Arxiu de la categoria: burgos

EL AYUNTAMIENTO ACCEDE A LIMITAR LA JORNADA DE LOS TAXISTAS A 12 HORAS

El Ayuntamiento se ha mostrado receptivo a la petición realizada por los taxistas de limitar su jornada máxima a 12 horas diarias por la reducción de su trabajo a la mitad como consecuencia de la crisis. Así se lo transmitió ayer el alcalde, Javier Lacalle, al presidente de la Asociación Burgalesa del Taxi (Abutaxi), Roberto Corral, durante un encuentro al que también acudieron el vicepresidente, José María Barrio; la secretaria de FAE, Emiliana Molero, y el concejal de Movilidad, Esteban Rebollo.
El colectivo, agrupado en tres asociaciones, ya planteó esta posibilidad hace meses ante una realidad que les arrastra a trabajar más horas para compensar el descenso de carreras y aumentar la recaudación, aunque eso suponga un riesgo para la seguridad vial. De ahí que urge adoptar medidas para regular el sector. «Se nos ha reducido el trabajo a la mitad y tenemos que poner una limitación en la prestación del servicio porque actualmente ya no cabemos en las paradas y a la ciudad le causa más tráfico y más contaminación que estemos todos parados y tenemos que ajustar la oferta a la demanda», apuntó Corral.
El presidente de Abutaxi agradeció la receptividad de los responsables municipales, aunque será necesario modificar la ordenanza que regula este servicio para limitar la jornada. «La idea es que pueda implantarse en 2014, pero se tiene que plasmar en la ordenanza», añadió.
Un taxi está obligado a descansar un día a la semana y un fin de semana de cada tres. El resto puede estar el tiempo que considere oportuno cada profesional autónomo. Antes de la crisis, lo habitual es que un taxista tuviera una jornada laboral de entre 10 y 12 horas pero ahora lo normal son 15 aunque hay profesionales que están hasta 18 horas.
En la actualidad, hay 186 licencias de taxi en la ciudad por lo que se ajusta al ratio de un vehículo de estas características por cada mil habitantes. También hay una veintena de profesionales que están próximos a la jubilación.

 Por otro lado, Abutaxi y el Ayuntamiento firmarán un convenio de colaboración en el que los primeros se comprometen a promocionar la cultura y la gastronomía en sus vehículos y en las redes sociales. La asociación, que agrupa al 90% de los taxistas, ha creado una cuenta en Twiter que tiene 250 seguidores. «Vamos a presentar un borrador de convenio para ver cómo podemos colaborar, bien a través de publicidad en nuestros taxis o en las redes sociales. Podemos ser los mejores anfitriones porque la primera impresión que se lleva un turista cuando llega a la ciudad es la del taxista», añadió.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

EL SECTOR DEL TAXI PROPONE LIMITAR LA JORNADA A 12 HORAS POR LA FALTA DE TRABAJO

La delicada situación por la que atraviesa el sector del taxi obliga a reinventarse y encontrar soluciones porque la oferta es muy superior a la demanda. Solo hay que darse una vuelta por la capital y ver que las paradas de taxis están repletas de vehículos, con una espera media para hacer un servicio de más de un hora. El colectivo profesional cifra la caída de la actividad un 50% desde el inicio de la crisis en 2008.
Una realidad que, al final, arrastra al profesional a trabajar más horas para compensar el descenso de carreras y aumentar la recaudación, aunque eso suponga un riesgo para la seguridad vial. De ahí que urge adoptar medidas para regular el sector. Hay ciudades que barajan reducir el número de licencias o ampliar medio día el descanso semanal aunque la asociación mayoritaria de taxis en Burgos (Abutaxi) propone limitar el tiempo de trabajo diario a 12 horas. Un taxi está obligado a descansar un día a la semana y un fin de semana de cada tres. El resto puede estar el tiempo que considere oportuno cada profesional autónomo. Antes de la crisis, lo habitual es que un taxista tuviera una jornada laboral de entre 10 y 12 horas pero ahora lo normal son 15 aunque hay profesionales que están hasta 18 horas.
«Creemos que es la medida más justa para que haya trabajo para todos. El pastel es el mismo y hay que repartirlo», afirma el presidente de Abutaxi, Roberto Corral, que lleva 3 meses al frente de la asociación mayoritaria del sector. En la actualidad, hay 186 licencias de taxi en la ciudad por lo que se ajusta al ratio de un vehículo de estas características por cada mil habitantes. Eran suficientes antes, cuando había demanda y el uso del taxi estaba generalizado, pero ahora son demasiadas. Y eso que el Ayuntamiento de Burgos lleva una década sin sacar nuevas licencias.
La propuesta del recorte de la jornada se ha adoptado de forma mayoritaria en una asamblea de Abutaxi a finales del año pasado, aunque la solicitud aún no se ha presentado de forma oficial. Corral critica el vacío legal en el sector del taxi pese a que es un servicio público. La aprobación de este cambio debe contar con el visto bueno, en primer lugar, del Ayuntamiento y, después, ratificado por la Junta de Castilla y León.
Una tramitación administrativa que es lenta. Ninguna ciudad de la región cuenta con una medida similar. Solo existe en Madrid, Bilbao y, recientemente, en Córdoba. «Si las administraciones no lo aprueban habrá que pensar en otras opciones», declara el presidente de la asociación de taxistas.

