Arxiu de la categoria: a coruña

A CORUÑA; DENUNCIAN QUE LOS RECEPCIONISTAS DE TRES HOTELES LLAMAN SOLO A LOS TAXISTAS QUE LES PAGAN COMISIONES

untitled

El colectivo de taxistas coruñeses lleva años padeciendo una competencia desleal que se ha agravado en los dos últimos años. El chófer Delmiro Caamaño, apoyado por prácticamente todos los conductores  de las dos centrales, denuncia que los recepcionistas de tres hoteles del centro de la ciudad cuentan con taxistas de cabecera con los que contactan siempre que un huésped necesita desplazarse porque estos les pagan comisiones por los servicios.
“Hay alrededor de cuatro o cinco coches a los que llaman directamente desde la recepción, sin pasar por Radiotaxi o Teletaxi, para luego embolsarse una parte de la carrera”, explica Caamaño. Según aclara, los que aceptan hacerse cargo de la cuota de los recepcionistas suelen desplazarse “desde más lejos y llegan a recoger a las personas con el taxímetro corriendo”.
Esto, además de restarle trabajo al resto de compañeros, supone un incremento de los costes para los clientes que puede ir “de los tres a los ocho o diez euros según los servicios y esto es ilegal”. Caamaño, que asegura estar respaldado a título individual por el resto del sector, incide en que esta situación les “indigna aún más”. Incluso han llegado a recibir protestas de algunos usuarios que se dan cuenta de la variación de precios.
Según el taxista, de forma puntual pasan por los tres hoteles, pero es cuando los coches con los que trabajan no pueden acudir y en las recepciones se ven obligados a llamar a alguno de los números de las dos empresas que gestionan el servicio. O cuando los visitantes llaman directamente.
El profesional es consciente de que la acusación puede ser perjudicial para su trabajo pero entiende que hay que acabar con esta práctica ilegal que perjudica a todos de raíz. Por ello, ni siquiera se plantea hablar con los taxistas que tienen los acuerdos porque habría unos u otros.

Delmiro Caamaño, junto a la parada de taxis del Obelisco	quintana

Delmiro Caamaño, junto a la parada de taxis del Obelisco quintana

habló con el director
“Doy el paso porque alguien tiene que hacerlo; estamos cansados de todo esto”, comenta. Sin embargo, no ha sido su primera opción.
Antes de llegar al extremo de sacar el problema a la luz, Caamaño conversó con el director de uno de estos hoteles e, incluso, le escribió una carta que supuestamente fue interceptada en la recepción para evitar medidas sancionadoras. “Seguramente los directores no están al tanto del pago de estas comisiones, que son más habituales en las grandes ciudades, porque aplicarían normativas estrictas”, reflexiona. En su conversación con uno de los gestores vía internet, este le negó que eso ocurriese en su establecimiento. Más tarde le escribió una misiva denunciando la situación pero el cartero la dejó, como es habitual, en los mostradores de la entrada y opina que nunca llegó a su destinatario. Ahora también quiere llevar su queja al Ayuntamiento./El Ideal Gallego

SALUT Y BUEN VIAJE

EL TAXI DECIDIRÁ EN REFERÉNDUM SI AUMENTA SUS DESCANSOS

Parada taxis

La opinión mayoritaria del sector será trasladada al concello de vigo para que la pueda recoger en la normativa

Más de cuatro horas duró ayer la asamblea de la Asociación Provincial de Autopatronos del Taxi, que se celebró en el Auditorio Municipal con una elevada participación. Uno de los acuerdos más importantes del colectivo, que representa a 400 taxistas y es el mayor de Galicia, fue la celebración de un referéndum para que los taxistas  opinen sobre la posible ampliación de sus descansos. En la votación, que se organizará en el plazo de 10 o 15 días, podrán elegir seguir como hasta ahora (se establecen turnos por los que 92 taxis descansan durante 24 horas cada seis jornadas), aceptar una propuesta de la directiva para aumentar las horas de descanso semanal (en realidad aportaron dos fórmulas distintas) o incluso ofrecerán una papeleta en blanco para que aporten ideas. En caso de que hubiese un sentir mayoritario para cambiar los descansos, entonces la patronal trasladaría el acuerdo al Concello de Vigo para negociar un cambio en la actual normativa. El debate sobre los descansos en el sector del taxi viene de antiguo, pero se volvió a retomar cuando empezó a bajar la facturación por el estallido de la crisis. “Ahora mismo vamos tirando, vamos viviendo pero a base de horas, por eso queremos regular los descansos y repartir el pastel entre todos ganando aunque sea en calidad de vida”, explicó ayer el presidente de la asociación, Manuel Chorén, al terminar la asamblea.

