A DOS TAXISTAS GADITANOS EN EL AEROPUERTO

CADIZ – Radio Taxi denuncia ante Subdelegación y el Juzgado de Guardia de Jerez la actuación de los taxistas que operan en La Parra
La Asociación Gaditana de Radio Taxis ha denunciado ante la Subdelegación del Gobierno y el Juzgado de Guardia de Jerez el intento de agresión y las amenazas que han sufrido dos taxistas gaditanos por parte de los compañeros que operan en el aeropuerto.
A su vez, estos dos taxistas (que prefieren omitir su identidad por miedo a posibles represalias) han acudido a la Policía Nacional para denunciar a título personal este hecho y pedir amparo a las fuerzas de seguridad.
Según uno de estos taxistas, desde el pasado día 8 (cuando los taxistas del aeropuerto de La Parra decidieron ponerse en huelga), pero con mayor intensidad a lo largo de la semana pasada, han sido objeto de insultos y amenazas cada vez que acuden al aeródromo a recoger a algún cliente. La causa: que los taxistas que trabajan allí quieren que se derogue el decreto 11/1985, el cual permite a los taxistas de cualquier localidad prestar sus servicios en puertos y aeropuertos. Los taxistas jerezanos, señala este conductor, no quieren que nadie más, aparte de ellos, puedan recoger a pasajeros en el aeropuerto.
zoom

Los paros comenzaron en el aeropuerto de Jerez el pasado día 8.

“Desde que comenzó la protesta en el aeropuerto de Málaga por este mismo tema, en el de Jerez se notaba que había movimiento, pero la cosa no iba a más. Sin embargo, ahora que en Málaga se ha normalizado, en el de Jerez los taxistas quieren imponer su propia ley para que ningún taxista de la provincia se acerque hasta el aeropuerto”, afirma el taxista gaditano.
Por eso, “vamos escoltados con agentes de la Policía Nacional, que nos están apoyando desde el principio. Mi compañero y yo tenemos mucho miedo y sentimos una gran impotencia”. “Cada vez que hacemos un servicio pactado con un cliente recibimos insultos, nos amenazan con cortarnos el cuello, tirar ácido al coche… incluso han intentado agredirnos con la Policía delante”.
Este taxista añade que “cuando dejamos el coche solo, lo rodean y nos gritan delante de todo el mundo. Nos tienen coaccionados. Estamos muy asustados”. Recuerda que “siempre ha habido suspicacias por parte de los taxistas jerezanos al ir al aeropuerto, pero mucho menos que ahora”.
Para este empresario lo que ocurre en La Parra es “un secuestro total por parte de los taxistas jerezanos, que quieren un servicio de exclusividad y derogar la Ley 11/85, pero como no lo consiguen, se sirven de amenazas y coacciones. No nos ha pasado solo a nosotros, sabemos de taxistas de otros puntos de la provincia que también han sufrido su ira”.
El conductor amenazado afirma que “esta tarde (por ayer) un compañero va a desplazarse al aeropuerto a realizar un servicio, pero lo hará escoltado por la Policía Nacional. Esto no se puede soportar, es como si fuéramos a las Tres Mil Viviendas”. Para él “la situación del taxi ya es bastante difícil para encima tener que aguantar y perder servicios, más si cabe cuando la Ley nos ampara”, sentencia.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