Garantizar el servicio

Abutaxi, que agrupa al 90% de las licencias existentes en la capital, considera que la situación actual permite adoptar una limitación de las horas de trabajo. «No solo está garantizado el servicio porque ahora lo que sobran son taxis», precisa el secretario de la organización, Luis Javier Mariscal. Pero su presidente va más allá y recuerda que más taxis en doble fila en una parada provocan problemas de tráfico pero también una mayor contaminación. «Hay días que vas recorriendo media ciudad en busca de una parada para poder aparcar porque no hay sitio», apunta.
La limitación de las horas de trabajo, además, sería una medida transitoria a revocar en el momento en que la situación económica remonte: «Somos los primeros en querer trabajar. Aquí se viene a ganar dinero y no a estar mirando en la parada». El presidente de la asociación asegura que un taxi en Burgos no da para dos sueldos y eso se comprueba en que casi todos son autónomos (titulares con licencia) y apenas hay asalariados. Muchas horas para ganar poco más de mil euros netos porque hay muchos gastos y es necesario pagar el régimen de autónomos, la letra del coche y el préstamo de la licencia.
Hace años, tener un taxi salía rentable y el traspaso de una licencia tenía fácil salida. Ahora, hay una quincena de licencias a la venta en la capital, aunque los responsables de Abutaxi afirman desconocer por cuánto se cotizan. Y eso que algunos permisos pasan de padres a hijos porque el taxi se ha convertido en una salida laboral ante el incremento del paro.
El descenso del ritmo del trabajo se topa, además, con el incremento de los gastos, sobre todo con la subida del carburante. El céntimo sanitario, que se aplica desde hace un año en la Comunidad Autónoma, ha supuesto la puntilla para un sector. A muchos taxistas no les compensa todo el papeleo para lograr la devolución de la mitad de este impuesto mientras que otros con vehículos híbridos, que funcionan con gasolina, no tienen opción a estos beneficios fiscales.

Inversiones

La crisis llega en un momento en que la mayor parte de los taxistas ha renovado la flota de vehículo, con una edad media de tres años. «Nosotros invertimos en calidad, comodidad y en la seguridad del cliente, pero también en la nuestra propia», afirma Corral.
Abutaxi reclama que los Presupuestos del Ayuntamiento recojan cada año una partida para el sector del taxi como servicio de transporte que es. «Las pocas subvenciones que recibimos hay que pelearlas para inversiones en nuevas tecnologías mientras que el Servicio de Autobuses tiene un déficit anual de 9 millones de euros», explican. No descartan, por ejemplo, solicitar al Consistorio la cesión de un local municipal que les permita ahorrar el alquiler que tienen ahora. Los gastos más importantes de la asociación son los referentes a la plantilla de 7 personas que están en la sala de comunicaciones, repartidas las 24 horas al día.

SALUT Y BUEN VIAJE.

TARRAGONA, SAN SEBASTIÁN Y GIRONA TIENEN LOS TAXIS MÁS CAROS DE LAS 45 CIUDADES ANALIZADAS POR FACUA

En trece se aplican tarifas especiales en los fines de semana por la noche que encarecen los viajes hasta 2,10 euros en el caso de Sevilla o un 25% en el de Córdoba.

FACUA-Consumidores en Acción ha realizado un estudio sobre las tarifas de los taxis de cuarenta y cinco ciudades  (ver tablas) que revela diferencias de hasta el 128,1% en viajes de similares características.

Tarragona es la ciudad con las tarifas más elevadas, seguida de San Sebastián y Girona. Las más bajas son las de Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife y Arrecife (Lanzarote).

Las mayores diferencias por trayecto se encuentran en los quince kilómetros noche (bajada de bandera más quince kilómetros). En ese recorrido los precios varían desde los 24,52 euros que se cobra en Tarragona y a los 10,75 euros que cuesta en Santa Cruz de Tenerife, diferencias de hasta un 128,1%.