Además de esto, explicó que la reciente Ley del Taxi de Galicia establece que en una ciudad como Vigo debería haber unas 300 licencias de taxi atendiendo a su volumen de población, pero la ciudad cuenta desde hace años con 553 por lo que sobrarían unos 250 vehículos. Retirar licencias es impensable sin que exista un partida presupuestaria para hacerlo por parte del  Concello de Vigo, que no está por la labor, y por eso buscan otras soluciones más imaginativas, como los descansos, para adecuarse a la demanda de la ciudad.
La asamblea de ayer dio para mucho. Se habló también de tarifas, que el sector no quiere variar  este año porque “la situación de Vigo no es para pedir más dinero”, y se planteó la posibilidad de aceptar a taxistas de otros municipios como Marín o Redondela para potenciar la central, entre otros asuntos.

SALUT Y BUEN VIAJE.

A CORUÑA, EL TAXI UN POQUITO MÁS CARO

taxi-poquito-1

Todavía faltan los pasos previos a la confirmación de los precios, como que se apruebe en el pleno y que la Xunta le dé también el visto bueno a la propuesta, pero Gobierno local y taxistas han llegado a un acuerdo para las tarifas que se aplicarán en 2015. Suben un 2%, por lo que la bajada de bandera de la tarifa diurna pasa de los 3,85 euros a los 3,90 y la nocturna, que es también la de los domingos y festivos, pasa de 4,35 euros a a 4,40.

Los usuarios verán, además, según explica el presidente de Tele Taxi, Manuel Sánchez Quindimil, cómo el taxímetro empieza a correr unos 50 metros antes de lo que lo hacía en 2014. Los profesionales del taxi le habían propuesto al Concello que la subida fuese de casi el 3%, ya que este año habían congelado las tarifas, pero fue necesaria una negociación para llegar a un precio de consenso.

A cambio de ceder casi un punto en la subida, el Concello permitió que los profesionales del taxi, como cuenta el presidente de Radio Taxi, Leopoldo Villa, apliquen, a partir del 1 de enero de 2015 -si ya están las tarifas debidamente aprobadas- un suplemento de 2 euros en el recibo de dos días señalados en el calendario y de bastante trabajo. El 24 y el 31 de diciembre. “Son fechas en las que a todos nos gusta estar con la familia y brindar, pero el compañero que trabaja no puede hacerlo, así que se le trata con un cariño especial”, dice Quindimil y puntualiza que este plus en el recibo es ya una vieja reivindicación porque se aplica desde hace tiempo en otras ciudades, como Madrid o Barcelona.

Villa y Quindimil están de acuerdo en su balance de este año. “Se mantuvo” la demanda. Aseguran que no ha habido grandes bajadas de ingresos y que los clientes de 2013 han repetido en 2014 y esperan que así siga en 2015. “Cuando hay una crisis el sector del taxi es de los que más crece en empleo. Hay más coches en la calle trabajando, así que, los servicios que hay nos los tenemos que repartir entre todos”, comenta Leopoldo Villa, que defiende que las obras en la ciudad, por ahora, no han afectado demasiado a sus servicios, aunque se reserva el análisis del corte de Federico Tapia para “más adelante”.

Quindimil denuncia que “está resurgiendo el impago” y que ha habido también conductas violentas de algunos clientes, por lo que no descarta una de las propuestas que estudian implantar los taxistas de Vigo: el pago por adelantado de los trayectos largos. “No tendría que haber problema en darle la vuelta al cliente a su llegada”, dice.

SALUT Y BUEN VIAJE.