EL TAXI EN SU PEOR CARRERA

Los taxistas se encuentran en un asfixiante momento al no lograr unas recaudaciones mínimas.
No han vivido nada igual. Están afrontando maratonianas jornadas de trabajo tras las que apenas obtienen beneficios; un día así y al otro también. Y eso está dando lugar a una situación cada vez más insostenible, que se está traduciendo en una desesperación generalizada por buscar posibles soluciones y una mayor estabilidad en sus empresas de cuatro ruedas. El taxi está recorriendo actualmente su peor carrera.
La clave de todo el problema es una enorme saturación de vehículos prestando este servicio público en la ciudad. Prácticamente, hay el doble de taxis de los que deberían existir para que la actividad fuera viable. A eso se le suma las carencias económicas de prácticamente toda la ciudadanía, lo que ha rebajado al extremo la demanda. Y por eso, se hace más que necesario regular de alguna forma la actividad: horarios, descansos, asalariados… Muchas claves sobre la mesa para lograr un acuerdo que por el momento se resiste.
Y mientras, el taxista sigue en la calle diez o doce horas diarias intentando recaudar el dinero suficiente para hacer frente a los gastos. A pesar de ser uno de los servicios de taxi más baratos del país, la poca población existente y la crisis económica está reduciendo al mínimo la actividad del gremio. Ellos mismos aseguran haber quedado únicamente para las personas mayores y para casos de urgencia. Pero claro, 224 taxis nada más que para esos dos supuestos es toda una exageración.
Por eso, reclaman una regulación del servicio en la que no se ponen de acuerdo. Y reclaman también una mayor atención del Ayuntamiento por este servicio de transporte público. En este particular, critican la existencia de un Buhobús gratuito para jóvenes durante las noches de los fines de semana, “y encima con vigilante privado y todo”; critican que los servicios interurbanos tengan varias paradas en la ciudad, “porque eso lo que hace es quitarnos trabajo a nosotros”; o reclaman que se habilite un carril especial para taxis y autobuses “para evitar las colas y retenciones y lograr así un servicio más rápido que resulte otro atractivo para que el consumidor utilice el taxi”.
Todas estas son ideas que emergen de la desesperación, reclamos de atención de un sector que se siente olvidado, disparos al aire en busca de solucionar un problema que tiene nombres y apellidos, que afecta a alrededor de 300 familias y que viene ocasionando importantes dificultades siquiera para llegar a fin de mes, como reflejan algunos de los taxistas y asalariados que exponen su situación en este reportaje.

Jesús Rivas. TAXISTA. “Si tuviera una avería mañana, tendría que pedirle el dinero a mi suegro”
Cada mañana, a eso de las siete y media u ocho menos cuarto, empieza Jesús Rivas su jornada en el taxi, que no estaciona hasta las diez y media u once de la noche, “cuando ya no puedo más”. En todas esas horas, dice que el jueves hizo de beneficio 36 euros. “Hay veces que nos da una hora y media en la parada para nada. La situación es insostenible”, afirma Jesús, que no duda en decir que si le saliera de nuevo la oportunidad de conducir un camión (como estuvo haciendo hace años) “me iba con los ojos cerrados”. Según sus cálculos, si la situación no remonta a lo largo de este año, “a final de año tengo que vender”. Pero el problema se agrava aún más: “si mañana tengo una avería y sobrepasa los 300 o 400 euros, tengo que pedirle el favor a mi suegro porque no puedo. Y me daría vergüenza tener que pedírselo a un hombre de 81 años que vive de su pensión”.

Fernando Lago. ASALARIADO. “Hay días que te llevas 6 euros a casa después de doce horas”
“No es que tengamos dificultades para llegar a fin de mes, sino para llegar al día 10″, responde Fernando Lago a la pregunta sobre la situación actual. “Las recaudaciones son muy bajas y estamos siempre con el temor a que el rendimiento no sea bueno y nos quedemos sin trabajo”, explica. Y es que Lago es un asalariado, no titular de licencia. De hecho, es el presidente de la recién creada asociación que lucha principalmente “porque no se pierda ni un solo puesto de trabajo en el sector”.
Fernando lleva diez años conduciendo el taxi, pese a lo que tiene contrato temporal. “He pensado en dejarlo y buscar otras opciones; pero después de tantos años, ¿adónde voy a ir?”, se pregunta, recordando que “muchas familias tienen este como único ingreso, por eso nos aferramos a este trabajo”.

