Arxiu de la categoria: cáceres

CÁCERES EL AYUNTAMIENTO ORGANIZA EL DESCANSO DE LOS TAXIS PARA GARANTIZAR EL SERVICIO

Los turnos en vigor perjudican a una de las dos asociaciones en las que se dividió el gremio el pasado mes de abril.
Como servicio público que es, el sector del taxi es responsabilidad del Ayuntamiento, que no sólo concede las licencias. También se encarga de regular todo lo relacionado con este medio de transporte para garantizar el servicio a los ciudadanos. Entre las materias que regula el Ayuntamiento están los turnos de descanso de los taxistas con el fin de que no haya día o tramo horario sin un vehículo disponibles en la ciudad. La comisión municipal de Movilidad Urbana, en su reunión de ayer, aprobó un nuevo cuadrante de descansos que trata de conciliar los intereses de los usuarios con los de las dos asociaciones profesionales en las que se dividió, por discrepancias internas, el gremio local de taxistas el pasado mes de abril.
El problema es que los turnos que se aplican actualmente perjudican a una de las dos asociaciones, la denominada Taxi Cáceres, porque en algunas jornadas llegaba a tener hasta dos vehículos fuera de servicio por los descansos obligados y sus miembros consideran que sólo debería corresponderles uno para no mermar la presencia de sus miembros en la calle. Esta asociación es minoritaria y tan sólo está compuesta por seis titulares de licencias, frente a las 69 del colectivo mayoritario, Radio Taxi. Así, según explica el presidente de Taxi Cáceres, Martín Serrano, podría darse la circunstancia de que su colectivo se quedara sin ningún coche disponible si dos están fuera de servicio por descanso, otros dos en el taller, por ejemplo, y otros dos haciendo un servicio fuera de la ciudad. Por ello solicitaron al Ayuntamiento que establecieran dos cuadrantes de descansos distintos, uno para cada asociación, de tal manera que sólo les corresponda tener fuera de servicio un solo vehículo en cada día libre.
Actualmente, cada día hay diez titulares de licencias de descanso y en ocasiones dos son de Taxi Cáceres. «Por todo ello se ha elaborado un cuadrante de descanso diferente para cada una de las asociaciones, de manera que no se vea alterado el normal funcionamiento interno de ambas y se cubra el servicio a la ciudadanía», según señala el Gobierno municipal, quien añade que esta medida se toma como consecuencia de la solicitud planteada por Taxi Cáceres. Un informe de la Policía Local ratifica el perjuicio que se producía a este colectivo en su régimen de trabajo a causa de los turnos.
«Agradecemos que se haya atendido nuestra petición», afirmó ayer Martín Serrano tras conocer la decisión de la comisión de Movilidad Urbana. En su opinión, no se trata sólo de organizar el funcionamiento interno del gremio de taxistas sino también de mejorar el servicio a los ciudadanos, que dispondrán de más vehículos en la calle.

Cisma en el gremio
Hasta el pasado día 1 de abril, los taxistas de la ciudad estaban agrupados en una única asociación, la de la emisora Radio Taxi (teléfono 927 21 21 21), pero a partir de esa fecha empezó a funcionar otra, Taxi Cáceres (927 21 11 11), compuesta por seis titulares de licencia, más los asalariados que trabajan con ellos. En la asociación mayoritaria siguen el resto de profesionales, 69. En total, el gremio está compuesto por 75 titulares de licencias y 27 conductores asalariados.
Taxi Cáceres se segregó precisamente por no estar de acuerdo con despedir a conductores, como había aprobado la asociación mayoritaria con la crisis económica como argumento. Se aprobó reducir un 18 por ciento la plantilla de conductores contratados. El cisma lo protagonizaron seis titulares de licencias con sus seis asalariados. Crearon su propio servicio de atención e implantaron algunas mejoras, como el pago con tarjetas, ofertas a estudiantes y pensionistas, etcétera.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

LOS TAXISTAS DE CÁCERES DESPIDEN A 10 CONDUCTORES POR PÉRDIDAS EN EL SECTOR QUE SUPERAN EL 50%

HASTA EL MOMENTO SE MANTIENEN LAS 75 LICENCIAS Y CUENTAN CON 30 CHOFERES EXTRA, PERO NO SE DESCARTAN MAS DESPIDOS
En el mes de enero se ha rescindido el contrato a tres empleados, el resto perdió su puesto durante el 2012. Trabajan de media 14 horas al día y aseguran que entre un servicio y otro llegan a esperar más de hora y media.

Una decena de taxistas han perdido su empleo en menos de un año. Los propietarios de las licencias en Cáceres se han visto obligados a prescindir de sus conductores contratados debido a las pérdidas que acumula el sector, que ingresa un 50% menos que hace dos años.
La preocupación es generalizada. Los taxistas trabajan de media 14 horas al día y aseguran que entre un servicio y otro llegan a esperar más de una hora y media porque los clientes han descendido de forma drástica. “El taxi no es una cosa necesaria y eso se nota. La gente no sale, no gasta y no coge taxis. Antes trabajábamos entre ocho y nueve horas y siempre había franjas en las que salvábamos el día. Ahora eso no ocurre. Trabajamos más horas e ingresamos la mitad”, explicó el presidente de la Asociación Radio Taxi de Cáceres, Vicente Mendoza.