APLICACIONES QUE INCOMODAN AL SECTOR DEL TAXI

La-aplicacion-de-Hailo-permite_54392822775_51351706917_600_226

Uber, Blablacar y Cabify, alternativas a los servicios públicos de transporte, ponen en contacto a conductores y pasajeros a través del móvil | Los taxistas también usan aplicaciones para dispositivos móviles como Hailo MyTaxi o ElTaxi.

Las aplicaciones móviles pueden revolucionar el mundo offline y sino que les pregunten a Uber, Blablacar o Cabify. El auge de estas plataformas, que ponen en contacto a conductores y particulares, bien para sacar algún rendimiento del coche, para compartir los gastos del viaje o para ofrecer servicios privados, ha provocado malestar en el sector de los servicios públicos de transporte, porque representan una alternativa al taxi y/o a los autobuses.
Todas ellas aprovechan el uso masivo de los ‘smartphones’, cuya penetración en España sigue al alza y supera ya el 50%. Por eso, además de las plataformas web, cuentan con sus respectivas versiones gratuitas para Android e iOS principalmente. Ofrecen, de este modo, la comodidad de buscar, reservar y pagar un transporte desde el teléfono. Los taxistas, por su parte, también se actualizan y se adaptan a los dispositivos móviles, ya que muchos de ellos están suscritos a aplicaciones como Hailo, MyTaxi o ElTaxi, que han surgido para colaborar con ellos y permiten pedir un taxi a través de estos aparatos.

Algunos taxistas se han suscrito a aplicaciones como Hailo ,MyTaxi,o El Taxi, que colaboran con el sector S. Justel
Uber: la más polémica
La más conocida de ellas es seguramente Uber, cuya implantación en España –junto con la de Blablacar– provocó las manifestaciones de los taxistas a principios de junio en Madrid y Barcelona. Disponible para Android e iOS, la aplicación gratuita permite al pasajero detectar mediante un sistema de geolocalización a conductores que se ofrecen en una zona determinada para llevarle en su coche a cambio de un precio orientativo conocido de antemano. El pago se realiza a través de la tarjeta de crédito que el usuario ha vinculado a la aplicación. Las tarifas están fijadas por la compañía, pero varían según la ciudad y el precio de inicio marcado por el conductor. La empresa californiana se lleva el 20% de comisión.
La herramienta, descargada más de un millón de veces en Google Play, está presente en más de cuarenta países. Nació como un servicio de coches de gama alta con chófer y, actualmente, cuenta con Google como inversor y disponen de seis servicios distintos. Aunque su aterrizaje en Barcelona, primera y única ciudad española en la que operan de momento, lo han llevado a cabo solamente con UberPop. Esta modalidad de producto, la más polémica y foco de todas las críticas, consiste en que cualquier conductor particular, aprobado únicamente por la compañía, con ciertos requisitos, pero sin licencia de taxista o transportista alguna, ofrezca un servicio de transporte.

La Generalitat de Catalunya pretende sancionar a la empresa californiana y a sus conductores con multas de hasta 6.000 euros y, según afirma el Sindicato del Taxi, la Guardia Urbana va a lanzar una ofensiva para llevar a cabo las órdenes gubernamentales. Ante la situación, la empresa asegura que está en un “diálogo abierto constante con todos los reguladores” y que recurrirá cualquier sanción que limite su actividad en Barcelona.

Cabify: conductores profesionales

A raíz de la polémica de Uber, se ha confundido a esta aplicación con la de Cabify. Sin embargo, a diferencia de la empresa americana, la start-up española, creada en 2011 y ampliamente extendida por algunos países de Latinoamérica, opera totalmente dentro de la legalidad porque sus chóferes, conductores profesionales, tienen una autorización de arrendamiento de vehículos con conductor (VTC).

Algunos de sus productos compiten con el taxi convencional. Recientemente, en plenas manifestaciones de este sector en junio, la empresa lanzó Cabify Lite en Madrid, un nuevo servicio de berlinas de gama media que se suma a la ya existente flota de vehículos (de lujo, para ejecutivos y grupos y taxis) que operaban en la capital española y en Barcelona, A Coruña, Málaga, Bilbao y Vitoria. Esta “solución de movilidad urbana” es “más económica que el taxi”, según afirmaba la empresa en la presentación de la novedad. Por ejemplo, establecen 22 euros por el trayecto de Plaza Cibeles al Aeropuerto T4.