Tarifas más caras en fines de semana

FACUA critica que en trece de las cuarenta y cinco ciudades analizadas se apliquen tarifas especiales durante determinados horarios en los fines de semana, incrementando el precio con respecto a la tarifa nocturna, casos que llegan hasta los 2,10 euros por trayecto de Sevilla, 2 euros de Barcelona y Málaga, 1,00 euro en Pamplona o Melilla, o un 25% en Córdoba, según los casos.

La asociación considera que no hay justificación para encarecer este servicio en los fines de semana más allá de aplicar la misma tarifa que en las noches de los días laborables.

En este sentido, advierte que los ayuntamientos deben garantizar que haya un número de vehículos suficiente para aumentar la demanda en esos días desde la perspectiva de que se trata de un servicio público y no concediendo incrementos tarifarios al sector.

FACUA también se muestra contraria a que los usuarios paguen suplementos por los recorridos con destinos en puntos como aeropuertos o estaciones de trenes y autobuses, ya que no existe una mayor calidad del servicio que lo justifique. También rechaza la aplicación de tarifas fijas en los viajes con origen o destino en esos lugares, ya que resultan perjudiciales para buena parte de los usuarios.

De la más cara a la más barata

FACUA ha estudiado los precios de los recorridos de uno, cinco, diez y quince kilómetros realizados de día, de noche y las noches de los fines de semana. Tras analizar los doce trayectos, el estudio clasifica a las ciudades asignándoles puntuaciones, siendo la más cara la que acumula mayor número de puntos.

El orden es el siguiente (las ciudades con la misma puntuación aparecen por orden alfabético): Tarragona (119), San Sebastián (73), Girona (69), Toledo (66), Valencia (63), Alicante (59), Castellón (59), Lleida (59), Lugo (59), Barcelona (58), Madrid (57), Ciudad Real (56), Gijón (54), Málaga (54), Murcia (54), Oviedo (54), Ourense (52), Ávila (51), Burgos (51), Palencia (51), Pontevedra (51), Salamanca (51), Segovia (51), Sevilla (51), Valladolid (51), Pamplona (50), Badajoz (49), Granada (49), Logroño (49), Bilbao (48), A Coruña (45), Santander (45), Palma de Mallorca (41), Zaragoza (39), Córdoba (38), Huelva (33), Melilla (32), Cuenca (27), Almería (26), Jaén (25), Cádiz (18), Ceuta (14), Arrecife (5), Tenerife (2) y Las Palmas (1).

Según estos datos, la subida media que se ha producido en el último año ha sido del 3%. Las ciudades que más han incrementado sus tarifas son Arrecife, un 8%, y Melilla, un 7%, que no habían actualizado sus tarifas en 2011; Almería, un 6,6% y Cuenca, un 6,1%.

Metodología

La que en el estudio se denomina tarifa día se aplica generalmente de lunes a viernes no festivos desde las 6:00 ó 7:00 horas, según la ciudad, hasta las 22:00 ó 23:00 horas. La tarifa noche y festivos abarca el resto de horas de los días laborables, los domingos, festivos así como determinadas horas de los sábados o el día completo.

Asimismo, en trece de las cuarenta y cinco ciudades analizadas se aplican tarifas especiales o suplementos durante determinados horarios y días en los fines de semana.

Tarifas por kilómetro

La tarifa media por kilómetro recorrido es de 0,85 euros en horario diurno y de 1,05 euros en noches y festivos, un 23,5% más cara.

Las diferencias en las tarifas por kilómetro alcanzan el 98,15% en la tarifa día y el 164,8% en la tarifa noche y festivos.

En horario diurno la tarifa por kilómetro más elevada se localiza en Tarragona, con un coste de 1,07 euros, seguida de Castellón, 1,05 euros y Ourense donde supone un importe de 1,02 euros.

En horario nocturno las más caras se encuentran en Toledo, donde el precio por kilómetro es de 1,43 euros, seguida de los 1,34 de Lugo por kilómetro en horario nocturno.

Los precios más económicos por kilómetro tanto en horario diurno como nocturno son los 0,54 euros de Santa Cruz de Tenerife y los 0,59 de Arrecife (Lanzarote).

De las ciudades estudiadas, el precio por kilómetro ha subido una media de 3,39% en la tarifa día y un 2,8% por la noche y festivos.