Moncho Frade. TAXISTA. “Esta situación psicológicamente me está consumiendo”
“¿Que cuál es mi situación? Es demencial. Psicológicamente me está consumiendo”. Así responde Moncho Frade a la pregunta sobre la realidad de un taxista en Cádiz en estos tiempos. Frade indica que en otros tiempos “hacíamos 100 euros brutos en un día, y ahora te llevas para casa 40, 50 o 60 euros”. A diario, Moncho deja a sus dos pequeños en el colegio y a las nueve de la mañana empieza a funcionar hasta las diez o las once de la noche. “Y los fines de semana echo 15 o 16 horas. Y porque no tengo más cuerpo”, explica, incluyendo un importante matiz a su trabajo: “antes te quedabas un par de horas más y te rentaba; ahora te quedas y es para nada”.
Moncho lleva 24 años con taxi, tiempo en el que ya conoció la crisis del 92, “que comparada con esta es Walt Disney”. Y ante esta situación, el peor efecto para este taxista es su casa. “Te vas para casa y te llevas los problemas, sigues dándole vueltas a la cabeza a todo esto. Psicológicamente te consume”, insiste Frade, que también reconoce que la situación afecta bastante en el plano económico, donde hay que hacer recortes de todo tipo. “Estoy comiendo muchos días en casa de mi madre o de mi suegra, porque es que no llegamos”, lamenta Moncho, que reconoce tener “siempre en mente quitarme del medio si surgiera la oportunidad”.

Alfonso Pérez. ASALARIADO. “Lo peor es llegar a casa y decir que no hay recaudación”
La relación de Alfonso Pérez con el taxi es de ida y vuelta. En los años 90 ya trabajó durante tres ejercicios como taxista (asalariado), pero lo dejó por un empleo en mejores condiciones en Canarias. Después de once años, tuvo que regresar a Cádiz, ya por la crisis, y volvió al taxi, en el que trabaja de cuatro de la tarde a cuatro de la madrugada. “El día es bastante difícil. Pero lo peor es llegar a casa y decirle a tu mujer que no llevas recaudación ninguna. Eso es lo más difícil”, asegura Alfonso, que lamenta que esto “ocurre demasiadas veces”, lo que ocasiona “un drama en casa” y hace que “no se puedan afrontar algunos pagos, porque es que no hay ni para comer”. Alfonso dice haber pensado alguna vez en dejar el taxi, “pero irme al paro y agotar la ayuda es para mí un fracaso”.

Silvia Molinillo. TAXISTA. “A veces tardo hora u hora y media en hacer una carrera”
Silvia Molinillo es una de las cuatro mujeres taxistas que tienen licencia en Cádiz. Lleva siete años en el gremio, y ha pasado de ver una profesión que le permitía vivir cómodamente a “no llegar a cubrir gastos”. “Me puedo tirar doce horas diarias trabajando, pero es que a veces tardo una hora u hora y media en hacer una carrera. Y es una carrera mínima de 3,59 euros”, explica. Silvia incluso tuvo asalariados a su cargo durante un tiempo, “pero ya no puedo porque me cuesta el dinero”. Ahora, en cambio, “vas trapicheando, un mes pagas una cosa, luego otra… Y con deudas. Y con miedo”, concluye.

Fco. Moreno. ASALARIADO. “La situación es muy difícil, sobre todo con dos niños”
Francisco Moreno lleva más de seis años trabajando como asalariado (con un contrato indefinido) en un taxi. Y cada vez le cuesta más “tirar para adelante”. “La situación es muy difícil, sobre todo con dos niños, como tengo yo”, dice. La única forma de hacerlo para Alfonso es “como imagino que ocurrirá en todas las casas: compras lo más barato, y si hay que comer mucha habichuela y mucho arroz, se come”. Además, la estrategia determina que hay que empezar a aplazar pagos y distribuir al céntimo los gastos. “Si viene el recibo de la luz y no tienes dinero, esperas a que te llegue el aviso de corte para pagar. No nos queda otra opción”, reconoce Francisco, que asegura que a pesar de las maratonianas jornadas de trabajo, “el consumo es psicológico más que físico”.

zoom

Jesús Rivas, con su taxi en la parada situada junto al Club de Tenis.
zoom

Fernando Lago, junto al taxi en la Zona Franca.
zoom

Moncho Frade, delante de su vehículo en la plaza de la Catedral.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

LOS ASALARIADOS DEL TAXI PRESENTAN UNA TERCERA VÍA PARA QUE SEA VOTADA

Reducen de 195 a 165 el número de coches en servicio Las asociaciones deben decidir si la incluyen como tercera propuesta.