Disponible de forma gratuita para AndroidiOS y Blackberry –si se accede a través de la web–, la app permite que el usuario pueda seleccionar el punto de origen y escoger el tipo de vehículo, que acudirá a recogerle en unos ocho minutos. Se puede, además, consultar el precio estimado del trayecto, seguir la ruta en tiempo real del conductor o ponerse en contacto con él antes de que llegue al punto de origen, así como pagar con la tarjeta de crédito o la cuenta de PayPal asociadas al servicio.

Blablacar: la más colaborativa

Blablacar.es es una plataforma de ‘carpooling’, esto es, pone en contacto a conductores y pasajeros para que compartan gastos de viajes en coche, principalmente, interurbanos. A diferencia de las otras dos aplicaciones, esta modalidad evita el lucro de los conductores por lo que se inscribe más como una propuesta de consumo colaborativo que pretende ahorrar dinero a los usuarios, así como reducir el tráfico y el daño medioambiental. Aun así, tanto el sector del taxi como la Federación Nacional Empresarial de Transporte de Autobús (Fenebús) han solicitado su cierre.

SALUT Y BUEN VIAJE.

 

LOS TAXIS LOCALES PIERDEN EL 50% DE SU VOLUMEN DE TRABAJO Y FACTURACIÓN EN LOS ÚLTIMOS TRES AÑOS

A Estrada – Actualmente los profesionales del sector aguantan “a duras penas” – Instalar el taxímetro impuesto por la Xunta le costará entre 840 y 900 euros a cada uno – Taxistas locales admiten que la desunión reina entre ellos.

El gremio local de taxistas de A Estrada está sufriendo en carnes propias los dañinos efectos de la crisis en la sociedad estradense. De hecho, según confirmaron ayer varios taxistas consultados por esta Redacción, los taxis locales han perdido en torno al 50% de su volumen de trabajo y, por consiguiente, también de facturación en los 3 últimos años.
En concreto, según explicaron esas mismas fuentes, la crisis ha motivado el desplome de los traslados de los que hasta hace apenas unos años eran los mayores usuarios del servicio de taxi: las personas de la tercera edad residentes en el rural que se desplazaban hasta la villa para efectuar sus compras o hasta el hospital para una consulta médica. Antes para desplazarse contrataban los servicios de un taxi aun cuando en su domicilio hubiese algún coche puesto que lo utilizaban sus hijos o nietos para acudir al trabajo. Pero el incremento del paro ha roto con esa tendencia. Al tener hijos o nietos en paro, los mayores del municipio no llaman al taxi sino que se desplazan en el vehículo de sus familiares.
También se han desplomado los traslados al hospital o a los centros de fisioterapia que pagaban las mutuas. Estas han aplicado fuertes recortes y prefieren abonar a los afectados kilometraje a un precio que apenas cubre el gasto de gasóleo.

Igualmente, han caído en picado los servicios de transporte de jóvenes que salían de fiesta el fin de semana y que preferían regresar a casa en taxi cuando habían bebido. Fuentes del sector local del taxi estiman que también la “movida” sufre los efectos de la contención del gasto en las familias a causa de la crisis.
Si bien sigue habiendo taxistas que continúan trabajando para aseguradoras prestando asistencia en carretera en caso de avería, con la crisis los precios han bajado. Según algún taxista, se ha visto acentuada la “guerra de precios” que “siempre” ha habido en el gremio local de taxistas.
A todo ello, algunos agregan la incidencia que ha tenido el incremento efectivo de taxis en el casco urbano. Hasta hace escasos años, había 14 licencias pero los titulares de 4 de ellas no las utilizaban, aunque le seguían pagando la concesión al Concello. Pero, tras el cambio de titularidad de alguna licencia, en la actualidad en el casco urbano hay 14 taxis operativos: 10 con parada en A Farola y 4 en A Porta do Sol.