El mayor incremento, tanto en la tarifa día como en la noche, se ha producido en Arrecife con un 9,3%. La ciudad donde hay una bajada considerable de la tarifa de noche por kilómetro recorrido con respecto al estudio realizado en 2011 es Murcia, con un 8% menos, al haber unificado la tarifa noche y fines de semana.

Bajada de bandera

La bajada de bandera cuesta una media de 1,75 euros en la tarifa día y un 34,3% más, 2,35 euros, en la tarifa noche y festivos.

El precio de la bajada de bandera varía en hasta un 335,5% en la tarifa diurna de los días laborables y un 343,3% en la tarifa noche y festivos, según la ciudad.

La más cara es Tarragona, 3,92 euros en tarifa día y 5,32 euros en la tarifa noche y festivos. Las bajadas de bandera más económicas son la de Ceuta, 0,90 euros, en la tarifa diurna, y los 1,20 euros de Castellón en la nocturna.

La subida media de este concepto desde el último estudio publicado por FACUA en 2011 ha sido del 2,7% en el horario diurno y de un 2,08% en el nocturno. Los incrementos más elevados se han producido en Melilla, con una subida del 8,33% en la tarifa día y en Pontevedra con un incremento del 5,45% en la tarifa noche. Ceuta y Murcia tienen un -2,3% y -9,8% respectivamente, debido a una reducción del precioen la bajada de bandera de la tarifa noche.

Carrera mínima

El precio medio de la carrera mínima es de 3,13 euros en horario diurno y de 4,16 euros, un 32,9% más, las noches y los festivos.

Las carreras mínimas varían hasta un 199,4% en la tarifa día y un 192,7% en la tarifa noche y festivos. La más cara en horario diurno es San Sebastián, con un coste de 5,09 euros; mientras que Valencia tiene la carrera mínima nocturna más elevada con 6 euros.

Las más baratas, las de Las Palmas, 1,70 euros en horario diurno y Barcelona 2,05 euros en nocturno. Se trata de dos de las doce ciudades donde la carrera mínima coincide con la bajada de bandera.

La carrera mínima ha subido este año una media del 4,3% en la tarifa día y un 4,4% en el horario nocturno. En este caso, la subida más elevada ha sido de un 11,11% de Ávila, Burgos, Palencia, Salamanca y Valladolid en horario diurno. En horario nocturno, la subida más alta es la de Segovia con un 17,8%. En el otro extremo Murcia que ha bajado un 2,08% con respecto al año pasado en este horario (4,70 euros frente a los 4,80 euros que aplicaba en 2011).

Los datos en Andalucía

De los doce recorridos analizados por FACUA en Andalucía, Málaga (54 puntos) se sitúa como la ciudad más cara, ocupando el puesto catorce de las cuarenta y cinco ciudades analizadas. En el otro extremo Cádiz (18 puntos) ocupando el puesto cuarenta y uno.

La bajada de bandera más elevada de Andalucía es Málaga, 1,47 euros en su tarifa diurna y 1,83 euros en la nocturna. Las más económicas son las de Sevilla, con un coste de 1,26 euros diurno y 1,53 euros por la noche. La diferencia por el día es de 16,67% y por la noche 19,6%.

La carrera mínima diurna más económica en Andalucía son las de Huelva y Jaén, 3,38 euros, frente a los 3,82 euros que se cobran en Granada, un 13% más. Por las noches, la más barata la de Huelva, 4,11 euros, frente a los 4,75 de Granada, un 15,57% más.

En las tarifas por kilómetros los precios más baratos son los de Cádiz (0,67 euros en horario diurno y 0,85 en el nocturno) frente a Sevilla (0,87 euros por el día y 1,07 euros por la noche). Las diferencias alcanzan en estos casos el 29,85% por el día y el 25,88%.

Todas las capitales de provincia andaluzas menos Almería, Cádiz y Jaén cobran suplementos en las noches de los fines de semana. Estos importes van desde los 2,10 euros que se cobran en Sevilla, los 2,00 de Málaga, Córdoba aplica un suplemento del 25%, Granada tiene una tarifa especial nocturna y Huelva incrementa la tarifa nocturna con 1,20 euros.

Referente a los suplementos en Andalucía por desplazarse a los aeropuertos, Sevilla es la única ciudad andaluza que cobra un importe fijo por el servicio aeropuerto, 21,89 euros como tarifa día, y 24,41 euros por la noche.

En Almería y Málaga se aplica un suplemento por el servicio así como un servicio mínimo que es de 14,47 euros en el primer caso y de 15,21 euros en la capital malagueña por el día, incrementándose esta hasta los 19,01 euros por la noche.

SALUT Y BUEN VIAJE.