Los asalariados del taxi presentaron en la mañana de ayer una propuesta para regular los descansos de los profesionales del sector en la capital gaditana.
Este grupo solicitó ayer adelantar la reunión que estaba prevista para la próxima semana con el concejal de Tráfico y Transporte, Juan Antonio Guerrero, algo a lo que accedió el concejal para intentar dar respuesta a todos los afectados.
La filosofía de la propuesta que han presentado los asalariados busca también como fin principal la reducción del número de coches que prestan servicio a diario.
En este sentido proponen dividir la flota en cuatro grupos, de manera que con ese sistema cada grupo trabajaría seis días seguidos y descansaría los dos siguientes con una serie de premisas, tal y como aparece en la propuesta de los asalariados.
Por un lado, el personal titular de la licencia que trabaje solo en el coche puede organizarse con total libertad su jornada laboral.
zoom

Los asalariados se concentraron en la mañana del miércoles frente a la Policía Local, lugar donde se reunían las asociaciones de taxistas con Guerrero.

Por su parte, el personal asalariado desarrollará su jornada laboral durante doce horas incluidos los descansos preceptivos, es decir, si entrase a las cinco de la tarde debería dejar el coche a las cinco de la madrugada. Estos no podrán trabajar en horario de mañana, dejando esta franja horaria al personal autónomo, excepto determinados casos especiales. Mientras tanto, el personal autónomo colaborador tendrán libertad para desarrollar su jornada laboral como crea conveniente.
Los asalariados entienden que la principal ventaja que tiene este sistema es la reducción del número de vehículos en servicio, de manera que la demanda se puede ajustar un poco más a la oferta. Así estarían en la calle 165 vehículos con respecto a los 195 actuales, “más que suficiente para cubrir el servicio tanto en horario nocturno como en diurno”.
Guerrero trasladó esta propuesta a las tres asociaciones de taxistas para que la estudien y consideren la posibilidad de incluirla como tercera opción en las votaciones que tendrán los que poseen licencia (no los asalariados) durante la próxima semana.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

UN REFERÉNDUM PARA LOS TAXISTAS

Los profesionales tendrán que votar la semana que viene entre las dos propuestas que se consensuaron ayer en la reunión que mantuvieron las asociaciones con el Ayuntamiento.

El futuro del taxi en la capital gaditana se reduce a dos propuestas, las que tendrán que votar los 224 taxistas que tienen licencia del 24 al 27 de febrero en la Policía Local. Este fue el acuerdo al que llegaron en la mañana de ayer los representantes de los tres colectivos que aglutinan a todos los profesionales, es decir, Radio Taxi, Gades Taxi y Servi Taxi, tras la reunión que mantuvieron con el concejal de Tráfico del Ayuntamiento de Cádiz, Juan Antonio Guerrero, en la sede de la Policía Local.
Dentro de Radio Taxi se creó una plataforma de profesionales que recogió más de un centenar de firmas. Ese grupo terminó finalmente montando una propuesta que es una de las dos que se va a votar durante la próxima semana.
Esta implica la regulación horaria por taxímetro de 16 horas y con descansos de día y medio de siete de la mañana a tres de la tarde creándose seis grupos de descanso.
Los otros tres puntos son comunes a la otra propuesta, es decir, la limitación en la contratación de conductores hasta el 15% de la flota con excepciones a esta limitación. Estas serían el cubrir la baja del autónomo con sólo un asalariado y la contratación del autónomo colaborador.
También se establece la obligación de contratar al asalariado a jornada completa con una duración mínima de tres meses, sin posibilidad de hacerlo indefinido en caso de que la bolsa de trabajo esté abierta, una de las principales novedades.
La segunda de las propuestas establecería un descanso de dos días después de seis de trabajo con cuatro grupos de descanso y con la obligación de los asalariados para trabajar en el tramo entre las seis de la tarde y las seis de la mañana.
En la mañana de ayer los asalariados permanecieron concentrados delante de la Jefatura de la Policía Local mientras que llevaba a cabo la reunión entre el Ayuntamiento y los distintos colectivos de taxistas. Frente a ellos, cruzando la avenida se encontraban los miembros de la plataforma que habían propuesto las jornadas de 16 horas.
zoom

Los asalariados se mantuvieron concentrados junto a la Policía Local mientras se celebraba la reunión.