Hasta 15 horas de trabajo
Al ser más y haber menos carga de trabajo, los ingresos se reducen y las jornadas laborales se alargan. Algunos taxistas realizan hasta 12 y 15 horas diarias para obtener un sueldo mínimo. De hecho, aunque los taxistas locales admiten que la desunión reina entre ellos y discrepan entre sí acerca de cuestiones relativas al taxímetro y sus efectos , todos los consultados por esta Redacción coinciden en que actualmente están aguantando “a duras penas”. Señalan que mantener un taxi exige un gasto mínimo de 30 o 40 euros diarios, entre Seguridad Social, seguro de accidentes con el plus de responsabilidad civil, combustible y los gastos derivados del mantenimiento en perfecto estado del vehículo.
A estos gastos, cada taxi tendrá que sumarle antes de finales de junio los entre 840 y 900 euros que le costará instalar el taxímetro exigido la Xunta desde el 1 de julio. Sobre si será beneficioso o no para los taxistas existen discrepancias. Unos defienden que sí y señalan que el cliente sabrá que está pagando exactamente lo de las tarifas -la urbana aun pendiente de aprobación en pleno y publicación- sin que haya lugar a la discrecionalidad. También señalan que con el taxímetro habrá trayectos al extrarradio de la villa -a parroquias próximas como Ouzande o Matalobos- que incluso saldrán más baratos que hasta ahora. Apuntan que también servirá para que los profesionales no pierdan dinero cada vez que un cliente les contrata para hacer un servicio y les manda parar “un momentito” en el supermercado y luego en el estanco o en la farmacia, siempre en detrimento de su tiempo y, por tanto, también de su bolsillo.
Pero también hay quien cree que ese gasto es “una injusticia” y teme la picaresca: que algún taxista no lo active siempre y trabaje parcialmente en negro, incrementando así los nocivos efectos de la competencia desleal que el grueso de los taxistas detectan entre excompañeros jubilados e incluso entre parados que realizan traslados con coches particulares sin las garantías que supone viajar en un vehículo en perfecto estado y debidamente asegurado para el transporte público de viajeros. Piden que las administraciones hagan bien su trabajo y eviten esa competencia desleal que va en detrimento de todos los profesionales del sector, los que, a la postre, pagan impuestos.

SALUT Y BUEN VIAJE.

 

LAS VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA MACHISTA SERÁN TRASLADADAS GRATIS EN TAXI A CASAS DE ACOGIDA

La secretaria general de Igualdad, Susana López Abella, y el presidente de la Federación de Autónomos del Taxi de Galicia (Fegataxi), Manuel Sánchez Quindimil, firmaron hoy un convenio de colaboración para poner en marcha una experiencia piloto de apoyo al traslado de las mujeres víctimas de violencia machista a los centros de acogida de Galicia.


 El convenio recoge que tanto las mujeres, como sus hijos o cualquier otra persona dependiente de ellas, serán trasladados gratuitamente en taxi entre el lugar en el que se encuentren y cualquiera de los seis centros de acogida gallegos, “cuando las especiales circunstancias de la víctima, valoradas convenientemente por los servicios sociales -municipales o autonómicos-, imposibiliten su traslado por otros medios”, informa la Xunta un comunicado.
La Federación de taxistas pondrá a disposición de Igualdad un teléfono de atención permanente o cualquier otro sistema de comunicación, que permita un contacto directo 24 horas para poder efectuar los traslados.
La colaboración establecida entre Igualdad y Fegataxi, se indica en la nota, no sustituirá en ningún caso a los traslados que se realicen desde otras administraciones públicas con competencias en la materia, ni a los traslados que deban efectuarse con acompañamiento de fuerzas y cuerpos de seguridad.

SALUT Y BUEN VIAJE.

A CORUÑA EL TAXI NO SUBIRÁ EN EL 2014

El gobierno local logra que las asociaciones del sector pacten la congelación de los precios.