La situación ha cambiado desde hace dos años y los destinos que antes eran fijos para ellos ahora apenas demandan taxis, como son la recogida en la Inspección Técnica del Vehículo (ITV), salida y entrada de colegios, los juzgados o las consultas sanitarias. Tampoco recaudan las noches de los fines de semana: “Los jueves cada vez salen menos jóvenes, los viernes no hay prácticamente nadie y los sábados también se nota menos movimiento. No hay gente en la calle”, insistió a este diario el representante del colectivo.

Actualmente el sector cuenta con 75 licencias y 30 conductores extra, pero no se descarta que ese número se reduzca a lo largo de este año: “El 2012 fue duro, pero hace ya cuatro años que lo venimos notando. Si Cáceres no se mueve, el servicio del taxi tampoco se mueve”, dijo Vicente Mendoza. Y añadió que “el mes de enero le ha costado dinero a muchos taxistas. El mes de febrero vamos por el mismo camino”. Según indica, el propietario de la licencia tiene unos gastos fijos al mes que rondan entre los 700 y los 2.000 euros. La suma de pagar la parte correspondiente de la licencia, el coche y la nueva emisora. “A todo eso hay que añadir los gastos y facturas personales que cada uno tenga. Muchos no llegan a fin de mes”, asegura el presidente.

SUBIDA DE TARIFAS Precisamente este año la tarifa del taxi ha subido un 3,7%, proporción que se corresponde con el incremento del IPC sectorial a diciembre del 2011. Con este aumento el servicio mínimo desde el 1 de enero ha pasado a pagarse de 3,27 a 3,39 euros; por kilómetro recorrido se ha subido de 87 a 90 céntimos y el incremento por bajada de bandera pasa de 1,64 euros a 1,70 euros. En cuanto a los suplementos; el nocturno se paga a 1,48 euros; festivos a 1,11 euros; salida de estación y maletas, 43 céntimos y animales domésticos, 80 céntimos.

SALUT Y BUEN VIAJE.

LOS TAXIS CACEREÑOS REALIZAN 28.000 SERVICIOS MENOS EN SOLO NUEVE MESES

La centralita acumula ya tres años de descensos enlas llamadas, pero la bajada de 2012 inquieta al sector. También hay menos ciudadanos que acuden a las paradas, y a los taxistas ya no les salen las cuentas.

El contador de la centralita de los taxis cacereños registra las llamadas con exactitud: de enero a septiembre han telefoneado 147.800 ciudadanos solicitando un servicio, número muy por debajo de las 220.000 peticiones contabilizadas en todo el año pasado. De momento se han perdido unas 18.000, y a ello hay que añadir el descenso del número de usuarios que cogen taxis por la calle o se acercan directamente a las paradas. “Aunque son difíciles de cuantificar, hablamos de otros 10.000″, explica Vicente Mendoza, presidente del colectivo en la ciudad.

Al sector, con 75 licencias, le descuadran las cuentas. El descenso de clientes choca con la subida de los gastos fijos, sobre todo de los carburantes, que están en máximos históricos y que han incrementado su precio un 75% desde que empezó la crisis. Además, cada taxista paga unos 300 euros mensuales en seguros, otros 250 ó 300 en seguridad social, y por supuesto IVA, gastos de emisoras, módulos, mantenimiento, averías y un coche nuevo cada pocos años. “Trabajamos entre 12 y 14 horas diarias para hacer incluso menos dinero que antes. Cerramos el mes los días 36 o 37, es decir, al mes siguiente para poder con los gastos fijos”, dice el responsable.

El descenso comenzó a percibirse hace tres años y cada vez ha ido a mayores. “El taxi no es un servicio primario, y ahora con la crisis, el desempleo y el descenso de los salarios se ha convertido casi en un lujo”, lamenta Vicente Mendoza. Pero hay otras razones. Las personas mayores, enfermas o discapacitadas, que utilizaban estos servicios para trasladarse, ahora disponen de más familiares en paro o con jornadas reducidas, en definitiva con tiempo libre para ponerse a su disposición (hijos, nietos…). En cuanto a los jóvenes de los pueblos situados en torno a la capital cacereña, hasta una distancia de unos 25 kilómetros, también han dejado de poner 4 euros por cabeza para venir en taxi a la ciudad cada fin de semana. “Muchos están en paro y han reducido los viajes”, explica.

La falta de tropas en el cuartel Santa Ana tampoco ayuda. “Hemos pasado de 4.000 soldados hace una década a tener ahora mismo 250 militares que se mueven con sus propios vehículos”. Por tanto, se acabaron de momento los taxis compartidos del Cefot al centro urbano y viceversa, y por supuesto las juras de bandera. A ello se une el descenso del número de universitarios en los últimos años. Según el gremio del taxi los estudiantes han descendido de 14.000 a 4.000, y con menor poder adquisitivo por la crisis. “Estos jóvenes generan mucho movimiento, porque salen por la noche y vienen sus familiares, que hacen gasto en la ciudad”.

En suma, “el bajón del número de servicios ha sido considerable en solo nueve meses”, matiza el presidente. De momento esta situación no se traduce en la reducción de personal (hay 75 titulares y 32 empleados) porque el sector se ha convertido en refugio de familiares desempleados, que consiguen unos 600 euros a cambio de cubrir las horas en las que el titular descansa. “Pero claro, somos más a repartir el poco pastel”, señala el presidente.

SALUT Y BUEN VIAJE.