El presidente de la Asociación de Asalariados del Taxi, Fernando Lago, señaló que al no poder participar en la reunión, el jefe de la Policía Local atendió sus peticiones y se pidió un encuentro urgente con el propio concejal de Tráfico. Los asalariados se oponen radicalmente a la puesta en marcha de la jornada de 16 horas porque consideran que con esta medida ellos pueden ser los grandes perjudicados.
El presidente de Radio Taxi, Manuel Orihuela, cree que cualquiera de las dos medidas “puede ayudar a paliar la situación y que al menos no se vaya a peor”.
El presidente de la nueva asociación Servi Taxi, Manuel Bruzón, considera que con estas propuestas por lo menos se va a proceder a una regulación y a un control que era necesario en el sector.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

LOS TAXISTAS DE MARBELLA CLAMAN CONTRA LA HUELGA ANUNCIADA PARA SEMANA SANTA

Los profesionales de cuatro asociaciones piden a la presidenta de la FAMP que tramite un encuentro con los responsables de la Consejería de Fomento.

El sector marbellí del taxi permanece callado frente a la decisión de sus colegas de la capital de rechazar el plan que presentó la Junta el pasado viernes para desatascar el conflicto, aunque sí estima que el paro con el que amenaza en Semana Santa provocaría un daño incalculable al destino Costa del Sol. Así lo entiende al menos el presidente de Taxisol, Victoriano Vázquez, quien mantiene su oposición, al igual que el resto de taxistas de la provincia y los de municipios limítrofes de Granada y Cádiz, a la propuesta de reciprocidad modulada en la que insisten los profesionales de la capital y que les permitiría recoger clientes por precontratación en toda Málaga para llevarlos al aeropuerto.
Después de que ayuntamientos y mancomunidades se posicionaran la pasada semana en favor de los taxistas de sus respectivos municipios, los profesionales que operan en el área más occidental han dado un paso más y este mismo lunes volvían a reclamar el apoyo de la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, en su calidad de presidenta de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP).
Los taxistas de Marbella claman contra la huelga anunciada para Semana Santa

Parada de taxi situada en el centro de Marbella. 

La petición ha sido cursada mediante un escrito presentado por registro de entrada del Consistorio y firmado por los presidentes de Taxisol, la Federación de Municipios Turísticos de la Costa del Sol y Autónomos de Torremolinos, la Federación Empresarial Andaluza del Taxi Rural y Taxi Algeciras. En el escrito se solicita que Muñoz, como presidenta de la FAMP, tramite una reunión a la mayor brevedad posible entre los representantes del sector y los responsables de la Consejería de Fomento en Sevilla. Asimismo, estas cuatro asociaciones pretenden que Muñoz se sume físicamente a la cita, aunque ya cuentan con el apoyo de la regidora de Almuñécar, Trinidad Herrera (PP), que de motu proprio se ha ofrecido a acompañarles a la capital hispalense en el momento en el que se produzca dicho encuentro. «Queremos hablar con la Junta, que escuche a los pueblos y saber qué va a pasar en Semana Santa», afirma Vázquez. «La solución al conflicto la tienen los políticos no los taxistas», subraya. «Un parón en Semana Santa no solo nos afectaría a nosotros, sino a la imagen de la Costa del Sol», advierte.

Un 1% del pastel
La solución planteada por la Consejería de Fomento para evitar que continúen los enfrentamientos entre los taxistas de Málaga y los del resto de la provincia tampoco satisfacía a estos últimos ya que la propuesta incluía la implantación de la reciprocidad modulada durante dos años tanto en el aeropuerto como en el puerto y la estación María Zambrano, hasta la constitución de un área de prestación conjunta.
Vázquez recuerda que los profesionales de los pueblos no tienen una estructura mercantilista, gasolineras o talleres propios como los 1.400 taxis de la capital, que cuentan además con capacidad organizativa para llegar a acuerdos con los touroperadores. El presidente de Taxisol aboga porque el decreto 11/85 que regula el transporte terrestre en Andalucía se modifique por consenso y no mediante medidas de presión de los taxistas de la capital, porque lo contrario significaría, a su juicio, la ruina del sector. A modo de ejemplo, Vázquez apunta que actualmente el taxi de Marbella apenas acapara el 1% de los servicios en el aeropuerto.

SALUT Y BUEN VIAJE.