El taxi no subirá ni un céntimo de euro en el 2014. El gobierno local y las dos asociaciones que agrupan a los profesionales del sector pactaron ayer mantener las tarifas actuales durante el próximo ejercicio sin aplicar ni siquiera la subida del IPC o del precio de los carburantes: el precio será idéntico al del 2013.
La última reunión entre la concejala de Tráfico y Movilidad, Begoña Freire, y los representantes de Radio Taxi y Tele Taxi, Leopoldo Villa y Manuel Sánchez Quindimil, terminó pasadas las diez de la noche.
El acuerdo no fue fácil. La crisis no ha sido suave con el sector y en la actualidad los taxistas necesitan trabajar casi el doble de horas para obtener los mismos ingresos que antes del 2008. De hecho, Tele Taxi había propuesto incrementar las tarifas en un 1,5 %, mientras que Radio Taxi apostó por un 2,5 %.
Sin embargo, durante las conversaciones aceptaron una subida de cero euros. Esa «contención en las tarifas», como la definió la concejala, no tiene precedentes inmediatos, ya que en ejercicios anteriores siempre se registró al menos un aumento similar al registrado por el IPC.
La audaz decisión de las asociaciones tiene el objetivo, como señaló la concejala, de que aumenten los usuarios del taxi.
Freire valoró la apuesta de los presidentes de ambas entidades. Insistió además en que el gobierno local «es consciente de las dificultades que están tendiendo muchos sectores a causa de la crisis, entre ellos el del taxi», y subrayó que el Ayuntamiento hará lo posible durante el próximo ejercicio para que aumente el número de usuarios.
La concejala explicó que se mantendrán reuniones periódicas para mejorar el servicio y la red de paradas, con el fin de que aumente la demanda tanto entre los vecinos de la ciudad como entre los visitantes.
El arranque del PMUS, que está en su fase final de redacción, también debería incluir medidas para incrementar el uso del transporte público en la ciudad.
La contención de las tarifas del taxi coincide con la anunciada moderación en el aumento de las del autobús urbano. Durante el próximo año el precio del billete ordinario subirá en tres céntimos a 1,30 euros. Se mantendrá el coste del bonobús social en 0,33 euros y el bonobús general, el que más usuarios cuenta en la ciudad, aumentará en dos céntimos hasta los 0,84 euros.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

TARIFA PLANA AL AEROPUERTO DE MADRID

La tarifa plana establecida en Madrid evita la taquicardia del taxímetro y la sorpresa de los suplementos

La clásica escena. Turista aterriza en ciudad desconocida y busca taxi desde el aeropuerto. Con el trajín del viaje es fácil distraerse, dejar que el taxímetro vaya sumando céntimos y tomar el itinerario zigzagueante del taxista como un interesante recorrido turístico. Incluso aceptar con vehemencia un suplemento imprevisto y desconocido que eleva la factura a la categoría de desorbitada y absurda. Si ese turista equis acaba de bajarse en el aeropuerto internacional de Narita (Tokio) puede agarrarse fuerte al asiento…le toca pagar unos 200 euros (20.000 yenes) para llegar al centro de la ciudad. El problema es que este aeropuerto se encuentra a una hora de trayecto.
Para evitar una situación parecida, Madrid Barajas ha establecido una tarifa plana de 30 euros de la ciudad al aeropuerto. Una cantidad que en el marco comparado la sitúa ligeramente por encima del resto de ciudades españolas, y en la media de las principales europeas.

«Lleguemos a un acuerdo»
El imaginario anglosajón se rige por la voluntad individual, ajeno a normas estáticas. Quizás por eso si nos llevamos a ese turista equis a London Heathrow la escena será algo distinta de la de Tokio, Narita o la de Madrid Barajas. Lo primero que le dirá ese taxista no será «a dónde», si no «por cuánto». La costumbre en ciudades como Londres o Nueva York es pactar el precio de la carrera antes de arrancar, aunque el precio suele mantenerse dentro de unos márgenes lógicos. La carrera desde London Heathrow hasta el centro de la City suele costar unas 40 libras (unos 47 euros).
En el resto de aeropuertos de la capital del Reino Unido los precios oscilan entre las 30 o 40 libras (35 – 47 euros) del London City Airport a las 70-100 libras (80-120 euros) de Gatwick o Stansted, que están en las afueras de la ciudad. También puede pactarse el precio del viaje en Nueva York, aunque es menos habitual. Desde la ciudad de Manhattan existe una tarifa plana al aeropuerto de 52 dólares (38 euros) más la indispensable propina de aproximadamente el 15%.

Las capitales europeas, más caras
La mayoría de las grandes ciudades europeas tienen precios más elevados que nuestra capital. Roma es garantía de desmayos y taquicardias. Y no es por culpa del famoso síndrome de Stendhal, si no por los 50 euros que cuesta desplazarse desde el aeropuerto Leonardo da Vinci o desde el de Ciampino, hasta el centro de la ciudad. Tarifa plana, sí, pero solo para algunos bolsillos.
Podría ser peor. En París, donde no existe ninguna tarifa base, los precios se disparan. Un taxi hasta el aeropuerto de Charles de Gaulle puede costarnos hasta 60 euros. Desde Orly, serían unos 50 euros.
Tampoco existe tarifa plana en Rusia, pero el taxímetro es algo más amable que en Francia. En Moscú hay tres aeropuertos principales (Sheremétievo, Domodiédovo y Vnúkovo). La carrera desde cualquiera de ellos es de unos 1.800 rublos (42 euros), pero por la noche puede subir hasta los 2.500 rublos (58 euros).
En Berlín no hay tarifa plana pero los trayectos desde el aeropuerto suelen salir bastante caros: entre 40 y 50 euros desde el aeropuerto de Schönefeld. Además, hay un suplemento de 1 euro por bulto. La única tarifa fija es para recorridos de hasta 2 kilómetros y es de 4 euros.

España, más económica
Afortunadamente, la carrera desde un aeropuerto nacional se mantiene en márgenes más razonables. Si salimos desde Barcelona- El Prat con destino por ejemplo a Plaza Cataluña estaremos pagando unos 27 euros. En Barcelona coexiste una tarifa fija para ir del aeropuerto al centro de la ciudad, pero sí un suplemento de 3,10 euros por entrada o salida del aeropuerto y de 2,10 euros para la estación de Sants.
Pero la palma dentro del territorio nacional se la llevaría Gran Canaria ya que el aeropuerto está a unos 27 kilómetros del centro de la ciudad y no existe tarifa plana. Desde la web de Taxi Gran Canaria se oferta un precio total de 35 euros.
En las otras islas el viaje sale mucho más barato. Desde la plaza de España de Palma de Mallorca y hasta el aeropuerto de Son Sant Joan el trayecto nos sale por unos 18 euros.

Otras capitales con tarifa fija
Sevilla es otra capital de provincia con precio cerrado . De 19,87 a 31,87 por la noche desde que en el año 2014 el alcalde de la ciudad, Alfonso Sánchez Monteseirín decidió atajar el problema de la picaresca de los taxistas.
También en Santiago de Compostela existe un precio fijo de 20 euros para el trayecto entre el aeropuerto de Lavacolla y el centro de la ciudad. Además existe la opción de cojer un autobus a un precio de 3 euros. En otras ciudades de Galicia, como La Coruña, la carrera oscila entre los 18 y los 20 euros, incuyendo un suplemento de 3,57 euros y otro por ocupación del maletero de 0,73€.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

LOS TAXISTAS ACUMULAN UNA CAÍDA A LA MITAD DE SU ACTIVIDAD

El sector trabaja dos horas más al día ante la pérdida de viajes y el precio de las gasolinas

El taxi es el vivo ejemplo de la ciudad y si la ciudad está parada nosotros también”, afirma el presidente de la Federación Gallega del Taxi, Manuel Sánchez Quindimil, para explicar la situación que atraviesa el sector. Los profesionales denuncian una caída continua de los servicios desde el inicio de la crisis que alcanza ya el 50% debido a que muchos de sus clientes -señala- eran personas que iban a trabajar y ahora están en paro u otros que iban a recoger artículos a negocios que por la recesión han cerrado sus puertas.
“Si no vas con prisa no hay esa necesidad de coger el taxi para llegar puntual a trabajar”, indica Quindimil, quien añade que además hay otros casos en los que personas mayores o que no conducían y usaban este medio de transporte para desplazarse, ahora ya tienen familiares en casa en desempleo que conducen y pueden llevarlos. El sector confiaba en que después del parón del verano la situación comenzase a remontar pero la tendencia continúa a la baja.
Junto a la caída de la demanda, los taxistas gallegos tienen que hacer frente a un aumento “desorbitado” en los últimos cinco años del precio de los carburantes y un mayor coste de la mano de obra y las reparaciones de sus vehículos en los talleres, lo que supone recaudar menos que en épocas de bonanza. Pese a que los gastos son iguales o mayores que antes de la crisis, Sánchez Quindimil apunta que el colectivo “sobrevive como puedea costa de ajustar su economía al máximo y ampliar su horario laboral, alrededor de dos horas por jornada.

Licencias de sobra
Galicia cuenta en la actualidad con más de 4.400 licencias de taxi y en todas las ciudades gallegas la cifra se mantiene año tras año pese a la crisis. Si se tiene en cuenta la caída de la demanda Quindimil considera que en las ciudades de A Coruña, Lugo y Ourense sobrarían 200 licencias en cada caso, mientras que en las urbes de Pontevedra y Vigo las cifras están más equilibradas y bastaría con suprimir un centenar.

SALUT Y BUEN VIAJE.
 

LOS TAXIS CORUÑESES RECAUDAN LA MITAD QUE ANTES DE LA CRISIS

 Teletaxi dice que se ha tocado fondo y advierte un ligero repunte

El sector del taxi en A Coruña ha perdido entre un cuarenta y un cincuenta por ciento de su facturación desde el inicio de la crisis. Así lo señala el presidente de Teletaxi, Manuel Sánchez Quindimil, al comparar la situación del 2013 con la del 2008. Sin embargo, en medio de este panorama negativo existe un rayo de esperanza. Tal y como asegura Quindimil, algunos taxistas han percibido un ligero repunte en la recaudación en los últimos meses. «Cuando menos se ha estancado respecto al año pasado y entre algunos compañeros se nota una pequeña mejoría. Esto nos hace ser algo optimistas respecto al futuro, sobre todo pensando en la llegada de las fiestas de la ciudad», señalaba ayer, al término de la asamblea ordinaria del sector en A Coruña.
Quindimil sostiene que el taxi es «la medida más fiable de la crisis que estamos padeciendo» y que la idea de «no bajar aún más podría suponer que estamos ante un punto de inflexión». Todo ello llega con la recién aprobada ley del taxi de Galicia, que fue objeto de discusión, pero sobre todo de difusión, en la reunión informativa que mantuvieron a lo largo de toda la tarde los profesionales del sector. La gran mayoría de ellos mostraron su satisfacción con esta nueva legislación que lima muchas asperezas respecto la situación normativa inmediatamente anterior. Supone cambios importantes en el sector y, sobre todo, lo dota de una seguridad jurídica largamente reclamada, explicaron tras la reunión.
Entre las variaciones destaca la posibilidad de que un titular pueda tener hasta tres licencias a su nombre cuando antes se limitaba a una, ampliando las opciones de crecimiento de este. También la posibilidad de realizar una recogida de servicio desde el municipio que va a ser el final de trayecto, aunque la partida sea desde otro. Así, tal y como explica Sánchez Quindimil, «un viajero en Arteixo que quiera ir a A Coruña puede llamar un taxi de aquí para que lo vaya a recoger a su punto de partida». Este aspecto tiene una importancia capital en zonas calientes como el aeropuerto de Alvedro, en el que los conflictos entre los taxis de uno y otro ayuntamiento se producían de forma continua, lo que provocaba constantes enfrentamientos.

Día de libranza
No se trataron, sin embargo, dos aspectos que sobrevuelan la profesión. Uno es el referido a la posibilidad de establecer un día de libranza para quienes trabajan por cuenta ajena. Y el otro el de regular un horario para el desarrollo del servicio. Sujetas las condiciones laborables al convenio nacional, por ahora siguen sin tocarse a nivel local./La Vozç

SALUT Y BUEN VIAJE.